Fideos de maíz con vegetales gratinados (receta apta para celíacos/sin gluten)

Creo que todos ustedes conocen muy bien el famoso plato de la cocina estadounidense "Mac 'n' Cheese" (Macarrones/plumas con queso). Pues bien, aprovechando estos días de frío invernal, les propongo realizar una versión bastante personal y sui géneris de esta receta, con algunas vueltas de tuerca para hacerla más sana, menos pesada, vegetariana y sin gluten ;)

Eso sí, no por ello el resultado final quedará menos gustoso. De hecho, para mí, se logra un plato más completo y francamente exquisito, ideal para conquistar los corazones de los más pequeños de la casa (en un instante van a entender por qué les digo esto).




Veamos cuáles son los cambios... Primero, los tradicionales macarrones/plumas (fideos con forma de tubo/tubito alargado) serán reemplazados por la misma pasta, pero de harina de maíz (pueden utilizar de harina de arroz, garbanzos, quinua... o la de su preferencia), mucho más rápidos a la hora de cocinarse que la pasta tradicional de trigo y más livianos también.

Luego, le añadiremos a la receta unos ricos vegetales en salsa, reemplazando la tradicional salsa de queso de la receta original.  Así, podrán jugar no sólo con las verduras de que dispongan en casa cada vez que la preparen (lo que, en sí mismo, nos permite obtener nuevas recetas todo el tiempo) sino que, además, tendrán la posibilidad de incluir aquellos vegetales que los más chicos - y no tanto - no quieren comer con tanta facilidad. Esta pequeña-no-tan-pequeña-diferencia hará que este plato resulte súper tentador y nutritivo. 




¡A la receta se ha dicho! Para comer 4-5 personas (porciones de personas normales; creo que en la fotografías queda bastante claro de qué estoy hablando), utilizá 250 gramos de fideos de maíz que prepararás según las indicaciones del fabricante (en general, no difieren mucho de los demás fideos, sólo que tardan mucho menos tiempo en alcanzar el punto al dente). Recordá que luego terminarán de cocerse en el horno; por ello, apenas estén a punto colalos y reservalos.




Un rato antes de comenzar a cocinar la pasta (para que no se pase ni se pegue), vas a preparar una salsa-crema con los vegetales que tengas en casa, los que te gusten, los de temporada, los que encontraste a buen precio y calidad en la verdulería o el mercado. En este caso, utilicé cebolla, pimiento y brócoli. Insisto con el brócoli no sólo porque en casa gusta muchísimo (y porque es súper sano) sino porque los vegetarianos/veganos debemos consumir entre 2 y 3 porciones al día de vegetales de hoja (cada porción equivale a 1 taza de vegetales crudos o 1/2 taza de vegetales cocidos). ¿Y adiviná qué?... Entre los vegetales de hoja (acelga, espinaca, rúcula, lechugas, repollos/coles...) se incluye al brócoli. Por eso, cada vez que hay un hueco, allí va a parar un poco de brócoli en mi dieta Jajaja ;) Vos utilizá las hortalizas que más te gusten.

Para preparar la salsa-crema, en una cacerola salteá en 1 cucharada de aceite de coco (o el de tu gusto; incluso, si estás a dieta, podés utilizar agua potable) 1 cebolla y 1/4 de ají/pimiento rojo cortados en brunoise (cubitos pequeñitos). Condimentá con sal, pimienta, orégano y nuez moscada a gusto.




Cuando la cebolla comience a transparentar, agregá 400 gramos de brócoli congelado (o fresco) y 1/2 taza de un rico caldo de verduras (¡mucho mejor si es casero!). 

Aparte, disolvé en la otra 1/2 taza de caldo de vegetales unas 2-3 cucharadas de almidón de maíz (según prefieras una salsa-crema más o menos espesa). Cuando el brócoli esté bastante tierno, incorporale la mezcla de almidón disuelto en caldo y un puñado de queso rallado (en mi caso, utilicé un sabroso y bien estacionado Provolone). Apagá el fuego y revolvé hasta que espese.

Por último, integrá la pasta ya cocida junto con la salsa-crema y rectificá la sazón de acuerdo a tu gusto, si fuera necesario.




En una fuente apta para horno, a la que previamente rociaste con rocío vegetal (si lo preferís, podés enmantecarla o pincelarla con aceite), volcá la preparación, cubriéndola con el queso rallado restante. Llevá a horno fuerte para que se gratine y serví de inmediato.




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Para este gratinado de pasta y vegetales pueden utilizar zapallitos redondos, zucchinis/calabacines, berenjenas, tomates deshidratados, acelga, espinaca, calabaza, grelos, tomates cherry rojos y amarillos, coliflor, repollo/col blanco o morado/lombarda, espárragos, zanahoria, kale/col rizada, bok choy/pak choi, puerros, hongos... En fin, lo que tengan a mano, sea producto de estación, cosechen en su propia huerta o encuentren en su punto justo en verdulerías y mercados.

Les recuerdo que no deben descuidar la cocción de la pasta de harina de maíz porque, en cuestión de instantes, pasa de estar a punto a recocida, quedando con una textura floja, insípida, deslucida y sin nutrientes. Sin embargo, si lo desean, pueden reemplazar los fideos de maíz por la pasta tradicional que más les guste o por pasta de otras harinas, siempre cuidando sus puntos de cocción para no malograr la receta.

Por último, les cuento una curiosidad: Los Mac 'n' Cheese son uno de los platos típicos de EE.UU. que consiste en un gratinado o cazuela cuyos principales ingredientes son los macarrones (suelen utilizarse los elbow macaroni o macarrones/fideos pluma acodados, llamados así por su forma característica de codo) y una salsa de queso Cheddar o de otras variedades (industrializada, en la mayoría de los casos, aunque también se prepara de manera casera). Si bien la receta nació mucho antes, alcanzó su mayor punto de popularidad durante la Segunda Guerra Mundial, debido al racionamiento de los alimentos - entre ellos, claro está, la carne -. En aquellos días en los que se necesitaba una comida de preparación rápida, sencilla y que llenara la panza para cuando las mujeres regresaban a casa luego de trabajar todo el día en las fábricas, reemplazando a los hombres que se encontraban en la guerra, este plato se impuso por encima de los demás por considerárselo nutritivo (carbohidratos, proteínas y grasas) a la vez que rendidor. Hoy en día se lo consume como almuerzo, desayuno o cena y puede comprarse listo para llevar, congelado y hasta deshidratado.




Como ven, esta versión que les propongo es bastante distinta de la original, ganando en sabor y nutrientes. Además, me parece que es una manera bastante más sabrosa y alimenticia de comer pasta, sin menospreciar los tradicionales fideos del domingo, tan típicos aquí en familias con raíces italianas ;)

A nosotros nos gusta mucho y a mí me permite incluir todos los vegetales que se me ocurran, incluso aquellos que me van quedando "huerfanitos" de otras preparaciones para obtener un plato completo y delicioso.




Espero que les guste la propuesta y la prueben. Después me cuentan qué les ha parecido :)

Nos reencontramos la semana que viene. ¡Pásenla muy bien, disfruten de la vida junto a sus seres amados y experimenten en la cocina!


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas

Digiscrap: ©Designs by Connie Prince/Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Se ve verdaderamente deliciosa, yo no vario demasiado las salsas que hago para la pasta, viendo tu receta y lo que nos explicas me parece que ire experimentando con otros vegetales. la pasta de maiz alguna vez la he comido,, aquí, en España todo el maiz es transgenico , es para mi importante con el maíz mirar que la procedencia sea organica . Se que hay paises donde no dejan cultivar el maiz transgenico o sea que si se mira se encuentra de procedencía organica. Ay!!! me parece que escribo demasiado, gracias por la receta se ve super -apetitosa, un día de estos la hare. Besos y felices dias.!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen, te entiendo perfectamente. Yo tengo la misma preocupación que vos respecto de los productos y su procedencia orgánica. Yo consigo fideos de maíz orgánico, pero, de no ser así, podés emplear cualquier pasta de harina orgánica que te guste: arroz, trigo, quinua/quinoa, amaranto... En cuanto a las salsas de vegetales, le aportan variedad, sabor y nuevos nutrientes (sobre todo si hay más vegetales que pasta) al plato de fideos de siempre ;)
      Me alegra mucho que te guste mi receta :) Besos y felices días para vos también.

      Eliminar
  2. Hola Silvina, cada semana me sorprendes con tus ricas recetas, tienes una mano increíble para la cocina. Me encanta!! Este gratinado tan saludable invita a sentarse a la mesa, en la mejor compañía, y a disfrutar de la buena comida y la conversación agradable... Mmmm... y para eso, como bien dices, el almuerzo del domingo es es mejor momento, pues entre semana vamos todos a mil con muchas actividades y casi no hay tiempo para comer... y mucho menos en familia. Un beso guapa, y buena semana. Nos seguimos viendo pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, me alegra mucho que te guste mi propuesta. Muchas gracias por tus cumplidos, mujer ;)
      Como decís, este gratinado de pasta y vegetales es ideal para disfrutar el fin de semana cuando estamos en familia y nos damos el tiempo para la charla y la sobremesa. Gusta mucho y, sobre todo, nos permite darle otra presentación y sabor (con más nutrientes también) al plato de fideos más tradicional.
      Un beso y buena semana.

      Eliminar
  3. Hola!! Yo me quedo con tu versión mucho menos calórica y desde luego mucho más rica. El sabor que las verduras aporta a la pasta es delicioso. Nunca he usado leche de coco en mis receta y me apetece probar. Como siempre me descubres una nueva cocina!! Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, las verduras y las salsas con verduras son el acompañamiento ideal para los platos de pasta, no sólo porque los complementan muy bien sino porque nos sacan de la rutina.
      Un beso grande.

      Eliminar
  4. Me encanta, que rica con las verduritas tiene que quedar esta pasta. Es una receta diferente a las que yo hago y me encantará probarla. Tiene que estar muy buena con todo los ingredientes que lleva.
    Un beso y feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi propuesta :) Estoy segura que si la probás, quedarás encantada porque es muy sabrosa, rendidora, una la come con menos culpa (por esos de tener más vegetales que pasta) y podemos utilizar cuanta hortaliza anda dando vueltas por nuestra cocina.
      Un beso grande.

      Eliminar
  5. Una propuesta muchisimo mas sana que el plato americano. Nunca he probado la pasta de maiz, a ver si la encuentro en el supermercado. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nauzet, me alegra mucho que te guste mi propuesta :) Sin dudas, es más sana y completa que la versión americana ;)
      Yo compro los fideos/la pasta de maíz orgánico en dietéticas o comercios especilizados en productos para dieta o nutrición sana y herbolarios/herboristerías porque nunca los encontré en el supermercado. Pero, en cualquier caso, podés preparar este plato con pasta de harina de trigo, arroz, amaranto, quinua/quinoa...
      Un beso grande.

      Eliminar
  6. A mí tu receta me ha convencido plenamente. No siempre hay que acompañar la pasta de algo "que se pegue al riñón ni a las arterias" porque con verduras sale deliciosa o al menos a mí me lo parece.

    El que tenga alguna duda que mire bien tu receta que no tiene nada que envidiar a las que llevan carne

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, querida amiga, me alegra mucho que te guste mi receta :) Estoy con vos en un ciento por ciento: No es necesario comer todo aquello que se pega a los riñones y las arterias para ser feliz. Este plato de pasta, por ejemplo, es muy sabroso, deja a todo mundo contento y es súper sano por donde se lo quiera mirar ;)
      Un beso enorme.

      Eliminar
  7. Hola Silvina, encantada de volver por tu blog después del parón estival. Me alegro encontrar estos macarrones tan ricos y sanos, al tiempo que gustosos y gratinaditos. Una cocina ligera precisamente es lo que necesito después del relajo vacacional y si es tan buena como la tuya, no hay problema, se coge con agrado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Lola! Es un gusto tenerte por aqui de nuevo ;)
      Me alegra mucho que te guste mi receta y que te parezca ideal para retomar el ritmo después de las vacaciones :)
      Un beso.

      Eliminar
  8. Que maravilla de salsa de vegetales. Me chifla el brócoli, me enamora el queso... esa pasta no la conozco pero ya veo mis macarrones de espelta integrales nadando en la abundancia de las verduras... uuuuummmmmssssss...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Por aquí, la pasta de espelta es bastante difícil de conseguir, pero, como bien decís, esta receta va bien con cualquier pasta y admite cualquier combinación de vegetales ;)
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola! Algunas veces acompaño a los macarrones con brócoli pero no formando parte de una salsa tan rica como la que has hecho tú. Lo apunto todo, hasta los fideos de maíz,para probarlos.
    Un beso, que tengas una feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, estoy segura que si a los vegetales con que acompañás la pasta los convertís en una salsista (liviana, porque no necesita de cremas ni grasas para quedar sabrosa a más no poder) y, además, les das un golpe de horno para gratinarlos todo mundo quedará encantado de la vida :)
      Si probás la receta, después me contás qué tal te ha quedado ;)
      Un beso enorme.

      Eliminar
  10. Esta pasta se ve deliciosa, no he probado los macarrones de maíz así que me anoto tu receta para animarme. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guacimara, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Si no conseguís los macarrones de maíz (tengo ententido que puede no ser tan sencillo), podes probar con fideos de harina de arroz, trigo, amaranto, avena, quinua/quinoa...
      Un beso grande.

      Eliminar
  11. Me encanta tu version! Es preferible acostumbrar a los peques a comer de esta forma que con el queso ese comercial que quien sabe cuantas cosas le pondran, ademas los fideos son deliciosos tambien!
    Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diana, me alegra mucho que te guste mi versión :) Creo que siempre es mejor saber qué nos llevamos a la panza; más aún si se trata de un plato tan simple de realizar ;)
      Como vos, creo que los fideos de maíz son muy sabrosos y liviano; ideales para preparar platos de pasta distintos, sabrosos y con muchos nutrientes.
      Besos para vos.

      Eliminar
  12. Que buena tu propuesta, adoro la pasta y con vegetales me rechifla!! Tu salsa me encanta en la próxima reunión con la familia la llevo a cabo, estoy pensando que tengo un kg de harina de maíz y me voy a animar a hacer la pasta fresca con ella. Muchas gracias un besazo!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares