Torta de miel ucraniana (Para festejar los más de 100 amigos del blog y los más de 200 seguidores en Google+) y... ¡Nuevo premio!

Lo bueno de formar parte de una familia multicultural es la posibilidad de conocer y disfrutar de variadas costumbres, festividades, maneras de celebrar esas fiestas, idiomas y modos o formas de ser (y de ver la vida). También me permitió desde pequeña disfrutar de culturas muy distintas que contribuyeron inmensamente a modelarme como la persona que soy hoy en día.

Una partecita de mi familia es rusa (así, generalizando) porque nacieron en la U.R.S.S. (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), pero si hilamos muy fino terminamos descubriendo que hay dos ucranianos y una bielorrusa... Es por ello que esta torta típica ucraniana que - como toda torta típica tiene varias versiones por eso de que, según en que región se prepare, llevará los productos más comunes de allí: algunas recetas emplean manteca, otras aceite - es llamada de una manera por unos o por otros, según quien la elabore: Medivnik para los ucranios y Medovy para los rusos. Torta de miel, en fin...




Esta sencilla, pero sabrosa preparación (con poca pompa, pero muuucho sabor) me pareció digna del festejo de los más de 100 seguidores del blog y los más de 200 seguidores en Google+. Sí, ya sé que para muchos de ustedes esa cifra es mínima, pero para esta humilde y trabajadora servidora es motivo suficiente para festejar.


La torta de miel clásica ucraniana (Medivnik) es una torta que se realiza con mucha rapidez, de técnica sencilla y rústica como las tradicionales preparaciones campesinas que representan la gastronomía más típica de un país. Sin embargo, una vez lista, apela a nuestro sentido de la paciencia. Claro, con inviernos crudos, de nevadas interminables, días demasiados cortos, escasez de combustible y penurias varias, lo que sobra es paciencia para esperar que la torta madure, se estacione y nos ofrezca su mejor perfil.

Si tienen ganas de probar esta sencilla torta, moldeadora de voluntades (jajaja), aquí les dejo los pocos ingredientes que necesitarán para preparar la receta. El resto es paciencia, mucha paciencia.




Como corresponde a preparaciones rústicas, tradicionales, campesinas (y más allá de que después de tantos años de realizarse, transmitirse de generación en generación de una misma familia, modificarse según la condición económica del momento... se podrían haber hecho las mediciones un poco más precisas) las proporciones de ingredientes se miden en tazas, como es lógico.

Para comenzar, colocá en un bol 1 taza de miel (orgánica, por supuesto y según se trate de miel de bosque, de flores silvestres, lavandas, manzanillas... los sabores y perfumes variarán ligeramente, aportando matices muy interesantes a la preparación) y 1 taza de aceite neutro. Revolvé con cuchara de madera (no te preocupes porque te parecerá que nunca van a mezclarse, pero todavía falta lo mejor: otro ingrediente que cambiará esta situación de manera terminante).




Agregá 1 taza de azúcar (en mi caso era orgánica, pero puede ser integral) y continuá revolviendo.

Luego, añadí 3 huevos (de campo o ecológicos/orgánicos) de a uno por vez, batiendo muy bien con batidor de alambre.





Entonces, agregá 1 taza de agua (potable) y, en forma de lluvia (yo no puedo con mi genio y la tamizo junto con el bicarbonato de sodio, pero no es necesario; aunque así te asegurás una preparación más aireada, suelta y liviana) incorporá 500 gramos de harina leudante (o de harina común) y 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Continuá revolviendo con fuerza, para evitar que se formen grumos y para incorporar aire en la preparación. Por último, perfumá con el extracto de vainilla.

Volcá la mezcla en molde enmantecado y enharinado, y cociná en horno moderado (180-190° C), previamente precalentado, por unos 40 minutos (o hasta que la torta supere la prueba del palillo).




Una vez cocida, desmoldala aún caliente (conviene por ello prepararla en un molde desmontable para evitar malograr la torta) y espolvoreala con una generosa capa de azúcar impalpable.




Una vez fría, tapala con papel film y dejala reposar (dentro o fuera de la heladera) por, al menos, 48 horas.

Sí, lo sé. Es todo un desafío al niño interior que quiere probarla al momento mismo de sacarla del horno, al curioso que puede soportar hasta que la masa enfríe, pero... ¿48 horas enteras? ¡Eso ya es mucho pedir!




Pues, la paciencia, el auto-control y la meditación serán premiados porque esta torta es una fiesta absoluta para el paladar sin muchos artilugios más que ingredientes sencillos, cotidianos que se combinan en un verdadero deleite.

La torta queda bien húmeda (por acción de la miel y el aceite) y perfumada por la miel y la vainilla. Además, se trata de una masa bien aireada (espero que pueda observarse bien en la foto) que, contrariamente a lo que podemos suponer, no resulta pesada.




Si fuera necesario, pasado el tiempo de estacionamiento, espolvoreá nuevamente sobre la torta una buena capa de azúcar impalpable porque parte o toda ella puede haber sido absorbida por la masa caliente. Yo no quise añadirle más porque pensé que así estaba estupenda y, a juzgar por lo poco que duró completa cuando avisé que ya podía comerse, diría que no me equivoqué. Jajaja.

Si quieren darle una presentación más gourmet, puede servirse acompañada por helado de vainilla o una generosa cucharada de queso mascarpone, espolvoreada con arándanos.

Anímense a prepararla y darse el tiempo de esperar que alcance su punto justo. Por acción natural de la miel, la torta se conserva perfecta por mucho tiempo (pero, nadie supo decirme cuánto porque nunca dura lo suficiente como para poder comprobarlo).

Antes de despedirme, quiero agradecerle a J. Mascaro del blog Principiante de la cocina (si todavía no lo conocen, es una estupenda oportunidad para darse una vuelta por allí) porque hace ya unos cuantos días me otorgó dos premios: Liebster Award discover new blogs! y The Versatile blog (¡éste es nuevo! y bien contenta me pone). 

Como siempre que recibo un premio de mis compañeros blogueros, estoy muy halagada y agradecida por su elección, que siento como un reconocimiento a mi esfuerzo y trabajo.









Pido disculpas por no haber podido ocuparme antes como corresponde de las responsabilidades que conllevan los premios en sí. Pero, aquí estoy, tratando de ponerme al día.

Respondo las preguntas que dejó el autor de Principiante de la cocina.

¿De dónde vienes? 
Soy argentina, de Buenos Aires.

¿Quién te animó a abrir el blog?
Mis amigas: estaban convencidas de que mis recetas podrían ser útiles a quienes desean probar recetas sin carne, pero muy sabrosas y sencillas de realizar para incluir en su dieta, como guarnición o acompañamiento...

¿Cuánto tiempo hace que tenés el blog?
Va a cumplir 1 año y 4 meses a fin de mes.

¿Qué te gusta cocinar más?
Me gusta cocinar cualquier cosa (menos carnes, claro), el placer es cocinar.

¿Tenés animales?
Sí, un perro que recogimos de la calle (mitad terrier, mitad caniche, con un toque de callejero), llamado Felipe. Se nos acercó una tarde de otoño en una plaza de Olivos (zona norte del conurbano bonaerense) y desde entonces no se nos separó más. Con ojos dulces y tiernos, muy inteligente, cabeza dura y amoroso. ¡Todo un personaje en nuestra familia!

¿Quién es tu inspiracción a la hora de crear?
A la hora de crear en la cocina, mi inspiración me la dan los ingredientes que hay en casa o algún ingrediente en particular con el que deseo cocinar.

¿Has visitado alguna feria de repostería? 
No.

¿Tu dulce favorito? 
El cheesecake y el tiramisú.

¿Qué no cocinarías nunca?
Carnes. 

¿Estudias o trabajas?
Trabajo, pero siempre estoy estudiando y perfeccionándome. 

¿Algo que te quede por aprender? 
Ufff... ¡Muchísimas cosas! Mientras viva, siempre voy a estar dispuesta a aprender cosas nuevas. La vida siempre nos permite aprender algo nuevo cada día.

Aquí va mi listado de blogs elegidos para otorgarles estos premios (pueden elegir uno de ellos o los dos, según si ya tienen o no alguno de ellos). ¡Qué suenen fanfarrias!


Aglio Olio e Peperoncino
Como cocino yo
Como pez en la cocina
Con sabor a YerbaBuena
Cosicas Wenas
Cuina la peladilla
La chica de las fresas 
Objeto transicional
Regina y sus dulces 
Somos lo que comemos
Sueños de amor y canela

Les recuerdo que las reglas que deben seguir los premiados son las siguientes:

Nombrar y agradecer el premio a la persona/blog que se los concedió. Además,  hacerse seguidores del blog de la persona que los premia.

Responder las 11 preguntas (y contar 11 cosas sobre ustedes mismos, en el caso del Liebster Award discover new blogs!) para conocerlos mejor.

Conceder el premio a otros 11 blogs que les gusten, que acaban de empezar o que tengan menos de 200 seguidores.

Informar del premio a cada uno de los premiados.

Evitar mandar el premio nuevamente al blog que los premió.


Ahora sí, les agradezco la compañía, la paciencia y que estén ahí semana tras semana.

Les deseo lo mejor. ¡Disfruten mucho! Cariños enormes.

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas



Comentarios

  1. Muchas felicidades por tus premios, por tus seguidores y por esta torta ucraniana que tiene un aspecto maravilloso y que ayuda a ejercitar la paciencia hasta unos límites que pocos estarían dispuestos a llegar,jajaja, yo entre ellas, por cierto. Me ha encantado!
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Nuria! Sé que es difícil contener la tentación de comer la torta porque, como se ve muy simple, no faltará aquel que piense que no puede estar taaan sabrosa como para darle ese tiempito para que se asienten los aromas y sabores. Sin embrago, con un sólo bocado bastará para dejarse seducir por todos sus encantos...
      Si un día reunís la fuerza de voluntad suficiente, sé que no quedarás defraudada con el resultado. :D
      ¡Un beso grande!

      Eliminar
  2. Yo creo que hay mucho que festejar. 100 seguidores son muchos, no son ninguna tontería. Llevar un blog exige mucho trabajo, y es muy de agradecer que haya gente que lo siga, gente anónima que haga nuestras recetas, compartir con el mundo, copiar recetas Madrid-Buenos Aires, por ejemplo, y también lo que no son recetas...

    Enhorabuena, y deliciosa tu torta, uf, parece super esponjosa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy EnLa Luna, te agradezco mucho tus lindas palabras. Es verdad, llevar adelante un blog exige mucho trabajo y lo mejor de nosotros mismos. Claro, la recompensa está en los comentarios que nos dejan, las consultas que nos formulan y la satisfacción cuando personas (que en muchos casos ni siquiera conocemos sus nombres) nos cuentan que han probado nuestras recetas y les gustaron mucho, que les quedaron muy bien o que entendieron sin inconvenientes nuestras instrucciones.
      Además, conocemos gente estupenda, que comparten con nosostros sus vivencias, aventuras, esperanzas... y recetas.
      ¡Un saludo grande!

      Eliminar
  3. ¡Muchísimas gracias por pensar en mi blog para estos premios!
    Me ha hecho mucha ilusión, de verdad.
    En cuanto pueda hago post de este premio.
    Aquí tienes unas seguidora más.
    ¡FELIZ DÍA!
    ;-)
    www.somosloqcomemos.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cecilia, me alegra mucho que te ponga feliz este premio. Disfrutalo mucho porque lo tenés bien merecido. ¡Felicitaciones!
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Que biscocho mas suculento, enhorabuena por lo 100+200 seguidores y por los premios, este blog apunta muy alto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias J.mascaro por entregarme estos premios y por tus lindas palabras!
      Me alegra mucho que te guste mi blog. :D
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. que buenoooo! vaya corte tan rico! felicidades por los premios y por los seguidores. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Susana! La torta vale la pena que la pruebes. Es verdaderamente deliciosa.
      Besos.

      Eliminar
  6. Lo primero enhorabuena por los premios, y muchas gracias por pensar en mi blog para compartirlos, pero por motivos de tiempo no participo en cadenas de premios, pero te aseguro que me hace muchísima ilusión.
    En segundo lugar pedirte disculpas por no haberte dejado ningún comentario antes, me he paseado por tu blog un par de veces desde que te pasaste por el mío y tienes unas recetas estupendas, este bizcocho tiene una pinta realmente deliciosa, no se si seré capaz de esperar 48 horas para probarlo pero lo intentare, veo que la ultima vez no me quede como seguidora (mi mala cabeza) así que por aquí me quedo. Gracias ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Inés, por tus elogios!
      Comprendo muy bien tu situación: no es fácil hacerse el tiempo para las responsabilidades que implican los premios. De cualquier modo, espero que disfrutes mucho el tuyo porque lo tenés bien merecido.
      Sé que si lográs la paciencia suficiente para superar la prueba de las 48 horas que nos impone esta torta, no te arrepentirás para nada. :D
      ¡Un beso!

      Eliminar
  7. Felicitaciones Silvina!!! cuántos seguidores! Y cuántos premios!!! Gracias por pensar en mi blog, el primer paso de recibir el premio ya lo tengo hecho hace rato!: seguirte! jaja Un placer!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Fabiana! Espero que disfrutes mucho tus premios porque los tenés muy bien merecidos. ¡A seguir con esa chispa y espontaneidad mostrándonos tus viajes, tesoros, experiencias, trabajos y manualidades, además del desafío de la receta de autor!
      Abrazo grande.

      Eliminar
  8. Muchas gracias por hacerme partícipe de este premio....y aprovecho la ocasión para quedarme en tu blog.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gusten los premios. ¡Qué los disfrutes mucho!
      Un beso.

      Eliminar
  9. Muchísimas felicidades tanto por haber alcanzado (y superado) los 100 seguidores y por esos nuevos premios. Estoy segura de que en poco tiempo verás triplicado su número. La torta de miel me ha parecido deliciosa pero ¿esperar 48 horas para poder probarla, con la buena pinta que tiene?. No sé yo si será capaz!!!. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Arae, por tus lindas palabras!
      Sé que no es tarea fácil contenerse para probar la torta por 48 horas enteras, con el perfume a miel y vainilla que se siente por la casa... Pero, creeme que la espera bien lo vale. Jajaja
      Un beso grande.

      Eliminar
  10. Cuantas cosas por celebrar, muchas felicidades y menuda receta que nos tres, las fotos maravillosas, como siempre.

    un besote enorme y feliz finde.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, María de Gracia! Me alegra mucho que te gusten la receta y las fotografias. :D
      Muy buen fin de semana para vos también.
      Un beso grande.

      Eliminar
  11. Mirando blogs, me encuentro con el tuyo y me gusto mucho. me quedo por a qui.
    El torta se ve deliciosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norma, me alegra mucho conocerte y que te guste mi blog.
      Un beso grande.

      Eliminar
  12. Antes que nada ...Muchísimas Felicidades por tus Premios, puesto que es muy bonito saber que las personas te tienen en cuenta :) y Felicidades también por esta Torta que da ganas de comérsela la verdad, siempre digo que es una pena no poder oler a través de las pantallas... debía estar buenísima y felicitarte también por este Blog tan bonito.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Taíni, por tus elogios! Es verdad, si pudiéramos oler las preparaciones tal y como las vemos, sería el paraíso. :)
      Un beso grande.

      Eliminar
  13. Maravillosa torta, el corte lo dice todo!!! Y muchas felicidades por tus seguidores, tu blog los merece así que tendrás muchos más sin duda.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Carmen por tus lindas palabras!
      Un beso grande.

      Eliminar
  14. Felicidades y tambien por la receta que nos traes, absolutamente deliciosa se ve! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lily, me alegra mucho que te guste mi propuesta.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Muchas felicidades por los seguidores y por los premios y que decirte de la torta que se ve deliciosa, aunque pienso que tendría que esconderla para que no la comiesen antes de las 48 horas.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cocina en familia, muchas gracias por tus elogios.
      Sí, en parte, el truco está en mantener la torta fuera del alcance de las miradas familiares hasta que repose y tome su mejor punto.
      Puede comerse el mismo día en que se prepara; sin embargo, luego de reposada los sabores se intensifican y la torta, en verdad, nos ofrece lo mejor de sí.
      ¡Un beso grande!

      Eliminar
  16. Silvi, un bizcocho bien dulce y esponjoso...me encantan los bizcochos.
    Una forma estupenda de festejar tus celebraciones.
    Felicidades,amiga, por tus premios, tus seguidores ; te lo mereces de veras y me alegro de corazón por todo lo que te haga feliz.
    Me gusta también que compartas alguna cosita de tu familia,de tus gustos, tu perro...siempre es agradable aunque sea en la distancia conocer a las personas, bueno, al menos así lo siento yo,que me apasiona la cocina, pero tanto o más me gusta la gente, aunque por mis ojos, siempre delicados,no pueda dedicar más tiempo al ordenador.
    Un abrazo grande con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida María, agradezco muchísimo tus palabras afectuosas. Me alegra que te guste la propuesta y mi manera de compartirla. Es verdad: este medio nos permite, además de compartir conocimientos y recetas, poder conocernos un poquito más a través de nuestras experiencias, gustos, modos de vida, anécdotas... Así, descubrimos gente maravillosa, con quienes compartimos gustos que van más allá de la cocina y forjamos amistades a la distancia que nos enriquecen como personas.
      Cuidate mucho. Te envío un abrazo enorme con todo mi afecto.

      Eliminar
  17. ¡Hola! ¿Qué tal estas? ¡¡Muchisimas felicidades por los premios que te han otorgado!! Creo que es un merito esperar tantisimas horas para poder hincar el diente a un bocado irresistible. ¡Sinceramente! Yo no poseo esta virtud, en cuanto saco mis recetas del horno estoy deseando saborearlos!! jejejejeje Garnini, agradezco enormemente que me hayas obsequiado con estos maravillosos premios. Mi pequeño mundo repostero acaba de cumplir un mes y para mi son los primerisimos premios que recibo. Por ello son muy muy muy importantes. ¡¡Muchisimas gracias!! Espero hacer esta magestuosa Torta Ucraniana y, sobre todo, poner en practica la paciencia y el cariño con el que hoy me has dado. ¡Gracias! ¡Que tengas un buen dia!

    Besos

    Christina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Christina, te agradezco mucho los elogios y me alegra que te ilusionen los premios recibidos. Siempre son un buen incentivo para seguir trabajando y poniendo ganas (y esfuerzo) a lo que hacemos.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  18. Muchas gracias por elegirme....estoy un poco ocupada pero en cuanto pueda otorgaré los premios.
    Hoy he puesto un post en mi blog http://consaborayerbabuena.blogspot.com.es/haciendo referencia a los premios.
    Te sigo habitualmente.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MCarmen, me alegra que te guste el premio porque bien merecido lo tenés.
      Gracias por mencionarme en tu blog.
      Besos.

      Eliminar
  19. Gracias por compartir esta receta, me recordó cuando mi abuela la hacia, vamos a ver si me animo y la hago a ver que sale.

    Salud y buenas cervezas

    Carlos A Koroluk

    www.cervezadeargentina.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, me alegra que la receta te hiciera recordar a tu abuela. Esa es la magia de algunos platos que, con aromas y sabores, nos traen recuerdos de momentos felices y personas que amamos :)
      Estoy segura que si te animás a probar la receta quedarás muy complacido (además, no es muy complicada... ¡Vamos, ánimo!) ;)
      Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho tu visita. Si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario. Eso sí, si dejás un mensaje como usuario Anónimo (porque no disponés de cuenta en Google o no sos un usuario registrado en el blog) asegurate de indicarme tu nombre a modo de firma, así sé con quién estoy hablando. ¡Que disfrutes el paseo y gracias por pasar por mi cocina! ;)

Google+ Seguidores