Receta de Navidad. Turrón especiado de granola/muesli y chocolate

Ya los escucho decir: "¡Granola/Muesli! ¡Otra vez granola/muesli!". Y es verdad, aquí vamos otra vez con la granola/muesli (ya les conté que con ella - en especial, si es casera - podemos enriquecer muchas de nuestras preparaciones diarias); pero, en esta ocasión, para realizar un turrón muy gustoso, perfumado y tentador digno de cualquier mesa dulce navideña que se precie de tal.

Sigo con las recetas fáciles-rápidas-rendidoras-para regalar en estas fiestas y hoy les propongo un turrón (¡¿Qué digo turrón?! ¡Un turronazo con todas las letras!) a base de granola/muesli (receta aquí para preparar una versión casera deliciosa y rendidora), con especias, perfumes y chocolate amargo que va a gustarle hasta a la abuela más tradicionalista de la familia (que todos tenemos alguna... ¡Gracias a Dios, al ser superior en el que crean o a las fuerzas universales, porque enriquecen nuestra existencia con sus anécdotas y su experiencia!).




Ingredientes por aquí, que no son muchos y seguro los tienen a mano. Y hoy hasta me encuentran tan buena (será el espíritu navideño, digo yo) que la granola/muesli en cuestión bien puede ser comercial/industrializada, en lugar de casera. Eso sí, de buena calidad, sin mucho artilugio químico, por favor.




En una olla colocá 400 gramos de granola/muesli (bien completa y rica: con cereales, frutos secos, semillas y fruta deshidratada), 4 cucharadas de miel espesa (no sirve la miel líquida; debe ser bien espesa), la ralladura de una naranja, 1 cucharadita de canela en polvo y 1 cucharadita de jengibre en polvo.



Mezclá con cuchara de madera constantemente para evitar que se queme o pegue, y para ayudar a dispersar el calor de manera más uniforme en toda la preparación, logrando que quede bien humedecida por la miel derretida.

Cuando la mezcla se pegue entre sí al unirla o amontonarla con la cuchara contra la pared del recipiente llegó el momento de retirar la olla del fuego.




Entonces, volcá la preparación en un molde para turrón (o un molde que pueda cumplir con esa función), forrado con papel manteca/para cocinar. Hacé presión con fuerza, utilizando un separador para freezer u otro papel manteca para lograr que la mezcla quede bien unida entre sí y compacta.




Dejá que se enfríe a temperatura ambiente (incluso, de un día para el otro) y desmoldalo con cuidado.




Cortá porciones cuadradas o rectangulares, disponelas sobre papel manteca/para cocinar y bañalas o cubrilas con 100 gramos de chocolate amargo (en mi caso, intenso 70% cacao). Dejalas que se enfríen por completo antes de guardarlas en envases herméticos, lejos de fuentes de calor, de humedad y de golosos.




Obtendrás un turrón gordito, muy sano y exquisito, con buena cantidad de frutos secos, semillas y fruta que hará las delicias de tus invitados o de la persona a quien agasajes regalándoselo.




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Si lo desean pueden reemplazar la granola/muesli por quinua inflada, amaranto inflado, copos de maíz y arroz inflado, obteniendo así un turrón apto para celíacos.

Recuerden utilizar chocolate de buena calidad para que sus turrones se luzcan. Es decir, les aconsejo que el chocolate que utilicen tenga un alto porcentaje de cacao. Por ejemplo, yo empleo uno que cuenta con un 70% de cacao y sólo un 30% de azúcar. De igual manera, la miel de la receta deberá ser espesa, sabrosa y de buena calidad (si es orgánica, mucho mejor). 

Si desean que resulte un poco menos dulce, pueden agregar sólo 3 cucharadas de miel espesa, en lugar de las 4 originales de la receta.




El perfume y sabor de la miel, la piel de la naranja y las especias aportan el contrapunto ideal para la cobertura de chocolate negro amargo, ya que el turrón en sí es bastante dulce. Si a esos perfumes y sabores le sumamos las semillas (calabaza, girasol, chía, amaranto y sésamo), los cereales (quinua, maíz, arroz, avena y mijo), los frutos secos (almendras, castañas de cajú/anacardos y nueces) y las frutas (arándanos, pasas rubias y peras) de nuestra granola, obtenemos un turrón exquisito, digno de aplausos y ovaciones.

En cajitas, envueltos en papel celofán, pueden convertirse en un bocado ideal para regalar a los más pequeños o a los golosos de la familia (seguro, unos y otros, quedarán felices).




Espero haberlos tentado a preparar este turrón a base de granola/muesli. Ya ven que con ella podemos crear muchas recetas, incluida alguna navideña... 

Nos reencontramos en unos días más para seguir compartiendo recetas para estas fiestas. Hasta entonces, pásenla muy bien, disfruten de sus seres queridos y experimenten en la cocina.



Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. ¡Me he enamorado de tu turrón! A mí me parece muy original y con tantas especias ¡tiene que ser una delicia! Desde luego me quedo con la receta y antes o después cae sin duda

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, me alegra mucho que te guste mi propuesta. En verdad, es un turrón muy sabroso, especiado y con el toque ideal del contrapunto que le aporta el chocolate amargo.
      Si lo preparás, no te olvides de contarme qué tal te ha parecido. :)
      Un beso grande.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Diana, me alegra mucho que te guste mi receta. :)
      Besos.

      Eliminar
  3. Que delicioso turron!! me dan ganas de quitarte un trocito!! Bs.
    Julia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia, me hace muy feliz que te guste mi propuesta. En verdad, es muy sabroso, crujiente y especiado. :)
      Besos.

      Eliminar
  4. Pero que turrón más ricoooo!! Yo quiero un trocito por favor!!! Te ha quedado divino!!!. Te lo copio ya!!
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Nuri, me alegra mucho que les guste mi receta. Estoy segura que si lo prueban quedarán encantadas porque es muy sabroso (¡y tan fácil de realizar!).
      Si lo preparan, luego me cuentan qué tal les ha quedado. ;)
      ¡Un beso grande!

      Eliminar
  5. Debe estar riquísimo, es una delicia y lo presentas tan bonito que me encantaría tomar uno ahora mismo!! Un beso cariño!! En mi blog tienes un regalo en la entrada de Rocas de Pasas, espero que sea de tu agrado!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, me alegra mucho que te guste mi receta. Creo que es una manera bien práctica y sabrosa de utilizar la granola/muesli en un turrón distinto y delicioso.
      Acepto con todo cariño e ilusión tu regalo y te los agradezco muchísimo. :D
      Te mando un beso enorme.

      Eliminar
  6. Yo sería muy feliz si me lo regalaran, pero como me has tentado mucho con lo fácil que se ve de preparar y lo rico que tiene que estar...me apunto a prepararlo (y también el praliné)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me alegra mucho que mi receta te resulte tentadora. En verdad es muy sencilla de preparar, y estoy segura que quedarás muy satisfecha con el resultado. Eso sí, si la realizás, me contás qué tal te ha parecido ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  7. Eso debe estar tremendooooooooooo madre mía!

    Lo único que me descuadra con el otro hemisferio es comer cosas tan contundentes con el calor... aquí asociamos este tipo de comidas llenas de frutos secos y miel al frío... pero todo será acostumbrarse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, me alegra mucho que te guste mi propuesta de turrón. La verdad es que es muy sabroso y, como bien decís, contundente. Entiendo tu consternación respecto de nuestras costumbres tan poco acertadas en cuanto a la relación clima-comidas navideñas. Pues, te diré que aquí (y cuando me refiero a "aquí" no sólo implica mi hogar o mi familia sino, en general, mi país) año tras año, nos debatimos entre las costumbres heredadas (en mi caso, de distintas raíces todas europeas) y el clima que nos toca para la época de las fiestas de fin de año. En ocasiones, nos ponemos más estrictos, podría decirse, y nos comportamos respecto de los excesos de comidas (desde entradas/entrantes hasta postres y la mesa dulce misma) con platos más veraniegos, ligeros y más acomodados a la geografía y el clima. Sin embargo, en la mayoría de los casos, con 40 grados Celsius a la sombra, sucumbimos a la tentación de atiborrarnos felices con platos y dulces típicos del más desolador invierno. Eso sí, entre los propósitos para el nuevo año incluimos el de no volver a repetir el menú navideño invernal en pleno verano sofocante... :D
      Saludos.

      Eliminar
  8. Vale, de los sacos que tengo que hacer de tu granola reservaré una parte para el turrón, aunque igual lo hago al revés, mogollón de chocolate y la granola encima, jajaja, no voy a estar delgada en el resto de mi vida, ya me lo veo...
    Bueno, que tiene que estar delicioso, pero mucho!!!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, me has hecho reír con ganas. Bien podés preparar el turrón de chocolate (que ya sé que te gusta mucho) y decorarlo con un poco de toda esa granola que vas a preparar algún día Jajajaja ;D En cuanto a estar delgada, siempre sentí que la época navideña - aunque seamos moderadas y todo - no es la más indicada para comenzar la dieta; de modo que, aunque con prudencia (tampoco es cuestión de darse un atracón de terminar hospitalizada) la dejo para después de las fiestas. :)
      Un beso grande para vos.

      Eliminar
  9. Este turron tiene que estar de vicio y encima con la granola, ñam ñam. Yo a ver sí me ánimo a hacer turron, compré los ingredientes, ahora solo me queda ponerme a ello, jeje. Un. Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi receta. :) Creo que la granola/muesli le aporta mucho sabor y lo hace algo más saludable. Además, es otra manera de utilizar la granola en distintas preparaciones.
      Animate a los turrones porque son un clásico navideño que gusta a todo mundo y son bastante sencillos de realizar. Estoy segura que te quedará muy rico.
      ¡Un beso grande!

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho tu visita. Si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario. Eso sí, si dejás un mensaje como usuario Anónimo (porque no disponés de cuenta en Google o no sos un usuario registrado en el blog) asegurate de indicarme tu nombre a modo de firma, así sé con quién estoy hablando. ¡Que disfrutes el paseo y gracias por pasar por mi cocina! ;)

Google+ Seguidores