Rollitos de cebollas y queso azul

Uno de los grandes placeres de cocinar, sin dudas, es compartir con familia y amigos nuestras creaciones, mejores platos o recetas familiares que permanentemente nos piden y alaban. Las reuniones con la gente que queremos siempre son un motivo para celebrar y, si de celebraciones se trata, la comida se transforma inexorablemente en un elemento fundamental, placentero y convocante. Sin embargo, cuando organizo una reunión con amigos o alguna celebración con la familia, uno de los pilares de mi cocina es la practicidad. Si siempre trato que mis recetas sean mayoritariamente prácticas, cuando hay que preparar muchos platos y busco que todo resulte impecable, más aún. Me gusta disfrutar de las reuniones sin estar constantemente pendiente de la cocina y las recetas prácticas son, sin dudarlo, mi caballito de batalla en estas ocasiones. Por eso, hoy les propongo una receta tentadora (a la que casi nadie puede resistirse) y tan práctica que, en cuanto la prueben, no querrán abandonarla más ;)




Estos rollitos de masa filo/pasta filo/masa philo o yufka (nombre que recibe en turco) son una perdición absoluta: Sabrosos, livianos, crujientes, dorados y con un relleno cremoso que esconde alguna sorpresa para hacerlo más interesante. Son absolutamente irresistibles por donde se los mire, y se los pruebe... 

Una vez más, les propongo una receta que con pocos - realmente muy pocos - ingredientes nos hará lucirnos como cocineros y anfitriones, todo en uno. Aquí, les dejo el listado de productos que necesitarán para preparar estos sabrosos bocados.




¿Nos ponemos a trabajar en esta deliciosa propuesta que sirve tanto como una entrada/entrante, un componente más de una picada/tapeo o como plato único, acompañado por una rica ensalada de hojas verdes y tomates cherry?

Primero, rehogá 2 cebollas blancas, cortadas en juliana o pluma, junto con 2 cebollas moradas, cortadas de igual manera, en 2 cucharadas de aceite de coco (en su lugar, puede ser cualquier aceite neutro). Condimentá con sal, pimienta, 1 cucharada de orégano, 1 cucharada de queso vegetal (te recuerdo que mi versión contiene semillas de zapallo y de girasol, levadura nutricional, algas espirulina y kelp, zanahoria, cebolla, orégano, perejil, espinaca, apio, romero y salvia deshidratados, cúrcuma y pimentón) y nuez moscada recién molida. Una vez que las cebollas queden transparentes, agregá 3 cucharadas de vino generoso y, a fuego fuerte, dejá que se evapore el alcohol. Luego, cociná a fuego bajo hasta que queden prácticamente caramelizadas y tiernas. Reservá hasta que se enfríen.




Una vez que las cebollas estén frías (este detalle es fundamental para no malograr la receta), disponé sobre la mesa de trabajo dos láminas de masa filo/pasta filo (para estas cantidades, yo utilizo unos 200 gramos de masa). Con un cuchillo afilado, cortá la masa por la mitad y luego en tiras de un ancho más o menos regular, separando cada lámina de masa y conservando tapados (y humedecidos; puede ser con un paño húmedo) el resto de los recortes.




Sobre cada tira de masa filo/pasta filo que cortaste, disponé una porción generosa de cebollas caramelizadas, ubicándolas en el centro y a algunos centímetros de distancia del extremo más angosto y cercano a vos mismo de la masa. Encima, colocá un puñado de nueces trozadas con las manos y una porción de queso azul. Luego, cerrá ambos laterales de la masa sobre el relleno (no te preocupes si no cubrís todo el relleno con ella).




Entonces, desde el extremo de masa más angosto y cercano a vos mismo, comenzá a enrollar la tira hasta formar paquetitos o rollitos que envuelvan muy bien el relleno, quedando lo más apretados que puedas (procurando que no se rompa o rasgue la masa).




Disponé los rollitos en placa o fuente para horno, humedecida con rocío vegetal (o pincelada con una ligera capa de aceite), dejando hacia abajo el cierre de cada uno. Pincelalos con aceite (en mi caso, de coco) y espolvoreales por encima una lluvia de semillas de sésamo blanco, integral y negro.




Cociná en un horno fuerte por algunos minutos hasta que la masa se dore, cuidando con atención porque enseguida pueden quemarse. 

Serví calientes o tibios, acompañados por una ensalada de mezcla de hojas y tomates cherry (en caso que sea un plato único o una entrada/entrante) o junto con los otros integrantes de la picada o tapeo (si se trata de una comida informal donde presentás otros finger-foods/para comer con las manos).




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Las cebollas pueden reemplazarse por ciboulette, cebolla de verdeo o la variedad de cebollas que les resulten más convenientes. Una opción que también preparo muy seguido es la mezcla de cebollas y apio que, en combinación con el queso azul y las nueces, resulta simplemente irresistible.

Con estas cantidades se obtienen unos  8 rollitos, dependiendo del tamaño de las tiras de masa.

El vino generoso, también llamado fortificado, puede ser Oporto, Marsala, Madeira, Malaga, Jerez... Entretanto, el queso azul puede ser Roquefort, Gorgonzola, Cabrales, Stilton o el de su preferencia.

El relleno de los rollitos debe estar bien frío al momento de armarlos porque, por acción del calor, la masa filo/pasta filo se rompe y se convierte en un engrudo irrecuperable. Entretanto, les recomiendo que sigan las instrucciones del fabricante o productor de la masa para conservarla de manera óptima hasta el momento de su utilización. De cualquier modo, como recomendación o instrucción general es importante resaltar que, al tratarse de una masa muy delicada que se reseca con facilidad, lo ideal es dejarla en la heladera/nevera/refrigerador hasta el momento mismo de armar los rollitos. Al ir cortando y disponiendo la masa para formar cada uno de ellos, pueden apilarse o mantenerse juntas las porciones, cubiertas por un paño de tela humedecido para que, así, no pierdan flexibilidad ni se resequen.

La masa filo/pasta filo es una masa muy utilizada en la gastronomía de Medio Oriente, los Balcanes (Grecia, Albania, Rumania, Serbia, Croacia, Bulgaria y Rumania,  entre otros países) y Turquía. Se caracteriza por tratarse de hojas o láminas muy delgadas de masa, casi traslúcidas que suele utilizarse por capas superpuestas. Se emplea en la preparación de platos muy tradicionales tanto dulces como salados, asada, frita u horneada. Su origen estaría situado en la península de Anatolia, donde hacia el siglo XI ya existían registros en el diccionario de dialectos turcos (Diwan Lughat al-Turk) de unos panes que se realizaban a partir de capas de masa plegadas. Esta técnica inicial habría sido perfeccionada en los palacios reales de Estambul hasta lograr el grosor de una hoja de papel. Se trata de una masa realizada con harina de trigo, agua y algunas gotas de vinagre blanco o, en Grecia, de raki (no es el licor anisado - bebida nacional de Turquía - sino una bebida alcohólica, también llamada tsikoudia, que se elabora en la isla de Creta a partir de uvas propias de la región, bastante similar a la grappa italiana). Como la preparación de esta masa requiere de mucho tiempo y destreza, desde los años 1970, se fabrica de manera mecánica e industrial, pudiendo comprarla fresca o congelada en comercios especializados y hasta en supermercados.




Como les adelanté al comienzo, esta receta es ideal para incluir en el menú de una reunión o celebración por su practicidad y elegancia. Pero, también resulta un plato ideal para comerlo como comida principal si lo acompañamos de una rica y surtida ensalada o, incluso, para llevar a un picnic o paseo por el campo, la montaña o el bosque. Muy pocos ingredientes y escaso trabajo, además de un sabor delicado, pero con mucha personalidad harán de este plato (y las variantes que se le puedan ocurrir a partir de esta versión) un imprescindible en su recetario. Pruébenlo y después me cuentan qué les ha parecido ;)

Antes de despedirme, quiero agradecerle especialmente a Diana del blog Ingredientes y ¡Listo! (si aún no lo conocen, pasen por allí porque siempre encontrarán recetas interesantes e inspiradoras) por haberme otorgado el premio BOR Litarcihis Blogger. Para mí es un gran honor y una ilusión inmensa recibir un premio de una compañera-colega-amiga bloguera que con cariño y generosidad decide que mi trabajo y dedicación valen la pena ser premiados. A propósito de ello, este galardón tiene una particularidad: Se otorga a Blogs Originales (por eso se llama BOR) y a sus creadores por su labor, empeño y cariño para desarrollarlos; pero, además, deben ser blogs que a quien otorgue el premio le aporten algo a nivel personal. Por todo eso, Diana... ¡¡Muchas gracias!! :D




Como muchos de los blogs que día a día me inspiran por sus recetas, sus palabras y presentación no reciben premios por falta de tiempo para dedicarse a ellos, porque hay muchos otros blogs que se lo merecen (incluso tantos que, por mi propia falta de tiempo, todavía ni siquiera conozco) y porque no quiero olvidarme de nadie, dejo aquí para ustedes este premio. Porque, si hay algo que he aprendido en los años que vengo trabajando en éste, mi pequeño espacio en Internet, es el inmenso cariño, el mimo constante y la gran dedicación que cada blogger le pone a lo que hace ;)

Nos reencontramos la semana que viene. ¡Pásenla muy bien, disfruten junto a sus seres amados y experimenten en la cocina!


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Scrapyrus Designs/Tracy Martin Scrapbook Designs/HG Designs/Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. A veces es más gratificante ver la cara de los que prueban tus recetas que comerlas ¡al menos a mí me pasa! (no hace falta decir que tiene que ser algo que gusta ¿no? ji ji ji)

    Estos rollitos me han gustado bastante. Creo que la combinación de ingredientes es bastante interesante y que el resultado tiene que ser espectacular así que me la apunto para hacerla en casa

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, estoy de acuerdo con vos en un ciento por ciento: Muchas veces nos gratificamos más viendo cómo los demás disfrutan de nuestros platos que comiendo. Creo, es parte del placer de cocinar para los demás ;)
      Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Beso grande.

      Eliminar
  2. Soy de la misma opinión que tú en cuanto a reuniones se refiere, si las hacemos es para disfrutar con ellas y no agobiarnos con el menú. Siempre elijo recetas sencillas que se puedan hacer incluso con antelación dejando los detalles para última hora. Tu sugerencia me parece más que rica, esa combinación de ingredientes funciona muy bien y gusta a propios y extraños. Me gusta y la tengo en cuenta para mis veladas con amigos o familia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me alegra que te guste mi propuesta :)
      Quien más, quien menos, a todos los que nos da placer recibir amigos e invitados buscamos la practicidad para poder disfrutar de la reunión y estar en todos los detalles sin agobiarnos y terminar agotados. Por eso, una buena selección de recetas prácticas, poco complicadas, pero vistosas y sabrosas son nuestras alidas más importantes en estas ocasiones ;)
      Un beso.

      Eliminar
  3. Mmmm... perfectos rollitos para una picadita bien rica y sobretodo sabrosa... ¿a qué hora quedamos? Yo llevo alguna otra cosita de las mías y comemos tan ricamente... Me ha gustado mucho tu propuestas, adoro el queso azul y con las nueces y la cebolla caramelizada forman una combinación ideales. La masa filo la he utilizado alguna vez para las típicas samosas (tipo de empanadillas de la India) que también me gustan mucho, así que tu propuesta de hoy está buenísima, Silvina. Besos y hasta la semana que viene!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, cuando quieras sos bienvenida para una rica picada y una buena charla ;)
      Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Yo también utilizo la masa filo para preparar samosas, pero me gusta mucho también para preparaciones en las que la masa debe ser muy liviana a la vez que sabrosa como en tartas, hand-pies, wraps...
      Un beso grande.

      Eliminar
  4. Ohhh! Que riquisimo!!!! Me lo apunto ahora mismo, este domingo les dare una sorpresa a mi familia con esta receta...... Gracias. No me extraña que recibas un premio , es que te los mereces todos , tienes un bloc visualmente precioso, con unas recetas para chuparse los dedos y unas explicaciones super completas y ademas... ovolactovegetariana , me encanta !!!! Un gran beso y hasta la próxima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Karmen, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      ¡Muchas gracias por tus lindas palabras!
      Un beso grande para vos.

      Eliminar
  5. Pero que delicia de rollitos, con gusto me comia mas de un par, ese relleno que les pusiste me saco el antojo. Muchas gracias por las palabras que me dedicas, pero es que el trabajo de tu blog merece todos los premios!
    Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Diana, me alegra mucho que te guste mi propuesta :) A mí también este relleno me gusta un montón por lo simple y lo gustoso que resulta.
      ¡Muchas a garcias a vos por el premio y por tus lindas palabras!
      Besos grandes.

      Eliminar
  6. Que buenos con cebolla.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, me alegra que te guste mi receta :)
      Saludos.

      Eliminar
  7. Tienes toda la razón, cuando tienes invitados lo peor es tener que hacer viajes a la cocina cada dos por tres, pero por suerte tenemos tantísimas recetas que sólo hay que perder un poco de tiempo mirando cuál hacer. Esta tuya me parece estupendísima, rica y fácil y para dejarte el tiempo libre para dedicar a tu gente. Ahora que llegan las navidades habrá que tenerla en cuenta!
    Un beso guapetona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Nuria, como bien decís, a la hora de recibir invitados complicarse poco y pasarla bien deben ser las premisas para lograr una comida agradable en la que nuestros comensales disfruten y la pasen bien, mientras nosotras mismas nos luzcamos y pasemos un buen rato ;)
      Me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Un beso grande.

      Eliminar
  8. Me ha encantado tu propuesta de hoy, es sencilla pero estupenda. Porque el queso azul me encanta, las cebollas caramelizadas también, y en conjunto todo, debe estar buenísimo. Tienes razón para que quebrarse la cabeza con recetas tan elaboradas que te ponen de los nervios y no disfrutas de la reunión que vas a tener con amigos o familia. Me la quedo, que dentro de nada están aquí los preparativos navideños y seguro que tus rollitos van a gustar mucho.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Estamos de acuerdo en que las reuniones son para que visita y anfitriones la pasen bien, y la cocina no debe ser una complicación sino el mismo placer de siempre. Por eso, ésta - como tantas otras recetas prácticas - nos hace lucir sin complicarnos ;)
      A mí, el sabor de las cebollas caramelizadas (en especial las moradas que son aún más dulzonas que las blancas y criollas) en combinación con el queso azul, las nueces y la masa filo me parece de lo más sabroso y delicado, ideal para recibir invitados y lucirse.
      Un beso grande.

      Eliminar
  9. Y enhorabuena por tu premio, sin duda lo mereces.
    Un beso de nuevo!

    ResponderEliminar
  10. Hola, si no cocináramos para nadie , no tendría sentido, lo mejor es ver cuando se sorprenden con nuestros plato y cuando sabemos que realmente les gusta. Tus paquetitos son de los que no se olvidan y seguro que más de uno se queda con ganas de repetir. un adelicia , sencilla y bien combinada!! Un beso cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elisa, estamos totalmente de acuerdo: Cocinar es siempre un acto de amor; por eso, uno de los mayores placeres es ofrecer nuestros platos, nuestras mejores creaciones a familia, amigos, invitados. Disfrutamos cocinando y organizando una reunión tanto como disfrutamos viendo las caras de placer o los elogios por nuestra buena mano en la cocina...
      Me alegra mucho que te guste mi propuesta que es bien simple, pero muy gustosa :)
      Un beso grande.

      Eliminar
  11. Pues sí, cuánta razón tienes, cuando se avecina una reunión numerosa de gente en casa más vale tirar por recetas fáciles y rápidas pero cuyo resultado nos haga parecer que hemos estado todo el día en la cocina, jaja, y sorprendamos a nuestros invitados. Y veo que con estos rollitos lo has conseguido, yo cambiaría el queso azul por otro porque es de los pocos quesos que no me atraen mucho, pero lo demás me lo copio al pie de la letra :)
    1 besote enorme Silvina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal y como lo has dicho: Las reuniones son para disfrutarlas de cabo a rabo. No es necesario complicarse para lucir como expertas que nos pasamos el día entero en la cocina cuando, en realidad, trabajamos lo justo y necesario para ofrecer ricos y vistosos platos ;)
      El queso azul podés reemplazarlo por algún otro queso que, por su carácter y sabor, le aporte personalidad a la receta. Podría ser un Gruyere o un Fontina bien estacionados y picantones, un sabroso pecorino o un Manchego con personalidad... En fin, que opciones sobran para poder rellenar estos rollitos con ricos sabores :D
      Un beso grande para vos.

      Eliminar
  12. La cocina es para disfrutarla, y si tienes invitados y acabas agobiada y sufriento... mal plan. Mucho mejor disfrutar, tirar de recetas que no te compliquen infinito, y ocupar tu tiempo atendiendo a tus invitados y disfrutando de la comida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, pensamos igual: Practicidad en la cocina a la hora de elegir y preparar los platos para una reunión y, después, a pasarla bien, disfrutando de la comida y de los invitados que para eso son las fiestas y los encuentros ;)
      Un beso.

      Eliminar
  13. Es una receta muy práctica, sí señora! y a la vez que nos deja tiempo para disfrutar de la reunión con familia y amigos es toda una delicia saborearla. Me encanta el relleno que le has puesto!
    Muchas felicidades por el premio, besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me alegra mucho que te guste mi propuesta :) Es bien práctica y sabrosa como para disfrutar de la reunión sin preocuparnos de la cocina, presentando un plato que gusta a todo mundo y nos deja como reinas.
      ¡Muchas gracias por tus lindos deseos!
      Un beso grande.

      Eliminar
  14. Rollitos de cebolla y queso? Ya sólo con el nombre me apunté la receta jejeje, pero después de verlos tengo que hacerlos sí o sí. Qué delicia! Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nauzet, me alegra mucho que te guste mi receta :) Si sos de las mías: que nos gusta, ya de pensarlo nomás, la combinación de unas ricas cebollas caramelizadas y un sabroso queso (en este caso azul), estoy segura que esta propuesta te va a encantar ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  15. Impresionantes tus rollitos!! como se nota que están hechos con mucho cariño, al igual que tu adoro cocinar para los demás me encanta disfrutar de sus caras de satisfacción, eso que ahora con un peque de cuatro años y una bebé de siete meses...digamos que la paciencia para cocinar la tengo un poco olvidada y es que entre llanto y grito no veas!! estoy desando que sean un poquito más mayores para retomar recetas más elaboradas para que ellos también las disfruten. Otra cosa, muchísimas felicidades por el premio, yo no te daba uno, te daba 10 y es que el cariño con el que diseñas todas tus entradas y la estética del blog así lo merecen. Mucho ánimo para que nos sigas deleitando mucho tiempo.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Yolanda, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      ¡Muchas gracias por tus lindas palabras! Y vos también merecés un premio por el cariño con que trabajás tu blog y tu dedicación; incluso, con dos pequeños hermosos que te llenarán los días de alegría y dichas, pero con tanto trabajo para ellos quedarás exhausta para vos misma y tus cosas.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares