Crumble de peras y semillas

Frutas de estación, algunas semillas, un sencillo arenado (crumble en inglés, streusel en alemán; aunque, en realidad, no quieren decir exactamente lo mismo) y un toque de frutos secos conforman los ingredientes perfectos para elaborar uno de los postres más simples, gustosos y delicados que podemos poner en nuestra mesa. De esos que siempre logran cautivar a nuestra familia, declarándonos cocineras estrella.

Estamos en invierno y encontramos unas peras hermosas en las verdulerías y mercados. Así nació este postre: de unas perfumadísimas peras que compré hace unos días en la verdulería. El crumble es uno de mis postres preferidos, pero hace tiempo que cuando lo preparo le doy una vuelta de rosca a la tradicional receta para aportar más nutrientes e ingredientes "útiles" a la preparación. Por eso, en esta ocasión les presento una receta con muchas semillas, perfumes y sabor...




Aquí, los ingredientes para llevar adelante esta receta con el mayor de los éxitos.



Primero, es el momento de preparar el relleno, esa fruta jugosa y bien gustosa que conformará el corazón de esta sencilla propuesta. Para ello, en un bol mezclá 500 gramos de peras peladas y cortadas en cubitos, con 1 cucharada de canela en polvo, 1 cucharadita de cardamomo en polvo, 2 cucharadas de azúcar orgánica y 2 cucharadas de almendras procesadas o bien picadas. Reservá.




Entretanto, en otro bol y con la ayuda de un cornet (espátula de pastelería/panadería) o de las puntas de los dedos (para aportar la menor cantidad de temperatura posible a la preparación), mezclá 250 gramos de harina 0000 junto con 250 gramos de azúcar orgánica y 160 gramos de manteca/mantequilla fría, cortada en cubos. Con ello, formá un arenado lo más suelto posible y añadí 3 cucharadas de semillas de amapola y 2 cucharadas de mix de semillas andinas (compuesto por semillas de chía, quinua/quinoa y amaranto). Reservá.




Luego, en una fuente apta para horno, enmantecada, disponé la mezcla de peras, almendras, especias y azúcar (incluyendo el jugo que pudiera haberse formado).




Por último, esparcí de manera pareja, por encima de la fruta, el arenado que habías reservado. 

Cociná en horno precalentado a 170°C hasta que la cubierta se dore y adquiera una textura ligeramente crocante.




Podés servirlo tibio o a temperatura ambiente, acompañado por helado de vainilla, crema americana o mascarpone.




Observaciones y recomendaciones finales: Este postre es ideal para prepararse aprovechando la fruta de estación que se presente más económica y oportuna al momento de ir de compras.

Es una excelente oportunidad para incorporar semillas que, tal vez, no sean tan reconocidas o aceptadas por nuestros comensales. Por efecto de la cocción soltarán sus aceites esenciales y, con ellos, sus nutrientes y sabores. Si no consiguen semillas de chía, amaranto o quinua/quinoa, pueden emplear las de su preferencia (girasol, lino/linaza, sésamo/ajonjolí, calabaza, anís...). Pero, si aún no las han probado, esta receta es una excelente excusa para hacerlo.

A propósito de nutrientes, permítanme recordarles las propiedades nutricionales y los beneficios de algunas de las semillas que utilicé en esta preparación.

La quinua/quinoa es considerada un súper alimento, puesto que ofrece un alto contenido de proteínas completas de alto valor biológico. Es de fácil digestión, no posee gluten (por lo que se convierte en una aliada importante en la dieta celíaca), no eleva los niveles de azúcar en sangre (ideal para diabéticos) y aporta ácido linoleico (muy útil para el normal desarrollo celular y de nuestro sistema nervioso). Además, contiene fibra vegetal, hierro, magnesio, fósforo, calcio y vitaminas C, E, B1 y B2 y B3 (niacina).

Las semillas de chía también son consideradas súper alimentos. Son una excelente fuente de fibras, antioxidantes, calcio, proteínas, fósforo, potasio, hierro, selenio, magnesio y Omega3 (ácidos grasos esenciales que nuestro organismo no es capaz de producir por sí mismo y que ayudan a mantener nuestra salud cardiovascular, reducir el nivel de colesterol y mejorar nuestros sistemas nervioso e inmunológico).

Por último, las semillas de amaranto también contienen gran cantidad de proteínas, hierro, calcio, fósforo, ácido fólico y vitaminas A, B, C, B1, B2 y B3. Además, contribuyen a prevenir la diabetes, la osteoporosis, la obesidad, la hipertensión y algunas formas de cáncer.




Como pueden ver, con alguna rica fruta de estación (cualquiera sea ésta), una pizca de sabores y perfumes, y algunas semillas podemos obtener una versión mejorada del clásico postre de origen inglés que siempre es bienvenido para dar cierra a cualquier comida o deleitarse en una tarde lluviosa o fría de invierno.

Espero que los tiente la propuesta y se animen con este crumble sabroso, simple, bien perfumado, algo crujiente y jugoso.

¡Hasta la próxima semana! Diviértanse experimentando en la cocina y disfruten de sus seres queridos. 


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Se ve especialmente delicioso! nunca he probado el crumble de peras, ni tampoco le he añadido semillas de amapola, me parece que tiene un punto crujiente extra, los demás condimentos no creo que los encuentre por aquí, probaré, como siempre tus platos muy originales y nutritivos.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cucharadas de placer, los crumble son - para mí - de los postres más sabrosos con toda esa fruta almibarada, producto de la cocción, y una cubierta crujiente que nos invita a hincar la cuchara, bocado tras bocado.
      Estoy segura que si lo probás, quedarás encantada. En cuanto a las semillas siempre son un buen aporte nutricional a las recetas incluirlas en nuestras preparaciones. Las semillas de quinua/quinoa, amaranto y chía son fáciles de conseguir en comercios destinados a la venta de productos dietéticos.
      Un beso enorme para vos.

      Eliminar
  2. Garni ¡me encanta esta receta! En nada tenemos un peral cargadito de fruta con las peras listas para recoger y me parece una idea deliciosa.

    Besos y feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Cuca, entonces, esta es la ocasión perfecta para preparar crumble con esas peras frescas y deliciosas de tu peral ¡Qué placer!
      Me alegra mucho que te guste mi propuesta. Estoy segura que la receta con tus peras quedará deliciosa.
      Besos y excelente fin de semana para vos.

      Eliminar
  3. Hola Silvina, no sé si te interesan los premios o si ya lo has recibido pero te he dejado uno en mi blog. Pásate si quieres y si no al menos alguien que me lea descubrirá tu blog;) Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mireia Costillas! Claro que me interesan los premios porque son fruto del cariño de nuestros colegas que escogen nuestro trabajo y eso me llena de dicha. Te agradezco mucho que pensaras en este blog. Ya mismo paso a buscar el premio y, en cuanto pueda, lo comparto.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Me encantan los crumble, streussel y todas las variantes de cosas que crujen en general.
    Aquí ya apenas vemos peras en los mercados (se invierten las climatologías, tenemos 40 grados y un sol aplastante) pero hay melocotones, albaricoques, las últimas cerezas...

    Aunque por puro vicio, el que más me gusta es el de manzana. Es insuperable, ese olor a manzanas recién salidas del horno...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, a mí también me encantan los crumbles (y todas sus variantes culinarias). Mi favorito es de de frutos rojos porque adoro los matices de la acidez de la fruta y el dulzor de la cubierta crocante. Creo que son un manera muy práctica y sabrosa de utilizar fruta de estación...
      Por estos lares tenemos peras tanto en invierno como en verano (de hecho somos el mayor exportador de peras del mundo), pero el crumble es delicioso con todo tipo de frutas y la idea es esa: aprovechar la fruta de estación que esté en mejor punto de maduración y precio.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Que delicia, me encantan este tipo de pasteles y con esa mezcla de ingredientes debe estar riquísimo!!!

    Besos!
    http://bakelosophy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Cupcakeira, me alegra mucho que te guste mi propuesta. Este crumble es muy suave, perfumado y sabroso. Estoy segura que si lo probás quedarás muy complacida.
      Besos.

      Eliminar
  6. Que postre tan rico, que buena combinación de ingredientes, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De sol y sal, me alegra mucho que te guste mi receta. En verdad, es un crumble muy sabroso y sencillo.
      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares