Sándwich de huevo y pepino

Antes de que, por aquí,  el verano termine escapándosenos del todo, quiero presentarles este sándwich tan-pero-tan simple que, casi, me da vergüenza proponérselos; si no fuera porque es tan-pero-tan sabroso que bien vale mi insistencia ;) Además, aunque podemos conseguir los ingredientes de este exquisito bocado durante todo el año, es en esta época cuando logramos comprar los mejores y más gustosos pepinos.

Se trata de la unión, algo aggiornada, entre dos clásicos del Tea-time británico más tradicional que podemos incorporar como tentempié, almuerzo, brunch (desayuno-almuerzo, término nacido de la unión de breakfast y lunch) o cena rápida. 

Como adoro los sándwiches de pepino y de ensalada de huevos que se suelen servir en las más elegantes horas del té británicas (no sé si les he contado que fui educada en un colegio escocés con maestros, profesores y directivos ingleses, escoceses e irlandeses; por lo tanto, las  costumbres, platos y prácticas me parecen de lo más naturales desde siempre porque ése supo ser mi día a día desde los 4 años...), decidí hacer una versión que, por su desparpajo y desapego a las más nobles tradiciones del ritual del té, haría que la propia Reina me prohibiera la entrada al Reino Unido y, por añadidura, a todo el Commonwealth junto. Jajajaja :D




¿Se suman a mi propuesta apetitosa, algo descarada y sencilla?  Aquí, los ingredientes que necesitarán.




Pues bien, entonces... ¡A cocinar se ha dicho! Que en unos minutos estará lista la comida ;)

En un recipiente poné a hervir agua; cuando esto ocurra, introducí allí 2 huevos (de campo/ecológicos/pastoriles) y cociná por 5-6 minutos. Pasado este tiempo, quitá el recipiente del fuego y pasá los huevos por agua fría para detener su cocción. Pelalos y aplastalos con un tenedor (o, si lo preferís, picalos; en cualquier caso, deben notarse los trocitos para que sepamos qué estamos comiendo). Condimentalos con sal, pimienta, nuez moscada, 1 cucharadita de pimentón ahumado y 1 cucharadita de cúrcuma.

Entonces, añadí 3-4 cucharadas de mayonesa/mahonesa (puede ser casera o industrializada, light o a base de leche; pero, de buena calidad). Mezclá bien y con cuidado para integrar las especias y saborizar toda la preparación.




Por último, cortá en finas rebanadas 1 pepino de tamaño mediano (si es orgánico, mucho mejor). Reservá.

Ahora, sólo queda armar los sándwiches: Para ello, abrí 2 piezas de pan de tu agrado (yo utilicé pan árabe/pita casero, integral y con semillas; aquí te dejo la receta por si querés prepararlos en casa), untá con abundante mezcla de huevos y aderezo; por último, distribuí por encima una generosa porción de pepinos que, si están muy húmedos, secarás antes de utilizarlos.

Entonces... ¡A disfrutar de un bocado maravilloso! :D




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Con estas cantidades se obtienen 2 sándwiches bien colmados como para personas de muy buen diente.

Si lo desean, pueden tostar previamente el pan. De igual manera, pueden incorporar mostaza, cilantro y eneldo a la mezcla de mayonesa/mahonesa y huevos, reemplazar el pimentón ahumado por su versión dulce o por páprika, añadir curry para darle un toque indio y/o sustituir los pepinos frescos por pepinillos en vinagre (bien escurridos, eso sí).

En caso que la mezcla de huevos y aderezo quedara demasiado líquida (no se olviden que los huevos mollet son aquellos en los que, en virtud de su corta cocción, la yema se encuentra en un punto medio entre líquida-semi líquida y cremosa), pueden llevarla por algunos segundos al fuego para conseguir que se evapore parte de la humedad, cuidando de no secar demasiado la preparación

El sándwich de pepino (Cucumber sandwich) típico del Tea-time inglés  - o del entretiempo de los partidos de cricket - se prepara sobre finas rodajas de pan de molde, cortadas en forma de pequeños triángulos, a los que se les quita la corteza y se los unta con manteca/mantequilla. Asimismo, al pepino se le retira  la totalidad de su cáscara o se le realizan líneas longitudinales para que, al cortarlo en finas-muy-finas láminas, presente unos elegantes patrones. Los sándwiches se preparan a último momento (antes de ser llevados a la mesa) para que la miga no se humedezca y, buscando evitar que esto ocurra, también se secan las rodajitas de pepino cuidadosamente antes de armar cada bocadillo.

Entretanto, el tradicional sándwich de ensalada de huevo (Egg salad sandwich) también se sirve en pan de molde sin corteza y en formato de pequeños triángulos (por lo general, el sándwich del Tea-time se corta a la mitad en un triángulo y luego a éste, a la mitad nuevamente, obteniéndose pequeños sándwiches triangulares, ideales para comer como bocadillos). A diferencia de su primo a base de pepinos es más calórico y, por lo general, consta de una sencilla mezcla de huevos duros picados finamente, apio o berro también picados y una mezcla de mayonesa/mahonesa, queso crema y mostaza a la que, en ocasiones, se le añade polvo de cebolla, además de sal y pimienta.




Como pueden ver, decir que este sándwich es sencillo de preparar es poca cosa. Pero, les garantizo que lo que tiene de simple, lo tiene de apetitoso porque los pepinos y el huevo se entienden de mil maravillas. Además, en compañía de la mayonesa/mahonesa y una interesante combinación de especias se transforman en un manjar apetitoso y muy tentador. Pruébenlo y después me cuentan ;)

No quiero ponerme pesada con mi salud porque no es mi estilo, pero como sé que a muchos de ustedes les interesa saber cómo marchan las cosas en mi camino al quirófano, les digo que sin novedades... Sigo en plan de desinflamación de la vesícula, con dieta y más dieta. Es decir, que al sándwich de huevo y pepino, no lo veo ni en fotos... Pero, ya vendrán mejores tiempos para comer lo que me apetezca; por ahora, soy feliz con no sentirme mal, ni pasarla fatal :)

Los espero la semana próxima. Mientras tanto, estén muy bien, disfruten junto a sus seres queridos y experimenten en la cocina.


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Designs by Connie Prince/Digital Scrapbbok Ingredients/Ammy Wolff Designs/Bouquet Garni Recetas



Comentarios

  1. Los sandwichs de todo tipo forman parte del menú veraniego de la familia. A mi no me parece tan simple el que has hecho, está bien condimentado y combinado, dentro de un pan casero es un placer degustarlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Los sándwiches son ideales para sacarnos de apuros, como tentempiés, para picnics, como meriendas o, incluso, a modo de comida informal y ligera. Esta opción es una de las favoritas en mi familia porque es sencillo,, pero muy gustoso.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola guapísima !!!
    Pues mira, aquí otra que cae rendida ante un sandwich de pepino. Es más, al ver el título de tu entrada directamente me he ido a las tardes de té inglesas (de las que he disfrutado bastantes). De vez en cuando me los hago, bajo la mirada de mis hijos que no entienden que yo ponga los ojos en blancos ante tal sencillez y asegurando que ellos no lo probarán nunca jaja
    Tu propuesta, buenísima.
    Me alegro mucho que los dolores de vesícula hayan remitido, y a esperar quirófano, no hay otra.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana para tí también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria querida, me alegra mucho que te guste mi propuesta y te traiga tan lindos recuerdos :)
      Este sándwich, que reúne - a su manera - esos dos clásicos ingleses, es uno de nuestros favoritos en casa. Es que con el huevo algo jugoso, los pepinos frescos y crujientes, el aderezo que pone sabor y amalgama todo, más un rico pan casero... No hay mucho más para pedirle a la vida ;) Jajaja
      ¡Muchas gracias por tus palabras de aliento!
      Te mando un beso enorme y que estés muy bien.

      Eliminar
  3. Hola preciosa! Que bien que ya no sientas dolor y vayas mejorando. La receta es fantástica, ideal para mi , a mi familia el pepino les chifla hasta nos lo comemos como una fruta, tal cual , aunque eso sí si es orgánica. Si no la pelamos, ya haré la receta que nos propones y también el pan de pita que nos indicas ya que estoy convencida que con el pan casero debe estar doblemente bueno.... Un besote y hasta la próxima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen querida, muchas gracias por tus buenos deseos :)
      Me alegra mucho que te guste mi receta. A mí también el pepino me puede y lo como así como si fuera una fruta (claro está que siendo orgánicos; no se puede comparar el sabor y la textura que tienen...).
      Estoy segura que si probás este sencillo sándwich quedarás encantada porque es muy sabroso, bien cremoso, con toques crujientes y con el pan casero que le da un plus de sabor y textura ;)
      Un beso grande y que estés muy bien.

      Eliminar
  4. Hola, rendida ante este sandwich, algo muy sencillo pero que me has hecho desearlo, qué bien preparado y qué delicia. Me encanta para merendar , para el tea time, o para una buena cena . Me alegro de que esté mejor aunque tengas que esperar un poco a terminar con todo esto, pero pronto estarás perfecta, mil besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elisa, me alegra mucho que te guste mi propuesta y te resulte tentadora :)
      Para mí, este sándwich (ideal para una comida ligera, como tentempié o para recuperar energías) es uno de esos placeres sencillos que nos permite la vida, sin más pretenciones que hacernos disfrutar con sabores genuinos y sin muchas estridencias ;)
      ¡Muchas gracias por tus buenos deseos!
      Te mando un beso enorme.

      Eliminar
  5. Querida Silvina... cómo me has hecho reir con lo de la Reina prohibiéndote la entrada al Reino Unido y a toda la Commonwealth, jajaja!! En mi mente se ha creado una imagen de quinceañera, vestida con el uniforme típico de un College inglés, pero con la falda remangada a modo de minifalda... y "saltándose la normas" ... qué buena idea para un relato me has dado, amiga... si lo escribo te lo dedico seguro. Besos y riquísimos tus sándwiches a pesar de no seguir los cánones del típico "afternoon tine".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Pilar, te digo que no te has equivocado mucho con la idea que te has formado de mi paso por el colegio Jajaja :D Falda arremangada, a modo de minifalda, que me mandaban a poner en su lugar y que, después que la autoridad correspondiente se perdía de vista, volvía a levantar; saltándome, la mayor parte del tiempo, las normas que me parecían absurdas y reclamando por las injusticias. Además, si terminaba en Rectoría (que, por cierto, no eran muchas veces porque lo que tenía de rebelde lo tenía de buena estudiante y compañera) terminaba justificándome con una máxima inglesa que dice que "las reglas tontas fueron creadas para no ser respetadas". La verdad es que, a veces, me pregunto cómo me querían tanto y no fui expulsada... Será por todo eso, y por el cariño de algunos de mis maestros y profesores que me marcaron a fuego con sus enseñanzas de vida y académicas que conservo mis mejores recuerdos de aquellos años, y amigos de toda la vida :D
      Me alegra mucho que te guste mi receta con sus notas de rebeldía (es que así soy yo; no lo puedo evitar) Jajaja ;)
      Un beso enorme para vos.

      Eliminar
  6. Que delicioso!!tiene una pinta increible me lo voy a hacer esta noche!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dezazu, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)

      Eliminar
  7. Silvina que bueno, me pido 2 :-))))))
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Aquí te guardo un par de ellos ;)
      Saludos.

      Eliminar
  8. Ahí el verano yéndose y aquí pronto aparecerá jeje, curioso mundo eh? Qué bueno el sandwich, lo he probado en algún sitio pero seguro que ni comparación con el hecho en casa. Un besote!
    Por cierto, siento no haberme pasado por aquí antes pero últimamente sólo me da tiempo de publicar y eso es porque tengo las entradas preparadas porque si no ni eso jejeje.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho tu visita. Si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario. Eso sí, si dejás un mensaje como usuario Anónimo (porque no disponés de cuenta en Google o no sos un usuario registrado en el blog) asegurate de indicarme tu nombre a modo de firma, así sé con quién estoy hablando. ¡Que disfrutes el paseo y gracias por pasar por mi cocina! ;)

Google+ Seguidores