Tarta de cebolla, hongos Portobello y quesos (Fontina, Sardo, Mozzarella y Azul) en masa de pimentón ahumado

Las tartas son siempre una solución práctica a las clásicas preguntas ¿Qué cocinamos/comemos hoy? En cualquier época o estación del año pueden sacarnos de un apuro, convirtiéndose en un plato completo, sano, nutritivo y sabroso, sin aportarnos demasiadas calorías extra (que nos importan mucho a la hora de querer bajar esos kilitos rebeldes). Antes o después de la playa, como final de una jornada de trabajo agotador, en verano, en invierno o como recurso de emergencia nos salvan del delivery, con pocos minutos de trabajo y la sensación cierta de que comemos algo casero con ingredientes y calidades que escogemos nosotros mismos. 

Productos de calidad, harinas integrales, semillas y algunos pocos condimentos se unen  para darle forma a una señora receta deliciosa y bien práctica. Hoy cocinamos una tarta con masa casera (sabor a pimentón ahumado), rellena de cebolla, hongos Portobello y 4 quesos.




Con ustedes, la lista de ingredientes para poner manos a la masa y disfrutar en pocos minutos de esta receta.




Primero, realizaremos la masa. Ya les enseñé a preparar varias recetas de masa (y muchas más de rellenos de tartas saladas) que pueden utilizar en esta receta si así lo prefieren: Tarta de espárragos (receta de masa y relleno aquí), Tarta de choclo/maíz (receta de masa y relleno aquí) y Tarta de cebolla, tomates cherry y quesos (receta de masa y relleno aquí). Sin embargo, la particularidad de mi propuesta de hoy es el sabor a pimentón ahumado que contiene la masa, acompañando de mil maravillas a la cebolla, los hongos y los quesos.

La verdad sea dicha: Cada vez que puedo preparar una tarta que no exige una tapa de masa para cubrirla porque el relleno así lo permite, sin utilizar ligues pesados ni cremas, no lo pienso dos veces. Por eso, si se fijan en mis tartas, verán que la mayoría de mis propuestas son con masa simple (por así decirlo). Jajaja ;D

Bien, comenzamos, entonces, con la preparación: Para ello, disolvé en un bol 1 cucharadita de sal y 1 cucharadita de pimentón ahumado (podés reemplazarlo por pimentón dulce o páprika) en 200 cc. de agua tibia. Luego, añadí 1/2 pocillo de aceite neutro. Poco a poco, incorporá de a cucharadas unos 150 gramos de harina integral fina y unos 180 gramos de harina leudante (la que ya contiene agentes de leudado), intercalando entre ellas. Estas cantidades de harina pueden tener ligeras diferencias de acuerdo a varios factores (chequeá las Observaciones y recomendaciones finales de esta receta).

Para formar el bollo, podés unir todos los ingredientes ayudándote con un cornet (espátula de panadería/pastelería) y luego, con las manos, amasá con cierta energía para activar el gluten. Una vez formado el bollo (deberá quedarte liso y suave) podés dejarlo descansar una media hora en la heladera o en el mismo bol, cubierto por un lienzo, mientras preparás el relleno de esta exquisita tarta.





Para el relleno, rehogá en 1 cucharada de aceite de coco 2 cebollas grandes cortadas en juliana y 200 gramos de hongos Portobello cortados en láminas finas. No condimentes ni remuevas estos ingredientes una vez dispuestos en la sartén para que los hongos no suelten todos sus jugos (recordá que están formados en un 90% de agua) y malogren la receta. Pasados unos minutos, cuando las setas ya estén algo doradas, condimentá con sal, pimienta, orégano y nuez moscada a gusto. Retirá del fuego e incorporá 2 cucharadas generosas de ciboulette/cebollino francés/cebollín picada. Mezclá y reservá.

Para armar la tarta, si dejaste descansar la masa en la heladera, deberás primero amasarla un poco para dispersar el frío de manera pareja. Luego, ayudándote con un palote/rodillo, la extenderás hasta dejarla del grosor deseado (a mí me gusta que quede fina o más bien fina) y la dispondrás sobre el molde que utilizarás para cocinar la tarta, previamente rociado con rocío vegetal.

Ahora, disponé el relleno de cebolla, hongos Portobello y ciboulette.




Por encima de los vegetales y las setas ubicá por capas 1/2 taza de queso Fontina rallado, 1/2 taza de queso Sardo rallado y 1/2 taza de queso mozzarella rallado. Además, con los dedos, desgraná por encima 1/2 taza de queso azul y cubrí todo con una abundante lluvia de mix de semillas de sésamo (blanco, negro e integral).

Cociná en horno caliente (unos 240° C) hasta que la masa se dore y el relleno se gratine.




Observaciones y recomendaciones finales: Recuerden que la cantidad de harinas puede variar según el grado de humedad del ambiente, la capacidad de absorción o nivel de astringencia de la propia harina y la ubicación respecto del nivel del mar en donde se encuentren ustedes.

Los quesos que utilicé en esta receta pueden ser reemplazados por los de su preferencia. Sin embargo, siempre intenten encontrar un equilibrio entre los sabores más fuertes y más ligeros de las variedades que escojan para que ninguno de ellos opaque el sabor de los demás.

Incluyan, siempre que puedan, al preparar masas, abundante cantidad o proporción de harina integral (la que sea de su preferencia) respecto del total de harinas de la receta para que comer masa tenga sentido. ¿Qué quiero decir con esto? Simplemente que cuando consumimos harinas somos conscientes de su condición de carbohidratos; sin embargo, y aunque los hidratos de carbono son sumamente útiles para nuestro desempeño general diario, cuando ingerimos harinas integrales hacemos más provechosa esa ingesta de calorías, aportando a nuestra dieta buenas dosis de fibras naturales y real alimento.

Por último, permítanme contarles sobre las bondades de las semillas de sésamo: Son excelentes fuentes de hierro y calcio (incluso el sésamo negro posee más calcio que la leche de vaca, sin los antibióticos ni hormonas que contiene ésta), ricas en proteínas, al combinarlas con legumbres nos permiten obtener proteínas de alto valor biológico. Además contienen ácidos grasos esenciales (Omega3 y Omega6), fibra, vitaminas B1, B3, B6 y E, ácido fólico, fósforo, potasio, magnesio y zinc. Son eficaces para disminuir el colesterol, favorecer el tránsito intestinal, retardar el envejecimiento, mantener la tonicidad muscular, favorecer la circulación sanguínea, fortalecer los sistemas inmunológico y nervioso, y prevenir la osteoporosis. ¿Qué más podemos pedirle a las pequeñitas?



Ya ven, entonces, como con algunos pocos productos pero de buena calidad y un rato de nuestro tiempo podemos dejar resuelta la cena (en caso que volvamos tarde a casa, por ejemplo) con un plato hecho y derecho, de sabor delicado y exquisito.



Recuerden también que las tartas caseras son una magnífica solución para los días de intenso calor cuando nos queremos mantener alejados de la cocina, o para llevar al trabajo o el colegio como un almuerzo nutritivo y práctico.



Espero que la receta los tiente y prueben esta versión de tarta con masa casera al pimentón ahumado porque es riquísima y verán como, poco a poco, la tarta se desvanece delante de sus ojos sin dejar siquiera las migas (por lo menos eso pasa en casa cuando la preparo).

Les deseo una excelente semana. Espero que sean muy felices, experimenten en la cocina y disfruten con sus seres queridos. ¡Hasta la próxima!

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Deliciosa tarta!! No la he preparado nunca y por lo veo debe estar muy rica. Y no es difícil de hacer, por lo que no hay nada que me quite las ganas de hacerla. La haré seguro.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Nuri Cake, me alegra que te guste mi receta. Como decís, es una tarta muy sencilla que permite combinar algunos quesos sabrosos con las cebollas de tu preferencia y un toque exquisito de pimentón en la masa, obteniendo una tarta muy tentadora y deliciosa.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Ummm, se ve deliciosa y llena de sabor! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mónica. En verdad, esta tarta es muy rica y tentadora.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Una delicia de tarta. Descubrí estos hongos hace poco y son riquísimos. besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, me alegra que te guste mi receta. Los hongos Portobello son más sabrosos que los tradicionales champiñones de París, convirtiéndose en una opción muy válida a la hora de escoger ingredientes para una receta (quedan exquisitos en pizzas, panes, tartas, salsas, patés...) .
      Besos.

      Eliminar
  4. Què tal Sil? Tanto tiempo!! Una exquisitez esta tarta! Hoy voy a hacer tus panes de nuez y de aceitunas para una picada... Abrazo!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Fabi! Me alegra que te guste mi receta.
      Bueno, qué alegría que decidas preparar algunas de mis recetas para compartir. Eso sí, quiero que después me cuentes qué tal te han quedado los panes de nuez y de aceitunas.
      ¡Abrazo para vos!

      Eliminar
  5. Madre mía que delicia de tarta has preparado, me ha encantado lo del pimentón en la masa, porque yo lo utilizo mucho en mis cocas y le da un olor y un sabor excepcional!

    Besos!
    http://bakelosophy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Cupcakeira, a mí también me encanta el pimentón (tanto en su versión dulce como en la ahumada). Creo que aporta color y sabor a las recetas. Aquí, en la masa, combina de mil maravillas con las cebollas y los quesos.
      Besos.

      Eliminar
  6. ¡Pero qué cosa tan buena! Me encantan estas recetas!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, me alegra mucho que te guste mi receta. :D
      ¡Cariños enormes!

      Eliminar
  7. Sos una gran maestra de la cocina vegetariana, colorida, sutil y deslumbrante, aromática, nutritiva... TE ABRAZO CON MUCHA ADMIRACIÓN <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus lindas palabras! Me alegra mucho que te guste mi cocina :)
      Abrazo grande para vos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores