Zucchinis rellenos


En Buenos Aires, hace unos días que el otoño se instaló a pleno. Hoy, por ejemplo, es el día de otoño con temperaturas más frías en los últimos 22 años. ¡Todo un récord! No es poco...

Por eso, les propongo una receta deliciosa y muy práctica para entrar en calor y comenzar a disfrutar de los primeros días fríos, grises, ventosos y con cara de querer llover de un momento a otro. Es que el otoño tiene ese particular encanto: viento, lluvia, un cálido solcito que nos invita a disfrutarlo por las tardes mientras podamos algunas plantas o tomamos algunos mates, los abrigos que - de a poquito - empiezan a adueñarse de nuestro guardarropas... No sé, tal vez será que nací en otoño y, por eso, me gusta tanto esta época del año...

¡¡Manos al plato, entonces, y a sacarse el frío con suculentos zucchinis rellenos!!



  
Cortá longitudinalmente 5 zucchinis (entre medianos y grandes) y vaciá su contenido con una cucharita para hacer papas noisette (si no poseés este utensilio a no temblar, porque con una cuchara de té vas a obtener los mismos resultados). Sazonalos con sal y pimienta y colocalos boca abajo en una fuente, para que pierdan parte de su agua. Luego, picá el interior de los zucchinis y reservalo.

Entretanto, cortá en pequeños cuadraditos (sí, sí brunoise...) 1 cebolla grande y rehogala en una cucharada de aceite neutro, añadile sal y pimienta. Una vez que esté transparente, agregá 3 tomates perita (con cáscara) cubeteados. Condimentá con sal, pimienta, orégano, tomillo y romero. Mientras tanto, poné a hervir 3 choclos grandes en agua (o 1 paquete de choclos congelados; lo que te resulte más práctico). Cuando los choclos estén tiernos, pero algo firmes (recordá que, como vamos a seguir cocinándolos y no deseamos que pierdan tooooodos sus nutrientes, los retiramos del fuego antes de que se terminen de cocinar del todo) los desgranás y los sumás a la preparación de cebolla y tomates. Además, también incorporás el interior de los zucchinis que habías picado y reservado. Corregís la sazón y cocinás hasta que los vegetales estén blandos y cremosos. Por último, incorporá fécula de maíz disuelta en una taza de agua o leche fría (¿Tamaño de la taza? Una taza de té) . Revolvé e integrá muy bien y, al apagar el fuego, agregá nuez moscada recién rallada. Reservá hasta que entibie.


En una asadera con rocío vegetal, disponé los zucchinis; añadiles un hilo delgadísimo de aceite en su interior (a no pasarte que absorben mucho) y rellená completamente con la preparación de cebolla, tomates, zucchinis y choclos. Una vez que cada zucchini esté cubierto por una montaña de relleno, espolvoreá con queso rallado o en hebras y llevá al horno moderado a fuerte por 20 a 25 minutos.

Quedará un plato muy sabroso que constituye una alternativa más para presentarle los zucchinis a tu familia.



Si querés hacer esta receta con zapallitos redondos, podés perfectamente; sólo recordá utilizarlos enteros (y no divididos en mitades como preparamos esta versión). Para ahuecar los zapallitos, con cucharita de papas noisette o cuchara común, quitá el interior de cada uno y reservalo. De igual modo que realizamos con esta receta, salalos y ponelos boca abajo para que pierdan gran parte del agua, impidiendo así que el relleno pierda cremosidad y consistencia.

Listo. Sólo queda disfrutar de la comida y de los días más frescos. ¡¡Hasta la próxima!!

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Adita! La verdad es que es una receta bien simple, pero muy gustosa.
      Besos.

      Eliminar
  2. Excelente receta y muy bueno el blog!
    Mary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary, me alegra mucho que te guste la receta y mi blog.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. cuanta cantidad de maizena?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El almidón (o fécula) de maíz de esta receta se emplea para espesar el relleno, aportándole cremosidad. No hay una medida exacta para ello porque dependerá de la cantidad de líquido producido durante la cocción.
      Como medida estándar, recomiendo que en una taza (de té) de agua se disulevan 2 cucharadas de almidón o fécula de maíz, pero esa cantidad dependerá del líquido generado durante el rehogado de los vegetales del relleno. Puede ser más o menos; por ello no especifico cantidades.

      Eliminar
  4. ME ENCANTA TU BLOG!! LO ENCONTRÉ BUSCANDO UNA RECETA DE HAMBURGUESA VEGETARIANA , ME GUSTO COMO SE VEÍA EN LA FOTOGRAFÍA Y PARA MI SUERTE ENCONTRÉ RECETAS PARA CELIACOS. MUCHAS GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Ana María, por tus elogios. Me alegra mucho que te gusten mi blog y mis recetas. :)
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares