Receta de Navidad. Budín en lata

Esta receta continúa en la línea de los presentes-comestibles-prácticos para regalar en estas fiestas. Se trata, ni más ni menos, que de un budín (estilo pan dulce) en lata. No, no enloquecí... Sí, sí. Leyeron bien... Dije "en lata". Es que, en cuanto vi esta receta del cocinero argentino Juan Braceli supe que quería prepararla - con mis pequeñas modificaciones - para regalar en las fiestas. Piénselo bien: en cuanto a su formato, este budín parece un pan dulce bien levado y esponjoso, con su fruta y todo; en cuanto a su tamaño, es un regalo apetitoso y tentador, ideal para una o dos personas (depende de su gusto por los dulces).




Si podemos preparar pan en maceta; podemos preparar budín en lata. Y, justamente, la lata en cuestión es el continente/contenedor donde viene envasado el cóctel de frutas que utilizaremos para enriquecer este budín sabroso y húmedo por donde se lo mire (y pruebe). ¿Acaso nuestras bisabuelas o abuelas no cocinaban (o nos contaban cómo sus madres lo hacían) tortas/bizcochos en latas de dulce de membrillo o batata, cuando los moldes de repostería - en especial, con formatos poco tradicionales - eran un lujo que pocas familias podían darse?

Vamos, entonces, tomen nota de los ingredientes que necesitarán para preparar este budín en lata que lucirá en cualquier mesa dulce de fiestas con brillo propio (¡Cómo no!).




Luego que colocamos la fruta de la lata de cóctel de frutas (yo escogí el light o con menos azúcar agregada) en un colador para quitar todo el exceso de almíbar o líquido de su conservación, y que lavamos y secamos muy bien la lata (quitándole - incluso - la etiqueta y dejando los bordes libres de imperfecciones metálicas, cosa de no sufrir ningún corte al manipularla), comenzamos la receta. Es que hay que dejar en condiciones óptimas a nuestro molde de cocción...

En un bol, batí con batidor de alambre 75 gramos de manteca pomada con 100 gramos de azúcar orgánica (puede ser integral/mascabo) hasta blanquearla. Agregá 1 huevo grande (de campo/ecológico/pastoril) y continua batiendo hasta que se incorpore totalmente. Por último, añadí la ralladura de una naranja.




Aparte, mezclá 50 gramos de harina integral fina con 50 gramos de harina 0000. Incorporale una pizca de sal y 1 cucharada de polvo para hornear. Tamizalos y mezclalos al batido de huevos, azúcar y manteca sin mezclar mucho, sólo hasta que los ingredientes secos desaparezcan. Por último, añadí 240 gramos de la fruta del cóctel de frutas, bien escurrida.





Volcá la mezcla obtenida en la lata forrada con papel manteca/para cocinar (Deberás forrar el fondo y los laterales de la lata para que desmoldar el budín sea tarea sencilla y puedas conservar la lata para seguir utilizándola en más budines o en otras preparaciones).





Cociná el budín por 35-40 minutos (o hasta que supere la prueba del palillo) en horno precalentado a 170-180° C. Luego, dejá que enfríe unos minutos antes de desmoldarlo (esto provocará que la masa se contraiga un poco, separándose de las paredes del molde y facilitando el desmoldado).




Con cuidado, retirá el budín de la lata y dalo vuelta para que se enfrié por completo. Esto es para que conserve su forma, ya que por el peso de la fruta que incluimos en la masa, ésta decantó hacia el fondo del budín haciendo más pesada y frágil esta parte.



Una vez frío, bañalo con un glasé de naranja, realizado con azúcar impalpable/glas y jugo de naranja. En mi caso, decidí hacerlo más liviano y embeber muy bien el budín con el glaseado, haciéndolo más húmedo todavía. Por último, decorá con algunas nueces trozadas a mano.




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Con el contenido de fruta escurrida de una lata de cóctel de frutas pueden preparar 2 budines en lata. La lata que utilicé contenía 800 gramos de cóctel de frutas light, lo que representa 485 gramos de fruta escurrida.

Pueden reemplazar el cóctel de frutas por otras variantes de fruta en lata: duraznos, frutillas/fresas, papayas, ananás, piñas...

Si lo prefieren, pueden utilizar toda harina 0000, en lugar de mitad de harina integral fina y mitad de harina común.

Pueden reemplazar el baño de glasé por fondant de chocolate y las nueces por otra fruta seca de su gusto, cascaritas de naranja confitadas o por cerezas en almíbar.

Además de ralladura de naranja, si lo desean, pueden añadir especias para pan dulce o típicas de esta época (canela, clavo de olor, jengibre, cardamomo, nuez moscada, anís) para aromatizar este budín con perfumes clásicos de los panes dulces navideños.




Este pequeño budín con forma de pan dulce, de miga bien húmeda y sabrosa, y con abundante cantidad de fruta es una excelente opción para obsequiar a nuestros invitados o para llevar de regalo a nuestros anfitriones en estas fiestas.

Envuelto en papel celofán, con un moño festivo o dentro de una caja (del estilo de la de sombreros) decorada para la ocasión puede convertirse en un atractivo, original y creativo regalo-comestible para lucirse con un presente sabroso y distinto.




Espero que les guste la idea y decidan probarla porque creo que, además de original, es muy sabroso y será bienvenido en cualquier mesa dulce navideña junto con otros budines, bizcochos y panes dulces.

Nos reencontramos en unos días. Hasta entonces, pásenla muy bien, disfruten de sus afectos y experimenten en la cocina.

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Un dulce y delicioso regalo!!!!! Con uno de los mejores ingredientes...
    El cariño de las cosas hechas en casa y pensando en las personas a las que se las preparamos!!!
    Besitos y muy feliz finde!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nines, me alegra mucho que te guste mi propuesta. :) Como vos decís, el cariño de lo hecho en casa, con nuestra dedicación, amor y esfuerzo para aquellos que más queremos son los ingredientes principal de esta receta.
      Un beso grande y excelente semana para vos.

      Eliminar
  2. Que idea tan original para regalar en estás fechas y encima tan rico. Me ha gustado mucho. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me alegra mucho que te guste mi receta. Seguro que con ella podés sorprender a invitados y amigos con un toque divertido y distinto. :)
      ¡Un beso grande!

      Eliminar
  3. Yo acepto regalos, jajaja, así que me apunto a recibir un par de latas con budin, vale??? Va, en serio, me parece muy original, yo no conocía que se podía hacer eso con una lata, lo confieso, así que me ha encantado leerte (hoy y siempre, eh?). En cuanto al budin tiene que estar delicioso, la verdad, sin duda es un regalazo así que suerte al que le toque!
    Un beso bonita, que tengas un finde estupendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria querida, tomado está tu pedido. Se tardará unos días en llegar por esto de la encomienda internacional y el tráfico aéreo de esta época del año, eso sí. Jajajaja ;)
      Me hace muy feliz que te guste mi propuesta. Creo que es divertida y original, como para sorprender a quienes lo reciban. Además, es muy sabroso.
      Con una lata se puede hacer eso y más, mujer. A propósito, tengo otra receta para enseñarles con una lata como molde, de modo que ¡a no tirar las latas de conserva que aquí se utiliza todo! Sí, señora...
      Un beso enorme y excelente semana para vos.

      Eliminar
  4. ¡Menudo regalo! De buena gana lo aceptaba yo. Sólo tengo una duda ¿de qué tamaño es la lata que has usado? Porque supongo que es la de la fruta en lata que utilizas para el budin, pero no sé qué peso tiene con el almíbar

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, me alegra mucho que te guste mi propuesta. :) Te garantizo que este budín resulta muy sabroso, tentador, bien levadito, esponjoso y de miga húmeda/jugosa.
      La lata que utilicé es la de cóctel/ensalada de frutas grande. Según la marca a veces varían los pesos (por lo menos por aquí). En mi caso la lata contenía 800 gramos de fruta sin escurrir y 485 gramos de fruta escurrida. Yo utilicé la mitad de esta cantidad (la escurrida) para cada budín; por ello, obtuve 2 budines por lata. Y esa misma lata es la que empleé como molde.
      Espero haberte ayudado a despejar las dudas y que te animes a preparar la receta; estoy segura que te dejará muy conforme.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  5. Este regalo es para agradecerlo toda la vida!!!! Qué delicia, me ha encantado aunque no sé si me saldría!!! Es espectacular! Un beso cariño!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, me alegra mucho que te guste mi propuesta. :) Pero, mujer... ¿Cómo es eso qué no sabés si te saldría? ¡Vamos que te he visto realizar recetas más complicadas que esta! Estoy segura que te quedarían estupendos y que sorprenderías a más de un agasajado con estos budines. Espero que te animes a prepararlos porque estoy segura que te gustarían mucho.
      ¡Un beso enorme!

      Eliminar
  6. Tienes razón, anyes se usaba loque había en las casas para hornear. Me parece muy buena idea hacer el bizcocho en la lata de frutas, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho, De sol y sal, que te guste mi propuesta. :) Yo recuerdo que de pequeña mi abuela me contaba historias sobre su infancia en las que hacía referencia a épocas (de guerra y post-guerra) en las que los moldes de hojalata y de metal no eran económicos ni fáciles de conseguir; por ello, muchas abuelas y madres de entonces preparaban sus bizcochuelos/bizcohos y tortas/tartas en latas de dulce de batata/boniato porque eran bien amplios y altos, generando unsso bizcochuelos enormes y esponjosos para la merienda de los más pequeños de la casa. Hoy en día no necesitamos recuirrir a ellos, pero son excelentes moldes para distintas preparaciones.
      Besos y gracias por pasar por aquí.

      Eliminar
  7. Me entran unas ganas enoooooormes de ponerte aquí mi dirección para que llegue hasta mi casa una lata con un budin tan hermoso como este. Es una verdadera delicia. Yo lo voy a intentar, no me quedo con las ganas, no se si saldrá el budin o me cargaré el horno, pero que lo intento... vamos que lo intento!!! un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonsoles, me alegra mucho que te guste mi propuesta. :) Con gusto te enviaría (vía avión, eso sí) unos cuantos de estos budines ;) Sin embargo, creo que los tuyos quedarán estupendos; ya te he visto preparar recetas mucho más complejas que esta con total éxito, de modo que creo que te quedarán deliciosos.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  8. Que idea tan buena y original para hacer este precioso budin!
    Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Diana. Me alegra mucho que te guste mi propuesta. :)
      Besos.

      Eliminar
  9. Me parece ideal para comprar esas latas tan bonitas decoradas, y hacer el budin dentro para regalarlo en su latita, tan mono... me gusta, me encanta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, me hace muy feliz que te guste mi propuesta. :) Afortunadamente, hoy en día contamos con muchas bonitas opciones que podemos aprovechar y, con ellas, sorprender a nuestros amigos y seres queridos con budines en lata bien originales.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Me encantan estas ideas para regalar. Además, el corte de este budín es espectacular, se ve húmedo y esponjoso. Una delícia, Silvina. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chus, me alegra mucho que te guste mi propuesta. :) Creo que los regalos-comestibles aportan creatividad, originalidad y mucho cariño a la idea misma de regalar algo hecho con nuestras propias manos, con dedicación, afecto y tiempo para el otro.
      El budín es bien húmedo/jugoso, esponjoso, con mucha fruta; muy sabroso, en verdad. Además, su formato es original y gusta mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Me encanta la idea de hornear en la propia lata un budin tan suculento ¡un regalazo para el que lo reciba! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me alegra mucho que te gsute mi propuesta. :) Creo que es una idea bastante original. Además, el formato del budín es bien divertido; puede ser para compartir o un regalo muy especial para algún goloso que no quiere convidar ni una miguita... Es muy jugoso/húmedo, bien alto (por el molde), con mucha fruta y perfume.
      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores