Almendradas (Y ¡Premio a la vista!)

Arranco esta entrada con una noticia que me llenó de felicidad (y que no me puedo guardar hasta el final del post): ¡¡Mi receta de Budín de Manzanas que participaba del Reto de Febrero de Cocineros del Mundo en Google+ resultó ganadora del Primer Premio del Apartado Dulce (compartido con otros 2 platos estupendos)!! 

Estoy feliz, feliz, feliz. ¡Muchas gracias a todos ustedes que me han votado y a quienes me acompañan siempre con su cariño, simpatía y amistad!



http://cocinerosdelmundodegoogle.blogspot.com/2014/03/ganadores-del-reto-de-febrero_5.html


Ahora sí, a lo nuestro... 

La receta de hoy bien vale para festejar un premio o alegrías varias. Se trata de una adaptación de una preparación alemana que me pasó mi tía Hilda después de insistir, solicitándosela en varias oportunidades. Claro que su versión incluía la masa de hojaldre casera... Sin embargo, como mi intención es acercarlos a la cocina y no lograr el efecto adverso (especialmente en aquellos que todavía no se animan a mucho o que tienen muy poco tiempo para dedicarle), me propuse realizarlas con masa de hojaldre comprada. 

Resultado: en algunas pocas horas queda resuelta la merienda. De igual modo, la masa hojaldrada (incluso, el hojaldre invertido o inverso) la aprenderemos a hacer en otra ocasión; lo prometo.





Estos son los pocos ingredientes que llevan estas ricas facturas estilo alemán aggiornadas a una tarde de domingo con lluvia, de martes con antojo de algo rico, de jueves con té con amigas...




Para preparar la crema que servirá de relleno a nuestras ricas Almendradas, colocá en un bol 50 gramos de manteca blanda o a temperatura ambiente y con batidor de alambre incorporale 50 gramos de azúcar orgánica. Batí hasta formar una crema suave, cuando ya no sientas los gránulos del azúcar.




Entonces, agregá 50 gramos de almendras molidas y 15 gramos de fécula de maíz. Mezclá hasta unir todos los ingredientes.





Por último, incorporá 1 huevo y 1 cucharada de ron. Integrá muy bien y reservá.




Llegó el momento de armar las facturas. Para ello, disponé la masa de hojaldre (También podés utilizar masa de pastelitos o de empanadas de copetín si no conseguís una buena masa hojaldrada en tu confitería de confianza) sobre la mesa de trabajo y con el cortante circular de tu gusto (en mi caso, 7 cm. de diámetro) realizá cortes pares; recordá que necesitarás dos tapas de masa por cada Almendrada.

Rellená el centro de la mitad de las tapas de masa con una cucharadita bien colmada de la crema de almendras que reservaste. Dejá un borde de 1 centímetro de ancho todo alrededor sin rellenar. Pincelá ese borde con 1 huevo batido (¡Allí está el otro huevo de la  lista de ingredientes!) y colocá por encima la otra tapa de masa. Con los dedos hacé buena presión para evitar que ambas tapas se separen y permitan que se escape el relleno.




Si hacés buena presión en la unión de ambas masas, te garantizo que las facturas quedarán en perfectas condiciones de relleno.

Disponé cada una de ellas sobre una placa de horno cubierta con papel manteca o de cocina y llevá  a un horno precalentado a 200° C hasta que se doren por fuera y queden algo hinchaditas.





Dejá enfriar y cubrilas con una lluvia de azúcar impalpable/glas.

Verás que en poco tiempo obtendrás unas deliciosas facturas con relleno de almendras, de sabor y perfume delicado.





Algunas recomendaciones finales: Como ya les dije, pueden reemplazar la masa de hojaldre por masa filo. En ese caso, deberán utilizar una superposición de unas 3 capas de masa, unidas entre sí con manteca clarificada, para que las facturas no se desarmen. Entonces, las piezas quedarán más delicadas y etéreas todavía.

Si utilizan masa filo, recomiendo reemplazar el ron por agua de rosas o azahares y bañar las facturas ya cocidas con almíbar. Será un viaje por Medio Oriente y su repostería sin moverse de casa.

Para terminar las facturas, en lugar de azúcar impalpable pueden utilizar glasé de naranjas, obteniendo también un resultado muy agradable en boca.

Por último, pueden reemplazar las almendras molidas por nueces en igual condición.




Espero que se animen a preparar esta receta y que la sumen a su listado de facturas exprés porque son muy sencillas y gustosas. Ideales para preparar cuando tenemos poco tiempo, pero deseamos comer algo rico y casero.

Nos reencontramos la semana próxima. ¡Qué disfruten de los pequeños placeres de la vida!

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. mmmmmmmmmmmmmmm, que buenossssss, tienen una pinta irresistible!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, me alegra mucho que te guste mi receta. Te garantizo que si la probás, quedarás encantada.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Muchas felicidades! Un premio muy merecido y muy bien celebrado con estas almendradas. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades por tu premio guapa, lo mereces! Y qué es esto tan bonito y tan rico? Nunca había pensado hacer discos con hojaldre y rellenarlos a modo de empanadilla pero haciendo este tipo de bocaditos, me ha encantado la idea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Mireia Costillas!
      Te garantizo que estas facturas exprés hacen buen honor a su nombre: rápidas de hacer (y de comer Jajaja).
      Si las probás, estoy segura quedarás encantada.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Quería felicitarte primeramente por el premio pero cómo no de haber conseguido de tu tia esta receta tan rica... Qué pinta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Elena! :)
      Afortunadamente, encontré a mi tía algo generosa y me pasó algunas de las delicias alemanas que prepara, de modo que pronto publicaré más de sus recetas. Jajaja
      Un beso.

      Eliminar
  5. Muchas felicidades!! cuanto me alegro por ti!! te lo mereces!!. Estos dulcecitos tambien están de premio!! Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Julia!
      Me alegra que te guste mi receta. :)
      Besos.

      Eliminar
  6. Más que merecido el reconocimiento, Sil.
    Me gustan estas facturas alemanas, versátiles y con la masa comprada puede sacar de un apuro con mucha elegancia y sabor. Hasta próxima receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Sil! :)
      Me alegra que te guste mi propuesta. La verdad es que estas facturas son muy simples y practiquísimas. Con muy poquitos ingredientes se obtienen unos bocados deliciosos.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Un reconocimiento muy, muy merecido, muchísimas felicidades.............me encantan estos dulces, estoy segura de que en casa les van a volver locos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Pilar! Yo creo que quien los pruebe quedará encantado porque son muy sabrosos y de sabor delicado. Algo sencillo que seguro nos deja muy bien paradas ante visitas y familia.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Denise, me alegra mucho que te guste mi receta.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  9. Hola te conozco desde hace poco pero me encanta tu blog! Tienes un premio en mi blog, espero que te guste! Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Elisa, por pensar en mi blog para tus premios!
      Un beso grande.

      Eliminar
  10. Estas empanaditas de almendra tienen que estar riquísimas. Felicidades por tú premio.
    Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Cocina en familia! :)
      Me alegra que te guste mi receta. En verdad estas empanaditas son un vicio de sabrosas.
      Besos.

      Eliminar
  11. Enhorabuena por el premio.
    La receta me ha encantado y seguro que la hago, todo lo que sea dulce me encanta.
    Me quedo por tu "cocina".
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Sonia!
      Me alegra que te guste mi propuesta y ¡Bienvenida!
      Besos.

      Eliminar
  12. Ya que el relleno está crudo, se cocina bien en el tiempo de horneado?. Gracias y avanti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, las recetas que publico están controladas minuciosamente, con dedicación y sumo cuidado (con repeticiones y correcciones, en búsqueda de su mejor versión); además de juzgadas por mi familia, amigos y visitas...
      El relleno (como podés observar en la fotografía del primerísimo plano) está completamente cocido. No queda líquido, ni crudo en absoluto; se vuelve parte de la empanadita (es lo que se ve debajo de la capa superior de hojaldre).
      ¡Saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares