Hamburguesas de quinua, brócoli y hongos

A estas alturas, quienes visitan mi cocina con cierta frecuencia, ya me deben haber escuchado (leído, para ser exacta), en repetidas ocasiones, decir cuán prácticas y útiles resultan las hamburguesas vegetales o vegetarianas. Nos ayudan a dar buen uso de vegetales que quedaron solitos en nuestra heladera/nevera/refrigerador y que no sirven para llevar adelante una receta con voz propia; también nos permiten dar salida a restos de cereales y legumbres que nos han quedado de ensaladas o cocidos diversos. Claro está que, también, podemos empezarlas desde cero. Es decir, ponernos a la tarea de preparar hamburguesas con el único propósito de facilitarnos (sobradamente) el menú de la semana. En fin, que por cualquiera de estas razones (u otras tan válidas), las hamburguesas vegetales nos salvan en muchas ocasiones, nos resuelven comidas y nos ofrecen (como si ya con todo ello no alcanzara) muchos beneficios a nivel nutricional en la combinación misma de ingredientes. Por eso, hoy vengo con otra receta de hamburguesas que no es una del montón porque, les aseguro, gustará a rabiar a todo mundo: grandes, chicos, jóvenes y no tanto... porque estas hamburguesas son, simplemente, tentadoras, de sabor suave y exquisitas ;)




La receta surgió de la necesidad de darle curso a un par de tazas de quinua/quinoa cocida que me habían sobrado de un salteado. Pero, como ya les dije antes, pueden prepararse desde el vamos íntegramente. ¿Nos ponemos a ello?




En un bol, disponemos 2 tazas de quinua/quinoa cocida (más o menos unas 3 tazas de quinua/quinoa cruda). En mi caso, la preparo con vegetales deshidratados para hacer sopa y condimentos para que tenga más sabor (zanahoria, cebolla, cebolla de verdeo, puerro, espinaca y algas; más: sal, pimienta, orégano, estragón y nuez moscada). Reservamos para que se enfríe o entibie.




Aparte, en 1 cucharada de aceite de coco (o la materia grasa de nuestra preferencia; procurando que sea lo más sana posible, eso sí) salteamos 3 puerros picados, 1 cebolla grande cortada en brunoise y 200 gramos de hongos Portobello picados. Evitamos revolver la preparación para que no suelte todos sus líquidos y cuando comienza a dorarse, condimentamos con sal, pimienta, nuez moscada, 1 cucharada de orégano, 1 cucharadita de cúrcuma y 1 cucharada de hongos secos en polvo. Entonces, incorporamos 400 gramos de brócoli congelado. Tapamos el recipiente de cocción para ayudar a que se concentren los vapores y dejamos, cocinando a fuego medio o bajo, hasta que las flores de brócoli no presenten resistencia, desarmándose con cierta facilidad al hacer presión con una cuchara de madera.

Entonces, en un bol mezclamos la quinua/quinoa con los vegetales salteados. Agregamos 3 cucharadas de semillas de sésamo (yo utilicé un mix con semillas blancas, negras e integrales), 1-2 tazas de copos de maíz sin azúcar molidos y 2-3 huevos (de campo/pastoriles/ecológicos) batidos ligeramente. Mezclamos todo muy bien para que quede repartido de manera homogénea. 





Mi consejo es agregar a la mezcla de quinua/quinoa, semillas y vegetales salteados 1 taza de copos y 2 huevos batidos. Si al integrar todo bien requiere de más cuerpo, porque la mezcla está un poco suelta o chirle, será oportunidad de añadir la otra taza de copos de maíz molidos. Si, por el contrario, la mezcla ha quedado demasiado seca, le añadimos el tercer huevo batido. De ese modo, nos moderamos en el uso de huevos y de cereales, obteniendo el punto justo de la mezcla: sostenida, pero jugosa.

Luego, dejamos descansar la preparación por unos 5-10 minutos. Pasado ese tiempo, comenzamos a tomar porciones de la mezcla, ayudándonos con una cuchara, para formar nuestras hamburguesas. Para ello, podemos utilizar una cintura metálica del diámetro y alto que pretendemos. Las armamos, una por una, apretando bien la preparación dentro de la cintura, disponiéndolas en placa para horno (humedecida con rocío vegetal o pincelada con aceite o manteca/mantequilla).





Por último, cocinamos en horno fuerte hasta conseguir un dorado parejo. Servimos calientes, acompañadas por la ensalada de su preferencia: Puede ser de hojas verdes, mix de hojas y tomates, ensaladas que incluyan legumbres para hacer más nutritivo este plato todavía, con brotes, ensaladas tibias con calabazas, batatas/papas dulces, zanahorias caramelizadas, espárragos asados...





Algunas observaciones y recomendaciones finales: Con estas cantidades se obtienen unas 12-14 unidades. Estas mismas hamburguesas pueden prepararse con arroz integral, mijo, trigo sarraceno, trigo burgol/bulgur...

De igual manera, el brócoli puede reemplazarse por coliflor, espinaca, remolacha, acelga, kale/berza, pak choi/bok choy, zanahorias, maíz, zapallitos redondos, zucchinis/calabacines, calabaza... Entretanto, los hongos Portobello se pueden sustituir por champiñones de París, hongos shiitakes... o las variedades que mejor se den en la zona donde habitan, o encuentren en mejores condiciones en los mercados. 

Además, podemos incluir en la receta garbanzos, lentejas verdes, amarillas o coral/rojas, arvejas/guisantes, porotos en cualquiera de sus variedades... Si deciden incorporar legumbres, les recomiendo que las procesen un poco, una vez cocidas, dejando algunas más o menos enteras, para que se integren mejor a la preparación.

En lugar de copos de maíz sin azúcar molidos, pueden añadir a la mezcla pan rallado tradicional o panko (pan rallado japonés); en ese caso, la receta deja de ser apta para celíacos porque ya no está libre de gluten. Sin embargo, si esto es una prioridad en su menú, pueden incorporar pan rallado libre de gluten o harina de arroz integral, harina de trigo sarraceno, harina de quinua... 

Asimismo, pueden agregar a la preparación almendras, nueces, avellanas o pistachos tostados y molidos, aportando todo el sabor, textura y humedad de los frutos secos.

Por último, si desean convertir la receta en vegana se pueden sustituir los huevos por una mezcla de 1 cucharada de semillas de chía junto con 3 cucharadas de agua potable (que dejamos interactuar por unos 5 minutos o hasta que tomen textura gelatinosa) por cada huevo de la receta. También pueden utilizar 1 cucharada de harina de garbanzos mezclada con 2 cucharadas de agua potable (o de leche vegetal) hasta formar una pasta algo espesa.

Como siempre, les recomiendo que todos - o la mayor cantidad posible - de productos que utilicen a la hora de cocinar sean de origen orgánico, no transgénico/OGM (Organismo Genéticamente Modificado), sustentable y que provenga de productores locales, responsables y comprometidos con el medio ambiente para asegurarse calidad y frescura.  

Recuerden lavar muy bien la quinua/quinoa antes de cocerla; incluso, en los casos en que la adquieran pre-lavada para quitarle toda la saponina que recubre las semillas y que nos resulta muy poco saludable. Para ello, bajo el chorro de agua, enjuaguen reiteradas veces las semillas, restregándolas entre sí hasta que el agua se vea clara y no se observe más espuma. Para cocinarla, partimos de agua fría (2 partes de líquido por cada parte de quinua/quinoa) con el recipiente tapado y a fuego  fuerte. Una vez que rompe el hervor, la dejamos cocer por unos 15 minutos (ya a fuego medio a bajo). En este tiempo - a veces, antes, incluso - consumirá toda el agua de cocción y a las semillas, que duplicarán su volumen, les saldrá como una "colita" o "rulito" de color blanco, indicativo de que está cocida porque ha soltado su germen. Para cocerla pueden incluir hierbas, vegetales y condimentos que sean de su gusto y que aporten sabor a la preparación.

Si deciden congelar las hamburguesas para consumirlas más adelante, como contienen huevos, lo ideal es darles una cocción suave, sin que lleguen a dorarse y, una vez frías, pueden guardarse en recipientes adecuados, con separadores para freezer. De este modo, podrán conservarse en perfectas condiciones por algunas semanas.




Ni les cuento las propiedades nutricionales de la quinua/quinoa, este pseudocereal que se ha puesto de moda hace ya un buen tiempo (y que consumían los pueblos originarios del altiplano sudamericano), porque creo que son bien conocidas. Aunque, por si acaso, aquí les recuerdo algunas: Contiene vitaminas C, E y del complejo B, potasio, calcio, fósforo, hierro y magnesio. Es un gran antioxidante, protege nuestros sistemas cardiovascular y hepático, fortalece el sistema inmunológico, remineraliza el organismo al mismo tiempo que lo alcaliniza. Además, contiene Omegas 3 y 6, aporta fibras, y controla los niveles de colesterol y de azúcar en sangre. No es poco, ¿verdad? Y todo reunido en una pequeña semilla ;)

La verdad es que creo que estas hamburguesas tienen mucho a favor: desde el hecho de que podemos comerlas al plato o en pan de hamburguesa, representando una opción mucho más saludable que las de carne (¡más aún si son industrializadas!); nos permiten jugar con ingredientes que tenemos en casa, obteniendo distintas opciones que se van renovando cada vez. Además, también favorecen la utilización de algunos productos que, de otras maneras o en otras presentaciones, no logran tener aceptación (son ideales para que incluyamos cuantos vegetales no quieran comer en casa porque, seguro, que de este modo son bien recibidos). Por último, nos facilitan la vida a lo grande porque nos permiten preparar una buena cantidad que podemos congelar y utilizar a medida que nos plazca o lo necesitemos, porque duran unas cuantas semanas en el freezer

¿Qué les ha parecido mi receta? ¿Se animan a prepararla en casa? ¿Son de comer hamburguesas vegetarianas/vegetales?

Espero haberlos tentado con mi propuesta ;) Nos reencontramos la semana próxima. Hasta entonces, les deseo que la pasen muy bien, disfruten junto a sus seres queridos y experimenten en la cocina :)


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Lindsey Jane Scrapbooking Designs/ Anita Designs/Akizo Designs/Digi Scrap Forum Pixelscrapper/ Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. Que completitas van esas hamburguesas, llevan de todo y muy rico. Cuando cocino las hamburguesas vegetales también me gusta saltear la verdura antes de hacer la mezcla, queda más tierna y sabrosa, aunque ya se que eso va en gustos. Te han quedado estupendas, tan tostaditas y vistosas, un regalo saludable muy bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      A mí me agrada mucho el sabor que le aporta el salteado previo a los vegetales que incluyo en las hamburguesas. Como bien decís, eso es cuestión de preferencias; sin embargo, este proceso le aporta mucho gustito a la mezcla. En cuanto a estas hamburguesas en particular, te aseguro que son muy nutritivas y completas en cuanto a nutrientes y que - aunque pueda pensarse lo contrario - sientan de lo más livianas. Además, el dorado externo les aporta mucho sabor y textura ;)
      Un beso.

      Eliminar
  2. Magníficas, Silvina, ya sabes que yo en mi blog también soy una gran promotora del uso de la quinoa, el mujo, el centeno, la cebada, el arroz integral, el trigo sarraceno (como es el caso de esta semana) y demás cereales y legumbres, que también como tú, utilizo siempre de agricultura ecológica.

    Me encantan las hamburguesas vegetales, veganas o no... , son lo mejor que se ha podido "inventar" en este tipo de alimentación que por elección personal hemos escogido nosotras.

    Te mando un beso grande y te deseo lo mejor para esta semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, me alegra que te guste mi propuesta :)
      Realmente creo, como vos, que las hamburguesas vegetarianas son uno de los mejores "inventos" de nuestro modo de vida-alimentación porque son completas, variadas nos permiten aprovechar lo que tenemos en casa, jugando con distintas combinacionees, sabores y texturas. Además, siempre-siempre nos resultan reconfortantes y rendidoras ;)
      Un beso grande para vos y mis mejores deseos para tu semana.

      Eliminar
  3. Sivina que ricura tus hamburguesas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  4. Silvina que ricas tus hamburguesas, yo solo como hamburguesas vegetales cuando viene mi hermana Pilar a casa, ella las hace de mil cosas, y precisamente este verano hizo unas Quinoa Patties que me encantaron, me declaro desde ese mismo instante amante incondicional de la quinoa y todo lo que la lleve como estas hamburguesas, ¡¡riquísimas!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Te entiendo perfectamente porque es muy difícil poder resistirse a los encantos de la quinua/quinoa que, además de ser sabrosa y multifuncional (porque nos permite mucho juego con platos dulces y salados), es súper nutritiva y fácil de digerir ;)
      Un beso enorme.

      Eliminar
  5. Que ricas, la quinoa es un grano que utilizo habitualmente, me resulta muy sabrosa , acompañada de todas las verduras, hortalizas, setas , especies... deben de quedar unas hamburguesas irresistibles... Otra receta más para experimentar. Un gran beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      La verdad es que es una manera distinta, bien práctica y una oportunidad más que nos da la quinua/quinoa para disfrutar de todos sus nutrientes. Además - como no me canso de repetir - las hamburguesas vegetarianas nos permiten mucho juego con las combinaciones de ingredientes que podemos lograr, brindándonos un plato sabroso, rendidor y nutritivo que nos puede salvar más de una vez, comiendo sano y sabroso ;)
      Un beso enorme para vos.

      Eliminar
  6. Hola Silvina!! seguro que deliciosas, no lo dudo Tengo pendiente de probar la quinoa, y más viendo estas hamburguesas tan ricas. Ayer , precisamente en el super y se habían acabado todos los paquetes pues quería comprarla ecológica. ya te contaré . Un beso querida amiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Pero, querida amiga, no puedo creer que todavía no hayas utilizado la quinua/quinoa en tu cocina... con lo nutritiva y versátil que resulta. Estoy segurísima que te gustará mucho porque lo mismo puede emplearse en platos salados que en dulces y siempre queda riquísima (sopas, hamburguesas, salteados, flanes, pizzas...). Bueno, ya la probarás y me contarás qué te ha parecido ;)
      Te mando un beso enorme.

      Eliminar
  7. Tienen un color y una textura deliciosos. Yo lo uso mismo, cuando veo que se me empiezan aa cumular vegetales desde hace días hago alguna pasta con legumbres o cereales y me hago hamburguesas para congelar. Además de riquísimas son una opcion muy saludable, a mi me encantan!! Nunca he probado de juntar hongos, pero seguro quee está delicioso también. Es genial cuando nos sobran cereales también cocidos en cantidad, les damos una salida perfecta. Con un poco de ensalada es una delicia de plato!!
    Besitos sanos :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      En efecto, las hamburguesas vegetarianas son prácticas a más no poder y las de quinua/quinoa no son la excepción, ya que también nos permiten jugar con ingredientes a la vez que son bien nutritivas y saludables. A propósito de ello, te garantizo que los hongos, el brócoli y la quinua/quinoa quedan de maravillas juntos y en esta hamburguesa se lucen muy bien ;)
      Un beso.

      Eliminar
  8. La próxima semana tengo comida con amigos, y haré hamburguesas mixtas, dos o tres tipos de veganas, y uno de carne, ya que habrá una pareja en la que ella es vegana y él va suspirando por la vida soñando con trocitos de jamón. Porque él no compra ni cocina carne en casa, sólo la come fuera, y claro... :)
    Así que la tendré en cuenta, porque quinoa es algo que nunca falta en mi casa, para las hamburugesas me parece una buena opción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, me alegra mucho saber que tendrás en cuenta mi receta para tu comida con amigos :)
      Te garantizo que la quinua/quinoa en hamburguesas (como en casi cualquier otro plato, en general) queda estupenda porque se dora por fuera, quedando algo crujiente a la vezque jugosa por dentro; además, con el juego de combinaciones posibles entre vegetales, semillas y legumbres que podés añadir a la mezcla siempre se obtienen sabores interesantes ;)
      Saludos.

      Eliminar
  9. ¡Hola Silvina!
    Pues ya que nos lanzas la pregunta, qué te diría yo... Pues que me parece una receta de lujo: Sencilla, sana, completa, muy muy rica y por si fuera poco, de aprovechamiento, poco más se le puede pedir a unas hamburguesas. Y ese color dorado las hace todavía más apetecibles, si es que se puede, claro :P
    ¿Sabes? La quinua no es un cereal habitual en mi cocina, y cada vez que lo vuelvo a probar pienso que sería genial incorporarlo en más recetas. Casualmente hoy he estado en una feria de alimentación y he probado una ensalada de quinua excelente, así que me he vuelto a casa con un envase jeje Seguro que termina siendo hamburguesas, así que gracias por la idea :)
    Un beso linda, y buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Débora! ¿Cómo has estado?
      Me alegra mucho que te guste e inspire mi receta :)
      Pues, me parece de maravillas que te hayas decidido a incluir la quinua/quinoa a tu dieta del día a día porque es muy práctica, se lleva de maravillas con muchos otros ingredientes bien variados y está repleta de proteínas ;)
      Un beso grande y que estés muy bien.

      Eliminar
  10. A nosotros nos has más que tentado!! Estas hamburguesitas se ven súper ricas, además de ser saludables, que me encanta, y todo súper bien explicado, qué bien =)
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Un beso grande.

      Eliminar
  11. Que maravilla de hamburguesas súper sanas y apetitosas. Felicidades por tu bloc, ha sido un regalo poder visitarlo.
    elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia,muchas gracias por tus elogios. Me hace muy feliz que te guste mi trabajo y mi receta :)
      Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares