¡Feliz 2013!... Y Rosca de Reyes

¡Hola! ¿Cómo están? Estrenamos año nuevo y, para darle el cierre adecuado al período festivo de Navidad-Año Nuevo-Reyes, les propongo preparar una Rosca (o roscón, como le dicen muchos de ustedes) de Reyes.

Nos disponemos a dejar nuestros zapatitos limpios y lustrados, junto con un lindo montoncito de pasto que elegimos especialmente esta misma tarde y una buena cantidad de agua para que se recuperen, de manera apropiada, los camellos antes de seguir viaje por el mundo, cuando los Reyes Magos nos traigan nuestros últimos regalos del fin-comienzo de año (ya desplumamos a Papá Noel en nuestras casas, las de nuestros padres y suegros, amigos y conocidos; sólo nos queda aprovecharnos de la bondad de estos reyes piadosos que hicieron un largo camino hasta encontrar al Niño Jesús, para entregarles sus ofrendas amorosas).
Para comenzar el año como corresponde, además, nos formulamos muchos buenos propósitos para convertirnos en mejores versiones de nosotros mismos. Sobre todo, aquellos "detallecitos" que debemos mejorar de nuestra personalidad, forma de ser o esas cosillas que no nos hacen nada bien: fumar mucho, beber mucho café, tener poca paciencia, hacer poco ejercicio, empezar y dejar la dieta para empezarla y dejarla nuevamente, usar menos la bicicleta y más el automóvil... En fin, algunas de ellas quedarán en sólo buenas intenciones, mientras que otras alcanzarán la meta para fin de año (al menos, eso esperamos).

También, es buen momento para pedirle cosas al año que recién comienza (al fin y al cabo, no se pierde nada con intentarlo). Para empezar: Ser capaces de lograr realizar los propósitos que nos planteamos para el año, ganar la lotería, descubrir la fórmula secreta para ignorar envidiosos, malas-gente y pone-piedras a cuanto plan se nos ocurra; inventar el eliminador de partículas para personas como las que acabo de describir (dicen que es fabuloso, actúa en cuestión de instantes y no deja ni polvillo)... 

En fin, lo mío será muy sencillo: ¡2013, sorprendeme! Eso sí, en lo posible, con más cosas bellas que de las otras. 

Y para ustedes quiero desearles un excelente año con salud para poder lograr alcanzar sus propósitos y soportar las caídas o tropiezos; amor para tocar la luna con las manos, bajar estrellas y creerse capaces de casi cualquier cosa; trabajo porque nos hace sentir dignos, útiles y porque - claro está - es bien necesario para subsistir... Y por último, pero no por ello menos importante, muchos sueños, planes y deseos para alcanzar o buscar concretar, porque son unos poderosísimos motores que nos dan energías ilimitadas.

Me dejo de parlotear tanto y les muestro los ingredientes que necesitaremos para preparar una Rosca de Reyes mediana (si la desean más grande, dupliquen las cantidades y listo).





En un bol, colocá 250 gramos de harina 0000 con una pizca de sal y 50 gramos de manteca bien blanda. Con espátula de repostería (o cornet), mezclá hasta formar una arenilla.




Realizá un hueco en el centro de la mezcla y agregá 1 cucharada de miel (si es orgánica mucho mejor), 1 huevo y 1 yema, 100 gramos de azúcar, 1 tapita de agua de azahar y la ralladura de 1 limón (Sí, me olvidé de incluirla en el listado de ingredientes. Ya empecé mal con uno de mis propósitos para este año nuevo: ser menos atolondrada. En fin, menos mal que el año es largo y recién comienza...), mezclados previamente.





Con la espátula integrá muy bien todos los ingredientes y reservá.






En otro bol, disolvé 25 gramos de levadura fresca prensada en 50 cc. de leche (descremada) tibia y 1 cucharadita de azúcar. Dejá que la levadura actúe.





Agregá la levadura activada a la masa que habías dejado reposando. Espolvoreá un poquito de harina y uní con espátula o cornet.





Amasá (puede que necesites algo de harina extra; por ello, dejala a mano para ir utilizando en caso que la masa lo requiera. Esto dependerá de la humedad de la preparación y de la temperatura-humedad del ambiente) hasta lograr una masa lisa y suave.

Armá un bollo, dándole forma circular. La masa debe quedar tierna, suave y sin grietas. Tapala con un papel film o un paño humedecido y dejala levar por unos 30 minutos.




Mientras la masa duplica su tamaño, prepará la crema pastelera que utilizarás para decorar la rosca. Debe quedar con una textura consistente para que tolere la cocción en el horno.

En una cacerolita, fuera del fuego, mezclá muy bien con batidor de alambre 60 gramos de azúcar con 2 huevos y 20 gramos de almidón de maíz. Recordá que no deben quedar grumos.

Aparte, herví 200 cc. de leche (descremada). Ahora, volcá (despacio y revolviendo siempre) la leche hervida sobre la mezcla de azúcar, huevos y almidón de maíz. Llevá esa preparación a fuego suave y cociná, sin dejar de revolver con batidor de alambre, hasta que espese. Recordá que el almidón de maíz necesita 1 minuto de hervor para estar cocido.

Luego, quitá del fuego y añadí extracto de vainilla para perfumar la crema. Reservala para que se enfríe y, cada tanto hasta que la utilices, batí con el mismo batidor de alambre para que no se le haga una costra o se reseque.






Una vez que la masa creció, colocala sobre la mesa ligeramente enharinada y con los dedos apretá con suavidad, extendiéndola para quitar el gas. Luego, con palote estirala de forma rectangular, dejándola de medio centímetro de espesor (más o menos no nos pongamos muy meticulosos, por favor).

Cortá la masa por la mitad, en sentido longitudinal, y untá ambas partes con 100 gramos de mermelada de frambuesas bajas calorías. Finalmente, espolvoreá por encima 25 gramos de coco rallado.





Doblá ambas tiras de masa rellena al medio (que el relleno quede en el interior, por favor).


Cerrá muy bien los bordes para que no se escape el contenido, realizando pequeños pellizquitos alrededor de toda la masa.






Entrelazá las dos tiras en forma de trenza y cerralas, dándoles forma de círculo.



Pintá la rosca con 1 huevo batido y dejá que duplique su tamaño en lugar cálido.





Colocá en el centro de la rosca una lata de alguna conserva vacía o algún molde para horno que te permita hacer que la preparación respete la forma de rosca o anillo, siendo un material que pueda tolerar el calor del horno sin alterarse ni afectar tu postre. También podés utilizar moldes de papel (como el de pan dulce o budín) especiales para roscas.

No hagas como esta humilde (y despistada; por eso, debo trabajar mucho en mi propósito para este año...) servidora que se olvidó de realizar este pequeño paso y su rosca se transformó, más bien, en un apretado anillo (de esos que nos entran en el dedo, pero que no hay forma de quitarlos después).

Una vez que creció a sus anchas, pero manteniendo la forma, decorá la rosca con la crema pastelera (que ya debe estar fría). Para ello, podés emplear una manga de repostería o una cuchara (no te prives de preparar esta rosca por no contar con manga decoradora, por favor). 

Por último, colocá abundante cantidad de cerezas en almíbar (puede ser fruta confitada o frutas secas si son de tu agrado).





Cociná en horno moderado (180-190°C) por unos 35 a 40 minutos, hasta que esté dorada la masa.






Es una preparación bastante sencilla que podés realizar el mismo día y disfrutar con tu familia antes o después de ver los regalos que dejaron los Reyes Magos en tus zapatos.




¡Feliz día de Reyes para todos con esta rosca que hace sus honores, bien perfumada, de masa suave y tersa, con sabor a limón, azahares, miel, frambuesas, crema pastelera y cerezas! Hummmm. Toda una delicia.





Nos encontramos la semana próxima, intentando bajar todos los kilos que subimos en estas fiestas y esmerándonos para ser un poquito mejores, según nuestros propósitos de año nuevo.

¡Saludos y bon appétit!

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. ¡Que rico y que jugoso se ve!.Me encanta. ¡Feliz año mi niña!.
    Besiños.

    ResponderEliminar
  2. ESTA LA HAGO !! pARECE MUY SENCILLA Y ECONOMICA. gRACIAS POR ESTAS RECETAS !!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi propuesta. En verdad, es muy simple de preparar, económica (que nunca viene mal) y queda riquísima con ese toque de frutos rojos y coco a modo relleno.
      ¡Gracias a vos por pasar por mi blog! Saludos.

      Eliminar
  3. MI regalito de Reyes, encontrar este Blog, un placer encontrarlo. Saludos y me llevo un trozo de esa rosca tan rica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Un placer que pases por aquí! Me alegra mucho que te guste mi blog y mis recetas.
      Saludos.

      Eliminar
  4. por fin he encontrado un blog de como hacer una masa de roscon explicado facilmente.

    gracias. a mi sobrino le ha encantado.
    feliz 2013

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alexander, me alegra muchísimo que te sirviera la receta.
      ¡Feliz año para vos y tu familia!
      Saludos.

      Eliminar
  5. Un roscón algo diferente en la forma de prepararlo, a los que hacemos por aquí, pero muy original.
    Feliz Año y feliz día de reyes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la idea era preparar algo con un toque diferente, pero sin perder de vista las tradiciones...
      ¡Feliz año para vos y tu familia y feliz día de Reyes!
      Besos.

      Eliminar
  6. Te felicito por tu blog, este postre se ve genial y tiene una presentación estupenda.
    Un saludo y que tengas mucho éxito en todo.
    Oliver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Oliver por tus lindas palabras!
      Un saludo y excelente año para vos.

      Eliminar
  7. ¿Que tal se portaron los reyes? Con este rico roscón esperándoles seguro que dejaron un montón de cositas en tus zapatos!!!
    Un beso y feliz 2013, seguro que te sorprende!!! (positivamente, claro)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, la verdad que no me quejo porque los reyes se han portado muy bien este año (incluso, con muchas cosas para este blog). No sé si habrás sido por la rosca o si los encontré de buen ánimo y generosos... Jajaja.
      ¡Muchas gracias por tus buenos deseos! Lo mejor para vos y tu familia en este 2013 que recién comienza. ¡Besos grandes!

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares