Hamburguesas de garbanzos, arroz integral y vegetales con aderezo al Masala

Las hamburguesas vegetales o vegetarianas son siempre una excelente opción para incluir en nuestro menú; incluso, en la dieta de carnívoros fundamentalistas porque son muy ricas, permiten variar la comida de todos los días con otros sabores, gustan a todo aquel que las prueba (no falta quien se sorprende al descubrirlas sabrosas como si, por su naturaleza vegetariana, estuvieran condenadas las pobrecitas...) y nos dan la posibilidad de incorporar cereales, verduras y legumbres en nuevas formas y platos que gustan a todos (en especial a los más pequeños que, a veces, no quieren comer determinados alimentos).

Hacía tiempo no les traía una receta de este tipo; por ello, aquí vengo a ofrecerles unas sabrosas, crujientes por fuera y cremosas por dentro hamburguesas de garbanzos, arroz integral y vegetales que van a encantarles. Estoy segura... Como pueden imaginarse, en casa nunca faltan hamburguesas (vegetarianas, claro) porque son practiquísimas para resolver cualquier comida con poco tiempo y esta variedad gusta muchísimo.




Con pocos ingredientes y en no mucho tiempo, obtendrán deliciosas hamburguesas para alimentar con todas las letras (y mucho sabor) a su familia, sacarlos de un apuro sin culpas por lo que se llevan a la boca y preparar comida para freezar que les garantice menús sanos y nutritivos para toda la familia. Les dejo el listado de ingredientes para que no duden en realizarlas.




¿Comenzamos? En un bol procesá de manera rústica 400 gramos de garbanzos cocidos (no los de lata) y 200 gramos de arroz yamaní integral cocido hasta obtener un puré. Para ello podés emplear un pisa-papas o la procesadora manual/minipimer. La idea es que quede algo rústico, con pequeños tropezones; pero, sin garbanzos enteros... Reservá.




Aparte, rehogá en 1 cucharada de aceite de coco (puede ser cualquier aceite neutro) 1 cebolla, 1 zanahoria y 1 zucchini/calabacín cortados en brunoise (bien chiquitos). Luego, escurrilos muy bien e incorporalos al puré de arroz y garbanzos.




Condimentá con sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Agregá 1/2 cucharada de orégano, 1/2 cucharada de cúrcuma y 1/2 taza de queso rallado (el de tu preferencia). Por último, añadí 1/4 taza de un mix de semillas de sésamo (blancas, negras e integrales). Mezclá todo muy bien.




Llegó el momento de armar las hamburguesas. Con las manos bien limpias, tomá porciones del puré y dales la forma característica de las hamburguesas (también podés armar milanesas o croquetas si lo preferís); luego, pasalas por pan rallado (podés reemplazarlo por panko - el pan rallado japonés - o por avena en copos).




Por último, para conservarlas, las guardarás en recipientes herméticos, separándolas entre sí con papel separador para freezer.




¿Vieron qué sencillas de realizar y qué sabrosas pueden resultar estas hamburguesas vegetarianas, además de prácticas y sanas? Por fuera quedan crocantes y por dentro bien gustosas, con una textura cremosa irresistible. Ideales para comer con pan de hamburguesas o panes caseros de su gusto e, incluso, al plato, acompañadas por algún vegetal sabroso. Por ejemplo, para mí, unas de estas hamburguesas y un tomate bien fresco o algo de brócoli cocido al vapor... Y me siento en el paraíso mismo (Les advertí que soy una persona de gustos sencillos Jajaja).




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Si se están cuestionando si estas hamburguesas pueden equipararse a las de carnes tradicionales a nivel nutritivo, les garantizo que no tienen nada que envidiarle a sus parientes cárnicas, ya que la unión de cereales integrales (en este caso, el arroz) y legumbres (en este caso, los garbanzos) forman una proteína completa de excelente calidad para el organismo. Además, les recuerdo que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda una ingesta del 25 % de proteína animal y del 75% de proteína vegetal en nuestra dieta.

Con estas cantidades de ingredientes obtendrán unas 15 hamburguesas de tamaño (alto y diámetro) similar al de las industriales-tradicionales-de carnes. 

Utilizando esta misma receta pueden preparar milanesas o croquetas vegetarianas, aptas para horno o fritura y listas para freezar hasta por 3 meses. 

Si lo desean, pueden reemplazar las semillas de sésamo por las que tengan en casa o sean de su preferencia (chía, amaranto, girasol, lino...). 

Por la consitencia de la "masa" - así como por su humedad - no es necesario incluir huevo en la receta misma de las hamburguesas o durante el proceso de empanado.

Estas hamburguesas cuentan con varios beneficios (todos de la mano de sus ingredientes) y algunos de ellos los aporta un condimento que, para muchos, no es bien conocido y que deberíamos utilizar más en nuestra cocina: la cúrcuma, una especia típica del sudeste asiático y la India que, además, integra la lista de ingredientes de todo curry que se precie de tal. La cúrcuma es muy benéfica para personas que padecen enfermedades gastrointestinales y digestivas porque protege al hígado y beneficia la actividad de la vesícula biliar. Además, reduce el colesterol y es un poderoso antioxidante. Entretanto, se ha descubierto que las poblaciones que tradicionalmente consumen cúrcuma como parte de sus dietas son menos propensas a sufrir de Alzheimer. Como si con todos estos datos no alcanzara, podemos añadir que es sabrosa y fácil de combinar con otros condimentos para incluirla en salsas, aderezos, masas, rellenos, guisos o cazuelas...

Por último, si les gustó esta propuesta, les recomiendo que visiten también las otras recetas de hamburguesas vegetarianas que ya preparamos en este blog: Hamburguesas vegetarianas de garbanzos (receta aquí) y Hamburguesas de lentejas y mijo (receta aquí).




Antes les mencioné la cúrcuma y para terminar este plato quiero enseñarles un aderezo al Masala/Garam Masala (que incluye cúrcuma) muy sabroso para acompañar estas hamburguesas, cualquier sándwich o ensalada que preparen.

En el vaso de la procesadora de mano/minipimer coloquen 2 huevos duros en trozos. Para hacer los huevos duros que necesitamos para este aderezo deberán cocinarlos a partir de agua fría por unos 8 minutos. Es decir, los huevos estarán cocidos, sin riesgos bacteriológicos, pero - por cuestiones físicas - con las yemas todavía cremosas. Luego, incorporen 1 cebolla chica rehogada, sal, pimienta y nuez moscada a gusto, y 1 cucharada de Masala/Garam Masala de su preferencia (mi Masala/Massala contiene: cúrcuma, pimientas negra y blanca, pimientas verde y de Cayena, coriandro, jengibre, laurel, mostazas amarilla y marrón, nuez moscada, ají molido y clavo de olor). Agreguen algunas gotas de aceite de girasol o neutro y comiencen a procesar hasta obtener una consistencia más bien cremosa.




Si fuera necesario, agregarán más aceite (siempre en pequeñas porciones para no excederse). La textura ideal es a gusto de cada cocinero. A mí, por ejemplo, me gusta que quede algo rústica y con algún trocito de huevo; hay quien la prefiere más lisa, como una mayonesa/mahonesa.

Este aderezo debe conservarse en la heladera hasta el momento de utilizarse. Asimismo, debe consumirse dentro de las 48 horas de preparado.

Pruébenlo en sándwiches como reemplazo de aderezos y aliños comerciales/industrializados, para condimentar ensaladas o como base de canapés y entradas. Seguro les va a encantar porque es delicioso y aporta un poquito de picor interesante a los platos.




Espero que se animen (y se tienten) a preparar estas hamburguesas vegetarianas (y este aderezo al Masala) porque son realmente muy simples, sabrosas, prácticas y saludables. Después me cuentan qué les parecieron...

Pasen una excelente semana, disfruten de sus afectos y experimenten en su cocina. ¡Nos vemos la próxima con más recetas!

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. Unas hamburguesas muy ricas y sobre todo muy sanas!! Me han gustado mucho!! Bs.
    Julia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Julia! Me alegra mucho que te guste mi receta.
      Un beso grande.

      Eliminar
  2. Silvi, sabes que soy carnívora pero de fundamentalista nada, jajaja. Y la verdad es que cada vez como menos carne roja, aunque reconozco que me encanta sangrienta y todo (ya... estás horrorizada) como mucho más pescado y pollo. Las legumbres no me apasionan, qué le vamos a hacer, pero estoy segurísima de que si me siento a tu mesa te hago la ola y te aplaudo hasta con las orejas porque todo lo que haces tiene un puntito que me encanta, y además se nota que disfrutas.
    Un beso grande, preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, luego de reponerme a la primera parte de tu comentario (al mejor estilo Sully en "Monsters, Inc." cuando cree que Boo fue compactada y convertida en un cubo de basura Jajajaja), me he reído tanto imaginándote haciendo la ola y aplaudiéndome hasta con las orejas que, encantada de la vida, te pagaría el pasaje para verte hacerlo... Y para comer rico y conversar más rico todavía porque me imagino que nos la pasaríamos de mil maravillas entre risas y platos.
      Un beso enorme para vos.

      Eliminar
  3. Olé por tus hamburguesas deliciosas, olé por tus explicaciones y olé por este blog tan bonito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Montse, olé por vos que me has dejado un comentario tan chulo! Me alegra mucho que te guste mi trabajo.
      Un beso grande.

      Eliminar
  4. Yo sí que sigo estas recetas cada vez más y aunque me gusta una buena carne soy mucho más de pescados y verduras. En casa no tengo problemas porque cuando hago hamburguesas que no son de carne gustan mucho más. Me quedo con esta delicia que traes hoy. MIl besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, me alegra mucho que te guste mi receta. Es muy bueno que en tu hogar puedas variar el menú con vegetales, cereales y legumbres para enriquecer la dieta, haciendo de ello algo de todos los días, sin oposiones y con la aprobación de tu familia. Las hamburguesas y croquetas son grandes aliadas en este sentido: prácticas, saludables y bien sabrosas.
      Te mando muchos besos.

      Eliminar
  5. Menudo plato que has hecho más bonito y rico!!! Y muy sanas estas hamburguesas desde luego. Una receta de las llamativas por los ingredientes que has empleado, y por lo bien que te han quedado. Me la guardo ahora mismo. Felicitaciones por toda la entrada, me ha encantado!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Nuri, muchas gracias por tus elogios. Me alegra mucho saber que la receta te ha gustado. Te puedo asegurar que las hamburguesas también te encantarán porque son muy gustosas.
      Besos.

      Eliminar
  6. Esto es un fabuloso ! Se las voy a preparar a mi hermana: vive a las corridas así que le encantará tenerlas a manos en el freezer. Ella y su novio siguen una dieta vegetariana, así que el aderezo no podría llevar huevo. Quizá lo pueda reemplazar por queso blanco o ricotta, no? Besos, Sil. Es siempre una placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sil, me pone muy feliz que te guste mi propuesta. Sin dudas, estas hamburguesas son muy prácticas para tener siempre a mano comida nutritiva y sabrosa.
      En cuanto al huevo del aderezo por ser vegetarianos no tendría que haber problemas (Yo soy vegetariana ovo-láctea y consumo algunos huevos y lácteos). Tal vez tu hermana y su novio son veganos (que no consumen nada de nada de origen animal) o vegetarianos que no consumen huevos, pero sí consumen lácteos... En cualquier caso, podés preparar el aderezo de Masala con queso crema o saborizar una mayonesa de zanahoria (no lleva huevos; sólo zanahorias crudas o cocidas, algo de aceite y condimentos) con el Masala para darle un toque sabroso y ligeramente picantito.
      Te mando un cariño enorme. ¡Muchas gracias por haberte dado una vuelta por aquí! :)

      Eliminar
  7. Ahora que tengo una compañera de piso vegana, las comidas comunes suelen tener algún tipo de hamburguesa vegetariana, son fáciles, prácticas y tan ricas!!!

    Me gusta la idea del masala...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, me alegra que te guste mi propuesta con Masala y que las hamburguesas vegetarianas formen parte de tu vida porque, como bien decís, son fáciles, prácticas y bien ricas. ;D
      Saludos.

      Eliminar
  8. ¡Qué apetitosas se ven! Yo no soy vegana ni vegatariana ¡pero sin duda las voy a preparar! Que cuidarse ¡no está de más!

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, me pone muy feliz que te guste mi receta. Es verdad, cuidarse nunca está de más y la realidad es que podemos combinar verduras, cereales y legumbres en nuestra dieta sin morir en el intento, enriqueciendo nuestros menús y aportándonos variantes, sabores nuevos y nutrientes.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  9. Que maravilla de receta!!! al igual que el resto de los compañeros también soy demasiado carnívora pero reconozco que tus hamburguesas han llamado poderosamente mi atención!!

    Muchas gracias por tu deliciosa receta!

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que digas eso... La idea de este blog no es que abandones tu dieta, ni que yo te imponga la mía. Sin embargo, bien podés enriquecer tu menú con algunas variantes que, aun siendo vegetarianas, pueden gustarte mucho. Estas hamburguesas son muy nutritivas, pero también muy sabrosas por su combinación de sabores y texturas. Por eso, estoy segura que te gustarían mucho.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  10. Magnifica receta y las explicaciones.... Increíbles! Cada vez me enamoro mas de tu estilo y tu blog, enhorabuena! Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares