Tarta mediterránea

Llegó marzo y con él se nos fue el verano en esta parte del mundo (aunque hoy mismo es un día bastante caluroso). Sé que muchos de ustedes  están felices de que comience la primavera en la otra mitad del planeta, que ya han tenido bastante con los fríos que les ha tocado; de modo que... calorcito, ahí se lo mandamos. La verdad es que no me quejo porque el otoño es mi estación del año favorita. Será que nací en otoño (apreciación que, como pueden sospechar, carece de todo rigor científico imaginable Jajaja) o que me gustan los colores que nos regala la naturaleza en esta época, las lluvias, los días más frescos que invitan a encender el horno con gusto, las tardes de sol agradable para disfrutar al aire libre sin sentir que me muero en cualquier momento porque me baja la presión, consecuencia del calor agobiante y húmedo de Buenos Aires... En fin, el caso es que, prácticamente sin darnos cuenta, hace algunos pocos días, se instaló el otoño. Por esta parte del mundo, también marzo tiene una significancia notoria porque no sólo nos regala un cambio de estación sino que trae consigo el definitivo fin de las vacaciones para la mayoría de nosotros, los que tenemos estudiantes en casa. Ya el final de febrero y los primeros días de marzo implican el revuelo lógico de la  compra de útiles escolares, uniformes, calzado y la lista sigue. Por eso, marzo es señal inequívoca de que el año comienza en serio. En mi caso, no es la excepción porque después de las vacaciones y de las malas noticias con sus malos tragos me toca arrancar de lleno con muchos de los proyectos que voy a materializar este año (Pensamiento positivo en su máxima expresión). Eso implica trabajo, mucho trabajo y más trabajo. Por eso, la semana pasa no he podido hacerme el tiempo suficiente para traerles receta; por eso, he visitado con cuentagotas sus cocinas (Les pido mil perdones por ello; en breve, me pongo al día). Quienes me conocen personalmente saben que soy un poco despistada (diría mi madre: "si me miran con un solo ojo"), pero súper perfeccionista. Las cosas no me parecen bien a  cualquier costo y de cualquier manera, y pasarme por aquí, mi cocina, para dejarles una receta armada a los empellones no es, ni remotamente, el tipo de publicación que me gusta hacer por respeto a ustedes y a mí misma. Ahora, ya algo más organizada, les propongo este plato que puede salvarnos en más de una oportunidad y que encierra sabores exquisitos en un formato humilde, pero bien rendidor.




Unas de las reinas indiscutidas de la practicidad a la hora de programar el menú diario son, sin necesidad de pensarlo mucho, las tartas. No sólo son prácticas sino que nos permiten mucho juego a la hora de prepararlas. Podemos aprovechar esto y aquello que nos quedó en la heladera/nevera/refrigerador, preparar masa casera o comprar un hojaldre de calidad (o masa filo), aportarle mucho sabor (desde la masa, inclusive) con especias, frutos secos, hierbas frescas, quesos artesanales o típicos de distintas variedades... 

Individuales, en formato redondo, cuadrado o rectangular, abiertas, con doble masa/tapa o con un estilo rústico y algo descuidado nos pueden salvar, resolviendo una comida en cuestión de minutos. Por eso, aprovechando los vegetales que encontramos en este momento en mercados y verdulerías, les traigo esta exquisita tarta con sabores mediterráneos que va a gustarle a todos, permitiéndonos también incluir algunas hortalizas que pueden resultar conflictivas pero que, aquí, quedan disimuladas muy bien.




Como la masa de esta tarta es un básico (que nos resuelve muchos problemas y nos permite la libertad de agregar semillas, condimentos, queso rallado e, incluso, puré de vegetales, acondicionando ligeramente las cantidades en cada ocasión), les dejo dos variantes para que puedan prepararla ustedes mismos o les sirvan de inspiración.

Aquí, pueden encontrar una masa con mezcla de harina integral y harina común, con el agregado de un sabroso queso rallado.

Aquí, entretanto, les dejo una opción básica con harina leudante (que incluye los agentes químicos de leudado).

Para esta receta utilicé una masa con más proporción de harina integral que blanca, sin mayores agregados.

¿Nos ponemos a cocinar? ;)

Para ello, salteamos en 1 cucharada de aceite de coco 1 cebolla cortada en juliana junto con 1/4 de pimiento rojo, 1/4 de pimiento amarillo y 1/4 de pimiento verde (cortados en juliana también). Añadimos 2 zucchini/calabacines y 2 berenjenas, cortados en rodajitas y 200 gramos de hongos Portobello cortados en láminas. Condimentamos con sal, pimienta, nuez moscada, 1 cucharadita de orégano y 1 cucharadita de tomillo. Una vez que los vegetales hayan perdido su firmeza, los apartamos del fuego y dejamos que se entibien.




Cuando la temperatura del relleno se haya enfriado, agregamos 2 huevos ligeramente batidos (para romper el ligue solamente) y 1 taza de queso rallado (yo utilicé un Provolone bien estacionado y sabroso). Mezclamos todo y volcamos sobre la base de masa que blanqueamos, previamente, en el horno hasta que haga un poco de piso y apenas tome color. Cocinamos, entonces, hasta que el relleno se muestre firme y los bordes de la masa se doren.




Al momento de servir, espolvoreamos con 1/3 de taza de pistachos picados. Para acompañar, servimos una ensalada de hojas verdes que con su textura algo crujiente y fresca contrasta de maravillas con el relleno cremoso de nuestra tarta.




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Recuerden extender la masa de la tarta lo más delgada posible (sin correr riesgo de que se rompa al cortarla y servirla, claro está) para que, en definitiva, no sientan que están comiendo más masa que vegetales.

En lugar de los pistachos que espolvoreamos al final de la preparación, justo antes de servir, pueden utilizar piñones, almendras, semillas de calabaza o de girasol ligeramente tostados.

Al relleno pueden incorporarle hojas de espinaca, radicchio, albahaca morada, puerros, flores de brócoli, tomates cherry rojos y amarillos, un toque de crema de leche/nata y ricota/requesón porque combinan muy bien con los ingredientes de este plato, enriqueciéndolo aún más.

Entretanto, pueden reemplazar el queso Provolone por algún queso de cabra especiado y sabroso, un rico Pecorino bien estacionado o un Manchego súper gustoso.

Les recomiendo algunas variantes de masa que le quedan muy bien a esta tarta: Mix de semillas (sésamo negro, blanco e integral, chía, amapola y lino), queso rallado, hierbas (orégano, romero y tomillo), pimentón dulce o ahumado, Garam Masala... 




¿Qué les pareció mi propuesta? ¿Les gustan las tartas saladas? ¿Son de prepararlas en casa? ¿Se animan con ésta? :D

Deseo, de corazón, que les complazca mi receta y se animen a realizarla. Como ven, con ingredientes nobles, bien gustosos y muy característicos de la cocina mediterránea, esta tarta resulta exquisita por su sabor y textura bien cremosa que logra transportarnos a la gloria misma en tan solo algunos bocados ;)

Les agradezco mucho su compañía y paciencia porque estos días enloquecidos no me han permitido pasar por sus cocinas y dejarles mis comentarios. Si todavía no he visitado a alguno de ustedes, les prometo que muy pronto estaré por allí. Gracias por su comprensión y cariño.

Hasta la semana próxima. Les deseo lo mejor. Recuerden disfrutar junto a sus seres queridos y experimentar en la cocina. ¡Hasta entonces!

Textos y fotografías: ©Silvina-Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Designs by Connie Prince/Bouquet Garni Recetas



Comentarios

  1. Comenzaré diciendo que me gusta el nuevo diseño del blog, así tan luminoso y austero parece más amplio y centrado en el tema gastronómico.
    En cuanto a la quiche, solo puedo decir que me encantan. No solo es una receta de aprovechamiento o quizás por eso le va bien todo tipo de ingredientes, si son de temporada mejor. Cuanto envidio el otoño que os acaba de entrar, pues es mi estación preferida, así que ahora te toca disfrutarla a ti y aprovecharte de sus buenos productos. Seguro que nos das buena cuenta de ellos en tus recetas. Las estaré esperando.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me alegra mucho que te guste el nuevo diseño del blog. Como vos decís, va más la grano al mostrar de manera más limpia y en primer término la receta sin mucha cosa que pudiera molestar.
      De igual manera, me hace muy feliz que te guste mi tarta/quiche :)
      Un beso.

      Eliminar
  2. Silvina, qué bien que estés de vuelta... y ya veo que con nuevo "look", más actual y sencillo... aunque echaré de menos el encanto que tenía antes tu blog, era diferente y precioso... pero si a ti te apetecía dar un cambio, enhorabuena!! Lo mejor es que tus platos siguen teniendo el mismo aspecto casero y apetecible de siempre.
    Hoy nos has mostrado una tarta sencilla y exquisita, por cierto, yo adoro este tipo de tartas saladas; desde que me hice vegetariana se han convertido en un comodín ideal en mi cocina, sobretodo, para los fines de semana... Te mando un abrazo grande y espero que sigas genial con todos tus nuevos proyectos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, es cierto que he dado un giro bastante marcado con el nuevo diseño del blog; sin embargo, me ha dejado bastante conforme. Es más austero y va más al grano; además, seguiré jugando a la hora de diseñar con el listado de ingredientes como de costumbre y pondré más empeño en las fotografías de los platos. Me alegra, de todos modos, saber que el estilo anterior te gustaba tanto :)
      Las tartas, entretanto, saladas y dulces, para vegetarianos o no, nos permiten un juego inmenso para darle salida a ingredientes, combinándolos a nuestro antojo, aprovechando los de estación y preparando masa casera con agregados que enriquecen, más todavía, la propuesta. Como bien decís, son perfectas para el fin de semana, cuando nuestras ganas de cocinar flaquean un poco, para picnics, la vianda del trabajo o de la escuela.
      Otro abrazo grande para vos y que tengas una magnífica semana ;)

      Eliminar
  3. A mi tambien como tu, me gustan mucho las tartas o las quiches, coincido en que son practicas y muy sabrosas, como las que nos presentas. Lamento que se te acabe el Verano, por aca creeme que muero por la Primavera, aunque me deje las horribles alergias, porque despues de esas nevadotas que nos cayeron y que la nieve aun no se ha derretido, me da desesperacion! Pronto, espero!
    Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diana, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Espero que pronto estés disfrutando de los días más cálidos, largos y plenos de vida, propios de la primavera, para dejar ya atrás, definitivamente, al invierno tan duro que han tenido :)
      Besos.

      Eliminar
  4. ¡Hola Silvina! Menudo cambio de look le has dado a tu cocina ¡he tenido que mirar dos veces para asegurarme que no me había equivocado1 Preciosa era y preciosa sigue...

    Como bien dices por estos lares comienza la primavera (aunque hace muuucho frío) y vosotros disfrutáis del otoño ¡que a mí me encanta! De buena gana me iba para tu tierra y vivía en un otoño permanente. Pero de todo tiene que haber y acogeremos al calor lo mejor posible.

    Esta tarta mediterránea me ha encantado. Es preciosa a la vista y tiene unos ingredientes sencillos y para mi gusto deliciosos.

    Disfruta de estos días y nos vemos en breve

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, me hace muy feliz que te guste el nuevo diseño del blog :) Entiendo que ha sido un cambio algo brusco, sin dudas, y que más de uno ha tenido que mirar dos veces por si se había equivocado de cocina; pero, he quedado bastante conforme con él - detalle más, detalle menos que, todavía, tengo que ajustar -. Creo que va al grano de inmediato y que permite que se vean las recetas de manera más directa.
      Asimismo, me complace mucho que te guste mi propuesta de tarta porque es sencilla, aprovechando ingredientes de estación, y muy resultona ;)
      Besos para vos.

      Eliminar
  5. Silvina, en primer lugar quiero decirte que me gusta mucho el cambio de diseño del blog, está muy pero que muy chulo!! Al principio cuesta acostumbrarse, tengo la imagen anterior y me parece que estoy en otro lado, pero la verdad es que me gusta!!
    También me gusta tu tarta mediterránea, ingredientes sabrosos y una pinta que está diciendo cómeme y no dejes ni las migas!! Está de lujo, niña.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria querida, me alegra mucho que te guste el rediseño del blog :) Está claro que implica un cambio muy importante de estilo, pero me hace muy feliz que, en general, me cuenten que les gusta tanto como a mí ;)
      En cuanto a la tarta, como bien decís, es práctica, rendidora y permite jugar con distintos ingredientes, tanto a la hora de rellenarla como de preparar su masa.
      Un beso enorme para vos y cuidá mucho tu salud.

      Eliminar
  6. Uy!! Hola guapi!
    Al principio, pensé que me había equivocado de blog, pero no! Aquí estoy, leyendo tus ricas recetas, como siempre. Me gusta el formato nuevo =)
    Y me gusta esta tarta mediterránea con ese toque personal que sólo tú sabes darle y que hace que esté para chuparse los dedos, cómo no!
    Un abrazo!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste el nuevo diseño del blog. Entiendo perfectamente que, sin previo aviso y, así, de repente, ante un cambio importante de imagen, es lógico preguntarse si una no se habrá metido en el blog equivocado Jajajaja :D
      En cuanto a la receta, me hace muy feliz que te agrade mi porpuesta :)
      Abrazo para vos.

      Eliminar
  7. Silvina, hola. También a mi me ha sorprendido el cambio de plantilla. Y, a decir verdad, no sé si me gusta más o menos la nueva pinta de tu cocina. Pero...¡ya sabes! En general, los seres humanos nos sorprendemos con los cambios y a veces, nos cuesta un tantito acostumbrarnos.
    Lo importante en todo caso, es que tus recetas son siempre deliciosas, tanto como lo que cuentas en cada entrada.
    Hoy te he contestado en mi blog.
    Y debo decir que también ando "alocada" con mi próximo viaje y, para más, estuve casi cuatro días sin internet.
    Si no he comentado tu receta anterior...¡tal vez haya sido porque a mi los rabanitos no me gustan! o tal vez, simplemente, porque entre una cosa y otra, me "colgué". Pero no tengas dudas de que la he leído.
    ¡Me gustan mucho las tartas! y también los portobellos. El único ingrediente que no pondré a esta tarta, el día que la haga, serán los zucchini. Por lo demás, absolutamente toda es combinación de sabores me parecen una delicia!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi receta :) En cuanto al nuevo diseño del blog, será cuestión de irnos acostumbrando todos porque, está claro, que ha habido un cambio importante respecto de cómo se veía hasta ahora :)
      Abrazo y que pases unas muy bonitas vacaciones.

      Eliminar
  8. Hola me gusta tu cambio de look, esta tarta se ve riquisima me gusta tu idea tendre que probarla besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te gusten tanto el nuevo diseño del blog como la propuesta de tarta que les he traído :)
      Besos.

      Eliminar
  9. Silvina, me gusta el cambio en el blog, los cambios siempre son buenos para estar al día.
    Me gusta también tu tarta, tan rica, tan sana y tan mediterránea, que es imposible que sobre ni un trocito.
    Besos, que pases un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, me alegro por partida doble: porque te ha gustado la renovación de mi cocina y porque también te ha entusiasmado la receta que he presentado esta semana.
      Besos para vos.

      Eliminar
  10. Hola guapísima !!!
    Vine, me fui y he vuelto. Quiero contarte esto porque pensé que me salía un formato extraño y que tenía un fallo el blog, pero nooo. Ya veo que has sacudido un poco la forma con la llegada del otoño por allá y que has hecho limpieza en profundidad.
    Antes me gustaba mucho como estaba, y ahora también me sigue gustando. Me resulta raro, pero me acostumbraré al nuevo jaja
    Y te confieso que antes hacía más tartas saladas, quizás ahora me decanto más por las cocas, corro más con ellas si caben y me vuelven loca. Pero no me resisto a un buen trozo de una tarta tan rica, eso nunca.
    Hace tiempo que veo el aceite de coco en muchas recetas, ayer sin ir más lejos lo vi en el super, en un nuevo linier que han puesto con productos bio. No lo he probado aún, pero tiempo al tiempo.
    A estas horas, no sabes cómo me gustaría cogerte una buena porción.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, en efecto, después del primer impacto viene la calma y con ella, afortunadamente, a la mayoría de ustedes, la sensación de agrado. Sé que la renovación fue sin previo aviso, de modo que las tome bien por sorpresa. Será, tal vez, que el cambio de estación me animó con el último empujoncito a dar el salto o que, de tanto en tanto, necesitamos hacer algunos cambios por aqui y por allá ;)
      Me alegra que te guste tanto el rediseño del blog como mi propuesta de esta semana.
      Un beso enorme para vos.

      Eliminar
  11. Hola, querida Silvina!! ya veo que empiezas neva estación y nuevo diseño en el blog. Me encanta, de verdad, además un cambio siempre viene bien-Esta tarta debe ser toda una delicia, buenos ingredeintes, exquisita combinación y masa casera que siempre es la mejor. Un beso y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elisa, me hace muy feliz que te guste mi nueva cocina :) Será que el cambio de estación me dio el último empujoncito para terminar de decidirme por hacer algunos cambios por aquí y por allá.
      Me alegra también que te guste mi receta :)
      Un beso enorme y estupenda semana para vos.

      Eliminar
  12. Me encanta la receta asi que me la apunto!!besos

    ResponderEliminar
  13. Llevo mas de un mes que estoy comiendo sin gluten mas que nada por solidarizarme con uno de mis hijos que tiene intolerancia hace nada descubierta, y la verdad que estoy contenta con el cambio , las digestiones son mas sencillas y me siento mas ligera...me buscare una alternativa a la masa que nos propones, sin gluten, ya que esta tarta se ve de lo mas apetitosa y me apetece hacerla. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Karmen, qué alegría verte por aquí :D
      La intolerancia al gluten es cosa bien seria y te entiendo perfectamente. Prometo incluir más recetas libres de TACC porque a mí tampoco me sienta de maravillas; ademáas, es cierto que sin él las digestiones son menos pesadas y una se siente más liviana.
      Espero pronto volver a ver trabajos nuevos en tu blog porque se extraña tus manos de ángel para el tejido, el bordado y las manualidades ;)
      Un beso enorme y que estés muy bien.

      Eliminar
  14. Hola Silvina. Me alegro mucho al verte de nuevo y también te diré que me ha encantado el nuevo look de tu blog jj.
    Y como no, también esta tarta salada que nos presentas y que con todos esos ingredientes tan ricos que le has puesto creo que estará de rechupete. Una propuesta estupenda y que el toque de pistachos la hará todavía más deliciosa si cabe, que ya es un decir porque de por sí ya lo es.
    Que disfrutes de tu otoño jj que acaba de entrar, aquí procuraremos que la primavera no sea muy revoltosa jj aunque eso escapa a nuestras posibilidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, me alegra mucho que te gusten mi receta y cómo me ha quedado la remodelación de mi cocina :) Ya ves, de vez en cuando, un cambio nos viene bien a todos ;)
      En cuanto al clima, por aquí todavía el otoño nos está dejando disfrutar de un veranito tardío; pero, espero que a ustedes ya el frío los esté abandonando para que la primavera ingrese con todo su ímpetu y alegría, llenando de colores el ambiente.
      Un abrazo y que estés muy bien.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores