De entrada: Bruschettas en pan artesanal de nuez

La verdad sea dicha: Estas bruschettas son la excusa ideal para contarles cómo preparar un pan de nuez artesanal facilísimo. Y claro, después de cocinarlo, podemos realizar estas deliciosas bruschettas (o las que prefieran) porque este pan fácil (sí, no me voy a cansar de repetirlo porque es muy sencillo de hacer) combina de mil maravillas con cualquier queso, por eso de que es un pan de nuez...

Además, con el otoño que se nos vino encima definitivamente y el estrés post-vacacional de Semana Santa (entre feriados de aquí y de allá, sumaron 6 días...), un rico pan que se prepara en un abrir y cerrar de ojos, y que no necesita de gran pericia en las artes culinarias, es garantía de satisfacción personal (uno no se frustra en el intento y después tiene que pedir sesión extra al psicoanalista para intentar superarlo) y familiar (¡¿a quién no le gusta comer un rico pan casero?!).




Como todo pan que se precie de tal no nos demandará muchos ingredientes; sólo los necesarios para formarse, crecer algo (ya les voy a dar más detalles) y terminar con un delicioso - pero, no invasivo - sabor a nueces.

Aquí están los ingredientes que necesitarán.




En un bol, mezclá 700 gramos de harina 000 (o de panadería; es decir, la que se emplea para preparar panes y bollos) con 15 gramos de sal, 20 gramos de azúcar, 35 gramos de nueces molidas, 40 gramos de manteca blanda (o pomada), 250 cc. de agua natural, 170 cc. de leche (en mi caso descremada), 90 gramos de huevo (el equivalente a un huevo grande aproximadamente) y 25 gramos de levadura en polvo.

¡¿Cómo?! ¡¿Así, todo junto?! ¿No tengo que ir integrando los ingredientes por partes? Sí, así todo junto y de una vez. ¿Ahora entendés por qué dije que éste es un pan muy simple? Sin embargo, todavía nos guarda algunas sorpresas más que le aportan más fundamento aun a mi aseveración...





Con cornet (o espátula de panadería) amasá por 5 minutos para integrar todos los ingredientes, hasta lograr una masa de consistencia pegajosa.

Volcá la masa sobre la mesa de trabajo que floreaste (espolvoreaste) con abundante harina y separá la masa en bollos (unos 7 bollos salen perfectamente).

Dales forma alargada y desprolija (los panes son muy ricos, pero algo desalineados, eso sí...).




Colocá los panes en placa enharinada y dejalos descansar/leudar por unos 5 minutos en lugar cálido y lejos de corrientes de aire. No los dejes más tiempo porque se les resquebrajará toda la corteza.




Antes de hornearlos, rocialos con agua y cocinalos en horno fuerte (200°C) por unos 10 minutos y en horno más suave (170°C) por otros 10 minutos. Estarán listos cuando las bases suenen compactas al golpearlas con los nudillos (como quien golpea la puerta).

Dejá enfriar antes de comer.

La corteza quedará algo crujiente y la miga bien alveolada (aunque no tuvo mucho tiempo de leudado). No son panes que queden muy tostados en su corteza externa; por ello, no los sobre cocines porque se endurecerán y perderán su textura suave.




No me pueden decir que no se trata de un pan simple, muy simple de preparar. Prácticamente no hay que amasarlo, no requiere de mucho tiempo de leudado ni de un gran conocimiento de secretos y trucos de panadería. Digamos, entonces, que se trata de un pan especial para principiantes porque no quedarán decepcionados de ningún modo. 

Y después de prepararlo, pueden utilizarlo para realizar bruschettas (como las que les voy a sugerir ahora), las tostadas de la mañana o algún sabroso sándwich. Aunque, también es muy tentador comerlo de a pellizquitos: un pellizquito cuando vamos para la cocina, otro mientras preparamos la cena, y así hasta que desaparece por completo una de las piezas...




Yo preparé este pan para realizar con él unas ricas bruschettas con queso con hierbas y tomates. Una opción muy sencilla para que se luzcan el pan y un queso de cabra cremoso con finas hierbas que sabe a gloria. Pero, cada uno puede preparar la bruschetta de su gusto.  

Combinan muy bien con este pan artesanal de nuez los quesos con carácter (queso azul, brie, camembert, de cabra, de oveja, manchegos, emmenthal, gruyère...), las verduras grilladas (berenjenas, pimientos, zucchinis), los sabores ahumados (salmón, trucha, tomates, queso)...




Para las bruschettas, cortá porciones de pan, rocialas con un hilo de aceite (y, aunque suelen frotarse con ajo, no lo hice para no opacar el sabor a nueces del pan, invadiéndolo con el de ajo), tostalas ligeramente en el horno y untá una generosa (y cremosa) capa de queso de cabra con finas hierbas. Por encima, colocá el tomate cortado en pequeños cubos y disfrutá de los sencillos placeres de la vida.

Una propuesta simple y riquísima para preparar como entrada con un pan casero (apto para principiantes y temerosos de la panadería), realizado por vos mismo. 

Espero que lo disfruten y se animen a prepararlo porque el saborcito de la masa de este pan bien merece la pena.

¡Saludos y bon appétit!


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas




Comentarios

  1. Oh!!! Pan de nuez!! Hace poco que lo probé, un día que compramos en un mercado artesanal y me encantó! Era como un vicio ese pan...!!! Y ahora va y veo tu receta y que pinta que tiene! Esta la hago seguro y con el queso y el tomate tiene que estar buenísimo :P

    Muchas gracias por la receta! :D

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristina, cuánto me alegro que te guste la propuesta y te animes a prepararla. La verdad es un pan muy sencillo, pero muy sabroso, con todos los condimentos de un pan casero, algo rústico y artesanal.
      ¡Otra abrazo para vos!

      Eliminar
  2. Esto del pan es uno de las recetas que mas me gustan y la tuya es muyyyyyyyy buena.Gracias cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doris, muchas gracias por pasar por mi blog.
      Me alegra que te guste la receta. Es bien sencilla, rendidora y muy sabrosa.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Que delicia de pan! y como tu lo presentas con el queso y el tomate
    es toda una tentación, me encantara probarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Cucharadas de placer! Es muy rico y apto para sándwich de todo tipo o bruschettas de tu preferencia. Yo, como soy vegetariana, lo preparé con queso y tomates, pero con jamón o panceta también tiene que combinar de mil maravillas.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Con lo que a mi me gusta el pan, que delicia de receta!!, me has alegrado el día.

    Un besote enorme.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María de Gracia, me pone muy contenta que te guste la receta. Cómo, a veces, los simples placeres de la vida nos reconfortan el corazón, ¿verdad? Y el pan, con con su magia y encanto de lo hecho en casa, tiene ese privilegio...
      Otro beso enorme para vos.

      Eliminar
  5. Mmmmmmmmmmm, que buenoooo! vaya pinta tan rica! me ha encantado!! besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho, Susana, que te guste mi propuesta.
      Un beso.

      Eliminar
  6. ¡Pues mira que es fácil preparar este pan de nuez! ¡ y con lo rico que debe de estar!. Además con esas bruschettas que nos sugieres debe de estar todavía más rico. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arae, este pan es muy sencillo, rendidor y con un sabor agradable que se come solo. Después es cuestion de preparar unos ricos sándwiches, bruschettas, tostadas... O comerlo de "a pellizquitos" que también se vale Jajaja :)
      Un beso grande.

      Eliminar
  7. Que rico este pan casero! Hace mucho que no compro, lo hago siempre, y es una verdadera maravilla, nada que ver... en Madrid cuesta mucho encontrar buen pan en las tiendas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el sabor del pan casero es inigualable, con su aroma que va inundando toda la casa... Es irresistible.
      Aquí, en Buenos Aires, no es tan difícil conseguir buen pan (en cuanto a sabor). Eso, sí: ¡el precio está por las nubes! Pero, no hay comparación con un pan casero...
      Un beso grande.

      Eliminar
  8. !Cómo satisface el pan hecho en casa!..es uno de esos placeres vital,auténtico, que llena interiormente, bueno no sé expresarlo debidamente, creo que hay que sentirlo y recrearse en él.
    Esas bruschettas tenían que estar deliciosas Garni con ese buen pan.
    Yo a veces me las preparo para merendar y nunca defraudan.
    Muchas gracias por tus cariñosas palabras y tu comentario tan estimulante sobre la sencillez. Me ha encantado leerlo Garni,te tengo en gran estima y no sólo por tus exquisitas recetas sino por tu delicadeza y humanidad.
    Un abrazo apretado con todo mi cariño, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido plenamente con tus palabras, María. El placer que nos produce preparar pan casero se compara con muy pocas otras actividades. Es algo mágico, podríamos decir. Como enraizado con nuestras vivencias más primitivas. No falla: podemos entretener a nuestros niños,enseñándoles a preparar pan; podemos dejar fluir nuestras emociones mientras lo amasamos y hasta logra cambiar nuestro humor... Después, con un pan rico todo es posible: bruschettas, tostadas, sándwiches.
      ¡Muchas gracias por tus lindas palabras, amiga! Yo también te tengo en muy alta estima por tu don de gente y calidad de persona.
      Te mando un cariño enorme.

      Eliminar
  9. Fantástico pan!! Y con nueces tiene que estar realmente bueno! Me ha encantado ese aire rústico que le ha quedado y el colocito que tiene. Me imagino cómo debe de estar con ese quesito con tomate :P Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra, me alegra que te guste la receta. Tiene todo a favor: es rápida y fácil, muy rendidora, con un saborcito muy agradable y a mí también me gusta mucho el aspecto algo rústico, bien artesanal, que le queda. Después es cuestión de jugar con los sabores que tengamos a mano:un rico queso, tomates, hongos, vegetales grillados, pescados ahumados... Con poca cosa, se consigue un rico tentempié muy distinguido.
      ¡Un beso grande!

      Eliminar
  10. Que maravilla de plato, me ha gustado todo.
    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho, Marta, que te gustara mi propuesta.
      Excelente semana para vos. Un beso.

      Eliminar
  11. Mm que buena pinta el pan casero me pondre manos a la obra!!
    Te sigo me sigues??
    http://aidaerian.blogspot.com.es/
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aida, si lo probás seguramente quedarás encnatada poue es bien fácil y bien rico.
      Ya mismo voy a visitar tu blog.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  12. Ese pan!!! una receta para probar Silvina!!!! El finde que viene la hago. Tendría que publicarla en el blog por lo del proyecto de recetas de libros... porque sos un libro abierto! jaja Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fabi, te garantizo que te va a quedar estupendo porque es muy fácil de hacer (¡y muy sabroso!) apto para sándwichwes, tostadas de la mañana, bruschettas o lo que te guste porque tiene un sabor delicado que combina muy bien con casi todo (dulce o salado).
      Ah, si publico mi libro de recetas seguro que a ésta la incluyo. Jajaja
      ¡Otro abrazo para vos!

      Eliminar
  13. Garni, querida amiga, nos llegaron imágenes de las inundaciones de Argentina y me acordé de tí.
    Siento mucho estos desastres naturales que producen víctimas y tanto sufrimiento y dolor a los afectados.
    Un abrazo grande y ruego a Dios que todas esas personas encuentren la ayuda y el consuelo tan necesario en estos momentos.

    ResponderEliminar
  14. María, te agradezco mucho tus lindas palabras. Gracias a Dios, mi barrio (vivo en la zona norte del conurbano bonaerense, mientras que esto ocurrió, principalmente, en la zona sur) no se vio afectado por este desastre que tiene que ver con la Naturaleza, pero mucho también - lamentablemente - con la falta de accionar de quienes deben hacer su trabajo: los políticos. Sea por falta de políticas adecuadas, planes de infraestructura, obras públicas, licitaciones manchadas de corrupción, peleas entre gobiernos por pujas de poder, etc. en muchos barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires hay serios, muy serios, problemas con el drenaje del agua cada vez que hay un temporal de lluvia, que termina generando inundaciones.
    En esta ocasión, una de las zonas más afectadas fue la ciudad de La Plata (capital de la provincia de Buenos Aires), muchos de sus barrios periféricos y ciudades vecinas. Mucha gente perdió todo lo que tenía e, incluso, muchas personas perecieron esa noche fatal. Lo cual, en sí, es un sinsentido porque uno imagina su hogar (lindo o no tanto, pequeño o grande, con mayores o menores comodidades...) como un refugio ante la inclemencia; pero, cuando el agua supera el metro setenta de altura, tu hogar se puede convertir en una trampa mortal...
    Con amigos y familiares estuvimos ayudando (como tantos otros argentinos) el fin de semana pasado con todo lo que pudimos a los afectados por el temporal, pero la tarea es muy ardua y llevará buen tiempo para que las personas puedan poner a punto sus casas (en muchos casos, tendrán que levantarlas nuevamente) e ir recuperando sus pertenencias y recomponiendo sus vidas.
    Gracias, muchas gracias, de nuevo por tus lindas palabras y por tener en tus pensamientos a toda esa gente que hoy la está pasando muy mal.
    ¡Un cariño enorme para vos, querida amiga!

    ResponderEliminar
  15. Tiene una pinta estupenda!!Me encanta las recetas de pan casero,tomo nota!!Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preparatumesa, me alegra mucho que te guste mi propuesta. :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores