Postre de chía y frutillas

¡Hola! ¿Cómo están? ¿Cómo los ha tratado la semana? Espero que muy bien 😊 A mí me ha tenido a maltraer con la pierna y para ignorar el dolor, los contratiempos, el invierno que ha vuelto con renovados bríos (después del veranito de San Juan que tuvimos la semana pasada) y el mes de junio que se nos escapa de las manos, dejando ver la segunda mitad del año que, de seguro, se volará tanto o más rápido que la primera, quiero endulzar un poquito mi cocina con un postre de esos que nos simplifican la vida a más no poder 😉


Con tan sólo cuatro ingredientes (cinco si nos ponemos muy quisquillosos, porque uno de ellos es para decorar), un rato de tiempo y productos fáciles de conseguir logramos un señor postre que puede convertirse en la salvación en vasitos 😋


Verán que no les miento ni exagero en absoluto... Este postre lo preparo muchísimo en casa (ya les contaré sus posibilidades y variantes) porque es sano, sencillo, con el dulzor justo y muy rápido de hacer ¡y de disfrutar! 😎

¡Vamos a cocinar de una vez por todas! Antes que nada, procesamos 250 gramos de frutillas/fresas (siempre conservo algo de esta fruta congelada para las épocas del año en que no se dan naturalmente y quiero utilizarla en alguna preparación) y las reservamos. 


Entretanto, en un bol, disponemos 1/2 taza de chía (lo que equivale a unos 75 gramos de estas semillas) junto con 4-5 cucharadas de miel (de buena calidad; orgánica, preferentemente) y un poquito de leche de coco (1/2 taza, podríamos decir). Mezclamos y añadimos el resto de los 500 cc. de leche de coco (puede ser casera; aquí pueden encontrar la receta para realizarla a partir de la fruta) y el puré de fruta que habíamos reservado. Una vez que integramos bien la preparación, la dejamos reposar por unos 10 minutos.


Pasado ese tiempo, el postre habrá adquirido la consistencia y textura necesaria (muy agradable, suave y sostenida por acción de los mucílagos que contienen las semillas de chía). Entonces, repartimos porciones de la mezcla obtenida en vasos para servir y llevamos a la heladera/refrigerador/nevera por unas 4 horas (o de un día para otro, si podemos y nos aguantamos de comerlo).

Antes de llevar a la mesa, cubrimos cada uno de los postres con una parte de un puré preparado a partir de 100 gramos de frutillas/fresas (frescas o descongeladas) y decoramos con almendras fileteadas, ligeramente tostadas. ¡Esto es todo! 😍😍😍


Algunas observaciones y recomendaciones finales: Con estas cantidades, se preparan unos 6 postres.

Si lo prefieren, pueden realizar esta receta con frutos rojos, frutillas/fresas, frambuesas, moras, zarzamoras... congelados o con frutas de estación. Para ello, por ejemplo, podemos pelar a vivo naranjas o mandarinas (En ese caso, con cuchillo, cortamos la parte superior y la base de la pieza de fruta y, apoyándonos en ella, vamos quitamos, con el cuchillo, la cáscara/piel de la fruta. Luego, separamos - siempre valiéndonos del utensilio de corte - cada gajo, dejando sólo la pulpa y conservando el hollejo unido a la pieza central de la estructura de la fruta que, más tarde, desecharemos. En caso de encontrar alguna semilla, la separamos, obteniendo, de este modo, los gajitos listos para licuarse o procesarse sin inconvenientes, lográndose una pulpa suave y deliciosa).

Si utilizamos fruta congelada, antes de procesarla la dejaremos que se descongele por completo.

En cualquier caso, la pulpa de frutas puede reemplazarse por la mermelada del sabor que más les guste, haciendo más calórico al postre, eso sí; pero, siendo una opción válida.

La leche de coco puede sustituirse por leche de almendras o de avena, así como por leches de origen animal, según su preferencia. Entretanto, la miel de la receta puede reemplazarse por otros endulzantes como la stevia, el xilitol/azúcar de abedul, la miel de agave, de caña/melaza o maple/jarabe/sirope de arce, arrope de chañar o de tuna...


Si les pasa como a mí que se quedan si almendras fileteadas y no pueden conseguirlas, una solución súper práctica es poner las almendras en agua hirviendo por un minuto más o menos y luego pelarlas, frotándolas entre paños de cocina. Entonces, cuidando de no lastimarse los dedos, las fileteamos utilizando la parte del rallador que nos permite obtener láminas anchas, a la vez que finas. Por último, tostamos en sartén caliente las almendras, cuidando de que no se nos quemen.

Las almendras fileteadas combinan de maravillas con todos los frutos rojos, así como con las naranjas y mandarinas. En todos los casos, pueden reemplazarse por chocolate blanco o negro rallado que también se lucirán en boca. 

La chía es una semilla maravillosa que, según cuenta la leyenda, en antiguo maya significa "fuerza". Es rica en Omega-3 y Omega-6, así como en proteínas, fibras y antioxidantes. Además, es baja en sodio, no contiene colesterol ni gluten y ayuda a estabilizar el azúcar en sangre. Es fuente de calcio, potasio, hierro, fósforo, magnesio, selenio, zinc, vitaminas A, del complejo B y C. Por lo tanto, constituye una fuente muy rica de aportes nutricionales y cuenta con la capacidad de absorber agua, multiplicando varias veces su volumen. Esta característica especial, propia de los mucílagos (fibra soluble viscosa) que la conforma, proporciona gran saciedad al consumirla; pero, también nos permite lograr postres con consistencias y texturas similares a las de aquellos preparados con cremas o con gelatinas, sin tener que hacer uso de ellas.


Como les dije ya, este postre nos puede sacar de un apuro en caso de visitas de último aviso, cuando nos queremos consentir con algo rico y sano; si estamos necesitando un dulce, pero queremos cuidar nuestra salud... En cuestión de horas (más que nada para que se enfríe), pero sin ningún tipo de proceso complicado, podemos disfrutar de una receta sencilla y sabrosa que, a más de uno, va a dejar sorprendido por lo fácil y deliciosa que resulta 😉

Espero que les haya gustado mi propuesta y los invito a que si la preparan (o a cualquiera otra de mi recetario), compartan sus fotografías en la página de Facebook de Bouquet Garni Recetas, así puedo disfrutar un poquito, asomándome a sus cocinas 😊

Nos reencontramos la semana que viene. Mientras tanto, espero que disfruten mucho junto a sus seres queridos y no se olviden de experimentar en la cocina que siempre sale algo bueno. ¡Pásenla lindo! 😘😘😘

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas - Silvina Fernández Di Lisio 
Digiscrap: ©Fanette Design/Bella Gypsy Designs/Blagovesta Gosheva Digital Scapbooking Design/Digilicious Design/Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Un postre precioso y muy rico, amén de sano. Cuando pienso que lo tiene todo, me dan ganas de ponerme a hacerlo. Un vasito de esos a media tarde para merendar me vendría de maravilla y cuanta energía iba a conseguir para darme un buen paseo después. Por cierto, espero que te recuperes de tu pierna, veo que andas algo dolorida y te deseo que pase rápido lo malo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Un postre muy rico y sano me gusta, espero que todo te vaya bien guapa besitos

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la chia, quepostre tan bueno, sano y delicioso has preparado, ojala y me pudiera llevar una copita. Espero que pronto te sientas mucho mejor!
    Bs

    ResponderEliminar
  4. Silvina qué preciosidad de fotos, has combinado ese verde agua con el coral de manera tan acertada, ¡me gusta! Y la presentación ideal, aunque tengo semillas de chia en casa, nunca las he utilizado para postre, si para hacer brotes en el germinador, aunque son un poco gelatinosos, me gusta onerosa en las ensaladas.
    He visto muchas veces, sobre todo en Instagram postres y desayunos preparados de modo similar al tuyo, y suelen ser tan vistosos, que dan ganas de meter la cuchara. Voy a tener que probarlo, aquí ya ha terminado la temporada de Fresas, pero las haybtodo el año en el mercado, solo varía el precio, aún se pueden comprar a un precio más o menos razonable.
    Espero que poco a poco te recuperes de tu rodilla, al menos para una mejor calidad de vida. Besos y que pases un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Hola Sil!
    Espero que tu pierna ya no moleste tanto.
    Por aquí también hemos tenido veranillo..¡una locura! Imagina el deshielo...¡y así como vino se fue! Y las bajas temperaturas convirtieron el agua en escarcha. ¡Y hoy de nuevo levantó mucho la temperatura y de nuevo deshielo! En verdad , el clima está tan piantado como el mundo en general.

    Respecto a la receta, se ve muy bien. Solo que yo...¡paso de los postres! Sencillamente porque no me apetecen, no por una cuestión de dietas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el pudding de chia. Lo suelo poner al yogur que tomo en la merienda, y sí, con leche de almendras o de coco es como mejor está, con diferencia. Me gusta el toque final con las fresas, queda divino así!

    ResponderEliminar
  7. Aunque tu estás en invierno a mi me parece un postre muy veraniego, y además sin complicaciones que es lo que me va. Aquí ya se ven menos fresas pero yo siempre tengo para hacer mermelada cuando se acaba la temporada, así que creo que te voy a copiar estos vasitos y voy a quedar como una reina!
    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola reina! ¿qué tal sigues? chica entre tus problemas de salud y mi agobio laboral casi que no coincidimos pero te aseguro que no me iba a perder este delicioso postre. Lo tengo casi todo en casa, y lo que no, a ver cómo lo adapto ¡pero esto lo pruebo!

    ¡Besosmil!

    ResponderEliminar
  9. Hola Silvina, hay cierta dificultad para entrar a tus maravillosas recetas, quizás sea debido a la configuración del blog. Ten paciencia con tu recuperación, es un proceso lento, pero seguro que con un final feliz. El postre delicioso, lástima que algún ingrediente nos falta por aquí. Ánimo, bstes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma, te agradezco mucho por tu comentario. Puede ser que estés teniendo problemas para ver bien el blog si navegás con Chrome (lo cual es algo irónico porque el blog utiliza plataforma Blogger que se vincula a Chrome; pero, en fin…) en Mozilla Firefox y en Microsoft Edge, así como en celulares, no hay problemas para verlo, navegarlo, etc. Ya hice el correspondiente “reclamo” a Blogger, pero no ha habido cambios (lo cual, en general, es así. Es una plataforma al estilo “tómalo o déjalo” que, en ocasiones tengo ganas de dejar, como te podrás imaginar…).
      Te agradezco mucho tus palabras de aliento y me alegra enormemente que te guste mi receta. No sé qué ingrediente no estás consiguiendo por allí, pero si me lo decís, te puedo ayudar a intentar encontrar un reemplazo ;)
      Besos grandes.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores