Flan especiado de naranjas (con sólo 3 huevos)

Hace ya varias semanas que en casa venían pidiéndome flan de naranjas y, con mil cosas entre manos, todavía no había podido satisfacer la demanda de mi familia. Entonces, me llegó la invitación para el Reto de Cocineros del Mundo en Google+ y las consignas para este mes eran: huevos o cítricos. De modo que me puse manos a la tarea de inmediato porque mi receta incluye huevos y cítricos todo en uno.

Con esta receta participo en el Reto febrero 2015 de Cocineros del Mundo en Google+ en el apartado Dulce.

Me gustan (nos gustan mucho) los flanes caseros. No estoy en contra de quien quiere hacer flan y compra el preparado industrial para tales fines, pero nada tiene que ver con el sabor y la textura del flan auténtico... Claro que ese flan auténtico, por lo general, lleva muchos huevos (y cuando digo muchos, me refiero a MUCHOS). Sin embargo, la propuesta que les traigo hoy - sacada directamente del recetario de mi abuela Yeya - viene a resolver esta cuestión con pocos huevos (mi abuela se había acostumbrado a cocinar con pocos o nada de huevos y otras grasas animales - en épocas en que la miraban como a una loca - porque mi papá, cuando era pequeño, sufría de serios problemas hepáticos; con el correr de los años, esos problemas se hicieron más leves, pero en la cocina de mi abuela seguía sin haber mucho espacio para las cremas, la manteca y los huevos; eso sí, sus recetas eran pura delicia y exquisitez). 

Esta receta que les presento hoy es una adaptación propia a una receta suya de flan casero, fácil y con muy pocos huevos. Verán que todo mundo queda encantado de la vida y les festejan esta delicia casera como si nunca hubieran probado postre más sabroso y delicado. ;)




Pocos ingredientes (parece ser mi premisa para este año) que se consiguen con facilidad, algunos toques de sabor extra y un postre-final-de-comida jugoso, lleno de agujeritos (como todo flan casero auténtico que se precie de tal) que los dejará con las cucharas en alto, pidiendo: ¡Otra vuelta, por favor!




Antes que nada, lo ideal es preparar el caramelo para que, mientras realizamos el flan en sí, éste solidifique y deje bien cubierto el molde. Sé que hay tantas recetas/fórmulas de caramelo como abuelas o madres cocineras, y si a eso le sumamos las que nos enseñan con termómetros y puntos de medición en las escuelas de cocina... ¡Uff! Por eso, yo les voy a explicar mi técnica (bien casera y hogareña) para que, quien todavía no haya preparado un caramelo para flan en su vida, salga airoso en la partida. Para ello, colocá azúcar (yo utilicé orgánica porque no quería un caramelo muy oscuro para que pudieran ver los detalles del flan en sí) en el fondo de la flanera que utilizarás y agregale agua potable. La verdad es que no mido las cantidades porque lo "hago a ojo", ya que las cantidades van de la mano del molde que utilicemos. Sin embargo, calculá a modo de ejemplo - para que puedas hacer tus propias cuentas - que por cada taza de azúcar corresponde entre 1/2 y 3/4 taza de agua, dependiendo de cuán líquido desees que quede el caramelo al desmoldar el flan. 




El fuego debe estar bien bajo para que el caramelo no se arrebate ni se queme. No lo remuevo ni antes, ni durante la cocción. Antes, porque no es necesario ya el agua moja todo el azúcar y, luego, el fuego hará lo necesario para que lentamente se derritan y amalgamen, convirtiéndose en caramelo. Durante, porque ya sabés que si revolvés el caramelo mientras se hace, sólo lograrás que se malogre y cristalice.

Una vez obtenido un caramelo burbujeante y de un color claro (hay que cuidar que no se ponga oscuro porque le queda un gusto amargo bastante desagradable), apagás el fuego y, con cuidado de no quemarte (las quemaduras con caramelo son de las más peligrosas en la cocina), irás moviendo el molde para repartir el caramelo de manera prolija por toda su superficie. A mí me gusta que quede una capa generosa en el fondo, así, cuando lo desmoldo, un montón de caramelo líquido cubre mi postre.




Ahora, dejalo que solidifique mientras preparamos la estrella de este plato: el flan especiado de naranjas. ¡Al fin! :D

En un bol, batí 3 huevos medianos (de campo, ecológicos, pastoriles) junto con 1 cucharadita de semillas de cardamomo recién molidas (a mí me gusta molerlas en mortero y que algunas semillas no desaparezcan del todo; gustos personales...), 1 cucharadita de cúrcuma y la ralladura de 2 naranjas (orgánicas/ecológicas, sin ceras ni pinturas artificiales).




Luego, incorporá 397 gramos=1 latita de leche condensada (en mi caso, semidescremada) y, con espátula o cuchara de madera, integrala muy bien. 

¡Atención! No tires la latita contenedora de la leche condensada porque servirá como "taza medidora" de algunos ingredientes que faltan añadir a la receta.




Por último, utilizando la latita de leche condensada como taza medidora, incorporá a la mezcla anterior 1/2 medida=1/2 latita de jugo de naranjas y 1 y 1/4 medidas de leche (en mi caso descremada).

Verté la mezcla en la flanera o molde elegido y llevá a cocinar en un horno precalentado a 170-180° C. Para ello, colocá el molde dentro de una asadera o fuente para horno con algo de profundidad a la que cubriste con agua hasta la mitad, ya que la cocción se hará a Baño María.




Cociná el flan por 50-60 minutos (dependerá del horno, su capacidad, tamaño, si es a gas, eléctrico, a leña...). Sin embargo, podés empezar a chequear si solidificó a partir de los 30-40 minutos de cocción.




Cuando esté en el punto deseado (con el corazón/centro más o menos sólido y los bordes que se separan del molde), retirá del horno y dejá que enfríe bien antes de desmoldarlo.

Podés servirlo acompañado de su caramelo o podés añadirle un copete de crema chantilly, dulce de leche, queso crema tipo Philadelphia o Mascarpone, algunos gajos de naranja cortados a vivo o mermelada de frutos rojos. A nosotros nos gusta así, sin nada más que su caramelo jugoso y perfumado...




A partir de una receta muy simple, obtendrás un flan exquisito, un postre con gusto a casero y con recuerdo a flanes de las abuelas, pero con menos grasas (léase: menos bomba/pesados) que los más tradicionales. No les digo que la receta es dietética porque mentiría, pero podemos darnos un gustito de vez en cuando con algún rico postre hecho en casa sin morir en el intento y sin aportar tantas grasas a nuestra dieta (más aún, si realizamos algunos de los reemplazos que les voy a sugerir a continuación). En este caso, este flan con mucho sabor a naranjas, perfume a cardamomo y a cítricos con un caramelo que también tomó sabor y perfume a las especias utilizadas hará las delicias de toda la familia. Pruébenlo y después me cuentan. En casa, no quedan ni los rastros cada vez que lo preparo...




Algunas observaciones y  recomendaciones finales: Pueden reemplazar el azúcar blanco u orgánico por azúcar integral/mascabo para preparar el caramelo del flan. Si lo desean, pueden utilizar arrope de caña, chañar o tuna en lugar de caramelo líquido; de igual modo, pueden sustituirlo por miel de arce, maple o agave.

De igual manera, si lo prefieren pueden emplear otras especias para condimentar este flan, en lugar del cardamomo y la cúrcuma: la nuez moscada le aportará un perfume y sabor muy particulares, una vaina de vainilla permitirá que las semillitas se luzcan en el postre, el azafrán dará color y perfume a esta preparación, la canela combinará de mil maravillas con la naranja...

En lugar de emplear naranjas pueden utilizar limones, mandarinas y pomelos (o la combinación de ellos, o de algunos de ellos) para saborizar y perfumar este flan.

Pueden reemplazar la leche animal por leches vegetales: la de almendras o de avena quedarán muy bien en este postre.

Si al preparar el caramelo, éste se cristalizó porque lo tocaron, no se preocupen. Casi todo tiene solución en la cocina... Sólo deberán agregar algo de agua y el calor del fuego hará el resto del trabajo.

Para que los resultados sean óptimos, deben esperar a desmoldar este flan (y todos los flanes) cuando esté frío. 




El cardamomo verde (ése es el color de sus vainas), originario de la India y Sri Lanka, es una de las especias más preciadas, junto con el azafrán y la vainilla, por su sazón y perfume. Combina muy bien con los cítricos, ya que posee un sabor ácido y algo picante. Por ello, se la emplea para condimentar y especiar guisos, postres e infusiones; además, es muy preciada en la panadería y la pastelería.

Entretanto, la cúrcuma (como ya les conté aquí) es una especia típica del sudeste asiático y la India que, además, integra la lista de ingredientes de todo curry que se precie de tal. En alguna época, era considerada "el azafrán de los pobres" por el valor comercial de cada una de ellas; además, se creía que sólo servía para aportar el característico color amarillo ocre a las preparaciones con las que tomaba contacto. Sin embargo, actualmente se conoce que es sabrosa, beneficiosa para nuestra salud y fácil de combinar con otros condimentos, pudiendo incluirse en la elaboración de salsas, aderezos, masas, rellenos, guisos o cazuelas, postres... 

Por último, quiero contarles que la palabra flan deriva del francés antiguo “flaon” que proviene, a su vez, del latín medieval “fladonem”, inspirado en el vocablo “flado” de origen castellano, cuyo significado se refería a un pastel o torta cuajada y plana. En España fue donde el flan tomó la forma con la que ha llegado hasta nuestros días, mientras que en Francia terminó transformándose en una crema solidificada sobre masa (al estilo de los quiches). Sin embargo, ya los romanos consumían cremas coaguladas con huevo y leche, endulzadas con miel y frutos secos, a las que llamaban “tyropatina” o “tiropatinam” (aunque, las primeras versiones no eran dulces sino saladas y picantes, porque incluían pimientas). Asimismo, durante la Edad Media estuvo muy difundido como postre que se consumía en la época de Cuaresma. A América llegó de la mano de los conquistadores españoles, adquiriendo distintas versiones regionales según los países. Con el correr del tiempo, la pimienta fue sustituida definitivamente por caramelo y el flan, con sus distintas versiones, se transformó en el postre que hoy en día conocemos, acompañado por dulce de leche o crema, con caramelo o salseado y de diversos sabores.




Antes de despedirme, quiero agradecer a todos los que han participado de la Encuesta por el tercer aniversario del blog. ¡Desde este momento, queda oficialmente cerrada! En nuestro próximo encuentro, les contaré los resultados. ¡Muchas gracias por haber participado! :)

Espero haberlos tentado lo suficiente para que decidan probar esta versión de flan casero. Estoy segura que les encantará y quedarán muy conformes con los resultados (sea que nunca realizaron un flan casero, que prueben esta versión o realicen su propia combinación de sabores a partir de esta receta).

Espero que pasen una hermosa semana. ¡Nos vemos la próxima! Disfruten con sus seres queridos y experimenten en la cocina.

 Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas







Comentarios

  1. Que buenas son las recetas de nuestras abuelas. Seguro que este flan está delicioso. La mezcla de naranja con las especies mmmm que rico! . Me ha gustado mucho lo de hacer el caramelo en el propio molde. Tengo que probar esa técnica. Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Nada mejor que las recetas de toda la vida y si son heredadas de las abuelas ¡son las mejores del mundo!

    Es que no hay más que ver este flan para darse cuenta, y no quiero ni pensar la textura que tiene que tener con la leche condensada. Es fabuloso que adaptase las recetas de casa para eliminar las grasas y el exceso de huevos ¡y que la miraran como quisieran!

    Gracias por compartir esta maravilla con nosotros, que no me extraña nada que te pidan en casa porque tiene que saber a gloria

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Creo también que el flan casero es uno de los mejores postres que hay. Al igual que tú también me gusta hacerlo de distintos sabores, aunque la base siempre es la misma, huevos, leche y azúcar, ésta última la has incluido en la misma leche con lo que estará más rico todavía. Te ha quedado muy rico con las especias y todo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Mmm! Me encanta el cardamomo y la naranja! Casi puedo olerlo y saborearlo, se ve riquisimo!
    Bs!

    ResponderEliminar
  5. Que delicioso flan nos has hecho!! debe ser una gozada comerlo!! Bs.

    ResponderEliminar
  6. Me has despertado la curiosidad por este flan, nunca se me habria ocurrido poner cúrcuma, que es una especie que me encanta, en un postre, debe estar delicioso !!! Tienes unas recetas muy originales que invitan a experimentar en la cocina de lo deliciosas que se ven. BSSS!!

    ResponderEliminar
  7. No hay nada como usar productos naturales en todo y más en el flan que como el casero no hay nada que lo iguale. Además especiado tiene que tener un sabor y un aroma especial!!un beso!!

    ResponderEliminar
  8. Delicioso, me imagino la suave textura y el contraste de sabores acompañado por el toque de las especias...todo un lujo para el paladar. Un abrazo y mucha suerte con el reto.

    ResponderEliminar
  9. Me has convencido totalmente!! En casa hay problemilas con el colesterol y el poder preparar un flan así de rico con pocos huevos es justo lo que necesitaba. El cardamomo le dará un gusto y perfume increíbles, a mí me encanta y también venir y aprender de toda la información que compartes (por cierto, la cúrcuma también es un buen aliado contra el cáncer) Todo son ventajas
    Un beso y mucha suerte con el reto.

    ResponderEliminar
  10. Si es que no hay nada mejor que las recetas de nuestras abuelas!
    Que buena receta de flan,me ha encantado, tiene que estar buenísimo con todos esos ingredientes que les has echado, la cúrcuma, la naranja, el cardamomo, rico, rico. Me la apunto! :)

    Un beso y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  11. Hola guapísima !!!
    En primera fila me pondría ahora mismo para ver si cojo un trocito de esta ricura. La verdad es que como los flanes casero no hay nada que se le parezca. Y vamos, para mí ni lo toques, que te quedó perfecto y lo probaría con todas las especias que le has puesto.
    Las recetas de familia son las mejores, y las de las abuelas, garantía total de éxito.
    Besotes gordos mi niña, feliz finde.

    ResponderEliminar
  12. Qué decepción me llevé el otro día, cuando me invitaron a comer y de postre sacaron flanes... de sobre. Ajs. Yo que iba toda entusiasmada pensando el tiempo que hace que no como flan... y lo poco que cuesta hacerlos, y nada, flan de polvos. Nada que ver. Tendré que hacer uno en casa para quitarme el antojo!

    ResponderEliminar
  13. Que receta tan original y divertida. La prepararemos pronto. Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Me encantó la receta!! Pero antes de hacerla deseo preguntarte algo sobre el molde del flan en que voy a hacer el caramelo, va directo sobre el fuego o a baño maría? Muchas gracias, espero que hayas pasado un lindo cumple. Estoy aprendiendo a hacer panes y postres con vos. Besos dulces!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, para preparar el caramelo del flan yo acostumbro a poner el molde sobre el fuego directo (en mínimo) de la hornalla porque me resulta mucho más práctico para caramelizarlo. Es cuestión de maña y un poco de cuidado, pero me resulta mucho más conveniente que hacer el caramelo aparte. Eso sí, siempre el molde debe ser de metal (no se puede hacer esto con los moldes de silicona) y el fuego debe ser bien bajito. Después, cuando el flan está listo para ir al horno, es cuando se cocina a Baño María.
      Me alegra mucho que te entusiasmen mis recetas de panes y dulces ;)
      Pasé un lindo cumpleaños (ya pronto voy a compartir con ustedes la torta que preparé), ¡muchas gracias!
      Espero haberte ayudado con la duda que tenías y ¡Éxito con el flan que es muy sabroso!
      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores