Hamburguesas de cebada y lentejas

Antes que nada, quiero agradecerles enormemente la estupenda acogida que ha tenido el Primer cuadernillo de recetas para imprimir y descargar que he preparado especialmente para los seguidores del blog. Y, además, quiero darles mi más profundo agradecimiento a quienes han recomendado en sus propios blogs el cuadernillo, invitando a sus seguidores a que se den una vuelta por mi cocina. De corazón: ¡Mil gracias por su generosidad!

Les recuerdo, a propósito de esto, a quienes todavía no lo han descargado, que aún están a tiempo porque el link/enlace de descarga estará habilitado sólo hasta el 31 de julio y, luego, será un lindo recuerdo que podrán conservar aquellos que se han tomado el trabajo de seguir las reglas para la descarga (bastante sencillas y comprensibles, según creo). A propósito de eso, ni el requerimiento previo de hacerse Seguidores del blog (en caso que no lo sean todavía, claro está) ni la descarga en sí misma implica conocimientos especiales, solicitudes extrañas ni demora más que algunos poquitos minutos. De modo que los remolones ¡¿qué están esperando todavía?! ¡Vamos! ¡A moverse o se quedarán con las manos vacías! ;)

Y ahora sí, a lo que hemos venido... La receta de hoy es muy fácil y práctica, como todas las de hamburguesas vegetarianas. Fácil porque se preparan en un rato, con ingredientes que tenemos en casa, y prácticas porque podemos hacer cantidad, congelarlas y utilizarlas cuando más nos convenga. En sándwich, al plato, con ensaladas o acompañadas de una guarnición/acompañamiento caliente nos pueden resolver una comida o salvarnos de un apuro con muchos nutrientes, abundante sabor y bastante gracia.




Aquí, les he traído unas hamburguesas de cebada perlada y lentejas que les gustarán muchísimo, permitiendo, además, incorporar la cebada en otra receta del menú diario.




Bueno... ¡Basta de charla! Y nos ponemos a cocinar ;)

Cocinamos 250 gramos de cebada perlada, dejando que se pase un poquito (es decir, que quede apenas algo pastosa, ligeramente pasada del punto justo de cocción) y la reservamos hasta que se entibie.

Entonces, en un bol mezclamos la cebada que habíamos reservado junto con 1 taza de lentejas cocidas (yo utilicé lentejones, pero pueden emplear las que tengan en casa o las que más les gusten). 

Con minipimer, procesador de alimentos o robot de cocina, procesamos la mezcla hasta obtener una pasta más o menos homogénea. En mi caso, como me gusta que se puedan reconocer, al menos, algunos de los ingredientes de la preparación, dejo la masa/pasta un poquito rústica, con algunas lentejas a la vista, por aquí y por allá.





Entretanto, incorporamos 1 taza de queso rallado (yo empleé Provolone; pero, pueden utilizar el que tengan a mano) y agregamos 1 cebolla, 1 zanahoria y 1 zucchini/calabacín, cortados en brunoise y salteados previamente en 1 cucharada de aceite de coco (en su lugar, puede ser el que más les apetezca). Condimentamos con sal, pimienta, nuez moscada, 1 cucharadita de orégano y 1 cucharadita de cúrcuma, y mezclamos bien hasta integrar todo. 
 



Luego, tomamos porciones de la pasta con una cuchara y rellenamos con ella una cintura/aro de metal del tamaño que más nos guste para nuestras hamburguesas (hay quien las prefiere gorditas y generosas y quien las escoge algo menos rellenitas).

Por último, las pasamos por el empanado que hayamos elegido. Puede ser pan rallado tradicional, copos de papa deshidratada, panko/pan rallado japonés o, como en mi caso, por una mezcla de avena en copos y copos de maíz sin azúcar molidos o procesados a los que les añado una mezcla de semillas de sésamo blanco, negro e integral.




Para cocinarlas, podemos optar entre freírlas, hornearlas o prepararlas a la plancha-chapa-asador-barbacoa. Yo elijo hornearlas (a fuego fuerte hasta que se doren de ambos lados) porque me gusta mucho el resultado que obtengo, dejando las hamburguesas bien doradas y crocantes por fuera mientras que esconden un corazón cremoso y bien sabroso por dentro.

Después, es hora de disfrutarlas en sándwich o al plato acompañadas de ensaladas, purés de vegetales o verduras asadas. Como ven, es una comida estupenda para cualquier momento del año: podemos comerlas calentitas o mientras disfrutamos del mar, la playa y los paseos al aire libre ;)




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Los lentejones de la receta pueden ser reemplazados por lentejas coral/rojas, amarillas, belugas, pardas, verdes... Recuerden que para su cocción, lo ideal es dejarlas en remojo previo por entre 8 y 12 horas, junto con una hoja de laurel (que también utilizaremos al cocerlas porque ayuda a eliminar los inconvenientes desagradables que pueden provocarnos, a nivel intestinal, cuando las consumimos). Asimismo, debemos cocinarlas en agua fría y, en caso que requieran más agua para terminar este proceso, ésta también deberá estar fría. Lo ideal es hacerlo a fuego bajo o medio, manteniendo un hervor constante.

Como saben, prefiero cocinar las lentejas yo misma; sin embargo, si lo desean, pueden utilizar lentejas enlatadas. Eso sí, en ese caso, recuerden enjuagarlas muy bien para quitar todo vestigio del líquido de la conserva.

Si no cuentan con un aro o cintura para dar forma más prolija a las hamburguesas, bien pueden formarlas ayudándose con las manos (como lo han hecho toda la vida madres y abuelas).




Como les comenté antes, pueden aprovechar un rato de tiempo y preparar una buena cantidad (con estas proporciones se obtienen unas 12 hamburguesas de generosas proporciones) para congelarlas y utilizarlas más adelante, ya que duran unas cuantas semanas en el freezer. Además, no son muy trabajosas ni nos obligan a perder mucho tiempo detrás de ellas.

Si lo desean, pueden reemplazar la cebada perlada por arroz integral, trigo sarraceno, quinua/quinoa, mijo, amaranto..., respetando, en cada caso, los tiempos y formas de cocción. De igual manera, pueden incorporar a la receta este o aquel vegetal que tengan en casa (espinaca, acelga, remolacha, hojas de remolacha, zapallito redondo, puerros, pimiento, calabaza...) y descartar aquel otro. Mientras tanto, las lentejas pueden sustituirlas por porotos (cualquiera de sus variedades), garbanzos o arvejas/guisantes. Lo bueno de este tipo de recetas es que nos sirven como guía e inspiración para hacerlas tal cual o para utilizar los ingredientes que tenemos en casa.




¿Qué les ha parecido mi receta? ¿Utilizan habitualmente cebada perlada en sus cocinas? ¿Preparan, de vez en cuando, hamburguesas vegetales? ¿Le gustan a tu familia, incluso a los carnívoros fanáticos?

Y, ahora, me despido de ustedes hasta el 25 de agosto porque me tomo un descanso. La verdad es que mi cuerpo y mi mente me lo están reclamando a grito vivo, y está claro que necesito prestarles atención. Desconectarme un poco, descansar, darle forma a algunas ideas que me dan vueltas por la cabeza, llevar adelante una serie de proyectos que tengo a medio camino, pasear más, experimentar algunas nuevas recetas... y bajar algunas revoluciones para regresar con aires renovados e ideas más frescas ;) Eso sí, si tienen alguna duda, consulta o inquietud respecto de las recetas, pueden escribirme que - encantada de la vida - les daré pronta respuesta (porque me tomo unos días de vacaciones; no me mudo de planeta Jajaja).


Sea que viven por aquí y disfrutan del invierno o que están divirtiéndose en el verano, les deseo que la pasen muy bien, pasen tiempo de calidad con sus seres queridos y experimenten en la cocina (porque siempre algo bueno sale de allí).
¡Nos vemos a la vuelta! ¡Pásenlo lindo y estén muy bien!

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Aimee Harrison Designs/Blagovesta Gosheva Digital Scrapbooking Design/Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. Yo siempre que me meto en la cocina y el espacio en mi congelador lo permite preparo grandes cantidades de albóndigas, flamenquines, croquetas, hamburguesas... ya que te pones y ensucias mejor hacer en cantidad y te olvidas durante un tiempo.

    Estas hamburguesas me han enamorado. No hay día que asome por tu cocina que no me sorprendas

    ¡Feliz y dulce finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, está claro que esa manera de trabajar "en serie" a la hora de preparar platos que nos lo permiten para ensuciar, trabajar y congelar, todo casi en el mismo momento, es de lo más práctica y eficiente ;)
      ¡Muchas gracias por tus lindas palabras! Me alegra mucho que te guste mi cocina.
      Un beso grande y nos vemos a la vuelta de mis vacaciones.

      Eliminar
  2. Que buenas!!!!!
    Me pido jjjjjj
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, me alegra que te guste mi receta :)
      Saludos.

      Eliminar
  3. No conozco la cebada perlada, sí he comido el trigo en guiso, no se si servirá igual para estas hamburguesas, imagino que sí. También me ha gustado que rehogues la verdura en un poco de aceite antes de mezclarla en la masa, y por supuesto que vayan al horno, yo hasta ahora las hacía a la plancha. Tienen un aspecto muy bueno y estoy segura que lo están y que dejarán el estómago saciado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, la cebada está a medio camino entre el arroz y el trigo, en cuanto a aspecto y textura. Respecto a los ingredientes que podés utilizar para hacer estas hamburguesas, podés emplear trigo, trigo sarraceno, mijo, quinua/quinoa, arroz integral o blanco...
      A mi gusto, el rehogado o salteado previo de las verduras que forman parte de la "masa" de las hamburguesas le aporta mucho más sabor a la receta. Y, al cocerlas al horno, nos aseguramos que resultan más sanas, bien sequitas, doraditas por fuera mientras que tiernas y cremosas por dentro :)
      Un beso para vos y nos vemos al regreso de mis vacaciones.

      Eliminar
  4. Hola Silvina !Yo tampoco conozco este cereal, cebada perlada , la confundía con la avena que aquí en Cataluña la llaman cibada. Ya mirare en una tienda de productos naturales si la tienen. Parecen deliciosas, además muy nutritivas al ir juntas una legumbre y un cereal. Yo hago hamburguesas de vez en cuando , de mijo más que nada , aunque no las congelado nunca.
    Que disfrutes de este tiempo de descanso ,que te llene de energía e inspiración , hasta pronto. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen querida, estuve investigando otros nombres que se le da a la cebada. Aquí van algunos por si te resultan familiares: Hordio/ordio (porque su nombre botánico es Hordeum vulgare), alcacer y arroz de Alemania. Si este otro dato sirve para ayudarte, aquí va: Es un cereal con que tradicionalmente se ha alimentado a los caballos; por eso, también se la denomina cebada caballar o caballuna y es el cereal que se utiliza como materia prima, junto con la malta, para preparar la cerveza. Aquí, en mi país, la compramos en comercios de venta de productos dietéticos o nutricionales y en mercados de productos orgánicos. Es muy versátil y con ella podemos elaborar hamburguesas, croquetas, tortillas, sopas (en el cuadernillo incluí una que la tiene entre sus ingredientes principales), guisos, ensaladas tibias o frías. En fin, es muy versátil como el arroz…
      En cuanto a las hamburguesas de mijo que preparás, si hacés cantidad, podés congelarlas por algunas semanas sin ningún inconveniente, cocinándolas directamente del freezer/congelador al horno, sin esperar a que pierdan frio. Verás que conservar su forma y sabor en perfecto estado ;)
      ¡Muchas gracias por tus buenos deseos y tu compañía! Nos vemos de vuelta de mi descanso.
      Un beso grande y que estés muy bien.

      Eliminar
  5. Me parece genial que te tomes unas vacaciones, yo también lo haré dentro de poco.
    Estas hamburgyesas se meten por los ojos, deben ser riquísimas no lo dudo... Me apunto la receta porque tengo cebada en la despensa desde hace tiempo y es hora de darle salida. Un beso grande y disfruta de tu tiempo y con los tuyos. Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, me alegra mucho que te guste mi receta :) Como bien sabés, las hamburguesas vegetarianas son tan versátiles y prácticas que nunca faltan en el menú de casa ;)
      Te agradezco mucho tus buenos deseos y nos reencontramos a la vuelta de nuestras vacaciones.
      Te mando un beso grande y espero que estés muy bien.

      Eliminar
  6. No sabía eso de la ceada perlada. Aquí contigo se aprende mucho. Habrá que probarlas.
    Que disfrutes mucho de tus vacaciones.
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yayi, me alegra mucho que te resulte interesante mi propuesta :)
      La cebada perlada es un alimento muy nutritivo, aunque poco difundido; sin embargo, no es difícil de conseguir. Como ya he comentado antes, se utiliza para alimentar animales de corral desde hace siglos y también, en igual proporción de tiempo, para consumir y prepara cerveza. Es similar en aspecto (y algo también en sabor) al arroz; por ello, podemos darle usos bastante parecidos (guisos, ensaladas, cazuelas, postres, hamburguesas… En la etiqueta por ingredientes “cebada”, encontrarás algunas otras recetas con ella que he compartido en el blog), logrando, así, variar la dieta, incorporar nuevos ingredientes y enriquecer nuestro menú ;)
      Te agradezco mucho tus buenos deseos y nos reencontramos a la vuelta de las vacaciones.
      Besos.

      Eliminar
  7. Sivina, como siempre nos traes una receta deliciosa y con pinta espectacular. me gustan mucho las hamburguesas de lentejas, yo la s hago a mi manera , claro. Aprovecho el resto de un potaje de lentejas y verduras, sin grasas no carne ( las tengo publicadas hace mucho en mi blog) con ello hago las hamburguesas y en casa es un festín. Me llevo éstas porque para mí , elaboradas de esta manera es novedad.
    Mil besos , descansa y sobre todo pásalo de lujo!! te echaré de menos querida amiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, querida amiga, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Me parece estupendo que prepares tu propia receta de hamburguesas de lentejas, aprovechando los restos del potaje que cocinás. Eso es magnífico, porque una de las posibilidades de las hamburguesas vegetarianas es la de poder aprovechar restos de otras comidas o pequeñas cantidades de ingredientes que nos permiten enriquecer la receta, pero que no alcanzan para una en la que sean los protagonistas principales. Además, no me cabe ninguna duda que en tu casa deben ser furor ;)
      ¡Muchas gracias por tus lindos deseos! Yo también voy a echarte de menos, amiga.
      Nos vemos de regreso de las vacaciones. Cuidate mucho. Te mando un cariño enorme y un abrazo gigante.

      Eliminar
  8. Gisela ha dejado un nuevo comentario:
    Ay que delicia estas hamburguesas! Y con lo que me encantan las lentejas, gracias por el tip de agregarles una hoja de laurel, me imagino que también la hoja de laurel tiene el mismo resultado para los los frijoles? Porque creci comiendolos diario y nunca tuve problemas, pero aqui en USA no los puedo consumir nos causa mucha 'incomodidad´ :)
    Feliz descanso y unas muy merecidas vacaciones Silvina, Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpá, Gisela, que debí publicar tu comentario de esta manera; pero, por error, desapareció de la carpeta de comentarios y no me permitía publicarlo de otro modo. ¡Te pido mil disculpas!
      Me alegra mucho que te guste mi receta :) En casa, las hamburguesas vegetarianas son un éxito asegurado porque resultan muy prácticas en cualquier época del año, permiten combinar cereales, vegetales y legumbres que tenemos en casa y obtener siempre sabrosos resultados.
      En cuanto al laurel (pueden ser hasta 2-3 hojas, dependiendo de la cantidad de legumbres que prepares) para el remojo y cocción de laa lentejas se aplican a todas las legumbres por igual. Junto con el prolongado remojo, ayuda a que sea más fácil su digestión y que no produzcan malestar intestinal. En lugar del laurel, también podés utilizar un trozo de alga kombu, una cucharadita de semillas de hinojo, eneldo, comino, salvia o alcaravea/comino del prado. En todos los casos, se hace el remojo con este ingrediente extra y también se las cocina con él para ayudar a facilitar su digestión.
      Espero haberte sido de utilidad con estos datos extra ;)
      ¡Muchas gracias por tus lindos deseos! Y...Nos vemos a mi regreso. Besos para vos.

      Eliminar
  9. No tenía ni idea de esta receta y me ha sorprendido mucho
    buen trabajo
    Un saludo y feliz semanita
    www.hoymesientomoda.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nerea, me alegra que te guste mi receta y que, así, conozcas un nuevo producto o cómo utilizarlo de otra manera :)
      Saludos y excelente semana para vos.

      Eliminar
  10. Cada vez estoy más adicta a las hamburguesas vegetales! mucho más sanas y un sustituto genial de la carne, me encantan con una buena salsita, tomate y lechuga y su buen pan con sésamo!! Hay mil formas de hacerlas, nunca he usado cebada, tienen muy buen aspecto realmente!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mireia, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Vegetarianos o no, creo que las hamburguesas vegetales son muy prácticas a la vez que divertidas de hacer porque nos permiten jugar con ingredientes y aprovecharlos mejor, logrando combinaciones verdaderamente sabrosas y plenas de nutrientes.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores