Helado de ananá con queso (y sin heladora)

No sé a ustedes, pero a mí tanto corazón y rojo pasión en vistas de San Valentín me tiene un poco agotada. No porque no soy una romántica con todas las letras (lloro a moco tendido con una película de amor de esas que nos hacen llorar a moco tendido, me derriten los detallitos tiernos y apasionados, me encantan las cenas románticas con velas incluidas...) sino, más bien, porque a una la saturan casi todo el mes de febrero con tanto corazón, querubín de colita regordeta con arco y flecha en mano, rosas rojo pasión y rosado glamoroso hasta para "vendernos" una sopa. Por eso, mi propuesta de enamorados para este año - una vez más -  es un postre (sin corazones, pero que hará derretir hasta al menos demostrativo del planeta), un final de cena romántica perfecta. El helado (digamos las cosas como son, por lo menos, en mi familia) es bien recibido siempre: Aquí, porque estamos en verano y, algunos días, el calor es insoportable; allí (en cualquier rincón del hemisferio norte), porque nadie puede negarse a un helado riquísimo en cualquier época del año. Pero, además, si a esa ecuación le sumamos sólo 3 ingredientes (que podemos conseguir siempre) obtendremos un postre súper rápido de preparar, que puede salvarnos incluso en ocasiones especiales, dejándonos muy bien parados, felices y enamorados de la vida.




Tres ingredientes fáciles de encontrar en la despensa de casa o en el mercado: ananá enlatado, queso crema con cuerpo (pero, en mi caso, con menos grasas que los enteros) y almíbar. Tres ingredientes y un postre exquisito, suave y seductor, digno de un festejo de día de enamorados hecho y derecho. Además, sin necesidad de tener una máquina heladora/para hacer helados (que no es poca cosa) ni de estarle encima a cada rato para lograr la textura adecuada (que, tampoco, es poca cosa).
 



Con sólo una licuadora (puede ser procesadora o minipimer) resolverás toda la receta en apenas unos minutos y, después, a dedicarte a lo que más te plazca...

En el vaso de la licuadora, colocá 665 gramos de ananá (o prácticamente todo el contenido de una lata grande; conservá una rodaja para utilizarla en la decoración del plato terminado), cortado en algunos trozos. Añadí el almíbar de la lata (o prepará tu propio almíbar) y 300 gramos de queso tipo Philadelphia o Mascarpone (en mi caso, reducido en grasas).

Procesá o licuá hasta obtener una mezcla de textura suave; aunque, si lo preferís, podés dejar que se noten los trocitos de la fruta (al fin y al cabo, es un helado artesanal).





Luego, volcá el licuado en una asadera/fuente/recipiente de vidrio lo suficientemente ancho como para que la mezcla no tenga demasiada altura, cubrilo con papel film y llevalo al freezer/congelador por algunas horas (dependerá de cuánto enfríe tu heladera/frigorífico/nevera).




Es muy práctico prepararlo de un día para otro, ya que - sin necesidad de estar raspándolo o procesándolo varias veces - sólo hay que sacarlo del freezer/congelador un rato antes de consumirlo, dejándolo que se temple un poco antes de servirlo, acompañado por trocitos de ananá (del que reservamos).




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Para preparar su propio almíbar (si no desean utilizar el almíbar de la conserva de ananá), deberán colocar en una cacerolita doble cantidad de azúcar (puede ser integral) que de agua y, sin revolver, esperar a que se forme. Entre los 100° y los 102° C estará bien (lo que se conoce como almíbar común) para obtener excelente resultados en esta receta.

De igual modo, si prefieren reemplazar el almíbar por otros endulzantes pueden hacerlo: azúcar de caña/integral/mascabo, miel, miel de maple, arropes, stevia o azúcar impalpable/glasé. ¿La cantidad? A gusto del consumidor.

Puede prepararse esta receta con ananá o piña, tanto enlatados como al natural. Recuerden quitar el centro de la fruta (en caso que utilicen el natural) porque es más fibroso y algo duro.

A la hora de decorar y servir este postre pueden acompañarlo también con otras frutas (naranjas peladas a vivo, frutillas o mangos en pequeños cubitos) o con salsa de caramelo.

El queso utilizado en la receta puede reemplazarse por yogur griego o por los mismos tipos de quesos, pero en versiones menos livianas, si así lo desean.

Si prefieren convertirlo en granita, en cuanto endurezca, deberán rasparlo con una cuchara o tenedor hasta desmenuzarlo (como si fuera nieve floja), volver a llevarlo a congelar y repetir esta misma operación unas 2-3 veces más. Luego, podrán consumirlo cuando lo deséen.

Si notan que su freezer/congelador enfría tanto que, aún dándole unos minutos para que tome un punto más templado que permita servirlo y comerlo, no logran que esto ocurra, pueden esperar esos minutos y, luego, procesarlo en minipimer o procesadora antes de servirlo para que adquiera el punto cremoso típico del helado.

Para congelar este helado (y helados caseros sin heladora/máquina de hacer helados, en general) observen siempre algunas reglas prácticas y seguras: El recipiente debe ser apto para frío (por eso, las clásicas fuentes de vidrio son ideales); caso contrario, las bajas temperaturas pueden provocar que el contenedor de nuestro helado se rompa al convertirlo en granita o al intentar servirlo. Cubrir siempre el recipiente con su tapa (en caso que la tenga) o con papel film para evitar la contaminación cruzada (por los otros productos que se encuentran almacenados allí). El recipiente en cuestión debe brindar una superficie amplia-ancha para lograr obtener los resultados ideales (textura de helado; no hielo saborizado) y para que el proceso de enfriado sea más rápido y eficiente.




En fin, como les anuncié al principio de la entrada, con sólo 3 ingredientes podemos preparar un señor helado casero, artesanal, sabroso y de textura suave para disfrutar un día de San Valentín (o en cualquier ocasión) a todo lo grande.

Aquí les dejo otras opciones de postres o dulces con los que pueden conquistar corazones y festejar el Día de los enamorados sin complicarse mucho en la cocina:



1. Tarta de nueces Pecan.
2. Tartas de limón.
3. Copa de crema de frutillas al Oporto.
4. Bombones de dátiles, almendras y avena.
5. Cheesecake de naranja y frambuesas.




1. Cheesecake de dulce de leche (con ricota).
2. Crema liviana de cerezas.
3. Duraznos asados (y rellenos) con reducción de vino dulce.
4. Bombones con corazón de cereales y frutos secos, bañados en chocolate.
5. Tarta de duraznos y arándanos.




1. Tarta de ciruelas remolacha/rojas y nueces.
2. Cheesecake de batatas, miel y nueces Pecan.
3. Panna Cotta liviana de lavanda.
4. Espuma de naranjas.
5. Muffins de limón y lavanda.



1. Crépe de harina de garbanzos con arándanos y manzanas almibaradas.
2. Sabayón con nueces.
3. Bombones de avena y cacao.
4. Crumble de peras y semillas.
5. Tartas de avena y amapola con relleno de frutillas y naranja.

Antes de despedirme, les recuerdo que todavía pueden participar (esta es la última semana) de la encuesta del blog. No les llevará mucho tiempo (son poquitas preguntas) y ayudará a que conozca más y mejor sus gustos y necesidades para hacer de este blog un espacio más provechoso para todos.

Aquí les dejo el link:


https://docs.google.com/forms/d/1do22Evzb_VHkRWBSPUhZiRr99gaPAATH4MMlUdqNyXQ/viewform?c=0&w=1


Les deseo una hermosa semana. Disfruten con sus enamorados (y de estar enamorados), sus seres queridos y experimenten en la cocina. ¡Hasta la próxima!

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. Que prefiero una entrada de helado y mas si es sin heladera que mil de San Valetín. Y lo único que tengo en contra de ese día es lo comercial. Porque demás pienso que el amor debe demostrarse todo el año y que a mi me haría mas ilusión una sorpresa romántica cualquier otro día que ese.
    La receta........que lo que mas me ha gustado es lo de que sea sin heladera, porque no tengo y en mi casa ya no cabe otro aparato mas.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, me alegra que te guste mi propuesta. :) La idea es no privarnos de comer helado casero (con todas las diferencias que tiene respecto de los industriales; no hablo de las heladerías/gelaterias/coppelias... que producen helados artesanales con ingredientes de calidad) sin morir en el intento, sea porque no tenemos máquina heladora o porque la receta nos lleva mucho tiempo con largos y complicados procesos.
      Un beso grande.

      Eliminar
  2. Un poquito de rojo y de corazón gusta, pero un mucho ¡puede cansar! Y claro, estamos en la recta final antes del catorce y todos sacamos nuestras mejores recetas para la ocasión (la mía saldrá mañana ji ji ji)

    Lo que está claro es que este helado no se queda atrás, y aunque por mi tierra hace un frío horrible de buena gana me comía unas cuantas bolitas

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, me alegra mucho que te guste mi receta. :)
      Es muy sencilla de hacer y apta para disfrutar en cualquier momento, ya que también es bien rápida, permitiéndonos presentar un postre casero hecho y derecho con muy pocos ingredientes. ;)
      Un beso enorme para vos.

      Eliminar
  3. Hola guapísima !!!
    Yo también estoy saturada del santo, y es que llevamos un mes viendo por la red, recetas de todo tipos para celebrar el día 14. Creo que a estas alturas ya debemos tener claro qué vamos a hacer de comer y cómo vamos a celebrarlo.
    Tu helado, riquísimo y sin adornos, corazones, rojos pasiones, pero muy, muy sabroso. Así que ni me toques la copa, que te quedó perfecta.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Este helado de ananá (también puede ser de piña) es bien práctico porque se hace en algunso minutos nada más y no requiere de aparatos de cocina específicos, más que una licuadora o procesadora... La idea es que no nos privemos de disfrutar un rico helado casero, sabiendo qué ingredientes utilizamos para festejar Día enamorados o lo que nos plazca ;)
      Un beso enorme y excelente fin de semana para vos.

      Eliminar
  4. Tienes razón con lo de San Valentín, es igual que la navidad, desde octubre te están dando la paliza y cuando llega la fecha ya estás harto! Hay que demostrar lo que sientes y tener detalles con tu pareja todo el año, no solo un día.
    Muy buena la receta del helado, los suelo comer durante todo el año, y si encima se hace sin heladera mejor que mejor!

    Un beso!
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel, me alegra mucho que te guste mi receta :) Estoy segura que si la probás, quedarás encantada porque es muy simple, una sabe qué ingredientes utiliza para su elaboración y no requiere de aparatos específicos que, en muchos casos, ya ni tenemos dónde guardarlos en nuestra cocina ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  5. Es muy fácil de hacer este helado y muy rico y sano, por lo tanto voy tomando nota, que como bien dices para disfrutar de un buen helado siempre es grato el momento.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Dolores, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Como decís, este helado casero sin máquina alguna es rico, sano y sencillo. Ideal para cualquier época del año y cualquier ocasión. ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  6. Un helado tan rico siempre gusta, sea verano o invierno, además es muy digestivo. Ya lo he apuntado, con tan poquitos ingredientes y tan fácil se me ha antojado.
    Un beso, (voy a la encuesta que me la perdí estos días).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Como decís, este helado es digestivo, muy rico, ideal para cualquier época del año u ocasión, sencillo de realizar, con pocos ingredientes (que podés conocer su calidad y procedencia) y sin la necesidad de ningún aparato más que los básicos de nuestra cocina.
      ¡Un beso grande y muchas gracias por participar de la encuesta!

      Eliminar
  7. Madre mia! Si debe estar riquisimo!!!!!..., con el helado que nos enseñas y todos los demás postres ahora mismo me esta entrando un hambre de dulce ;)))... la receta me ha encantado de lo sanota que es, ya que dices que se puede utilizar piña natural , y lo sencilla que parece .Ahora mismo me la anoto en un cuaderno. Gracias,eres un sol !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen, muchas gracias por tus elogios :) Me alegra mucho que te guste mi propuesta. Así es, podés prepararla con ananá (o piña) enlatado o natural. Es un postre bien simple, con pocos ingredientes y sencillos métodos de preparación que te permiten disfrutan de un helado casero y artesanal en cualquier época del año.
      ¡Gracias a vos por pasar por aquí! Un beso.

      Eliminar
  8. Es verdad, pasamos de una celebración a otra, encaminadas siempre al consumismo. Yo creo que tenemos que hacer "nuestra" esta celebración, celebrándola como nosotros queramos y siempre que podamos. Y opino lo mismo, donde se ponga un buen helado no existe frio, jiji, así que me tomaba un par de cucharadas del tuyo gustosamente ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad lo que decís, pasamos de celebración en celebración más vinculadas al consumismo que a prestar atención a lo que se busca/pretende celebrar. En fin... Yo también creo que debemos hacer "nuestro" este día y festejarlo como nos dicte el corazón.
      Me alegra mucho que te guste mi receta :) Yo, encantada de la vida, te convido de este helado sabroso y tentador ahora mismo ;)
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola, es mi primera visita a tu blog. Esta receta de helado es fantástica. Te ha quedado untuoso y cremoso. Debe estar riquísimo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida! Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Estoy segura que si probás este helado quedarás muy satisfecha porque es liviano, bastante digestivo, cremoso y facilísimo de preparar.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Que helado más rico. Tiene una pinta estupenda. Que rico que tiene que estar. Un beso.
    http://cocinaconmj.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari José, me alegra mucho que te guste mi propuesta de esta semana :)
      Estoy segura que si probás este helado quedarás encantada con su sabor, su punto de cremosidad y sus sencillez para realizarlo.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Receta de helado sin heladera... siiiiii! Gracias porque no tengo maquina, esta en mi lista de adquisiciones futuras pero mientras se agradece que nos compartas una muy buena receta como esta!
    Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diana, me alegra mucho que esta receta pueda resultarte útil :) En tanto esperás tener tu máquina heladora, esta técnica te permitirá hacer helado del sabor que prefieras.
      Un beso grande.

      Eliminar
  12. No se puede pedir mas, un helado riquísimo con solo tres ingredientes! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, De sol y sal. No se puede pedir más: un helado hecho y derecho con sólo tres ingredientes, y sin heladora :D
      Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Saludos.

      Eliminar
  13. Es genial. Sin heladera, bien sencillo y bien rápido.

    Y sin corazones. Ajs. Me tienen saturadísima. Ayer me decía un amigo "me da miedo tirarme un pedo y que salga con forma de corazón" y tenía mucha razón, por bruto que parezca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, me has hecho reír con ganas. :D
      Me alegra mucho que te guste mi receta. Así es: sin máquina para helados, sin complicaciones y en muy poco tiempo podemos tener un helado de ananá (o de la fruta que nos guste) con todas las letras.
      Saludos.

      Eliminar
  14. Soy una enamorada de los helados. Si bien aquí las temperaturas no son bajo cero nunca, aunque haga frío me gusta comer helados. Este es muy sencillo y bien fresco, lo tengo que hacer. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nauzet, te garantizo que este helado no tiene nada que envidiarle a aquellos que se preparan con heladora/máquina para hacer helados porque es bien cremoso y con mucho sabor Además, podemos hacerlo de la fruta que más nos guste o tengamos a mano.
      Me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Un beso grande.

      Eliminar
  15. Estoy convencida que cupido cambiaría todas las fresas del mundo por un helado de piña (ananas) con los dos ojos cerrados y sin pensarlo dos veces, que el pobre gordito tiene que estar de red velvet y nata hasta los mismísimos rizos...un abrazo enorme mientras aplaudo tu helado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Sonsoles por tus elogios! Me has hecho reír con ganas, mientras imaginaba a Cupido harto de frutillas/fresas, red velvets y crema/nata, comiendo mi helado de ananá o piña Jajaja :D
      Me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Un beso grande.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores