Paquetitos de peras y chocolate

Y las vacaciones llegaron a su fin... ¿Cómo han estado? ¿Cómo los está tratando el mes de agosto? Les diré que a mí el descanso se me ha escapado con la velocidad de un fórmula uno; pero, que lo he podido disfrutar bastante: descansé (que lo estaba necesitando tanto como respirar), comencé a darle forma a algunos nuevos proyectos, me divertí experimentando en la cocina con nuevos platos, disfruté de buena compañía, me puse al día con un montón de películas, leí unos cuantos libros y me permití andar sin prisas, con el ritmo del antojo y la cadencia del sentirse relajada. Eso sí, los he extrañado mucho y siento una alegría enorme por volver a encontrarme con todos ustedes para compartir mi cocina. En honor a este reencuentro y para festejar la gran aceptación que ha tenido el Primer cuadernillo de recetas para descargar e imprimir de Bouquet Garni (A propósito de ello: ¡Gracias! ¡Mil gracias a todos ustedes quienes lo descargaron y me hicieron saber que les había gustado, resultándoles de gran utilidad!) los recibo con un capricho dulce de lo más sencillo - a la vez que sabroso - que pueden preparar hoy mismo para tomar el té, la merienda o un rico desayuno.




En la cocina en general, y en la pastelería en particular, hay parejas que se llevan de maravillas, se potencian y amalgaman como si hubieran nacido los unos para los otros. Esto mismo ocurre con las peras, almendras y chocolate. ¡No me digan que con solo nombrarlos y saber que ocuparán papeles estelares en una receta no se les alegra el corazón! ;)

Pues, hoy la cosa viene de paquetitos crujientes y doraditos por fuera con un corazón tierno y untuoso por dentro como para darnos un gusto, un capricho de vez en cuando con pocos (pero, lucidos) ingredientes y un ratito de preparación. ¿Nos ponemos a cocinar?




Lavamos muy bien 4 peras más bien duritas, las pelamos y cortamos en cubitos. Luego, las salteamos en 2 cucharadas de aceite de coco (puede ser en manteca/mantequilla) y le incorporamos 1/2 taza de vino generoso (si hay niños en casa, pueden omitir este ingrediente). Dejamos que el calor fuerte haga su trabajo, ayudando a cocer la fruta y a evaporar la mayor parte del alcohol. Una vez que esto ocurra, bajamos el fuego y continuamos cociendo hasta que se reduzca el líquido. Añadimos 2-3 cucharadas de azúcar integral/mascabo (todo depende de cuán dulce pretendan el relleno) y cocemos a fuego mínimo hasta que caramelice la fruta. Reservamos hasta que se enfríe.




Luego, incorporamos a la fruta ya fría y cocida 3/4 taza de almendras molidas y 1 taza de chips de chocolate (yo utilicé semi amargo). Integramos muy bien y reservamos hasta preparar la masa de hojaldre que utilizaremos.

Si bien el hojaldre preparado en casa es una excelente opción, no siempre disponemos del tiempo y el entusiasmo que requiere su realización. Entonces, podemos comprarlo en panaderías o comercios en donde sabemos lo preparan de muy buena calidad. En mi caso, utilizo masa de pastelitos (un dulce frito muy popular en mi país que suele prepararse, mayormente, para celebrar fiestas patrias, con rellenos de dulce/pasta/carne de membrillo o de batata y abundante baño de almíbar más decoración de granas/fideos de colores) porque la fábrica de pastas donde la adquiero hace un trabajo estupendo, logrando un producto de alta calidad y sabor inigualable. Sin embargo, si no consiguen masa de hojaldre de buena calidad o de pastelitos también pueden utilizar masa de empanadas/empanadillas.




Sobre la mesa de trabajo, disponemos las porciones de masa (si es hojaldre, cortaremos cuadrados del tamaño que más nos apetezca) y sobre la mitad de cada una de ellas ubicamos una generosa porción de la mezcla de fruta, almendras y chocolate. Entonces, humedecemos los bordes con agua (o con huevo batido) y cerramos cada una, cubriendo el relleno. Apretamos bien los bordes para que, al hornearse, no se abran y le realizamos un repulgo (el que les guste, les quede mejor o les parezca más decorativo. En este caso, cerré los paquetitos haciendo presión con un tenedor sobre el borde de masa porque me gusta el dibujo que presentan al dorarse). 

Ubicamos cada paquetito en placa para horno humedecida con rocío vegetal, los pintamos con huevo batido, mezclado con 2 cucharadas de agua potable (si lo prefieren, pueden utilizar agua en lugar de huevo) y le espolvoreamos por encima una lluvia de semillas de amapola. Por último, cocinamos en horno fuerte hasta que se doren.

Servimos templados o fríos, acompañados de un rico té de nuestra preferencia o un aromático café que nos seduzca.




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Con estas cantidades se obtienen unos 20 paquetitos, realizados a partir de recortes de masa de hojaldre de unos 10-12 centímetros de lado.

Para este tipo de recetas, lo idea es que la fruta no se encuentre muy madura sino, más bien, firme para que al cocerla no termine convirtiéndose en puré, desmereciendo el producto final.

En lugar de este relleno, pueden utilizar manzanas con pasas y almendras, frutos rojos con mermelada de frutillas y nueces picadas o bananas caramelizadas con avellanas molidas y chocolate picado.




Como ya les indiqué, no es necesario utilizar vino generoso para preparar esta receta; sin embargo, le aporta mucho sabor al relleno. En su lugar, pueden emplear brandy o, en caso de haber niños en casa, pueden reemplazarlo por misma cantidad de jugo de naranjas.

De igual modo, pueden espolvorear semillas de sésamo sobre cada paquetito antes de hornearlos, en lugar de las de amapola. 

Si lo desean, pueden reemplazar la masa de hojaldre por masa filo, respetando el hecho de que cada paquetito deberá estar formado por una superposición de 3-4 capas de masa unidas por manteca clarificada o aceite de coco (también puede ser cualquier otro aceite). En ese caso, no será necesario pintar con huevo batido para adherir las semillas para la decoración final, ya que la materia grasa que utilicen para pincelar la masa será suficiente.




¿Qué dicen? ¿Me acompañan con estos caprichitos dulces? ¿Qué les ha parecido mi propuesta? De corazón, espero que les guste y los conquiste con su sabor delicado y tentador. En casa, les encantan y no quedan, en un abrir y cerrar de ojos, ni las migas cada vez que los preparo :)

Les deseo una excelente semana. Pásenla muy bien, disfruten junto a sus seres queridos y anímense a experimentar en la cocina que siempre algo bueno resulta ;) ¡Hasta la próxima!

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Fanette Design/Tracy Martin Scrapbook Designs/Palvinka Designs/Studio Flergs/Bouquet Garni Recetas 


 



Comentarios

  1. Hola Silvina!!! Me alegro que disfrutaste tanto de este periodo de vacaciones, el hecho de reducir el ritmo y hacer lo que viene de gusto ya es una delicia, como la receta que nos traes que la verdad de tentadora tiene mucho y me encanta ya que es fácil de hacer. Que sigas disfrutando y hasta la próxima, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Karmen! ¡Qué bueno tenerte por aquí de nuevo! :)
      Me alegra mucho que te guste mi receta y que te resulte tentadora. En verdad, es muy sabrosa y sencilla a más no poder, como para no poner excusas para no hacerla ;) Jajaja :D
      Te mando un beso grande y espero que estés muy bien.

      Eliminar
  2. ¡Hola Silvina! Yo también te eché de menos y seguro que no he sido la única. Me alegra leer que has tenido tiempo para descansar y para vivir sin prisas además de hacer todo lo que te gusta ¡en eso consisten las vacaciones!

    La receta con la que regresas me encanta. Es sencilla y deliciosa ¡y con peras! que tan ricas son y tan olvidadas están en la repostería a favor de otras frutas. ¡Vivan las peras reposteras! ji ji ji

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuca, querida, un gusto enorme volver a verte por mi cocina1 :)
      Está clarísimo que de disfrutar y bajar unos cambios se tratan las vacaciones; pero, a veces, con tanta cosa que nos llevamos sobre los hombros la teoría resulta difícil de llevar a la práctica. Sin embargo, en esta ocasión, he podido ir sacándome (sin prisas, pero sin pausas) todas las preocupaciones, el estrés y tanta cosa más para dejarme seducir por el día a día y la aventura que me deparaba. En fin... que la he pasado muy bien, descansé bastante, repuse energías y traje un montón de nuevas preparciones que, poco a poco, iré compartiéndoles ;)
      Hablando, ahora sí, de la receta; me alegra mucho que te guste y es verdad lo que decís sobre las peras: Las pobres están algo olvidadas en la pastelería, cuando nos permiten jugar mucho con ellas, obteniendo resultados bien interesantes :)
      Te envío un cariño enorme para vos y otro para la pequeña Lara.

      Eliminar
  3. Me alegro de que tu verano haya sido estupendo y lo hayas disfrutado. Yo me operé la miopía y he estado un poco desconectada de todo con el post operatorio, pero ya se me acaban también a mí las vacaciones...

    Buena forma de volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, antes que nada, te aclaro que mis vacaciones han sido de invierno que, aquí, para el verano todavía faltan algunos meses; sin embargo, agradezco mucho tus buenos deseos :)
      En cuanto a vos, me alegra mucho saber que ya estás recuperándote de tu cirugía ocular y deseo que continúes sintiéndote muy bien.
      Me alegra que te guste mi propuesta :)
      Saludos.

      Eliminar
  4. Se ve completamente delicioso!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Besos.

      Eliminar
  5. Que sea este el último capricho que me voy a dar este verano, y porque tu me lo pides.
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blanca, me has hecho reír con ganas :D
      Me alegra mucho que te guste mi receta y que te quieras dar el último capricho del verano con ella ;)
      Saludos.

      Eliminar
  6. Que ricos paquetitos, felicidades pues seguro están deliciosos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Montse! Me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho tu visita. Si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario. Eso sí, si dejás un mensaje como usuario Anónimo (porque no disponés de cuenta en Google o no sos un usuario registrado en el blog) asegurate de indicarme tu nombre a modo de firma, así sé con quién estoy hablando. ¡Que disfrutes el paseo y gracias por pasar por mi cocina! ;)

Google+ Seguidores