Cazuelas de verduras, legumbres y arroz


Las recetas con arroz son variadas, casi innumerables, dulces y saladas. Sin embargo, parece que siempre se le puede encontrar una nueva vuelta de tuerca a este cereal tan noble. Hace algunos meses, compartí con ustedes mi versión de Tortilla de arroz y brócoli (en su lugar podrías emplear cualquier verdura de tu gusto) y pronto publicaré otras recetas (risotos, guisos, milanesas, croquetas, bocadillos...) con arroz porque son fáciles de preparar en caso de tener que sacarnos de un apuro, son prácticas, sencillas para principiantes, iniciados y eruditos y porque es un ingrediente noble que nos permite "jugar" con él de varias formas.
Hoy, en particular, cansada de preparar mi receta de arroz con vegetales, decidí combinar algunas verduras con arroz integral para cocinar estas deliciosas y rápidas cazuelas.



La verdad es que podrías prepararlas con lo que ha quedado de un arroz guisado con vegetales, para darle una nueva apariencia a ese montoncito de arroz cocido que no tenés ganas de recalentar (por ejemplo) o podés empezar la preparación desde el comienzo. 

Para ello, necesitarás los siguientes ingredientes.




Picá en pequeños cubitos una cebolla grande y un paquete chico de puerros. Hacé lo propio con la cuarta parte de un morrón rojo (si lo deseás, podés agregar más morrón. Eso lo dejo a gusto de cada cocinero).
Rehogá los vegetales en una sartén con una cucharada de aceite neutro (¿Que te gusta más el de oliva?... Bueno, usá el de oliva. De cualquier manera, te recuerdo que el aceite de oliva es mucho más beneficioso, y menos tóxico, a temperatura ambiente y no sometido al calor del fuego). Incorporá 4 ó 5 zucchinis pequeños o medianos, 3 choclos cocidos al vapor (o hervidos) y desgranados y una lata de arvejas escurridas y bien enjuagadas con agua limpia (podrías adquirir lindas arvejas en la verdulería y hervirlas o usar un paquete de arvejas congeladas. Opciones sobran).
Condimentá la preparación con sal, pimientas negra y blanca, orégano, tomillo y nuez moscada.
Cociná hasta que los vegetales adquieran un aspecto menos rígido, pero que todavía no estén cocidos del todo (para que cuando terminen el proceso, lleguen a tu mesa con nutrientes y no los hayan perdido todos por el camino).


Mientras tanto, en una cacerola con abundante agua y una hoja de laurel, una ramita de tomillo y otra de romero, herví 4 pocillos de arroz integral (blanco, yamaní, basmati... el de tu gusto) por unos 25 minutos (o lo que indique la variedad que utilices, claro está...). Luego, colá y reservá.


En un bol, colocá el arroz cocido y sazonalo con sal y pimienta (recordá que lo cocinaste sólo con hierbas). Agregá las verduras rehogadas e integrá bien.


Con un hilito de aceite rociá las cazuelas donde prepararás esta receta y distribuilo bien, ayudándote con un papel de cocina (o los dedos). Por último, rellenalas con la mezcla de arroz y verduras.


Por cada cazuela, batí ligeramente un huevo de granja (lindo, sano, de gallina bien alimentada), condimentalo a tu gusto y bañá la preparación.  Encima, dejá caer una tupida lluvia de queso rallado (o en hebras) y llevá al horno caliente para que se gratinen, terminen de cocinarse los vegetales y cuajen los huevos.




Serví caliente y a disfrutar de una versión distinta de cazuela (incluso, pueden sacarse de las cazuelitas y servirse sobre platos. Parecerán tortillitas bien altas...) y de forma de preparar arroz.
Para no aburrirse, para integrar nuevos sabores y para combinar vegetales, legumbres y cereales. ¡Deliciosas y bien simples!




¡Hasta la semana próxima! Y... ¡Buen apetito, amigos!

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. me encanto la receta, y la foto!!! Laura

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias, Laura, por tus elogios! Besos

    ResponderEliminar
  3. tiene una pinta deliciosa, mañana en mi blog tendré receta!!!!

    http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho, Immaaurora, que te gustara mi receta.
      Voy a visitar tu blog de inmediato para ver cuáles son tus novedades.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Hola Silvina !un éxito tu receta! La hice ayer y quedó riquísima. Mi marido chocho. Está por llegar el bebé y me ayuda canalizar la ansiedad cocinando ! Por suerte me hice fan de tu blog que es todo sano jaja se lo recomendé a varias personas. Gracias y abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Giselle! Me alegra mucho que les haya gustado mi receta y que te entusiasme mi blog :)
      La cocina tiene el poder de ayudarnos a bajar las revoluciones que, en tu caso, con un bebé a punto de llegar, deben estar al máximo ;)
      Te agradezco mucho tus elogios y que recomendaras mi blog. Te deseo lo mejor para esta nueva estapa que estás por comenzar y espero que vuelvas a contarme qué tal están marchando las cosas cuando ya seas mamá y si preparás alguna otra receta (hay un montón que pueden ayudarte a estar perfecta, bien alimentada y nutrida para el desafío de criar un bebé con energía y salud) qué les ha parecido ;)
      Te envío un abrazo grande junto con mis mejores deseos.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares