Bocaditos de dulce de leche y nueces

¡Uy! ¡Cuánto tiempo hacía que nos le presentaba una receta dulce! Es que debo admitir, en plan de confesiones, que soy más de lo salado que de lo dulce; mucho más últimamente (aunque continuo con dieta estricta y bastante poco variada, por cierto). Sin embargo, en casa las golosinas, postres y antojitos dulces - en todas sus formas, modelos y tamaños - les encantan y, por eso, me gusta consentirlos de tanto en tanto.

La propuesta que hoy les traigo es facilísima e ideal para aprovechar los restos de bizcochuelos/bizcochos que nos han quedado por ahí, convirtiéndolos en unos sabrosos bombones caseros... ¿Que no quieren llamarles bombones porque no están preparados con chocolate templado y en moldes para tales fines? Bueno, pueden decirles bocaditos. La verdad es que a mi familia estos bombones o bocaditos caseros le saben a gloria con un nombre o el otro ;)

Además, esta es una de esas recetas en las que a los más pequeños les encantará meter mano para ayudar (y, de paso, ir catando el resultado final) y a nosotras nos va a dar placer y alegría que así sea.




Ya ven... Con pocos ingredientes (que seguro tenemos en casa o que podemos conseguir muy fácilmente) podemos realizar una señora receta sin despeinarnos ni un poquito, quedando como unas reinas con mano de ángel en la cocina ;)




En un bol, desmigajamos unos 200 gramos de bizcochuelo de vainilla (se puede utilizar procesadora de alimentos para obtener, en un abrir y cerrar de ojos, una molienda parejita-parejita). Añadimos 100 gramos de nueces molidas y mezclamos bien. Por último, incorporamos de a poco 3-4 cucharadas copetonas/bien cargadas de dulce de leche repostero/pastelero (el que es más consistente y que solemos utilizar para rellenar y decorar porque se mantiene en forma sin escurrirse todo). Les recomiendo incorporar el dulce de leche de a poco porque puede que no necesite más que esa cantidad (incluso, alguna cucharada menos) o puede que requiera de alguna más, según varios factores climáticos y del bizcochuelo/bizcocho propiamente dicho.

Mezclamos e integramos muy bien, sirviéndonos de las manos (limpísimas, por supuesto), hasta obtener una pasta bien manejable pero, consistente. Entonces, armamos un bollo, lo cubrimos con papel film y lo llevamos a la heladera/nevera/refrigerador por, al menos, 30 minutos.




Pasado ese tiempo (puede quedar de un día para el otro, sin inconvenientes) tomamos pequeñas porciones con las manos y formamos bolitas de masa que podemos cubrir con nueces o almendras molidas, cacao amargo o coco rallado/en escamas... Incluso, podemos dejar algunas sin cobertura. 

Si vamos a bañarlas en chocolate o decorarlas con hilos de chocolate semiamargo, distribuimos los bombones en un recipiente hermético apto para frío y los dejamos descansando en la heladera/nevera/refrigerador, así toman mejor consistencia.




Al día siguiente (o, al menos, después de 3-4 horas), derretimos a  baño María 75-100 gramos de chocolate semiamargo de buena calidad y bañamos rápidamente los bombones, dejándolos secar sobre papel manteca/para cocinar. Otra opción es decorarlos con hilos de chocolate fundido que colocamos en una pequeña manga de decoración. En este último caso, disponemos los bocaditos sobre una rejilla de secado, ubicando la placa para horno cubierta con papel manteca/vegetal debajo, así, al decorar, los restos de chocolate caen allí, pudiendo ser recuperados y reutilizados.

En cualquier caso, dejamos que se sequen bien antes de ubicarlos en pirotines/cápsulas de papel de colores.




Conservamos los bocaditos en la heladera/refrigerador/nevera hasta el momento de comerlos o los  sacamos del frío unos 30-45 minutos antes de consumirlos. ¡Y a disfrutar de unos ricos y muy fáciles bomboncitos-bocaditos caseros que podemos preparar con los chicos en un día de lluvia o cuando tengamos ganas! ;)




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Si lo desean pueden reemplazar al bizcochuelo/bizcocho de vainilla por uno de chocolate o de naranja (también pueden ser masas sin gluten) e, incluso, pueden sustituirlo por galletas. De igual manera, si lo prefieren, pueden suplir el dulce de leche por manteca de maní o de almendras, pasta de chocolate y avellanas (les recomiendo que sean caseras para que no estén repletas de ingredientes poco saludables) o la mermelada de su gusto.

Al momento de preparar la pasta de estos bocaditos, pueden incorporar algún licor o bebida alcohólica (anís, brandy, whisky, kirsch, licor de naranjas...), siempre que no vayan a ser ingeridos por los más pequeños de la casa.

Para cubrir los bocaditos-bombones pueden utilizar frutos secos molidos (nueces, nueces Pecan/de Pecan, maníes, pistachos, almendras...), cacao amargo en polvo, confites de colores, granas de colores...

Lo ideal es conservarlos en heladera/nevera/refrigerador hasta el momento mismo de consumirlos o sacarlos una media hora antes.




Como ven, esta receta es fácil, practica y divertida para preparar con los más pequeños un día de lluvia, cuando tratamos de buscar actividades que los entretengan. Además, nos permite reutilizar los recortes de bizcochuelos/bizcochos (incluso, pueden ser de varios sabores distintos y de masas sin gluten) que, por distintas razones, nos han quedado, convirtiéndolos en exquisitos bocados ideales para acompañar el café, convidar a las visitas, incluir en una mesa dulce de alguna celebración... Todo sin muchas complicaciones y con un éxito asegurado ;)

¿Qué les parece mi propuesta? Espero que les haya gustado y que prueben de hacer estos bocaditos porque estoy segura que todo mundo quedará encantado :)

¡Hasta la próxima! Les deseo una excelente semana. Disfruten junto a sus seres queridos y experimenten en la cocina.


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Plain Digital Wrapper/Studio Alexis Designs/Amy's Designs/Bouquet Garni Recetas



Comentarios

  1. Qué idea más buena!! Te han quedado fantásticos!! Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Conchi! Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Besos.

      Eliminar
  2. A mi me parecen exquisitos y me encantaría comerme unos cuantos porque además son bonitos de verdad, pero me temo que tampoco puedo pasarme con estas delicatessen, aunque en un dia especial lo haría, por ejemplo hoy.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Está claro que no hay que pasarse de la raya con los dulces y los antojos; por eso, los reservamos para esos días especiales en los que nos damos un gustito o complacemos a los demás ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Vaya bocaditos tan buenos :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, me alegra mucho que te gsute mi receta :)
      Saludos.

      Eliminar
  4. Quedan muy bonitos visualmente y estoy segura que muy ricos de sabor...toda una tentación . Con lo golosos que somos en casa no durarían nada.... otra receta para mi cuaderno , en un día señalado lo disfrutaremos!!! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen, me alegra mucho que te gusten mis bocaditos :) Son muy sabrosos y tentadores, de modo que estoy segura que les gustarían mucho (en especial si son golosos) ;)
      Un beso enorme para vos.

      Eliminar
  5. Maravillosos!! Es cierto que con nada has hecho unos bocaditos elegantes, exquisitos seguro y de lo más acertado para obsequiar a nuestros invitados. Un beso querida amiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elisa, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Estos bocaditos son ideales para compartir con un café en buena compañía y un éxito asegurado en mesas dulces de cumpleaños infantiles. Además, los podemos preparar con anticipación, los peques pueden participar, metiendo las manos en la masa que tanto les gusta y nos podemos divertir con una receta sencilla, pero que funciona de mil maravillas ;)
      Te mando un beso enorme y un abrazo apretado con todo mi cariño.

      Eliminar
  6. Pues que rica alternativa, un aprovechamiento de lujo, porque esos bocaditos tienen que estar divinos!!
    Besotesss y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Teresa! Me alegra mucho que te guste mi receta :) En verdad, es una excelente opción para aprovechar restos de bizcochuelos/bizcochos (y hasta galletas) porque gustan mucho y son bien sencillos de realizar ;)
      Besos grandes y que pases una excelente semana.

      Eliminar
  7. Yo hacía unos parecidos, pero mucho más simples porque ya sabes que me va lo facilongo, jajaja. Buenísimos, buenísimos y buenísimos!!!
    Un besazo guapetona, que tengas un buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Nuria, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Estoy segura que tus bocaditos han de estar muy sabrosos también porque si una receta es sencilla y rica, doblemente buena ¿verdad? ;)
      Te mando un beso enorme y espero que pases una excelente semana.

      Eliminar
  8. Espectaculares, Silvina... Me encantan. El dulce de leche es un "pecado" que descubrí al conocer a mi marido y desde entonces somos muy buenos amigos, tanto que lo compro solo de vez en cuando, pues soy capaz de comerme un bote yo solita y a cucharadas. Aquí no venden el repostero, pero no es excusa para no preparar estos bombones tan ricos y hagasajar a los amigos... Deliciosos!! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Entiendo de tu "romance" con el dulce de leche porque, por aqui, también hay muchas personas a quienes les pasa lo mismo: es probarlo y no poder parar. Yo, como no soy muy dulcera (más allá de mi estado actual de dieta), no me tienta de ese modo; pero, entiendo que es un gusto algo pecaminoso que conviene darse de vez en cuando solamente Jajaja :D
      Besos grandes y ¡buena semana!

      Eliminar
  9. Ademas de ricos son monisimos!1beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho, Dezazu, que te guste mi propuesta :)
      Besos para vos.

      Eliminar
  10. Wow que buena pinta, en mi casa va a hacer furor así que me la apunto!!
    Acabo de conocer tu blog y me quedo por aquí
    Te invito a visitar el mio
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te gusten mi receta y mi blog :)
      Ya mismo voy a visitar tu espacio ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  11. Me los apunto. He hecho esto mismo con leche condensada, pero con dulce de leche tiene que ser la bomba! Lástima que ni los he podido probar, porque soy intolerante a la lactosa, pero quienes los comieron fliparon, así que los próximos... compro dulce de leche y pruebo esta variante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Estoy segura que esta opción gustará mucho. En cuanto a la lactosa, se puede preparar dulce de leche casero sin lactosa (hay varias buenas opciones en Internet) y, así, también podrías disfrutar estos bocaditos ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  12. Me los apunto!! los he hecho con leche condensada para fiestas de niños y les encantaron, pero creo que mi próxima versión será con dulce de leche, tienen que estar muy, pero que muy ricas. Me encanta tu versión. Un enorme abrazo desde este lado del Atlántico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonsoles, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Te garantizo que los niños quedarán encantados con esta opción de bocaditos; aquí, en cumpleaños infantiles, es un éxito asegurado (cada vez que los preparo no quedan ni los rastros. Jajaja)
      Te mando un abrazo y un cariño enormes desde este rinconcitod el munod.

      Eliminar
  13. Te han quedado de pastelería de lujo!! y lo mejor es que son caseros, con pocos ingredientes pero buenísimos y un resultado espectacular que gustará a chicos y grandes!
    Un beso, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Esther, me hace muy feliz que te guste mi propuesta :)
      En verdad, estos bocaditos son muy simples de realizar y gustan a todo mundo: grandes y chicos por igual ;)
      Un beso para vos y que tengas una hermosa semana.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores