Recetas de Navidad. Antes de empezar, les propongo un repaso para refrescar la memoria

Antes que nada quiero agradecerles inmensamente los mensajes de cariño, comprensión, afecto y consuelo que me han hecho llegar a través de las distintas vías de comunicación. Me han tocado el corazón - y el de mi familia toda - con sus vivencias y sus mensajes llenos de afecto y calidez. Les voy a contar una situación muy personal que he notado en mí misma y que les ruego no malinterpreten porque está bien claro para mí la diferencia entre la pérdida de un familiar directo y la de una mascota... Cuando falleció mi padre hace dos años ya, camino a los tres, por mi condición de hija única, me cargué en las espaldas la pena de mi madre, el desconsuelo de mi hijo y el dolor de mi marido, así como el de mis familiares más cercanos y sus amigos más íntimos. Fue una muerte que, por tan sorpresiva, nos dejó a todos descolocados; sin embargo, no fue la primera vez que me pasó esto porque lo mismo había ocurrido unos años antes con la muerte de mi abuela, cuando me puse al hombro la tristeza y el dolor de mi padre para ayudarlo y acompañarlo. Siempre he estado postergando mi dolor (que lo manifesté tiempo después o a escondidas y de a ratitos para no poner mal a los demás) para acompañar a quienes me necesitaban en un momento de sufrimiento y desconsuelo. Desde entonces y hasta hoy en día, continúo tratando de ser fuerte para mi madre, intentando servirle de sostén y consuelo. Sin embargo, en esta oportunidad, con la muerte de Felipe que también fue algo inesperado y que nos descolocó por completo (El otro día le decía a una amiga que fue como si un tornado hubiera pasado por nuestras vidas, dejando a su paso la desolación y el desconcierto que un acto de esa naturaleza produce), me permití no ponerme nada al hombro. Lloré y lloro todo lo que me nace y necesito, converso del tema hasta exorcizar la tristeza y lucho para ir acostumbrándome a su ausencia. Es por todo esto - y porque la cocina muchas veces nos ayuda a contrarrestar la pena y el sufrimiento - que me he propuesto llevar, lo mejor posible, el blog como lo he venido haciendo en esta época del año hace ya algunas temporadas. Al menos, quiero intentar cumplir con las 2 recetas semanales que ya se han vuelto una tradición navideña en mi cocina. A propósito, les pido que me den unos días más para terminar de pasar a visitar sus blogs y ponerme al tanto de las delicias que están preparando porque en estas semanas me he perdido de muchas-muchas cosas. 

Pues, en el medio de todo esto, el año se nos viene escapando nuevamente. Se dice que nos ponemos viejos cuando sentimos que los años se vuelan con la velocidad de un súper jet. Pues, entonces, ya estoy lista porque cada año se me está pasando, cada vez, con más prisa. En un abrir y cerrar de ojos diciembre se instaló y ya no hay marcha  atrás. Decir esto y comenzar a planificar las comidas/comilonas de las fiestas es todo uno. Por eso, aquí les dejo algunas opciones de recetas que he publicado desde que comencé el blog para festejar Navidad y Año Nuevo. Se trata de recetas típicas de las fiestas, como para ir calentando motores para recibir las nuevas incorporaciones de este año. Espero que les resulten útiles o, al menos, inspiradoras ;)

Empezamos con sabrosas y, en su mayoría, sencillas recetas de Galletas para regalar, llevar para convidar en la oficina, la clase de cerámica, el taller de abdominales (al fin y al cabo, las quemaremos la próxima clase), presentar en la mesa dulce y compartir con quienes amamos.


Nevaditos con vino blanco y ralladura de naranja.
Galletas de jengibre con canela, ralladura de limón y miel.
Botones de jengibre con canela, miel y clavo de olor.
Rollos de nuez con canela, nueces, vino dulce y queso crema.


Aquí les dejo dos Postres típicos de estas fiestas. Sabrosos, originales (en particular, uno de ellos), sencillos y bien vistosos para lucirse sin muchas complicaciones a la hora de ponerle cierre de lujo a la comida.


Manzanas asadas con amaretti, canela, ralladura de limón y miel.
Risalamande con arroz, crema de leche/nata, almendras, frutillas y confitura de frutillas.


Si lo pensamos dos veces, una mesa navideña sin Turrones es una mesa sin corazón. Decir fiestas y no pensar en turrones es casi imposible (por lo menos en nuestra cultura gastronómica); por eso, aquí les dejo algunas propuestas muy simples en donde no hay que preocuparse por templar chocolate, no se requiere de gran pericia o destreza, ni de moldes especiales; sólo de ganas de cocinar y pasarla muy bien por un rato


Turrón-torta de coco y cerezas con leche condensada y chocolate semi amargo.
Mendiants con nueces, almendras, castañas de caju/anacardos, semillas de calabaza, pasas, cerezas, chocolate semi amargo, quinua/quinoa y amaranto inflados.
Turrón de avena con cacao amargo y galletas dulces.
Turrón especiado de granola/muesli y chocolate con canela, jengibre, ralladura de naranja, miel y chocolate amargo.
Turrón blando de chocolate, nueces y cerezas con leche condensada y chocolate amargo.


Otro clásico de las fiestas son los Budines/Queques/Bizcochos y Panes, así como los Frutos secos en todas sus variantes (especiados, caramelizados, en garrapiñada, bañados en chocolate...). Por eso, aquí les presento una selección variopinta para tener en cuenta a la hora de pensar en la mesa dulce, para llevar cuando nos invitan, darse un gusto y compartir.


Cuadrados de sidra con manzanas, nueces, ralladura y jugo de limón.
Pan de especias con nueces, almendras, cerezas y frutillas, cacao amargo, canela, cardamomo, jengibre, nuez moscada y miel.
Honigkuchen con canela, jengibre, clavo de olor, nuez moscada, miel y nueces.
Pan de Pascua con café, ron, nueces, pasas y almendras.
Budín en lata con harina integral, jugo de naranja, cóctel de frutas y nueces.
Praliné de nueces y almendras con canela y semillas de sésamo/ajonjolí.
Pan de especias - Pain d' Épices con harina de centeno, miel, yogur, canela, anís, jengibre, cardamomo, clavo de olor y nuez moscada


Por último, el corazón de la mesa dulce de las fiestas está formado, sin lugar a dudas, por los Panes dulces y las Tortas de frutas. Exquisitos, bien perfumados, suculentos y macerados por varios días (incluso, semanas o meses) son una delicia indiscutida. Aquí, pueden encontrar para todos los gustos: Los hay veganos, tradicionales y hasta libres de gluten.


Christmas Cake con nueces, castañas de cajú/anacardos, pasas, cerezas, frutillas, almendras, nuez moscada, canela, clavo de olor, jengibre, miel y whisky.
Fruit Cake sin gluten con almidón de maíz, peras, almendras molidas, pasas, brandy, cerezas, nueces, canela, jengibre, nuez moscada, clavo de olor y cardamomo.
Espiral con frutas con almendras, nueces, cerezas, arándanos y chocolate semi amargo.
Panettone al Marsala con canela, jengibre, agua de azahar, chips de chocolate, cerezas en almíbar y chocolate amargo.
Pan dulce vegano sin gluten con almidón de maíz y fécula de mandioca/yuca, almendras, banana/plátano, puré de manzanas, aceite de coco, jugo de naranjas, pasas, frutillas, nueces y cerezas.

Espero que mis recetas les gusten y los tienten o los inspiren para hacer sus propias versiones. Nos reencontramos el jueves para empezar a desandar el camino hacia fin de año.

¡Hasta entonces! Pásenla muy bien, disfruten junto a sus seres queridos y experimenten en la cocina :)


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Far Far Hill/2am Designs/Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. No te disculpes por llevar tu duelo como buenamente puedes, si te has cargado con las penas de los demás es normal que la tristeza vaya en aumento. A veces solo hay que llorar y dejar pasar el tiempo, no se olvida a los seres queridos, pero quedan en la memoria y ahí permanecen para siempre en nuestras vidas.
    Tus sugerencias navideñas son todas enormemente ricas. Te vendrá bien relajarte en la cocina y mimar a los que más quieres con tus preparaciones.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Lola, por tus palabras de consuelo y comprensión! Estoy segura, que poco a poco, la tristeza dejará el lugar definitivo a los lindos recuerdos que atesoramos. Gracias por acompañarme y darme ánimos.
      Cocinar, muchas veces, termina siendo la solución a gran número de penas :) Me alegra mucho que te gusten mis sugerencias navideñas.
      Un beso grande.

      Eliminar
  2. Hola Sivina, llorar es bueno, las lágrimas ayudan a limpiar las heridas del corazón y así cuando es el momento es más fácil sanar. De alguna manera la muerte de Felipe te ha ayudado a expresar toda la tristeza que llevabas encima, lo que no se expresa muchas veces queda en el cuerpo y el cuerpo nos señala con malestar o enfermedades.Por esto me alegro que esta vez puedas expresar todo lo que sientes sin guardarte nada adentro. Es un camino para sanar.(Espero que no me mal interpretes)

    Las recetas así todas juntas impactan de lo apetitosas que se ven, el año pasado hice algunas de ellas y la verdad que fueron un éxito,
    ya me las mirare con calma. Muchas gracias por todo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, mi querida amiga, está clarísimo que llorar y mostrar nuestros sentimientos no sólo nos hace humanos sino que sana. Guardarse las cosas no es saludable y, tarde o temprano, el cuerpo pasa factura de ello. De todo lo malo que ha tenido la pérdida de nuestro amigo de 4 patas rescato el hecho de que no me vi obligada (por decisión propia) a tener que cargar mi pena y la de los demás en mis espaldas. Ya bastante tengo con todas las otras cosas que me sumo a los hombros y que le hago frente con mi mayor optimismo y mejor cara… Por eso, he notado esto que vos misma decís, la muerte de Felipe me permitió desahogarme sin traba alguna; lo cual es muy saludable, sin lugar a dudas.
      Me alegra mucho que te gusten mis recetas y, mucho más, que hayas probado algunas de ellas, obteniendo buenos resultados :)
      Un beso grande para vos.

      Eliminar
  3. Para unas personas por alguien que no va a volver ya, sienten dolor y otras sufrimiento, cada ser humano es tan diferente.
    Que mogollón de dulces nos enseñas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, me alegra mucho que te gusten mis propuestas navideñas :)
      Saludos.

      Eliminar
  4. Hola Silvina!!! Nos cargamos demasiado , intentamos ser fuertes demasiadas veces y nosotras también necesitamos que alguien nos escuche y nos de ánimos. Esta navidad es la primera que pasamos sin mi madre, no sabes lo que me está costando tirar adelante, pues ahora yo tengo que seguir. Cuando ella murió, cerré el blog pues no tenía ánimos para comentear ni cocinar, nada nuevo ni escribir mis post. Sin embargo decidí volver pues necesitaba hacerlo, volver a mi cocina y a mi normalidad. Me ayudó muchísimo , igual que ahora. sé que a ti también te ayudará.
    Muchas gracias por esta recopilación tan deliciosa y navideña , querida amiga, siempre mil besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elisa, es una gran verdad la que me decís. Muchas veces (la mayoría diría, al menos, en mi caso) nos cargamos al hombro los problemas de la gente que amamos y nos mostramos fuertes para estar allí donde nos necesiten ellos, postergándonos y dejando a un lado nuestra pena y dolor. No digo que no he llorado mis pérdidas sino que lo he hecho un poco a escondidas, entrecortadas, sin permitirme estar vulnerable porque sentía que así estaban los demás y que mi lugar era el de ser un pilar donde pudieran recostarse.
      Te entiendo muy bien todo el dolor que pasaste (y todavía lo hacés) con la muerte de tu madre porque a mí, aún hoy en día, me duele inmensamente la falta de mi padre y las fiestas son terribles en ese sentido… Por ello, pese a la distancia que nos separa, quise siempre que supieras que había alguien que te entendía y te acompañaba en tu dolor porque, en cierto modo, pasaba por lo mismo.
      La cocina es una actividad muy sanadora por su esencia misma: Nos invita a mimar a quienes más queremos y a complacernos. Por eso, ayuda en momentos en que necesitamos poner nuestras energías en algo que nos retroalimente y el blog, en ese sentido, es una excelente herramienta para distraernos, llevarnos a nuestra rutina de publicaciones y comunicarnos con otras personas, manteniendo vínculos y estrechando lazos.
      Muchas gracias por tu compañía, tus palabras de aliento, afecto y comprensión desde el otro lado del Atlántico.
      Besos enormes, querida amiga.

      Eliminar
  5. Silvina a mí no me tienes que dar las gracias por mi anterior comentario. Aquí estamos para lo bueno, pero en especial para lo malo. Nos separan miles de kilómetros pero a veces unas simples palabras sirven de gran consuelo.

    Me alegro de que por una vez hayas vivido el duelo de manera distinta. No por llorar o mostrar tu dolor no puedes servir de consuelo a los que te rodean ni ser el pilar donde aferrarse para seguir adelante. Verás cómo te sientes mejor así, y además te sale del corazón llorar su pérdida y eso no se cuestiona.

    Una entrada impresionante por todo lo que cuentas y un recopilatorio muy útil. ¡Besos reina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, precisamente por todo lo que me decís es que me gusta agradecerte tus palabras de ánimo, tu comprensión y empatía que son dadas desde el lugar de quien busca ayudar con un poco de consuelo a alguien se siente triste y batido. Yo lo agradezco mucho porque hay mucha gente que le escapa al quien la pasa mal como si se tratara de algo contagioso, negándose a extenderle la mano o de ofrecerle un poco de ánimo porque sienten que ya tienen bastante con sus asuntos y problemas… Hoy en día eso está muy difundido y, creo, forma parte de los disvalores que hay que desterrar para lograr mejores sociedades y personas.
      Yo también agradezco haberme dado la oportunidad de vaciar mi tristeza sin ponerme límites o condiciones. Gracias a ello, me siento mejor, poco a poco le gano la pulseada a la tristeza y me voy quedando con los recuerdos lindos que son muchos, por cierto.
      Me alegra mucho que te gusten mis recetas navideñas :)
      Te mando un cariño enorme.

      Eliminar
  6. Silvina siento mucho tu dolor, la perdida de una mascota, es tan dolorosa como la de un ser querido, hay pocas personas en el mundo que no lo comprendan, sobretodo porque todos somos humanos y tenemos sentimientos, y por muy duros que queramos parecer de cara al exterior, por dentro llevamos nuestra pena por mucho tiempo aunque no se nos note.
    Has hecho un recopilatorio excelente para tomar ideas, ya que se nos echan las fiestas encima.
    Besos, y espero que poco a poco te vayas sintiendo mejor.

    ResponderEliminar
  7. Hola Silvina, entiendo perfectamente tu dolor, uno al compartir la vidaexpone a sufrir ese dolor, a cambio de todos esos años de ío y lo quiero más que a nada. Cuando el perro de mi abuelo tuvieron que sacrificarle porque estaba sufriendo fue un golpe duro para todos, pero mi abu estuvo una semana sin hablarnos... sentí que lo perdía a el también porque no le quedaban más fuerzas. Por suerte fue capaz de recuperarse, pero nuestro perro siempre quedará en el recuerdo. Estas cosas toman tiempo, a así que tomate todo el que necesites guapa, sin prisas, aquí estaremos con tus galletas para cuando vuelvas!!
    Un beso y mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  8. Gracias por venir a verme. No es nada el comentario que te hice, eres mi compañera y lo siento por ti sinceramente. Es tu dolor, así que llévalo como tú quieras, lo importante es sacarlo fuera.
    Todas tus propuestas son fantásticas y con estilo. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  9. Silvina cuando esto pasa no hay palabras que puedan ayudar. Una mascota es un integrante de la familia te acompaño en tu dolor y al compartirlo con nosotros espero te sea menos leve.
    Tus propuestas para navidad estan provocativas y seguramente deliciosas, las tendré en cuenta. Muchas gracias por tomarte el tiempo.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores