Chips crujientes de kale

Antes que nada, permítanme presentarles al kale. Pues bien, en los últimos tiempos su nombre resuena por todos lados (en especial, en el ambiente de la comida saludable, vegetariana-vegana y sustentable) porque se ha puesto de moda. Se lo puede encontrar en sus distintas variedades por los mercados de productos orgánicos y gourmet, el Barrio Chino y en los sitios web de venta de verduras, frutas y artículos orgánicos. Aquí, lo conocemos con el nombre que se le da en el mundo anglosajón; pero, esta virtuosa (ya les contaré por qué) hortaliza es también conocida como col rizada, col crespa o berza rizada.

Por estos lados, es bastante fácil conseguir chips-bocaditos de kale/col rizada para picotear-a modo de snack como un alimento sano, en lugar de dulces, galletas u otros productos que consumimos intentando aplacar nuestro hambre y sólo nos aportan calorías vacías. Sin embargo, no son para nada económicos. Por eso, hoy les propongo preparar en casa - y sólo en un rato - nuestros propios chips de kale/col rizada por muy poco dinero, logrando además distintos sabores según nuestros gustos y deseos ;)




Para preparar una buena cantidad de chips-bocaditos crujientes (la bandeja que ven en la fotografía, más algunos que, de manera misteriosa, desaparecieron de la escena antes que pudiera sacar las fotografías. Creo que tengo que revisar las cámaras de seguridad al mejor estilo CSI... Jajaja) sólo harán falta unas 4-5 hojas de kale/col rizada. Si consideramos que los atados son de unos 300 gramos (por lo menos, los orgánicos que yo compro tienen ese peso aproximado), tenemos para hacer chips-bocaditos para rato y de todos los gustos que se nos antojen.


Aquí les dejo el listado de ingredientes.



Como ya les dije, preparar estos chips-bocaditos es cuestión de ganas y un ratito de tiempo porque son cero complicación y mucha satisfacción. Ya verán. ¿Nos ponemos a trabajar?

Tomá unas 4-5 hojas de kale/col rizada (cualquiera de sus variedades; en este caso se trata de la morada), quitándoles el tronco/penca y lavándolas muy bien (algunos especialistas recomiendan que mientras lavás las hojas bajo el chorro de agua masajees un poco los bordes para hacerlos más tiernos, ya que son la parte más gruesa y la que le da ese aspecto enrulado característico. Yo, particularmente, no le hago nada en especial más que lavarlas con cuidado). Luego, secalas con dedicación para que no quede ningún resto de agua (en esto sí pongo especial atención). Esta tarea es fundamental para que los chips-bocaditos resulten perfectos, bien sazonados y crujientes.




Entonces, cortá cada hoja con las manos en pequeños trozos (el tamaño debe ser el de una pequeña porción que te llevarías a la boca sin que presente dificultades), teniendo en cuenta que al cocinarse algo van a encoger por pérdida de agua.

Aparte, en un bol, prepará la mezcla de aceite saborizado que hará toda la magia: Colocá 2-3 cucharadas de aceite (yo utilicé de coco) junto con 2 cucharadas de jugo de limón. Agregá sal, pimienta y nuez moscada recién molidas, 1 cucharadita de cúrcuma, 1 cucharadita de pimentón ahumado  y 1/3 de taza de queso rallado (utilicé Provolone). Con un batidor, integrá muy bien todos los ingredientes.




Disponé los trocitos de hojas de kale/col rizada dentro del bol y, ayudándote con las manos, impregnalas muy bien con la mezcla para que se distribuya por todas partes (por eso, es tan importante que las hojas estén bien secas; así, la pasta que formamos con el aceite saborizado se adhiere a ellas sin inconvenientes).




Por último, ubicá en placa para horno (puede tener rocío vegetal o papel manteca/para horno) cada trocito, evitando superponerlos para  que se cocinen de manera pareja y queden crujientes y sequitos.

Cociná en horno precalentado a temperatura mínima por algunos minutos (a mí no me llevó más de 5-7 minutos lograr la textura deseada). Revisá con frecuencia y dalos vuelta para que se cocinen en forma pareja (incluso, rotá las placas o asaderas que utilices para que reciban calor de manera homogénea).




Pasados unos pocos minutos, obtendrás unos chips-bocaditos deliciosos que sólo deberás dejar que se enfríen para poder comenzar a disfrutarlos. 

Te advierto que son muy sabrosos, livianos  y sanos. De modo que prepararte para darte una buena panzada sin mucha culpa y con mucho placer ;)




Algunas observaciones y recomendaciones finales: El aceite de coco de la receta pueden reemplazarlo por el aceite vegetal de su preferencia (oliva, maíz, girasol...). Entretanto, los condimentos de esta preparación pueden sustituirse por los de su agrado o ir variándolos para obtener chips-bocaditos de distintos sabores según lo deseen. En cualquier caso, pueden emplear para saborizar el aceite: curry, Garam Masala, cebolla deshidratada o en polvo, pimentón dulce, ají molido, perejil, cilantro, queso vegano en polvo/rawmesan... y agregarle semillas (sésamo, girasol picadas, amapola...).

Para hacer de esta receta una versión vegana, sólo deberán quitar el queso rallado de la lista de ingredientes, sustituyéndolo por las hierbas, especias y condimentos que más les gusten.

Más allá de que el kale/col rizada se ha puesto de moda en los últimos tiempos - ya que se consume en el mundo occidental desde el año 600 d. C. - y que, con ello, sus precio subió drásticamente, nuestras abuelas y bisabuelas le conocen/conocían desde hace mucho tiempo. Incluso, en algunas épocas y en algunos países era considerada más una maleza-mala hierba que no todo mundo miraba con buenos ojos y que, en muchas ocasiones, (en especial, si se gozaba de un buen pasar económico) se desechaba en lugar de consumirle. Eso no quita que, como bien dice el especialista argentino, Eduardo Rapoport: "Una gran cantidad de plantas consideradas  como malezas han servido de alimento a la humanidad desde el Paleolítico. Hay registradas más de 13 mil especies comestibles, pero la agricultura se ha concentrado en una pequeña selección de ellas. Durante varios siglos, algunas variedades como la avena, acelga, achicoria y rúcula eran catalogadas como "malezas" hasta que, por necesidad, el hombre aprendió a cultivarlas"... Pues bien, más allá de la moda, los beneficios de esta hortaliza están más que claros: Contiene más hierro que la carne y más calcio que la leche, es baja en hidratos de carbono y calorías (sólo 33 a 39 calorías por cada taza de verdura), contribuye a desintoxicar el cuerpo, es antiinflamatoria, ayuda a bajar de peso, es un poderoso antioxidante, reduce el colesterol, ayuda a combatir el cáncer (en especial, de ovarios) y las enfermedades cardíacas, protege al cuerpo de infecciones, ayuda a tonificar los músculos y es considerada un súper alimento por su contenido de vitaminas (A, C, K y complejo B), proteínas, ácido fólico, fibras (unos 5 gramos por taza) y minerales (potasio, hierro, calcio y magnesio).

Se recomienda consumir (en especial a vegetarianos y veganos) 1 taza y media de kale/col rizada por semana para disfrutar de todos sus beneficios, siendo la forma cruda la ideal. Podemos incluirlo en batidos, licuados y smoothies, ensaladas, purés, tartas, revueltos, salteados y un montón más de platos (ya verán que pronto se los presento en algunas otras recetas que ya vengo preparando en casa y que nos gustan mucho). Estos chips-bocaditos pueden consumirse como snacks saludables (llevándolos al colegio, trabajo, club,  gimnasio...) e incluirse en ensaladas o sándwiches para dar sabor y una textura diferente a los platos.




Recuerden que la clave fundamental de esta receta tan simple, rendidora y nutritiva es la correcta selección y preparación de las hojas: Cortarlas en pequeñas porciones lo más parejas posibles para que se cocinen de la mejor manera y secarlas por completo (con algo de dedicación, en especial, en los pliegues de los bordes) para que la mezcla de aceite, queso y condimentos se adhiera correctamente a cada trocito.




No sé si consumen habitualmente kale/col rizada o si han visto a este vegetal con ojos de desconfianza en mercados y verdulerías, pero bien vale la pena darle la oportunidad porque es muy sabroso y nutritivo. Aquí, en mi país (más espcíficamente conurbano bonaerense), sólo lo consigo en mercados orgánicos (sean físicos o virtuales) porque el verdulero me mira con cara de no entender de qué le hablo (¡y mucho menos si pretendo que sea orgánico!) cuando se lo nombro :D

De cualquier modo, estos snacks-chips son ideales para presentárselos a toda la familia porque nos permiten mostrarles un bocado muy apetitoso, en un formato distinto y a muy bajo costo (con cero trabajo-cero complicación) para picotear cuando nos invade el hambre, incluir en una picada como una tapa más, para incorporar en ensaladas o en sándwiches... En fin, si los prueban estoy segura que les gustarán muchísimo y ya sabrán qué lugar darles en su cocina de todos los días ;)

Nos reencontramos la semana que viene. ¡Pásenla muy bien, disfruten junto a sus seres amados y experimenten en la cocina!


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas

Digiscrap: ©Blue Heart Scraps/Joyful Heart Designs/Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. Me tiene intrigada esta col que mencionas, aquí hay una clase de col que se recolectan las hojas , no hace cogollo , solo unas hojas muy grandes, es una planta que se hace bastante alta. aquí estas hojas se acostumbra a dar a los animales. no se si es la misma col.... Ya investigare . la receta si que parece apetitosa , se puede utilizar otro tipo de coles? Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida karmen, el kale también es conocido como col rizada o berza rizada. Su aspecto es muy similar (para que te hagas una idea y tal vez te ayude a reconocer alguna de sus variedades, porque las hay de distintas texturas y colores: con las hojas más crespas o rizadas, con las nervaduras y pencas de color rojizo o morado y con las hojas más oscuras, algo negras) al de la acelga; además, no forma cogollo como las lechugas o el coliflor (por darte un ejemplo).
      Esta técnica, pero con más tiempo de coción podés emplearla para cocer en pequeños bocados las flores del brócoli o de la coliflor, quedando con un aspecto dorado y un sabor exquisito (además, es una manera disinta de prepararlas). También podés utilizar esta pasta saborizada para hacer chips de acelga, aportándole un sabor bastante similar al del kale porque es una hoja con un dejo amargo.
      Espero haberte ayudado a reconocer el kale (seguro, lo has visto porque es muy popular; sólo que, tal vez, lo conozcas con otro nombre) y a satisfacer tus dudas ;)
      Te mando un beso grande.

      Eliminar
    2. Gracias Silvina, me acorde de una tienda que venden verdura organica en un pueblo proximo, y... alli la tenian, !!! ( No es la que dan a los animales ) Me dijo el vendedor que es una verdura que la utilizan mucho en batidos verdes, por sus grandes cualidades. gracias por descubrirnos nuevos productos y tan saludables. Besos

      Eliminar
    3. Karmen, me alegra mucho que hayas podido encontrarla porque así la podés probar y sacar tus propias conclusiones; además, no te quedás con la eterna duda de qué sabor tendrá o cómo lucirá... Tal y como te lo ha dicho el vendedor, el kale se utiliza mucho para preparar batidos verdes porque es la mejor manera (por conservar todos sus nutrientes) de consumirla. Dicho sea de paso, yo que vos siempre que pueda me doy una vueltita por ese comercio porque el vendedor sabe de qué habla (y no es cosa menor porque, a veces, por vender algunos inescrupulosos son capaces de cualquier cosa y este señor ha demostrado que sabe bien lo que vende; digo yo que ni lo conozco...) y porque un lugar donde conseguir aquellos orgánicos que no tenemos en la huerta de casa (he visto tu huerto y es una preciosura, repleto de muchos excelentes y variados productos) siempre es una joyita para cuidar o tener en cuenta, al menos.
      ¡Gracias a vos por contarme tu experiencia! :D
      Besos grandes.

      Eliminar
  2. Que picoteo más sano. No conozco esta variedad en concreto, aunque tengo que mirar con más atención en el hiper, pero sí conozco otras que no sé si irán igual de bien para hacer estas chips. Todo es cuestión de ir probando. Esa salsita que las reboza les va de maravilla a las hojas y además de ponerlas crujientes les da sabor y alegria. Un snack rico y ligero que nos va a saciar estupendamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Como existen unas cuantas variedades de kale/col rizada es posible que conozcas alguna de ellas. Claro que sí... Aquí, en mi país, no se consiguen en las verdulerías-comercios tradicionales ni en la sección de orgánicos de supermercados o hipermercados; sólo en mercados de productos orgánicos o en sitios web de venta de productos orgánicos.
      Sin embargo, el aliño para las hojas bien puede usarse en las flores del brócoli o de la coliflor con muy buenos resultados, o para preparar chips con verduras de hojas duras (porque las de hojas muy finas o sensibles, como la espinaca, pueden quemarse en un abrir y cerrar de ojos).
      Un beso.

      Eliminar
    2. Excelente! me encantó! pero no la encuentro por ningún lado....¿Podrás pasarnos algún dato? Estoy en Bs as, en Ramos Mejia.....mil gracias por todas las recetas!placer total! Funcionan todas!

      Eliminar
    3. Andrea, me alegra mucho que te gusten mi recetas. ¡Muchas gracias por tus elogios! :)
      En cuanto al kale, sé que no es fácil encontrarlo en los lugares habituales, llámese verdulerías o supermercados; pero, podés conseguirlo en mercados de productos orgánicos. Por ejemplo, en CABA está Buenos Aires Market que los fines de semana (comenzó estando una vez por mes, pero en la actualidad funciona prácticamente todos los fines de semana) se presenta en distintos lugares de la ciudad: plazas, el Hipódromo de Palermo - allí estará este fin de semana -, al lado del Mercado de las Pulgas... Allí conseguís productos orgánicos y resulta, además, una salida interesante y divertida para hacer con la familia. En el Gran Buenos Aires funciona Sabe la Tierra que también reúne productores de orgánicos en San Fernando, Vicente López, Pilar y, sábado por medio, en Belgrano. Tanto el Buenos Aires Market como Sabe la Tierra tienen página web y de Facebook como para que te puedas informar sobre los productores que participan, los horarios, actividades y en que lugar estarán.
      Además, podés conseguir kale y otros productos orgánicos en varias páginas web de venta de estos productos, en donde te registrás y realizás tu compra, pudiendo pasar a recogerla por algún punto que ellos establecen o, si vivís dentro del área de su reparto, te lo llevan a tu propia casa. Podés buscarlos en Google como "compra de productos orgánicos". Sin embargo, si deseás más información sobre estos comercios vía Internet porque no los encontrás o por otras razones, mandame un mail a bouquetgarni.recetas@gamail.com que te paso las direcciones concretas donde compro porque no quiero hacerles publicidad gratuita por este medio, ya que no recibo ningún beneficio por parte de ellos.
      Espero haberte sido de utilidad. Si tenés más dudas o conusltas, aquí estoy para ayudarte.
      Un beso.

      Eliminar
    4. Mil gracias...Intento ,de lo contrario te escribo!

      Eliminar
  3. Que rico lo que nos enseñas hoy :-)
    Y crujientito jjjjjj
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Saludos.

      Eliminar
  4. Qué rico!! Un aperitivo para disfrutar. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clara, me alegra que te guste mi propuesta.
      Un abrazo apra vos.

      Eliminar
  5. Pues se ve que yo no estoy a la moda en lo que a comida se refiere porque no sabía que comer estos chips fuera lo más en este momento. Y cuando he leído kale me he quedado en plan ¿y eso qué será?... ji ji ji

    No tengo ni idea de si por aquí se pueden encontrar estos chips, pero con tu receta prefiero mil veces hacerlos en casa que seguro son más ricos y muchísimo más baratos.

    ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, querida amiga, me has hecho reír con ganas :D
      Esta interesante hortaliza que desde tiempos inmemoriales se viene cultivando se ha vuelto famosa en los últimos años-meses porque muchas personalidades del espectáculo han admitido consumirla. En mi país, se ha impuesto entre veganos, vegetarianos y naturistas por sus valores nutritivos. Sin embargo, los chips en cuestión - que, como podés ver, son muy sencillos de hacer - salen un ojo de la cara, un puñadito de nada. Entonces, me pareció que era una buena idea enseñarlos a preparar ;)
      Como ya les he advertido, por aquí (tal vez en España tengas otra suerte) el kale/col rizada no se consigue ni en los comercios tradicionales de venta de verduras ni en los super o hiper mercados (ni siquiera en la sección de orgánicos); sólo en mercados de orgánicos (que, por fortuna, en Buenos Aires tenemos unos cuantos para visitar en semana o fin de semana) y en los sitios web de venta de orgánicos (que tambien son unos cuantos).
      Si lográs hacerte de un atado de kale/col rizada en cualquiera de sus variedades, probala del modo que más te guste (pueden ser estos chips que, como bien decís, son muy económicos en comparación con los que comercializan o en una tortilla, frittata, bocadillos, tarta, batidos verdes...) porque es sabrosa y muy nutritiva.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  6. No conocía lo que era el kale, pero gracias a ti ya lo conozco. Me parecen que tienen que estar muy ricos, esos si diferentes pero muy sanos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que la debés conocer con otro nombre o en alguna de sus variedades (que son unas cuantas, por cierto). Sin embargo, de no ser así, me alegra haberte mostrado una hortaliza que no es imposible de conseguir y que te permite cubrir muchos nutrientes de un solo paso. Estos chips en verdad son muy sabrosos, livianos y saludables; por eso, vale la pena probarlos. Además, son la mar de simples y se hacen en un pim-pam-pum...
      Un beso.

      Eliminar
  7. Hola !! Pues yo tampoco conozco el kale y mira que miro y remiro los super en busca de esa verdura u hortaliza que aún no conozco, me encanta descubrir cosas nuevas para mí. estaré más pendiente , que me gusta estar a la moda. Jajajaja!! Un beso Silvina y mil gracias por traernos estas novedades tan deliciosas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elisa, estoy segura que debés haberlo visto o conocerlo, tal vez con otro nombre. Al menos, algunas de sus variedades... Eso sí, como ya les vengo advirtiendo, al menos en mi país, en los super e hipermercados no se consigue (ni siquiera en la sección de orgánicos); sólo con productores en venta directa en mercados de orgánicos o a través de los sitios web que comercializan estos productos.
      De cualquier manera, si en algún momento te cruzás con un atado de esta sencilla y humilde hortaliza (con algunos aires similares a la conocida acelga, al menos la variedad morada que yo utilicé se le parece bastante), no dudes en llevarlo a casa para preparar estos chips o el plato que te plazca: tortillas, revueltos, salteados, batidos verdes, colchón de vegetales, tartas... porque es muy nutritiva y sabrosa.
      ¡Gracias a vos por visitarme y dejarte tentar por mis propuestas!
      Un beso grande.

      Eliminar
  8. Hola Silvina, ¿sabes que estoy deseando probar estos chips? ya los había oído anteriormente, pero no me decidía... justamente la semana pasada compré un manojo de kale en mi verdulería habitual, hermosísimo y fantástico por solo 1 €; pero hice otras recetas con él... A ver si esta semana tengo tiempo y me paso de nuevo a comprar otro manojito y me marco unos chips tan aromáticos, sabrosos y nutritivos como los tuyos. Un beso, guapa y gracias por enseñarnos recetas tan ricas y fáciles de preparar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, estoy segura que si probás estos chips quedarás encantada porque con poca cantidad de kale se obtienen un montón, es muy fácil prepararlos y son ideales para picotear entre comidas o para agregar a ensaladas, sádwiches y otros platos.
      ¡Gracias a vos por pasar por aquí!
      Un beso.

      Eliminar
  9. una receta estupenda , tomo nota me ha gustado mucho , besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Catalina, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Un beso.

      Eliminar
  10. Silvina, me encantan estas chips! Tu siempre nos traes cosas deliciosas y sanas. Tengo algo para ti en mi blog,
    Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diana, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Ya mismo paso por tu blog para visitarte y disculpá que no lo hice antes porque no he estado muy bien de salud.
      Te mando un beso grande.

      Eliminar
  11. Pues, encantados kale. No teníamos el placer de conocerte...jaja.
    Mira qué cosas...Cada poco hay algo que se pone muy de moda y luego se consume mucho..aunque luego también se olvida...Modas.
    Pero nunca había oído hablar de estas hojitas, súper curiosas y buenas!
    A ver si las encuentro...
    Un besote!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kim, como les he contado el kale/col rizada se cultiva hace miles de años en casi todo el mundo. Estoy segura que debés haber visto alguna de sus variedades en algún mercado, pero, tal vez, con otro nombre. Se ha puesto de moda desde hace un tiempo porque muchas celebridades admitieron consumirlo y los beneficios que aportó a sus dietas (supongo que, por ello, los chips que están muy de moda salen un ojo de la cara cuando, en realidad, son súper económicos y simples de preparar). Más allá de las modas que, como bien decís, siempre hay algo que se pone de moda y luego pasa y hasta se olvida, se trata de un alimento muy completo que vale la pena conocer y probar. Sobre todo porque, independientemente de su fama, es una hortaliza muy simple y con una apariencia, en alguna de sus variedades, poco pretenciosa... En fin, que si encontrás algún atado por allí, un día de estos, animate a llevarlo a tu casa para preparar estos chips o la receta que más te guste (desde un batido verde hasta tartas, salteados o revueltos) porque estoy segura que te gustará mucho ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  12. Si tiene más calcio que la leche, más hierro que la carne y demás beneficios además de que parecen muy ricos como chips crujientes, entonces miraré al kale con otros ojos (si logro dar con él, claro)
    Un beso, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, estoy segura que si lográs dar con el kale/col rizada en cualquiera de sus variedades (fijate, principalmente, en comercios de productos orgánicos o en mercados de venta directa de productores a consumidores) y lo probás, quedarás muy complacida. Porque, además de los beneficios nutritivos que ya les comenté, tiene un sabor muy interesante y es muy versátil como para incluirlo en nuestra dieta del día a día sin inconvenientes. Y después, a disfrutar de sus beneficios... ;)
      Un beso grande.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores