Ñoquis de espárragos con manteca saborizada (¡Al fin es temporada de espárragos!)

Sí, al fin. ¡Al fin llegó la temporada de espárragos por estos lares! Es que es tan corta que hay que aprovecharla al máximo porque cuando nos queremos dar cuenta, nos dice adiós hasta el próximo año...

En la receta que les propongo hoy, aprovechando que arrancó la temporada de espárragos y que hay que disfrutarla a pleno, reúno uno de mis platos favoritos con dos de mis ingredientes preferidos. Por un lado, los ñoquis que me gustan en cuanta versión se les ocurra (aquí pueden encontrar mi receta de Ñoquis de calabaza con salsa de brócoli y aquí mi receta de Ñoquis de ricota y queso con salsa de espinacas). Por otro lado, ricota y espárragos. ¡¿Qué más puedo pedir?!




Les garantizo que quedarán encantados con un plato exquisito, delicado, apto para cenas en las que queremos impresionar sin complicarnos la vida en ello.

Aquí están, estos son los ingredientes para realizar estos Ñoquis de espárragos (y ricota) con manteca saborizada.




Además, en un periquete tenemos resuelta la comida. Y eso hoy en día no es poca cosa...

Lo primero será que cocines al vapor 1 paquete de espárragos limpios y desprovistos de su parte más dura o fibrosa. Luego, los cortarás en trozos, separando las puntas/yemas (o la mayoría de ellas) para reservarlas porque acompañarán al plato terminado. Procesá en mixer o picadora el resto de los espárragos. Una vez fríos, mezclalos con 500 gramos de ricota descremada.




Incorporá a la mezcla 1 huevo de campo y condimentá con sal, pimienta y nuez moscada a gusto.




Añadí 1 taza de queso rallado sabroso y 2 tazas de harina 000

La masa debe quedar suave, nada pesada. Es probable que la sientas algo húmeda al amasarla o al formar el bollo y, por ello, te tientes de incorporarle más harina. No lo hagas para que los ñoquis no pierdan su suavidad, sabor y ligereza.




Como ya te dije, la masa debe quedar tierna, pero no debe pegarse en tus manos. Para ello, si fuera necesario, añadirás algo de harina extra sobre la mesa o al formar los rollitos de los que sacarás los ñoquis.

Cortá los ñoquis de un tamaño parejo para que se cocinen al mismo tiempo, y pasalos por el utensilio que les deja surcos (si no contás con éste, un tenedor sirve perfectamente. Incluso, si lo deseás, podés dejarlos sin rizar).




Estas pastas serán acompañadas por una manteca saborizada. Para ello, la prepararás con anticipación para salsear los ñoquis una vez cocidos. Podés elegir otras salsas, pero ésta es ideal para no invadir o cubrir el sabor de los espárragos, la ricota y el queso.

En un recipiente, colocá 20 gramos de manteca pomada o a temperatura ambiente. Incorporá sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Además, agregá 2 cucharadas de cebolla de verdeo deshidratada, y una pizca de orégano, pimentón, ají molido y laurel molido. Mezclá todos los ingredientes muy bien hasta formar una pasta homogénea. Reservá hasta el momento de usarla.




Entonces, cociná en agua hirviendo los ñoquis. Una vez que comiencen a amontonarse en la superficie del agua, "pescalos" con una espumadera y pasalos a la salsa en donde terminarán de cocerse.




Para preparar la salsa, transcurridos unos minutos de cocción de los ñoquis, colocá la manteca saborizada en una sartén grande a fuego bajo. En ella, salteá ligeramente las puntas/yemas de espárragos que reservaste con anterioridad. Más tarde, incorporá los ñoquis ya cocidos para integrarles todos los sabores de las especias y hierbas con que saborizaste la manteca.
Serví y disfrutá sin culpas...




Observaciones y recomendaciones finales: Les recuerdo que los espárragos son ricos en vitaminas A, B1, B2, B3, B6, C, E y K. Además, contienen potasio, magnesio, zinc (ideal para el buen funcionamiento de nuestro cerebro), hierro y fibra que combate el estreñimiento. Asimismo, por contener pocos hidratos de carbono, son ideales para incluir en dietas hipocalóricas. Algo para tener en cuenta: como están formados por gran cantidad de agua (más de un 95%), son excelentes diuréticos, contribuyendo a eliminar líquidos y a disminuir el nivel de glucosa en sangre.

Si lo prefieren, pueden acompañar estos ñoquis con otras salsas en lugar de manteca saborizada. Sin embargo, recuerden que la salsa que escojan debe ser de sabor muy suave para no invadir o desvirtuar el sabor delicado de los ingredientes de esta pasta.

Como les anticipé, esta receta es muy simple y sumamente gustosa. Otra manera de preparar los espárragos en una versión delicada y muy sabrosa que pueden preparar para una cena romántica o con invitados porque es un plato con sabor muy distinguido que los hará quedar de mil maravillas.




El sabor delicado y suave de los espárragos, mezclados con la ricota y el queso, se potencian con la untuosidad de la manteca saborizada y el suave sabor de las yemas o puntas de los espárragos que se desharán en tu boca. ¡Un placer! 
Espero que les guste mi propuesta y la prueben cuando encuentren espárragos de temporada en el mercado porque estoy segura que quedarán muy satisfechos.

Nos reencontramos la próxima. ¡Disfruten de sus seres queridos y  experimenten en la cocina! 


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. Tengo pendiente hacer ñoquis, una receta que vi en un recopilatorio de un programa de televisión. Allí los hacían normales de patata y harina, pero me gustan mucho estos así que tomo buena nota que los tengo apuntados para esta semana..........solo tengo que sustituir la receta.
    Besinos

    ResponderEliminar
  2. Qué ñoquis más buenos te han quedado. Como no animarse con esta receta tan maravillosa que nos has traído. Se ven muy ricos y el sabor debe ser muy bueno. Los haré seguro.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Solo he hecho ñoquis dos veces en mi vida, y juré que nunca más porque no había quien los comiera, jajaja. Pero los tuyos de espárragos creo que me saldrían mejor, y además como los espárragos me encantan seguro que los disfrutaría un montón! El plato tiene una pinta para morirse, no te digo más, jajaja.
    Un besazo preciosa, que tengas una semana estupenda!

    ResponderEliminar
  4. Vaya plato rico de ñoquis, mañana me meto de cabeza en la cocina y voy a intentar hacerlos. Por cierto, pensaba que los ñoquis se hacian con patata hervida? pero asi me parecen deliciosos. Que impresionante este blog, hay muchisimas recetas vegetales y sanas como a mi me gustan. Te invito a que veas el mio aunque nos es tan impresionante. Saludos.

    saneandolacocina.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Son mi asignatura pendiente!!! Tienen una pinta estupenda , me quedo con la receta a ver si me atrevo!!! Mil besos preciosa!!

    ResponderEliminar
  6. Sil querida, vengo de un par de semana muy a las corridas y mal que me pese no he podido ocuparme de escribirte como quería ... ni lo he hecho como pensé que no lo haría, tampoco, en fin ... paso aunque sea 2 minutos ahora y te digo que yo hoy volví a casa con el primer paquete de espárragos y la misma expresión: ¡por fin llegó la temporada de espárragos! Le añado alcauciles, porque en su época tan corta, trato de aprovecharlos al máximo. Cariños y te escribo apenas me organice. Bs., linda.

    ResponderEliminar
  7. Riquísimo plato, te ha quedado genial. Por cierto, en nuestro blog andamos de sorteo, nos encantaría que participaras, así que te dejamos el enlace. ¡TE ESPERAMOS!

    http://recetasdeazucaryoregano.blogspot.com.es/2014/09/gran-sorteo.html#more

    ResponderEliminar
  8. Garni me encanta venir a tu blog porque siempre me sorprendes.

    Aquí a los espárragos les falta bastante, pero tendré muy en cuenta tu receta para cuando llegue su momento. Nunca he probado los ñoquis con espárragos, pero tienen que estar deliciosos ¡tus fotos lo dicen todo!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares