Bruschettas de puerros baby y huevos revueltos

En casa, las bruschettas y crostini son las entradas/entrantes ideales para terminar convertidas en algo más. Quiero decir que, en ocasiones, estos antipasti ("que van antes del plato principal") tradicionales de la cocina italiana terminan, en nuestra mesa, erigiéndose como una comida hecha y derecha, poco pretenciosa, plena de sabores vivos, ideales para un desayuno-almuerzo/brunch de domingo que corre sin prisas o como plato principal de un almuerzo o cena livianos (¡¿por qué no una merienda-cena en donde también funcionan de maravillas?!), junto con alguna ensalada que los complemente. En fin, cada quien los puede tomar como más les plazca; pero, les aseguro que la propuesta que les traigo hoy les gustará tanto como plato liviano o como entrada/entrante antes de una comida no formal con amigos.




El otro día, encontré en el mercado unos puerros baby orgánicos que fue verlos y enamorarme de ellos. A partir de allí - como les pasará muchas veces a ustedes mismos - sólo tuve que combinarlos con algunos pocos ingredientes más y unas bruschettas exquisitas, plenas de sabores simples y sinceros surgieron como por arte de magia ;) 




La receta de hoy es tan sencilla, gustosa y práctica que les va a encantar; estoy segura. ¿Nos ponemos a cocinar? 

Los puerros baby son tan pequeños y tiernos que no necesitan ser cortados y abiertos como flor para poder limpiarles la tierra en el interior, de modo que con una buena limpieza exterior estarán listos para el primer paso de la preparación. 

En una sartén caliente con una cucharada de aceite de coco (o el de su preferencia) salteamos 250 gramos de puerros baby hasta dorarlos. Para ello, los dejamos tranquilos y quietos por un ratito, sin condimentarlos para que no comiencen a liberar agua, y los damos vuelta cuando ya estén dorados de un lado (¡Tengan cuidado de no quemarlos!) para repetir la tarea del otro. Apagamos el fuego, condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada recién molidas, y reservamos.

Entonces, en una sartén antiadherente (si lo deseamos, podemos humedecerla con un poquito de rocío vegetal), disponemos 4 huevos (ecológicos/pastoriles/de campo) batidos ligeramente. Condimentamos con sal (no se excedan porque después utilizaremos queso rallado que, ya de por sí, es bastante salado), pimienta, nuez moscada y 1 cucharadita de orégano. Con cuchara de madera, vamos mezclando hasta lograr que queden revueltos, pero jugosos. 




Mientras tanto, cortamos unas 4-5 rebanadas de pan (si es casero resultarán más gustosas todavía; en mi caso, utilicé un pan casero de centeno y semillas) que rociamos con un hilo de aceite y tostamos en horno, parrilla, chapa, sartén... hasta que queden algo doradas.

Ya estamos a las puertas mismas del paraíso porque en apenas unos minutos vamos a poder disfrutar de todo el sabor de estas bruschettas exquisitas ;)

Por último, distribuimos encima de cada rodaja de pan un colchón de puerros salteados y tiernos; por encima, disponemos una porción de huevos revueltos y cubrimos con una lluvia de queso rallado (no se sobrepasen para que la presencia del queso no apague ni cubra todos los otros sabores). Llevamos al horno fuerte hasta que el queso gratine y servimos calientes o tibias. 




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Si el plato va en plan de comida, pueden acompañarlo con una ensalada de hojas verdes, un mezclum de hojas y brotes o una ensalada de tomates cherry de varios colores.

En caso que no encuentren puerros baby en el mercado, pueden reemplazarlos por puerros de un tamaño pequeño o mediano, cortados en trocitos o rodajitas, o por ajos tiernos (también llamados ajetes), ya que tienen el tamaño y el sabor adecuados para combinar muy bien con el resto de ingredientes de esta receta.
 
A la hora de preparar los huevos revueltos, tengan en cuenta que el batido preliminar debe ser ligero; no es lo ideal que logremos mucha espuma. Sólo es necesario romper la estructura de los huevos y, para ello, alcanzará con batir hasta lograr que, levantando con un tenedor, se forme un hilo más o menos grueso, pero sostenido (que no se corte o interrumpa) entre los huevos batidos y el utensilio. Para acelerar y asegurarnos de romper la estructura-proteína de los huevos durante el proceso es muy útil condimentarlos antes de batirlos (o, si no desean sazonarlos con todos los ingredientes, al menos utilizar la sal, ya que sus cristales ayudan en este proceso).

En caso que deseen que los huevos revueltos queden extra cremosos, pueden añadir durante la cocción (cuando ya están tomando su punto) un poquito de crema de leche/nata o queso crema. En este sentido, recuerden dejarlos en un punto jugoso, puesto que luego deberán someterse a más cocción al llevarlos al horno para gratinar. De igual modo, recuerden no dorar demasiado el pan antes de cubrirlo con los ingredientes para que después no se queme o quede demasiado tostado cuando gratinemos las bruschettas.

Para que las bruschettas resulten deliciosas y consistentes, recuerden utilizar panes de miga sostenida que resistan el tostado sin desgranarse.




En esta receta utilicé queso Parmesano rallado; sin embargo, pueden incluir el queso de su preferencia: Provolone, Sardo, Reggianito, Cheddar, Gruyere, Fontina, Manchego, un rico queso de cabra ahumado... Sólo recuerden escoger un sabor y cantidad que acompañe a los demás ingredientes sin taparlos o deslucirlos.

Si les agrada, pueden frotar las rebanadas de pan con un diente de ajo antes de ponerlas al calor para que su perfume y sabor impregne toda la preparación.

Las bruschettas son los aperitivos/antipasti más clásicos y tradicionales de la cocina italiana. Originarias de la región central de Italia (específicamente de la Toscana), su nacimiento - aunque algo impreciso - se remontaría al siglo XV o XVI; sin embargo, algunos especialistas fundamentan sus inicios en la práctica de los antiguos romanos para probar la calidad del aceite de oliva/olivo prensado, utilizando un pan tostado a fuego vivo (ejercicio que ha llegado hasta nuestros días). La versión más clásica de este plato se prepara con pan seco del día anterior que se impregna con aceite de oliva/olivo, ajo y orégano. De hecho, se sostiene que era la comida más difundida entre los campesinos que trabajaban la tierra durante todo el día, por tratarse de una receta práctica y económica.




¿Qué les ha parecido mi propuesta? ¿Tentadora? ¿Se animan a prepararla en casa y sorprender con estas bruschettas? Les garantizo que quedará todo mundo encantado porque es un plato muy gustoso, sencillo y algo rústico, con sabores plenos que conquistan hasta a los paladares más exigentes :)

Nos encontramos la próxima. Hasta entonces, les deseo una excelente semana. Pásenla muy bien, disfruten junto a sus seres queridos y experimenten en la cocina.

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©The Lilypad/Tracy Martin Scrapbooking Design/Digital Designer Shop/Amber Shaw Digital Design Studio/Dream Big Designs/Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Qué maravilla de bruschettas, Silvina... hace tres semanas volví a sembrar puerros en mi huerto... esperaré con impaciencia para poder hacerlas tal cual las has presentado tú hoy, pues se ven y se huelen... (me lo imagino, claro): exquisitas. Qué razón tienes cuando dices que con ingredientes sencillos se pueden crear plato increíbles!! Estoy de acuerdo también contigo en que una bruchetta siempre es bien recibida por los comensales y acompañada de cualquier otra cosa frescas, en este caso ensalada, te apaña una comida al momento. Un beso guapa y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Me imagino las bruschettas con los puerros de tu huerto y me saben más ricas todavía porque, además, tendrán el gustito especial de aquello que cultivaste, cuidando con mucho cariño y dedicación.
      Un beso garnde para vos y que estés muy bien.

      Eliminar
  2. A veces nos encontramos con productos estupendos en el mercado que son capaces de inspirarnos estas recetas tan ricas y sanas. Los revueltos son habituales en mi cocina solucionando más de una cena y a partir de ahora contaré también con éste que es una maravilla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Los revueltos nos resuelven muchas comidas y, con pocos ingredientes, nos permiten gratos festines algo rústicos, pero plenos de sabores bien definidos y gustosos.
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho tu receta, porque me encantan los puerros. Estas bruschettas se ven muy ricas, y los ingredientes que llevan, me parecen muy buenos. Una receta sencilla, pero muy rica al mismo tiempo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hace muy feliz que te guste mi propuesta :)
      Te confieso que a mí los puerros me derriten. Es una de mis hortalizas favoritas y cada vez que puedo la utilizo; incluso, en casa siempre hay puerro deshidratado para la época en que no está de temporada ;)
      Estoy segura que si probás este plato sencillo y poco pretencioso quedarás encantada con sus sabores bien definidos que combinan muy bien entre sí.
      Un beso grande.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Dezazu, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Besos.

      Eliminar
  5. Mmmmmmmmm me encanta la receta! Soy muy fan de cenas así, informales, ligeras y si tienen algo que ver con pan mucho mejor ;) Adoro las tostas, montaditos y brushettas como las que nos traes. Nunca he visto los puerros baby pero has acertado de pleno cocinándolos así, deben estar deliciosos con el quesito rallado.
    1 beso enorme y cuídate mucho amiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Las bruschettas nos permiten jugar con distintas combinaciones de ingredentes, logrando siempre platos livianos muy apetitosos, ideales para compartir con amigos o disfrutar en una comida informal.
      Los puerros baby no se consiguen durante toda la temporada de puerros (tal vez por eso no te hayas cruzado con ellos hasta ahora; pero, espero que tu suerte cambie, ya que son muy suaves y sabrosos, y vale la pena llevárselos a casa si los encontramos en venta. Jajaja).
      Un beso enorme y te agradezco mucho que te preocupes por mi salud.

      Eliminar
  6. Hola guapísima! No he visto por aqui los puerros baby que comentas, sin embargo se parecen mucho a los ajos tiernos (a lo mejor se llaman así por aquí) y esos si que los uso mucho porque me encantan. Las bruschettas, o tostas con ese revuelto son una delicia absoluta, y si, niña, de lo más tentadoras!!
    Un beso grande preciosa, espero que tu salud vaya bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, querida Nuria! Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Los puerros baby son pequeños puerros que se recolectan cuando el bulbo tiene entre 1 y 2 cm. de diámetro; entonces, se les cortan las hojas y las raíces y...¡Al mercado! Pero, como ajos y puerros son parientes y los ajos tiernos o ajetes son muy parecidos y tienen, al igual que los puerros baby, un sabor mucho más suave que sus versiones más desarrolladas podés utilizarlos perfectamente para esta receta porque le van a sentar de mil maravillas ;) Te agradezco por la consulta y el comentario porque, así, los ncluyo como opción en caso de que no consigan puerros baby en sus mercados locales :)
      Te mando un beso enorme y te agradezco mucho que te preocupes por mi salud.

      Eliminar
  7. Hola, los revueltos son siempre acertados en mi casa, además de ser muy ricos nos sacan de más de un aprieto en la cocina, solucionan una cena y por qué no un almuerzo, Yo estaría encantada con uno de estos , Un beso querida amiga y cuídate mucho!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elisa, me hace muy feliz que te guste mi propuesta :)
      Estoy de acuerdo con vos en un 100%: Los revueltos nos salvan en muchas ocasiones en las que necesitamos hacer una comida rápida, para aprovechar esos restos de esto y aquello que nos han quedado y hasta para transformar un trozo de un rico pan en algo más bonito (y sabroso) todavía ;)
      Te mando un beso enorme y un cariño inmenso. Muchas gracias por prepocuparte por mi salud.

      Eliminar
  8. Que receta mas rica, me gustan muchisimo los puerros y los utilizo a menudo, esta receta me encanta, todos los ingredientes son fáciles de encontrar o sea que cualquier día de estos lo preparo.Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Como bien decís, los ingredientes son fáciles de encontrar (aún si no conseguís puerros baby podés prepararla con sus hermanos mayores o con ajos tiernos/ajetes) y te puede sacar de un apuro en cualquier ocasión, quedando como una reina sin despeinarte siquiera ;)
      Te mando un beso muy grande y espero que estés muy bien.

      Eliminar
  9. Nosotros también somos de tostas, de pasar a ser un entrante a convertirse en un almuerzo con muchas variedades, nos pirran!!
    Tomo nota de esta para hacerla, tiene que estar riquísima, aunque la mía sea sin queso!!
    Besotesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, me alegra que te guste mi propuesta :)
      Como bien decís, las bruschettas/tostas nos permiten jugar mucho con los toppings, combinando nuevos y distintos sabores, aprovechando lo que tenemos a mano en casa y obteniendo resultados exqusitos que visten de fiesta nuestra mesa.
      Si lo deseás, podés reemplazar el queso por su versión vegana (de los que pueden derretirse y gratinarse en horno), preparar rawmwsan (queso parmesano vegano)o, en caso de intolerancia a la lactosa, podés utilizar quesos tipo frescos (que pueden derretirse bien) deslactosados.
      Besos para vos.

      Eliminar
  10. Se ven estupendas!!
    El puerro que rico :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Entre nosotras: A mí también el puerro me pierde ;)
      Saludos.

      Eliminar
  11. Deliciosos. Para mí suelen ser la cena perfecta los días que horneo pan. Los pongo al ladito en el horno y siempre tengo cenas maravillosas, crujientes, vegetales y muy sanas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      En verdad, no se necesita demasiado para alcanzar la felicidad (por lo menos la del estómago; que de las otras ya se han escrito libros enteros, algunos best-seller incluso Jajaja). Unas buenas rodajas de un rico pan, algunos vegetales que podemos combinar, algo de aquí y de allá, y la magia se produce: unas regias bruschettas nos regalan todo su sabor (y sin complicarnos mucho que también importa en tiempos en que las horas no nos sobran, ¿verdad?).
      Un beso grande.

      Eliminar
  12. Uy, qué fotos! tentadoras a más no poder mostrando esa delicia de bruschettas!! Como que se me están cayendo dos lagrimones por no poder materializarlas en este instante, pero cualquier día serán de placer por probarlas!!
    Un beso y que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Esther, me hace muy feliz que te guste mi propuesta y mis fotos te resulten tentadoras :)
      Estoy segura que si probás estas bruschettas quedarás encantada porque, aunque no son muy presumidas, están llenas de sabores tentadores y auténticos que nos conquistan al primer bocado.
      Un beso grande para vos y que estés muy bien.

      Eliminar
  13. Estas bruschettas tienen una pinta increible! Me encantan este tipo de recetas!
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Estoy segura qe si probás estas bruschettas quedarás encantda con sus sabores ;)
      Un beso grande para vos.

      Eliminar
  14. Se ven deliciosos...perfectos para una cena ligera. Me encantan.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonia, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Realmente es un plato sencillo y liviano, ideal para un almuerzo o cena ligeros ;)
      Besos.

      Eliminar
  15. ¡Hola Silvina!
    Creo que no hace falta que responda a tus preguntas, basta con mirar las fotos... ¡Qué bruschettas más ricas! Una elección de ingredientes más que acertada, y siendo 100% caseras, no me extraña que os conquistaran a todos :)
    Precisamente, mis amigas me organizaron mi despedida de soltera la semana pasada (a mis espaldas, por supuesto jejeje) y me llevaron a cenar a un restaurante italiano, donde pude disfrutar de unas bruschettas de verduras asadas exquisitas. Es un plato que siempre pido y que me encanta, así que con mucho gusto me comería ahora una de las tuyas.
    Espero que tengas un maravilloso fin de semana, y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Débora! Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      ¡Felicitaciones por tu próximo matrimonio! ¡Te deseo lo mejor!
      A mí también las bruschettas me pueden; por eso, cada vez que tengo oportunidad preparo alguna nueva combinación de sabores ;)
      Te mando un beso enorme y espero que tengas una magnífica semana.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores