Muffins de harina de maíz y queso

Aquí estoy otra vez. Algo más repuesta de una gripe que me dejó de cama por varios días y que, entre otras cosas, hizo que la semana pasada no tuviera ni voluntad para comunicarme con ustedes. Aquí estoy, de nuevo en el ruedo...

No sé si a ustedes les ocurre lo mismo, pero para mí las mañanas de domingo son una invitación a la pereza: un rato más en la cama, para tomarse el día con calma, sin prisas y disfrutando de cada momento. Por ello, desayunar más tarde - casi a medio camino entre la mañana y el mediodía - parece una opción bien tentadora.

Hoy, comparto una receta bien simple, apta para celíacos (y público en general), muy sabrosa y digna representante de este segmento de desayunos-almuerzos, inspirada en una preparación de la cocinera y food-stylist Marcela Sorondo.

Estos muffins de harina de maíz y queso sirven por igual para arrancar un domingo con energías y sabor o para acompañar una rica mesa de quesos, la picada o entrada con amigos, un picnic...




Aquí dejo los ingredientes que necesitarán para realizar una docena de ricos muffins (o magdalenas) salados.




En un bol, mezclá 200 gramos de harina de maíz con 140 gramos de almidón de maíz y 3 cucharaditas de polvo para hornear. Añadí nuez moscada y pimienta recién molidas a gusto.





En otro bol, integrá 200 gramos de queso crema (descremado, en mi caso) junto con 45-50 gramos de aceite neutro (no es lo mismo que 45-50 cc. de aceite; por ello, pesá el aceite), 2 cucharadas de cebolla de verdeo deshidratada, 1 huevo (pastoril o de campo), 50 cc. de leche (descremada), 1 cucharadita de pimentón ahumado (o sin ahumar) y 50 gramos de queso rallado (puede ser Parmesano o Provolone, al igual que un sabroso Pecorino o un rico queso Manchego bien estacionados).





Por último, incorporá los ingredientes líquidos a los secos, sin batir, empleando una espátula.

Rellená con la masa que obtengas los pirotines de muffins hasta completarlos casi en su totalidad, ya que no leudarán mucho en el proceso de horneado. 





Cociná los muffins en horno previamente precalentado a 180° C, por unos 25 minutos o hasta que se doren.

Desmoldá y dejá enfriar, sirviéndolos tibios o fríos.




Obtendrás unos muffins muy sabrosos, con una textura algo crujiente por la presencia de la harina de maíz (polenta) a la vez que bien húmedos por acción del aceite y el queso crema. Aptos para celíacos y para comensales de todos los gustos, en general.




Una opción distinta de muffins salados que bien pueden acompañar un desayuno- almuerzo (estilo brunch), ser una opción más de comidas para llevar a un picnic, un rico acompañamiento para una ensalada bien colorida o un integrante más de la mesa de una picada con amigos.

Espero les guste la propuesta, la adapten a sus gustos y la disfruten en familia o con amigos.

¡Qué pasen una excelente semana! Hasta la próxima. Bon appétit

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Unos muffins muy originales, me encanta el toque del pimentón y la cebolla. Ideales para un brunch de domingo. Celebro que ya estés mejor. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chus, es verdad, el pimentón y la cebolla le dan un toquecito bien sabroso a la masa. Me alegra mucho que te guste la receta.
      Muchas gracias por tus palabras.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Nunca había visto algo parecido, habrá que probarlo, porque seguro que esto es una explosión de sabor en cada bocado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. J.mascaro, estoy segura que si los probás quedarás encantado. Tienen una textura bien distinta por la harina de maíz; además, son bien perfumados y sabrosos con el queso, la cebolla y el pimentón.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Una receta muy original. Nunca había visto unos muffins así, pero seguro que con los ingredeintes que llevan, están más que deliciosos. La combinación de sabores, con el queso, la cebolla, el pimentón y la harina de maíz me parece espectacular. Un besote.
    Aliño con cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arae, los muffins salados son tan exitosos como las versiones dulces (claro, que menos vistos). Sin embargo, para desayunar o como una opción de comida liviana, acompañados por una rica ensalada son una excelente variante. Además, por su combinación de sabores y texturas, éstos resultan bien interesantes.
      Un beso grande.

      Eliminar
  4. Muito bonitos!
    Kiss, Susana
    Nota: Ver o passatempo a decorrer no meu blog:
    http://tertuliadasusy.blogspot.pt/2013/10/dia-um-na-cozinha-e-escolha-do.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Susana. Me alegra mucho que te gusten.
      ¡saludos!

      Eliminar
  5. Me encantan los panificados con harina de maíz! Como el clásico pan de maíz dulce... Los voy a ensayar!
    Cariños Sil!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fabi, es verdad lo que decís. A mí también me encanta la pastelería/panadería que incluye harina de maíz, así como otras harinas menos "tradicionales" en nuestra cocina.
      Estoy segura que si los probás, quedarás encantada.
      Besos grandes

      Eliminar
  6. Tengo que probar! Se ven tentadores y diferentes. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi propuesta. Estoy segura que si los probás quedarás encantada porque las distintas texturas y sabores combinan muy bien.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Me encantan y con tu permiso me apunto la receta, porque tienen que estar riquisimos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayte, me alegra mucho que te guste mi receta. En verdad, son muy ricos, a la vez que una opción diferente de muffins.
      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores