Cous-cous con kale y arvejas

En los tiempos que corren, en la cocina también se imponen modas: Dietas milagrosas, fundamentalismo nutricional, productos de temporada que los vemos hasta en la sopa y que, luego de un tiempo, desaparecen irremediablemente sin que nadie recuerde siquiera sus nombres... Es que con todos los canales de comunicación de que disponemos en la actualidad, las modas se multiplican con absoluta facilidad, sea a través de redes sociales, modos de vida de famosos o blogs de aficionados. Uno de los productos que se han plantado con fuerza en los últimos tiempos es el kale, también conocido como col rizada o col crespa (que, en rigor a la verdad, no se descubrió hace algunos años, sino que se conoce desde hace tiempos remotos y que ya nuestras bisabuelas o abuelas la utilizaban; claro que no con tanta pompa...). 

En este punto hay que decir que las modas, a veces, también tienen su pelín de cosa buena porque cuando algo es sano y nos brinda muchos nutrientes no podemos permitirnos que nos lleven de las narices y nos orden cuándo comerlo y cuándo no. Si algo es saludable, lo es más allá de las modas. Y se acabó. Por eso, en mi cocina el kale/col rizada tiene un lugarcito especial en el recetario y hoy les traigo otra preparación en la que pueden utilizarlo. Con la ventaja, además, de que es un plato ideal tanto para tomar en días de frío (como los que estamos teniendo por estos lares del planeta) o como una ensalada templada (para apañar el calor que se siente en los otros lares del planeta). ¿Qué les parece? ;)




Este Cous-cous con kale y arvejas es un plato bien sencillo, pero no por eso menos delicioso. Verán que su textura y su sabor delicados los conquistarán de inmediato, mientras que su ligereza los dejará complacidos sin sentirse pesados. Además, se hace en un  ratito; de modo que también puede sacarnos de un apuro con mucha gracia y una buena dosis de nutrientes que no es poco pedir, digo yo...




¿Nos ponemos a  cocinar? En una sartén, salteamos 1 cebolla grande junto con 1/4 de pimiento rojo, cortados en brunoise, en 1 cucharada de aceite de coco (o cualquier aceite de nuestra preferencia). Reservamos.

Aparte, ponemos a calentar en una ollita 1 taza de agua potable junto con sal, pimienta, nuez moscada y 2 cucharadas de cebolla de verdeo deshidratada. Al momento que rompa el hervor, le añadimos en forma de lluvia 1/2 taza de cous-cous sin dejar de revolver. Apagamos el fuego, tapamos la ollita y dejamos que se hidrate bien por unos 5 minutos. Luego, añadimos 1 nuez de aceite de coco (puede ser manteca/mantequilla o aceite de oliva) y mezclamos para que el cous-cous quede bien suelto. En ese momento, le incorporamos la cebolla y el pimiento que habíamos salteado previamente. Mezclamos y reservamos.




Entretanto, hervimos 300 gramos de arvejas/guisantes verdes congeladas y, una vez que estén tiernas, las reservamos.

Por último, en 1 cucharada de aceite de coco (o el de nuestra preferencia), rehogamos 1 atado de kale/col rizada (unos 300 gramos aproximadamente) que hemos cocido al vapor. Agregamos las arvejas/guisantes verdes, condimentamos a gusto e incorporamos el cous-cous con cebolla y pimiento que habíamos reservado. Mantenemos en el fuego por algunos minutos para que toda la mezcla tome buen calor y los sabores se amalgamen, y servimos.




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Estas cantidades rinden unas 3-4 porciones.

El kale/col rizada de la receta puede reemplazarse por espinaca, acelga o pak choy/bok choy. En caso que empleen espinaca o pak choy/bok choy no es necesario que los cocinen previamente; sólo el kale/col rizada y la acelga, porque sus hojas son más resistentes y duras.

Tanto el kale/col rizada como las arvejas/guisantes verdes de la preparación pueden utilizarse frescos o congelados.




Las arvejas/guisantes verdes pueden ser reemplazadas por porotos, alubias, garbanzos, habas... De igual modo, el cous-cous puede ser sustituido por los granos de su preferencia (arroz integral, blanco o salvaje, trigo sarraceno, cebada perlada...) respetando, en cada caso, los métodos más apropiados para su preparación.

En caso de preparar este plato en versión ensalada, pueden incorporarle tomates, champiñones en láminas (crudos o salteados), cubitos de queso de cabra, huevos duros (estos últimos ingredientes sólo si no buscan una receta vegana, claro está)... 

Por último, les recuerdo algunas de las propiedades nutricionales del kale/col rizada como para tenerlo en cuenta, más allá de las modas, a la hora de armar nuestros menús: Contiene vitaminas A, del grupo B (B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B3 o niacina y B6), C y K. Además, es rico en calcio, cobre, magnesio, potasio, hierro, fósforo, manganeso y Omega-3. Pero, si con todo esto no alcanza para convencerlos debo mencionar que contiene muy poca grasa y escasas calorías, siendo ideal en dietas de adelgazamiento.




Como ven, esta receta sencilla, a la vez que rendidora, nos ofrece varias opciones para llevar a la  mesa tanto como plato de cuchara para combatir el frío con muchos nutrientes como en ensalada para contrarrestar el calor con frescura, ligereza y mucha practicidad. 

¿Qué les ha parecido mi propuesta? ¿Utilizan kale/col rizada en su cocina? Espero haberlos tentado con mi receta y que se animen a prepararla; estoy segura que quedarán muy satisfechos.

Nos reencontramos la próxima. Hasta entonces, espero que (con frío o con calor) la pasen muy bien, disfruten junto a sus seres queridos y experimenten en la cocina.

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Kimeric Kreations/Amber Shaw Digital Design Studio/Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. Mientras que las modas que se impongan sean estas, les daremos la bienvenida, ya que por experiencia también sé de otras que no son tan sanas y parecen haber llegado para no irse. No he comido el kale aún, creo, sí otros tipos de lechugas y col rizada, pero seguro que no me desagrada y en esa preparación que has hecho con cuscús me parece que queda muy bien. Un plato muy práctico, sano y único. A mi me gusta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Como bien decís, hay algunas modas que mejor dejarlas pasar porque de saludables y beneficiosas, nada... Por eso, debemos ser cuidadosos con todo aquello que nos quieren imponer e informarnos bien antes de dejarnos seducir con facilidad.
      La particularidad del kale/col rizada es que tiene algunas variedades muy diferentes, a simple vista, entre sí. De modo que, ta vez, ya la conozcas pero con otro aspecto. Entre las opciones podés encontrar la rizada o crespada (en color verde muy oscuro y en color morado), la lisa y negra (también llamada kale cavolo nero), la toscana o Dinosaurio (con hojas muy similares al repollo/col crespo) y las variedades rusas (una de ellas es algo parecida a la rúcula selvática en su aspecto más salvaje y desalineado, mientras que otra tiene las nervaduras rojas), entre otras. Todas, con sus particularidades fisonómicas y sus matices en sabores, son muy nutritivas e interesantes para incluir en nuestros platos ;)
      Un beso.

      Eliminar
  2. Que rico este cous cous que nos traes hoy, el kale por aquí no es una verdura demasiado conocida , muy pocas veces se encuentra... Aunque como nos dices que con las acelgas queda bien , es lo que utilizare para cocinar esta receta. Que tengas felices días , un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen, me alegra que te guste mi propuesta :)
      Sé que en algunos lugares el kale/col rizada/ col gallega/berza no es tan frecuente de conseguir; sin embargo, podemos reemplazarla por otras verduras de hoja para preparar este práctico y sabroso plato: acelgas, espinacas, repollos/coles, pak choi/boj choi o acelga china, grelos, berros...
      Besos para vos y que estés muy bien.

      Eliminar
  3. Hola, pues digo como Lola, bienvenidas estas modas, si son sanas y ricas pues no importa añadirlas y adecuarlas a nuestra cocina. otras deberíamos desecharlas nada más verlas. la col rizada que conozco me gusta mucho así que supongo que el kale también y como lo has cocinado seguro que es un acierto. Un beso querida amiga y cuídate mucho!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elisa, me alegra que te guste mi receta :)
      Así es, si las modas nos sirven para conocer productos que, tal vez, los teníamos más cerca de lo que pensábamos o sabíamos y que, además, son muy nutritivos y saludables son bienvenidas con los brazos abiertos, ¿verdad? ;)
      Puede ser que la col rizada que conocés (también se la llama berza o col gallega) sea una de las tantas variedades de kale que se cultivan hace muchos-muchos años y que, ahora, han logrado nueva notoriedad; pero, que nuestras bisabuelas y abuelas ya consumían con frecuencia. Así como la he preparado, acompañando al cous-cous, queda muy sabrosa y termina siendo un plato práctico y súper sencillo que nos resuelve una comida sin muchas complicaciones y con buen aporte de nutrientes.
      Te mando un cariño enorme y te deseo una estupenda semana.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Besos.

      Eliminar
  5. Hola Silvina, qué buen salteado de cous cous y, además, con tu genial idea de añadirle kale ya... me gusta aún más. Estoy encantada con tus salteados de este tipo... el otro día estuve curioseando en tus recetas y me diste una idea buenísima para un plato ligero, rápido y lleno de sabor... jajaja!! ¿A qué ya quieres saber qué es...? Todo a su debido tiempo, guapa. Un beso grande y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, me alegra que te gusten mis receta :) Y que te resulten inspiradoras ;)
      Ya que no me querés contar, tendré que esperar para saber qué plato se te ha ocurrido. Jajaja :D
      Un beso grande y excelente semana para vos.

      Eliminar
  6. La col rizada también se ha ganado un lugarcito en mi cocina, pequeño todavía porque la uso hace poco, pero es tan versátil, tan rica y tan sana que pienso ir recopilando ideas de aquí y de allá para que vaya ganando protagonismo.
    Empezando por tu receta Silvina, me ha encantado!! El cous cous nunca falta en casa, nos gusta mucho y sirve para preparar un montón de platos completos y ricos, y seguro que el tuyo lo está :)
    Ya se ve, que las modas tienen algo bueno, sí... jejeje
    Un beso, y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Débora, me alegra mucho que te guste mi propuesta y decidas incluirla entre tus opciones a la hora de cocinar con kale/col rizada :)
      Como decís, es una hortaliza muy versátil y sabrosa; además, aquí, unida al cous-cous nos permite lograr un plato muy sabroso y saludable sin despeinarnos mucho en la cocina ;)
      Te mando un beso enorme y te deseo una magnñifica semana.

      Eliminar
  7. Se ve delicioso y las fotos hacen antojar!

    ResponderEliminar
  8. Silvina que bueno tu cuscus.
    La Kale por aqui ya no la tenemos se fue la temporada.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, me alegra que te guste mi propuesta :)
      Por aquí, estamos con el kale/col rizada en plena temporada. De cualquier manera, siempre podemos blanquear algunos atados, apenas los cosechamos o compramos (en especial, si es orgánico, como el que conseguimos por aquí), para congelarlos y poder utilizarlos más adelante, estirando un poco la temporada.
      Además, esta receta puede prepararse con otras verduras de hoja que también combinan muy bien, aunque no brinden el aporte nutricional del kale ;)
      Saludos.

      Eliminar
  9. anda ! no conocia este tipo de recetas ! me parece genial la combinacion, seguramente que me anime a probarla =)

    besitos desde http://bbpinklady.blogspot.it/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste mi receta :)
      Estoy segura que si la probás quedarás muy complacida con el resultado porque es un plato muy liviano, a la vez que sabroso y pleno de nutrientes.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Pues es verdad que no dejo de oír que si es tan nutritivo y tan buena esta col, pero yo nunca la he probado, he visto pocas recetas y nunca la he visto en ninguna tienda, pero tiene buena pinta, de hecho los vegetales verdes son especialmente recomendados y los mejores! A ver si la encuentro pronto, tengo ganas de probar estos platos, me encanta el cous cous en en una ensalada fría para el verano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mireia, el kale/col rizada es, en efecto, un vegetal muy completo y nutritivo. De novedoso, nada... porque ya lo utilizaban nuestras bisabuelas y abuelas, puesto que – según dicen - hace unos 40 o 50 años era de cultivo muy frecuente. Tal vez lo hayas visto en mercados de productos frescos o verdulerías, pero con otros nombres porque no sólo se lo conoce de distintas formas sino que luce bastante distinto, según de qué variedad se trate. Por lo que sé, en España hay una variedad que se conoce como col gallega o berza; pero, también se le denomina kale crispado verde o morado (según el color de sus hojas), kale cavolo nero porque tiene una hoja larga y fina de color casi negro. Además, hay una variedad muy parecida a la col crespa que se conoce como kale toscano o Dinosaurio mientras que otras variedades, llamadas rusas, se asemejan a una rúcula selvática desalineada una de ellas y, la otra, con nervaduras y tallos de color rojo púrpura.
      En cualquier caso, si tenés oportunidad de toparte con alguna de ellas no dudes en darle una oportunidad para saber qué sabor tiene y disfrutar de todos sus nutrientes ;)
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho tu visita. Si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario. Eso sí, si dejás un mensaje como usuario Anónimo (porque no disponés de cuenta en Google o no sos un usuario registrado en el blog) asegurate de indicarme tu nombre a modo de firma, así sé con quién estoy hablando. ¡Que disfrutes el paseo y gracias por pasar por mi cocina! ;)

Google+ Seguidores