Berenjenas rellenas en versión vegetariana

Los vegetales rellenos siempre son una excelente opción de menú porque nos permiten combinar de manera azarosa restos de algunos ingredientes que nos han sobrado de otras recetas y que, por sí mismos, ya no pueden ser un plato con todas las letras, aprovechando así al máximo nuestras compras y nuestro dinero. Pero, además, también son una excelente oportunidad para ofrecerle vegetales a nuestra familia. De hecho, suelen ser un magnífico recurso para que los más pequeños de la casa (e, incluso, los más reacios de la casa) coman vegetales sin chistar (¡y hasta con una sonrisa en la cara!).




Ustedes ya me han visto preparar algunos vegetales rellenos: Calabaza (receta aquí), zucchinis (receta aquí) y pepinos (receta aquí), porque es un recurso que utilizo mucho en mi cocina, ya que con pocos ingredientes me permite llevar a la mesa un plato hecho y derecho, pleno de sabores, colores y vitaminas. Pues, muy bien. Hoy llegó el turno de rellenar berenjenas.

Aquí les dejo la lista de ingredientes para preparar esta práctica y sana receta.




Lo primero será que dispongas en una asadera para horno las berenjenas (en mi caso 2 berenjenas grandes) limpias y sin sus pedúnculos (cabitos), sin condimentarlas y rociándolas con un hilo de aceite. Cocinalas hasta que estén blandas y dejalas enfriar.




Una vez frías, cortalas al medio en sentido longitudinal y, con una cuchara, quitales gran parte de la pulpa, cuidando de no romperlas. Reservá tanto las berenjenas como la pulpa picada.




Mientras se cocinan las berenjenas, rehogá en 2 cucharaditas de aceite de coco (o 1 cucharada de aceite neutro) 1 cebolla y 1/4 de ají/pimiento rojo cortados en brunoise (cubitos pequeños). Condimentá con sal, pimienta y nuez moscada. Cuando las cebollas se pongan traslúcidas, añadí 1 zanahoria rallada grueso y 300 gramos de arvejas/guisantes congelados

 

Pasados unos minutos, agregá 1 taza de leche (descremada, en mi caso) e incorporá lentamente otra taza de leche en la que disolviste 3 cucharadas generosas de fécula de maíz. Bajá el fuego y revolvé constantemente hasta que la preparación espese, logrando una consistencia cremosa. 

En ese momento, apagá el fuego y rectificá la sazón si fuera necesario. Reservá hasta que se enfríe y luego incorporale 1 taza de arroz yamaní integral previamente cocido y frío, la pulpa de las berenjenas cocidas y 1/2 taza de queso rallado o en hebras (en mi caso, bajo en grasas).



Entonces, disponé las mitades de berenjenas ahuecadas en una fuente para horno. Sazonalas a gusto (pero sin exagerar porque el relleno está bien condimentado) y rellenalas con la mezcla de vegetales, queso y la falsa bechamel (porque no contiene manteca).




Por encima, espolvoreá un poco más de queso rallado y un mix de semillas de sésamo (integral, blanco y negro).

 


Gratiná en horno fuerte y serví acompañado de una ensalada de hojas verdes. No necesita mucho más este plato para hacerte lucir, dejando a tu familia feliz y complacida. En casa somos fanáticos de esta receta (y de los vegetales rellenos, en general) porque es sabrosa, rendidora y muy bien equilibrada (reúne cereales integrales con semillas y legumbres, lo que genera una perfecta combinación proteica vegetal).




Observaciones y recomendaciones finales: La falsa bechamel pueden reemplazarla por el queso crema de su preferencia.

Las arvejas/guisantes pueden reemplazarse por lentejas o por choclo/maíz desgranado.

Esta receta también es ideal para rellenar pimientos/ajíes, papas, calabazas y zapallos, zapallitos redondos, zucchinis/calabacines, tomates... 

El arroz yamaní integral puede reemplazarse por quinua/quinoa, trigo burgol/bulgur, mijo, cebada perlada...




Antes de despedirme, les recuerdo algunos de los beneficios y virtudes de la berenjena. Después de leerlos, estoy segura que estarán deseosos de preparar algún plato con ella.

Es ideal para diabéticos porque contribuye a disminuir la cantidad de azúcar en sangre. 

También es muy indicada en dietas para bajar de peso porque posee muy bajas calorías y un alto grado de agua. Además, cuenta con un alto contenido en potasio (ideal para el sistema nervioso y para el cardiovascular), es rica en hierro y magnesio (útiles para prevenir anemias y mejorar el sistema inmunológico) y en ácido fólico (beneficioso para los sistemas cardiovascular y nervioso, así como para la formación neurológica del feto). 

Como si con todo esto no alcanzara para hacernos fanáticos de la berenjena, no nos olvidemos que además contribuye a mejorar la circulación, a retrasar el envejecimiento celular porque contiene antioxidantes (vitamina E, ácidos fenólicos y antocianina) y a disminuir el colesterol. ¡¿Qué más podemos pedirle a tan noble vegetal?!

Ahora sí, me despido. Espero haberlos tentado con mi propuesta y les deseo una excelente semana. Sean muy felices, disfruten experimentando en la cocina y pasando tiempo con sus seres queridos. ¡Hasta la próxima!



Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas





Comentarios

  1. Precisamente es para lo que mas empleo las berenjenas para aprovechar restos de otros platos. Nos encantan con cualquier relleno.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Belén. Creo que los vegetales rellenos son una alternativa deliciosa y muy práctica para aprovechar pequeñas porciones de ingredientes o restos de algún plato. Además de económica es una opción bien práctica para llevar vegetales a la mesa, logrando que la familia los disfrute sin oposición alguna.
      Un beso.

      Eliminar
  2. La verdad es que son muy recurridas ya que quedan buenas con muchos tipos diferentes de relleno....en casa gustan mucho!
    Ana de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, estoy segura que este tipo de presentaciones son de las más gustosas para grandes y chicos. En general, los vegetales rellenos son siempre bienvenidos en la mesa de todos los días. Al fin y al cabo, son recetas sabrosas, sencillas, muchas veces de aprovechamiento y bien rendidoras.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Me encanta las berenjenas rellenas da igual de que, enhorabuena sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Mayte! A mí también me encantan las berenjenas y esta receta es una de mis favoritas por su sabor, porque me permite variar el relleno de vegetales según lo que tengo en casa y porque es muy rendidora. En casa la comemos encantados de la vida.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Excelente receta, me gusta la idea de aprovechar los restos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Duran's Gourmet! Me alegra mucho que te guste mi receta.
      Besos.

      Eliminar
  5. Te han quedado de lujo!! muy ricas seguro! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Elisa! ¿Verdad que se ven tentadoras? Es que es claro que primero se come con los ojos... La verdad es que esta receta siempre es bienvenida en casa porque es colorida, permite variarla de acuerdo con los vegetales y cereales que tengo disponibles y es muy gustosa.
      Besos.

      Eliminar
  6. Que plato mas rico y completo! ahora aquí están en plena temporada, a mi me encanta y
    si encima tiene tantas propiedades beneficiosas para la salud...me has tentado Silvina!!
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra mucho, Cucharadas de placer, que te guste mi propuesta! Creo que es una opción bien válida por su sencillez, sabor y nutrientes, aprovechando la temporada de berenjenas (pero, también quedan deliciosos los zapallitos redondos o los zucchinis/calabacines, las calabazas y zapallos, los pimientos y los tomates con este relleno).
      Un beso grande.

      Eliminar
  7. Yo también utilizo calabacines y berenjenas para rellenarlos con cualquier sobra de la nevera... lo mezclas todo, un poco de bechamel o de queso, y al horno. Siempre funciona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Ana. Son recetas cumplidoras, que nos nos complican la vida y nos aportan muchas posibilidades a la hora de cocinar sano, equilibrado y rico.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  8. Suelo prepararlas rellenas de carne, pero estas vegetales tienen que estar igualmente ricas, me gusta tu versión.
    Bss
    ¡¡Mmm qué delicia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana María, me alegra que te guste mi receta. Te garantizo que la versión vegetariana de berenjenas (o de cualquier otra verdura) rellenas no va a defraudarte en lo más mínimo porque son muy sabrosas, nutritivas y sencillas.
      Besos.

      Eliminar
  9. Hola preciosa, vengo a despedirme de tí hasta septiembre porque me tomo vacaciones del blog. Deseo que pases un verano estupendo a pesar de la tristeza que os acompañará a toda la familia, pero la vida siempre te da algún motivo para sonreír, verdad? Nos vemos a la vuelta, un beso muy muy grande!!!
    Las berenjenas están diciendo cómeme! Menuda pinta, niña!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Nuria, te agradezco mucho que te tomaras la deferencia de despedirte de mí antes de tus vacaciones. Pues... ¿Qué desearte? Que disfrutes mucho del descanso, que recargues las pilas para lo que se vendrá y que se te ocurran muchas nuevas recetas para convidarnos a tu regreso. ¡Felices vacaciones, guapa!
      Muchas gracias por tus lindas palabras y aquí estaré esperándote.
      Un beso enorme para vos.

      Eliminar
  10. No sabes cuanto me han gustado tus BERENJENAS y tu BLOG que es tan ESPECIAL..
    No dudo de que sacaré provecho de el, empezando por esta receta.
    SALUDOS CARIÑOSOS GUAPA :)))
    Conxita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conxita, me alegra mucho que te gusten mi receta y mi blog. Es una gran alegría para mí.
      Un cariño grande.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares