Pesto de espinacas

Hacía días, días, días (y más días....) que en Buenos Aires llovía y llovía casi sin cesar. De hecho, de los 21 días de este mes de abril han llovido 17, ni más ni menos. Tormentas, chubascos, garúa, tormentas eléctricas y más lluvias, con mínimos cambios y sin mostrarse el sol. En fin, que todo parecía gris, lacónico y húmedo (Buenos Aires, de hecho, podría exportar humedad y todavía nos quedaría para seguir quejándonos de ella Jajaja). Es que estamos en otoño y nos lo viene dejando bien en claro, por si hay que despabilar a algún distraído ;) En verdad, no me quejo porque sería un sacrilegio hacerlo cuando hay tantas personas que tienen casas, pueblos, calles, campos y rutas inundados (algunos desde diciembre del año pasado) y para quienes la ayuda no es suficiente, el clima parece tenerlos olvidados (igual que muchos políticos que hablar y prometer se les da de maravilla, pero hacer no hacen nada) y la situación es más que descorazonadora cuando la lluvia no para y se le suman otras complicaciones...

Aquí ayer, por fin, el sol volvió a dejarse ver aunque sea un poquito y casi fue una fiesta, porque si hay algo que tiene el sol es eso: nos cambia el humor, la cara y hasta la manera de encarar las cosas. Un poco de gris está bien, pero con sol (aunque sea tímido) todo parece más fácil, más optimista, más llevadero. Y para sumarme al colorido, hoy les traigo una receta de lo más vistosa (¡y sabrosa!).




¿Recuerdan que hace unas semanas les comenté que les enseñaría preparaciones que nos permitieran utilizar la pulpa/okara de almendras que nos queda cuando preparamos la leche? Pues bien, este pesto es un ejemplo cabal de esa premisa. ¡Ah, sí! En mi cocina nada se tira... Sin embargo, si no han preparado leche casera de almendras (aquí tienen la receta por si desean saber cómo se hace) también pueden realizar este estupendo y sabroso pesto de espinacas con almendras crudas y enteras ;)  




Nos ponemos a trabajar de una vez por todas, que lleva más tiempo contarles cómo preparar esta receta que hacerla ;) 

En el vaso de la procesadora, robot de cocina o minipimer volcamos 1 taza de almendras trituradas (recuerden que corresponde a las que utilizamos para preparar la leche; unas líneas más abajo, les cuento cómo hacer con almendras enteras) y 1/4 taza de semillas de calabaza. Además, agregamos 1/4 taza de aceite de coco (derretido), 1 cebolla cortada en juliana rehogada o salteada, 1 cucharadita de cúrcuma, 1 cucharadita de queso vegetal, 1/3 de taza de queso rallado, sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Procesamos un poco y añadimos 300 gramos de espinacas frescas (previamente lavadas y secas). Terminamos de procesar hasta obtener una preparación suelta, ligera y homogénea. Reservamos.






Una vez que la pasta que hayamos elegido para cocinar (en este caso: unos ravioles con relleno de calabaza y mozzarella) esté prácticamente lista, volcamos el pesto en una sartén y echamos por encima la pasta cocida. Mezclamos ambas preparaciones para que se integren y tomen buena temperatura. Servimos y... ¡A disfrutar del sabor delicado y exquisito de este pesto que, con solo mirarlo, alegra el corazón!

Algunas observaciones y recomendaciones finales: Este pesto le queda de maravillas a cualquier tipo de pasta seca, fresca o rellena; pero, también sirve para acompañar cous-cous, trigo burgol/bulgur, polenta, trigo sarraceno, cebada o arroz. Y hasta como aderezo de ensaladas, base de unas sabrosas bruschettas con topping de hongos salteados, o en los platos que se les ocurran.

En caso de preparar esta receta con almendras enteras; es decir, sin utilizar las sobrantes del proceso de elaboración de leche casera de almendras, deberán molerlas primero, junto con las semillas de calabaza, para agilizar el proceso y obtener una mejor textura. Luego de ello, podrán ir añadiendo los ingredientes como en el paso a paso que les expliqué antes.




Les recuerdo que el queso vegetal o vegano es la mezcla de algas, hierbas, semillas y vegetales deshidratados molidos; si no cuentan con él, pueden obviarlo o sustituirlo por los condimentos de su preferencia, tratando de no invadir demasiado el sabor de las espinacas que, en definitiva, es lo que buscamos disfrutar con este pesto.

Las almendras de la receta pueden ser reemplazadas por piñones, nueces o el fruto seco de su gusto. De igual modo, el aceite de coco puede sustituirse por el que tengan en casa o el que les agrade más.

No es necesario cocer las espinacas previamente para preparar esta receta porque es una verdura de hoja que puede consumirse cruda sin ningún inconveniente, ya que sus hojas son muy tiernas.

En caso que el pesto quede muy compacto (nunca me ha ocurrido porque con el aceite de coco y el agua que liberan las hojas de espinaca al triturarse ha sido suficiente, pero puede ocurrir), deberán incorporar algo más de aceite a la preparación o, si lo prefieren, agua (de a cucharadas) hasta obtener la textura/consistencia deseada.




Como pueden ver, esta receta es muy fácil; pero, lo que tiene de simple lo tiene de sabrosa. Es delicada, bien colorida, las semillas de calabaza le aportan mucho sabor y nutrientes (además de los que ya brindan las espinacas), se prepara en algunos minutos y nos permite utilizar los restos de almendras que nos quedan tras la preparación de la leche. En fin, más no se le puede pedir, pienso yo ;)

¿Qué les ha parecido mi propuesta? ¿Utilizarían este pesto en sus recetas? ¿Son más tradicionales o se animan con nuevos sabores y combinaciones?

Esperando que la receta les resulte tan tentadora como para probarla, los espero la semana próxima. Hasta entonces, pásenla muy bien, disfruten junto a sus seres queridos y experimenten en la cocina :)


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Amber Shaw Digital Design Studio/Raspberry Road Design/Bouquet Garni Receta


Comentarios

  1. Respuestas
    1. Dezazu, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Besos para vos.

      Eliminar
  2. Qué bueno Silvina... yo hago muchas veces el pesto en casa rojo y verde... en ambas versiones es delicioso! Estos raviolis tienen una pinta estupenda. Te puedo asegurar que a mi marido (ya sabes que es tu compatriota) le encanta la pasta y se le pones este plato para almorzar.... lo conquistas para siempre... jajaja!

    Espero que deje de llover... Aquí llevamos meses sin ver la lluvia, pero justo hoy cayó un buen chaparrón mañanero... aunque ahora ya tenemos otra vez el sol fuera. A ver si sigue lloviendo, que por aquí hace falta. Un beso linda y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Pilar, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Está claro que los pestos siempre son buenos recursos para acompañar o cambiarle la cara a platos de cereales o de pasta. Entiendo a tu marido perfectamente porque en mi país, con la influencia italiana en nuestra gastronomía (tengamos o no esas raíces familiares), la pasta con una buena y rica salsa conquista a casi todo mundo Jajaja :D
      Ya ves que por aquí cesó de llover después de tantos días de tenernos bajo agua, pero nos dejó un frío que anticipa el invierno a las claras, obligándonos a sacar suéters y abrigos del armario para no morir en el intento :)
      Un beso grande y que pases buen semana.

      Eliminar
  3. Por ahí con exceso de agua y aquí llevamos un año de sequía enorme, no hay manera de equilibrar el clima.
    En cuanto al pesto te diré que me ha encantado la preparación. Desde aquí solo puedo ver el color y un poco la textura, pero tengo claro que el sabor es super bueno y donde lo pongas quedará bien.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, ya ves, las cosas son así: por aquí con lluvias de más (que hace meses, con las subidas de ríos y su consiguiente arrastre, tienen poblaciones enteras inundadas y con pocas perspectivas de que las cosas mejoren en lo inmediato) y por allí con sequía...
      En cuanto a la freceta, me alegra mucho que te guste :) Estoy segura que si la probás quedarás encantada con su sabor y su textura cremosa ;)
      Un beso grande para vos.

      Eliminar
  4. Me encanta el pesto, enriquece la pasta...este de espinacas no lo he probado, asi que me lo apunto. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Como vos, creo que un rico pesto enriquece cualquier sencillo plato de pasta, arroz, quinua/quinoa... y le cambia la cara sin dudarlo ;)
      Besos.

      Eliminar
  5. Que rico , esta salsa es diferente de las que yo utilizo ,muy nutritiva por los ingredientes que lleva, fácil de elaborar ,vistosa, debe de estar riquisima, lo tiene todo para hacerla próximamente, me la apunto ahora mismo....... Que tengas unos lindos y soleados días ;-)) Aquí hoy llueve , hacia muchísima falta, estaba todo seco seco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen, me alegra mucho que te guste mi receta :) En efecto, esta preparación es muy nutritiva, permite aprovechar las almendras que nos sobran tras preparar la leche casera, es súper fácil de realizar, muy vistosa, tentadora (como para conquistar a todo mundo) y queda muy sabrosa.
      Si la probás, contame qué te ha parecido, por favor.
      Espero que el clima los acompañe y que llueva un poco más, ya que me contás que lo están necesitando ;)
      Un beso grande y que sigas muy bien.

      Eliminar
  6. Que buen plato nos enseñas hoy Silvina.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Saludos.

      Eliminar
  7. Me encanta tu pesto. Si te sirve de consuelo, en Madrid es primavera, y este año ha venido cargada de agua. Lluvia y más lluvia, hasta el hartazgo. No hay forma de soltar paraguas y botas... en fin... avancemos hacia el verano... siento mandarte el invierno para tu lado!
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Está claro que en España también el clima está loco porque vos me decís que en Madrid no cesa de llover, mientras que en otras regiones me cuentan que están con mucha sequía... Está claro (y a riesgo de sonar como la vecina del 2do. "B") que el clima del mundo está bien desequilibrado. ¡Pero, si en estos días, por aquí, lo volvió a dejar claro-clarísimo porque el otoño, de golpe y porrazo, se convitió en invierno con temperaturas que nos obligaron a sacar abrigos, bufandas, guantes y gorros a relucir como en pleno julio! Yo te admito que me vayas enviando el invierno porque te corresponde el verano; pero, así, tan de golpe, no me parece para nada... Al menos, dame tiempo de ir haciéndome a la idea, mujer Jajajaja :D
      Un beso grande y que disfrutes de mejor clima que sé que te gusta tanto.

      Eliminar
  8. Aquí en Madrid, llevamos un mes de abril lluvioso, y nos viene muy bien porque apenas había llovido este año y parte del pasado.
    Tu pesto tiene un color precioso y adivino que estará muy bueno. Me encantaría probarlo pronto y ponerlo en mi plato de pasta.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi propuesta :) Estoy segura que si la probás quedarás encantada con su sabor y textura porque, en verdad, le cambia la cara a la pasta de siempre o a cualquier plato de cereales; incluso, como aderezo de un rico sándwich se luce también porque es de sabor suave y delicado, a la vez que muy gustoso.
      Espero que sigas bien y te mando un beso grande.

      Eliminar
  9. ¿Me invitas a comer? Menuda pinta más deliciosa tienen esos raviolis, nena, da igual si afuera está lloviendo a cántaros, este plato te alegra el día, si señora. Ese pesto, con esos ingredientes maravillosos te tiene que sacar lagrimones, jajaja. Me ha encantado.
    Un beso preciosa y cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, como siempre, sos bien recibida en mi casa y en mi mesa, mujer. Cuando gustes... ;) Me alegra mucho que te resulte tentadora mi receta :)
      Un beso enorme.

      Eliminar
  10. Ummm, deliciosa, yo también me apunto como Nuria!! Además de ser un plato muy rico es una prueba más de que en una buena cocina no se tira nada. Suelo hacer leche de almedras en verano a sí que me llevo la receta para provechar más- Mil besos querida amiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elisa, vos también sos siempre bienvenida en mi casa y en mi mesa :)
      Me alegra mucho que te guste mi propuesta porque es ideal para aprovechar todo el sabor y los nutrientes de las almendras que nos quedan al preparar la leche. Por ello, estoy segura que te gustará mucho cuando la pruebes.
      Te mando un montón de besos y un abrazo enorme(de esos que nos reconfortan).

      Eliminar
  11. Me encanta este maravilloso y colirido pesto que hiciste y su sabor sin duda debe ser fantástico!!!
    Cómo es fantástico reciclar y aprovechar diferentes ingredientes en la cocina, que siempre que podamos evitarlo no hay que tirar comida, pensando en los que pasan hambre, verdad??
    A ver si las lluvias amainan y toda esa gente que quedó sin vivienda encuentra solución.
    Un abrazo muyy cariñoso y muyy feliz semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nines, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Como vos, pienso que es maravilloso darle buen uso a todos los ingredientes, evitando tirar todo aquello que pueda reciclarse e ingeniándonos para darle un buen destino ;)
      Esperemos que las lluvias den respiro a toda la región afectada por las inundaciones y que se realicen obras para evitar que estas cosas continúen sucediendo cada vez que hay crecidas de los ríos o períodos prolongados de precipitaciones.
      Un abrazo enorme para vos y muy buena semana.

      Eliminar
  12. ¡Hola Silvina!
    Vaya otoño más "complicado" están teniendo en Argentina en general y en Buenos Aires en particular, ¿Verdad? Tengo varios amigos y conocidos en el país, y dicen que las lluvias han sido incesantes, incluso más de lo que están acostumbrados... En fin, me alegro de que por fin puedas disfrutar de un poco de sol, te entiendo perfectamente porque, aunque en España tengamos bastante buen clima, yo soy de las que se pasa anhelando el buen tiempo todo el invierno jeje
    Fíjate que el pesto tradicional nunca me ha sentado muy bien, de hecho no es na salsa que me apasione especialmente... Pero a esta versión tuya le daría una oportunidad, tiene una pinta deliciosa, me encantan los ingredientes que has escogido y me parece una forma estupenda de comer espinacas. Yo optaría por untar una buena capa de pesto sobre una rebanada de pan de centeno y seguro que disfrutaría mucho del desayuno :)
    Un abrazo enorme, y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Débora, así es: Este otoño ha venido cargado de lluvia (bastante más que lo habitual) y, en estos últimos días, con un frío más del mes de julio que de abril...
      A mí tampoco me gusta el pesto tradicional; sin embargo, soy bastante fanática de los pestos menos convencionales - como este que les he presentado - porque son muy sabrosos y prácticos.
      Estoy segura que si lo probás quedarás encantada con su textura y su sabor delicioso, sea sobre una tostada, como aderezo para un sándwich o para coronar algún plato de cereales ;)
      Te mando un beso enorme y espero que tengas una muy buena semana.

      Eliminar
  13. ¡Hola Silvina! Pues si que ha entrado fuerte el otoño por ahí. Por aquí también el tiempo está muy raro; días calor, días frío, no se pone de acuerdo...
    En cuanto al pesto que hoy nos traes, la verdad que no lo conocía. Y si encima se aprovecha los ingredientes de otra receta pues mejor que mejor. Seguro qu está muy rico.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nauzet, así es: Este otoño se ha venido portando muy raro desde el momento mismo en que se instaló. Hemos estado con esas lluvias incesantes, superando las medias de precipitación de esta época del año con cifras bastante abultadas y, ahora, una ola de frío se adueño de casi todo el país, obligándonos a buscar abrigos y más abrigos que todavía no teníamos a mano. En fin...
      En cuanto al pesto, me alegra que te guste mi receta :) Con los excedentes de las leches vegetales que preparo en casa, elaboro muchos pestos y quesos veganos que poco a poco les iré enseñando porque son muy sabrosos, prácticos y nutritivos. Éste, además de muy colorido y tentador es delicioso y lleno de beneficiosos saludables.
      Te mando un beso grande.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares