Ragú de hongos Portobello y lentejones

A la lluvia interminable de este mes de abril le siguió la primera oleada de frío que voló de un plumazo el otoño y nos trajo un adelanto invernal a todo trapo, como para ir preparándonos... ¡Pero, si hasta ha nevado con ganas en la cordillera de centro a sur del país como en pleno julio! No quiero parecerme a la gente que, al cruzarse en el ascensor/elevador del edificio, sólo habla del clima con sus vecinos (a quienes no conoce ni de las reuniones de consorcio), pero la meteorología - hoy por hoy - es tema de conversación casi obligada con este cimbronazo de temperaturas que nos han descolocado, haciéndonos consultar el calendario mientras suplicamos por un plato de comida bien calentita. Entonces, el cuerpo pide algo un poquito más contundente, que le permita caldear la panza y el ánimo con gusto, pero sin resultar pesado; y la solución es este exquisito ragú, súper sencillo y bien completo que dejará a más de uno feliz y encantado de la vida ;)




El ragú original (del francés ragoûter: "dar gusto", "despertar el deseo") se trata de un guiso/guisado de carnes y verduras que se cocinan en sus propios jugos y salsa, muy lentamente, produciendo aromas seductores que van invadiendo toda la estancia y, así, despiertan el apetito. Para muchos teóricos y prácticos de la gastronomía, es uno de los pilares indiscutidos de la cocina francesa - desde la familiar hasta la más sofisticada -. Pues, hoy quiero proponerles una versión vegetariana-vegana de cocción menos prolongada, pero de sabor indiscutiblemente maravilloso. ¿Nos ponemos a cocinar?




Como les dije antes, por los ingredientes de este plato, la cocción no necesita ser tan extensa como en las versiones más tradicionales; por ello, en un rato tendremos lista la cena y nos estaremos acomodando a la mesa ;)

Lo primero será poner a cocer, a fuego medio, en 200-250 cc. de caldo de verduras (si es casero, ¡mucho mejor!) 2 cebollas grandes junto con 1 zanahoria grande, cortadas en brunoise (cubitos bien pequeños). Sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada a gusto e incorporamos 1 cucharadita de orégano. Una vez que rompa el hervor, añadimos 1 taza de tomate triturado y 400 gramos de hongos Portobello, cortados en láminas; además, agregamos 1 cucharada de cebolla de verdeo deshidratada, 1 cucharada de polvo de hongos secos de pino y shiitake (no es otra cosa que los hongos secos y triturados, sin conservantes ni aditivos de ninguna índole) y 250 gramos de lentejones casi cocidos (es decir que les falta un poquito para que terminen de estar a punto; ese punto lo alcanzarán al finalizar su cocción junto con todos los demás ingredientes).




Entonces, subimos el fuego e incorporamos 250 cc. de vino Oporto (u otro vino generoso porque cualquiera de ellos les queda de maravillas a los hongos). Esperamos a que evapore el alcohol y volvemos a bajar el fuego, tapamos la cacerola y dejamos que termine de cocinarse la preparación, en especial los lentejones, espesándose un poco.

Mientras el ragú termina su cocción, amalgamándose todos sus sabores, es el momento de preparar el cous-cous que acompañará a esta receta (aquí encontrarán la manera correcta de realizarlo, con la explicación paso a paso y todos los trucos y tips para que resulte perfecto). Una vez terminadas ambas preparaciones, sólo resta servir y disfrutar del sabor delicado, exquisito y muy tentador de este plato ;)




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Estas cantidades de ragú alcanzan para unas 4 porciones generosas, acompañadas por 250 gramos de cous-cous cocido.

Esta preparación puede coronar de maravillas tanto un sencillo arroz, una nutritiva quinua/quinoa o un sabroso mijo, como muchos otros platos de cereales o pastas (trigo sarraceno, pasta seca o fresca, polenta...).

Para esta receta pueden utilizarse los hongos/setas de su preferencia o los que encuentren en mejores condiciones en el mercado; de igual manera, pueden emplear cualquier variedad de lentejas para su preparación (sólo deben recordar que algunas de ellas se cocinan mucho más rápido que otras).




Un recurso muy práctico para obtener caldo de verduras casero cada vez que lo necesiten - independientemente de la estación del año en la que se encuentren, de la compra en el mercado o de la disponibilidad de tiempo que tengan - es contar con verduras deshidratadas y picadas, sin el agregado de conservantes, aditivos, mejoradores ni saborizantes. De hecho, una buena mezcla de cebolla, apio, espinacas, ajo, zanahoria (y, de ser posible, algunas algas) deshidratados logrará que, en pocos minutos, dispongan de un caldo completo y mucho más sano que cualquiera de los industrializados. Este producto, si no los consiguen ya preparado, pueden armarlo con la compra por separado de los vegetales deshidratados en comercios especializados (dietéticas o locales dedicados a la venta de productos específicos para dietas).
 
Si no quieren complicarse la vida a la hora de incorporar tomate triturado a una receta, pueden utilizan tomates maduros (la variedad perita/pera suele ser muy sabrosa para ello), con piel incluida (si lo prefieren, pueden quitársela junto con las semillas; yo le dejo ambas porque, al final del proceso, ni se nota su existencia), que procesarán con robot de cocina, procesador de alimentos o minipimer y... ¡Listo!

Si en casa hay pequeños, pueden omitir el vino generoso de la receta, ya que la evaporación del alcohol nunca es total y completa. En ese caso, de ser necesario, pueden incorporar algo más de caldo a la preparación para que la salsa del fondo de cocción quede abundante y sabrosa.




Este plato los reconfortará en días fríos sin hacerlos sentir pesados, aportando muchos nutrientes de la buena combinación de legumbres con cereales, más todo el sabor de los vegetales y hongos cocidos en su propia salsa. En casa, es éxito asegurado y puedo garantizarles que en sus hogares también gustará muchísimo ;)

¿Les agrada el ragú? ¿Preparan alguno en casa? ¿Qué les parece mi propuesta?

Espero haberlos tentado lo suficiente como para que prueben mi receta. Los espero la semana próxima; hasta entonces, espero que estén muy bien, disfruten junto a sus seres queridos y experimenten en la cocina :)


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Designs by Helly/Pixel Scrapper Digital Scrapbooking-Marisa Lerin/Valorie Wibbens/Pixel Scrapper Digital Scrapbooking-Melo Vrijhof/Anita Designs Digital Scrapbook Designs/Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. No he probado ningún guiso preparado de esta forma, me acordaría, pues me parece que además con la compañía del cus cús debe quedar buenísimo y ser un plato contundente de los que revive a un muerto, como se dice en mi tierra. Para el frío es único, aunque me temo que a nosotros ahora no nos entraría muy bien por todo lo contrario, el calor que empieza a inundarlo todo. Disfrútalo en buena compañía porque es para lucirse.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Este guisado - aunque es contundente como para quitarte el frío y alegrarte el día - no es para nada pesado, con lo cual uno queda doblemente feliz ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  2. Un plato ideal, perfecto y con proteínas completas y de muy buena calidad... qué más se puede pedir Silvina... Hoy también llueve aquí y hace un fresco airecillo que te invita a comer este tipo de platos. Justo comimos a mediodía un dhal de lentejas rojas con arroz que estaba también delicioso. Me apunto tu idea pues se ve jugosa y muy saludable. Gracias por tu propuesta y besos. Hasta la semana que viene!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Lo bueno de estos guisados (así también como el dahl que has preparado) es que son muy completos y nutritivos, a la vez que nada pesados, permitiendo dijerirse con facilidad y sin dejarnos la pesadez de otras preparaciones.
      Espero que sigas muy bien y pases muy buena semana ;) ¡Besos!

      Eliminar
  3. Debe ser un ragú muy gustoso!! ideal para esos fríos que ya estáis teniendo pero al que yo me apuntaría en cualquier época del año. Si hasta me está llegando un aroma buenísimo...debe ser el viento que sopla para acá y así se me antoje cocinarlo cuanto antes!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Esther, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Como bien te imaginás, este ragú bien sabroso y tentador, al ir cocinándose, va seduciendo lentamente con sus aromas, haciendo que nuestro apetito se despierte para que, al comerlo, nos sintamos de fiesta ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  4. No conocía el ragu, por lo que muestras es un plato muy completo y equilibrado , me pica la curiosidad ;-), separadamente las lentejas me encantan así como las setas, juntas no se que sabor tendrá ,creo que no tardare en probarlas, me apunto la receta. Gracias . Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen, estoy segura que este ragú te gustaría mucho porque, como bien decís, es un plato muy completo y equilibrado. Además, las lentejas y los hongos Portobello (o las setas/hongos/champiñones en general) se llevan de maravillas entre sí. En verdad, la combinación de sabores resulta suculenta, sabrosa, muy delicada y liviana.
      Si lo preparás, contame qué les ha parecido y gracias a vos por dejarme tu comentario :)
      Besos y excelente semana.

      Eliminar
  5. Que plato tan bueno!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Saludos.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Jajaja :D Dezazu, me alegra mucho que te tiente mi propuesta :)
      Besos.

      Eliminar
  7. Francamente bueno, nena, me ha gustado un montón y el acompañamiento con cuscús creo que le va de maravilla al plato. Sano y completo, y sobretodo rico!!
    Un besote preciosa, cuídate!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria querida, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      La combinación del ragú de hongos y lentejas con el cuscús es estupenda porque los sabores se complementan y potencian muy bien, sin perder su dejo delicado, suave y liviano.
      Un beso enorme para vos.

      Eliminar
  8. Hola, amiga mía!! un plato delicioso y completísimo, mis hijas te harían la ola, sobre todo la mayor que se muere por un buen plato de verduras. Este plato queda apuntado. Un beso Silvina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elisa, me hace muy feliz que mi receta te guste :)
      Estoy segura que si la probás en tu casa, no sólo tu hija estaría complacida sino todo mundo porque es un plato realmente sabroso, de sabor y texturas delicados, con un aroma que tienta a todo mundo y muy liviano (hago hincapié en ello porque es fácil creer que por tratarse de un guisado que contiene lentejones o lentejas es más bien pesado, pero no es el caso...).
      Un beso grande para vos y un cariño inmenso.

      Eliminar
  9. Qué plato más peculiar. Nunca había oído hablar de él, pero me parece súper ricoy original. Lo probaré. Muchas gracias por compartirlo y hacerlo tan bien ;)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kim, me alegra que te guste mi propuesta :)
      Te aseguro que si los probás quedarás muy complacida porque sus sabores combinan muy bien, se complementan de maravillas, tiene un aroma muy seductor y, aunque se trate de un guisado muy nutritivo y completo, es una receta muy liviana también ;)
      Gracias a vos por dejarme tu comentario.
      Besos grandes.

      Eliminar
  10. Hooola amiga!! Me encanta tu versión del ragú, qué plato tan sabroso y nutritivo, es perfecto para afrontar esa ola de frío que os azota. A mí tampoco me gusta hablar del tiempo pero creo que es algo inevitable cuando en esta época se avecinan cambios y más ahora que varía a su gusto y ya uno no sabe qué echarse al cuerpo. Te envío muchísimo ánimo para que a pesar del mal tiempo siempre le pongas buena cara, comop dice el refrán :) 1 beso enorme guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, amiga! ¿Cómo has estado? Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      La verdad es que estamos de acuerdo: El clima no es el mejor tópico de conversación, pero con los cambios bruscos y a su gusto que se manifiestan, una queda desconcertada y mirando el almanaque para entender de qué va la cosa...
      Te mando un beso enorme y espero que sigas muy bien.

      Eliminar
  11. Ya había probado la receta de los vegetales con cous cous, un éxito en mi casa. Probaré esta, para los días fresquitos me parece ideal. Nutritiva, sana y liviana. No se puede pedir más. Besos mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia, me alegra mucho que el cous-cous con vegetales haya sido todo un éxito en tu casa y que tengas ganas de probar esta receta :) Estoy segura que les gustará mucho porque es deliciosa, muy liviana y nutritiva.
      Besos enormes para vos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores