Crema liviana de cerezas


Uff, qué semanita. Tuvo de todo y para todos los gustos... Una angina en pleno (y caluroso) verano. Creo que me molesta más enfermarme así (con fiebre y todo; por eso de que... "la hacemos bien o no hacemos nada" Jajajaja) en verano - con calor y humedad sofocantes - que en pleno invierno. Pero, está claro, que en esas cuestiones mis deseos o necesidades poco importan. Toneladas de trabajo para terminar, empezar y continuar... Y, como si ya con estas cositas no alcanzara, a salud de mi mamá no está todo lo  bien que quisiera y mi marido tuvo un pequeño accidente, quedando todo dolorido (y machucado porque se fisuró una costilla).

Bueno, pese a todo, nada es tan serio como para no poder componerlo con algún mimo, algo de descanso, pensamientos (y actitud) postivos y un postre para día de enamorados (o cualquier ocasión que les guste) bien sencillo, pero pleno de sabor y cremosidad.




La verdad es que es un mimo muy fácil de preparar, liviano (como lo indica el título de la receta) porque no lleva pesadas cremas, pero que en boca sabe a cielo, querubines y cupidos capaces de hacernos olvidar las rabias, penas, enfermedades y complicaciones varias.

Aquí están los ingredientes que necesitarán para preparar (o prepararse ¿por qué no?) un postre muy romántico para compartir de a cucharadas (o solos y en pantuflas. ¡Qué va!).




Esta crema liviana de cerezas es muy tentadora por su textura, tenue color alilado y las sorpresas que incluye.

¿Empezamos?

Lo primero será lavar y seleccionar nuestras cerezas. Con 350 gramos de cerezas regordetas, negras y jugosas estará muy bien. Tendrás que partirlas al medio y descarozarlas. Luego, las espolvoreás con 1 cucharada de azúcar común y las dejás descansando en un bol por 30-45 minutos.





Pasado ese tiempo, reservá algunas mitades, cortalas en pequeños trozos y conservalas para añadirlas más adelante. Al resto, procesalas (o licualas) con el jugo almibarado que formaron durante su descanso.





Ahora, en un bol colocá 250 gramos de queso mascarpone y 4 cucharadas bien copetonas de azúcar impalpable. Integrá todo, utilizando para ello un batidor de alambre, y agregá las cerezas trituradas (sólo las trituradas; las troceadas tendrán su entrada triunfal en algunos momentos más).

Con el mismo batidor, integrá bien los ingredientes.




En bol aparte, colocá 500 gramos de queso crema semimagro (light) y 6 cucharadas copetonas de azúcar impalpable. Con batidora eléctrica trabajalos por varios minutos en velocidad máxima, como si trataras de montar crema de leche.





Cuando veas que la preparación tomó mayor consistencia, añadila a la mezcla de mascarpone y cerezas. Por último, incorporá las cerezas trozadas.





Continuá mezclando con espátula hasta integrar perfectamente (puede que quede algún "lunarcito" de mascarpone, pero no tiene importancia porque no cambiará el sabor del postre).





Con la crema obtenida, rellená moldecitos, frasquitos, cazuelas, copas, vasos... y llevalos al freezer para que terminen de tomar una textura cremosa sostenida.

Serví en el momento bien fríos y disfrutá del sabor de una crema liviana de cerezas frescas.





Este postre no lleva crema de leche (ni merengue en cualquira de sus versiones). Sin embargo, con algunas horas de frío intenso alcanza una textura y consistencia que no tiene nada que envidiarle a las cremas más ortodoxas (y con algo más de tiempo, se transforma en un helado casero muuuy respetable).

Es una propuesta fácil y rápida de preparar (A propósito: cuiden sus dedos al limpiar, cortar y descarozar las cerezas porque manchan mucho de un intenso color borravino. Sí, eso incluye la ropa...) que les permitirá tener un postre de delicado sabor, con tropezones de fruta, digno de un final de fiesta de Día de Enamorados.





Además, me parece una excelente manera de ir despidiendo la temporada de cerezas hasta el próximo año...





En fin, hoy les propongo una crema liviana porque no tiene tanta grasa ni calorías (Ahí el que más pesa es el Sr. Mascarpone con sus 96 kcal. por porción, lo que equivale a 3 cucharadas soperas de producto), con matices ácidos y dulces, trocitos de fruta y el encanto de comer de a cucharadas, compartir y seducir con un postre frutal bien romántico.




¡Qué pasen un hermoso día!... y Bon appétit.

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas




Comentarios

  1. Garni, !cuánto siento tantas contrariedades y problemas de salud!. Ahh, en la vida nunca faltan pero te hacen querer disfrutar con más intensidad de las pequeñas cosas buenas de cada día ¿verdad?.
    Deseo que tu marido se haya recuperado totalmente con tu cariño y cositas tan ricas como esta deliciosa crema de cerezas.Mis mejores deseos también para tu madre,espero que se encuentre mejor de salud y disfruta cuanto puedas de ella amiga.
    Para ti, todo mi afecto y un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, muchas gracias por tus bellas y sabias palabras. Es verdad, los tropiezos y contrariedades nos hacen disfrutar más de las pequeñas y bonitas cosas de la vida; nos enseñan a poner en balance y perspectiva lo que verdaderamente es importante, dejando de lado aquello que no nos nutre o nos nos conduce a nada...
      Pero, aquí estamos, dándole batalla a las anginas, mimando al accidentado (que todavía tiene para algunos días de reposo y cariño-sanador) y acompañando a mi madre hasta que reciba (lo que espero serán buenas) noticias del médico.
      Gracias, de nuevo, por tus palabras y tus cariños.
      Un beso y un gran abrazo.

      Eliminar
  2. Que delicia! Que pintaza tiene. una presentación muy bonita. bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, Susana. En verdad es un postre bien rico y no tan pesado (que no viene mal, digo yo) para cualquier ocasión, en especial para hacer un mimo.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Me ha encantado este postre. Me gustan muchísimo las cerezas y con el mascarpone tienen que estar deliciosas. Me apunto la receta, con tu permiso.
    Felíz día de S. Valentín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arae, espero que pases un hermoso San Valentín. Me alegra que te guste la propuesta (a mí también me encantan las cerezas) y cuando la pruebes, me contás que te pareció.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Madre mía!!! :S Vaya semana hija!!! Jo! Mucho ánimo que poco a poco las cosas vuelven a la normalidad... a veces los problemas no vienen solos sino que para nuestra desgracia vienen en grupo de dos o tres :( Pero tu no te preocupes que la aguas siempre vuelven a su cauce. Y si señor, a pesar de todo aquí estás hoy con este estupendo y delicado postre ¡ole! Así es como es. Delicioso!!!
    Un beso y ánimo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra, es verdad lo que decís. No sé por qué los inconvenientes tienen la manía de venirse con el grupo de amigos, nada de a uno por vez como para ir solucionándolos de a uno... Jajajaja
      Lo importante es que en mi caso, la mayoría de ellos, tienen solución más o menos rápida y no son tan graves. Por eso, a poner buena cara y tratar de dar lo mejor de sí.
      Muchas gracias por tus lindas palabras y me alegra que te guste la propuesta.
      Un beso grande.

      Eliminar
  5. Esta crema de cerezas me parece un postre delicioso, lo malo que por aquí todavía tenemos que esperar a que llegue el calor para poder probar las cerezas. Me gusta la idea del mascarpone y el queso crema para hacerlo más ligero en vez de crema de leche.
    Un abrazo y que se pasen pronto los males.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cocina en familia, es verdad que vamos a contramano con las estaciones (por esto de que vivimos en hemisferios distintos), pero también tiene su gustito: podemos ir anotando las recetas que nos gustarían preparar cuando sea temporada de...
      El postre con queso crema, en lugar de crema de leche, queda mucho más liviano y no lo sentimos tanto al momento de comer:menos culpa-menos rollitos-menos pesado.
      Un abrazo y le ponemos mucha voluntad para ayudar a que los problemas/males se pasen más rápido.

      Eliminar
  6. Se ve deliciosa la crema de cerezas, aqui todavia no ha comenzado la
    temporada de cerezas, me guardo tu receta para cuándo pueda hacerla.
    Espero que tu marido y tu madre se encuentren mejor de salud.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cucharadas de placer, por tus buenos deseos y por pasar a saludarme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Que rica la crema de cerezas, me apunto la receta.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste la propuesta, Vane.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Qué maravilla de crema, me la guardo para la temporada de cerezas!!! Una delicia espectacular!!!

    Besos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que cuando la pruebes me cuentes qué te parece, María Teresa.
      ¡Besos!

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares