Budín de zapallitos y hongos

Creo que los budines, en general, nos sacan de problemas con una facilidad digna de remarcarse porque son como comodines seguros en la cocina del día a día. Sea que se traten de variantes dulces o saladas (que en otra partes del mundo conocemos como bizcochos o puddings, dependiendo del tipo de cocción al que se someten), nos permiten jugar con los ingredientes, dándole prioridad a los que se encuentren en su mejor momento, aprovechando los vegetales de estación o incorporando un poco más de estos o aquellos, que sabemos son éxito seguro en nuestra mesa 😉

Hoy les propongo uno tan sencillo que no requiere de mucha receta y, menos todavía, de amplios conocimientos de cocina. Pero, que tiene la particularidad de darle cabida a un vegetal que no siempre es visto con los mejores ojos: el  zapallito redondo/zapallito redondo de tronco que solemos, por lo general, preparar relleno (con ingredientes varios según nuestras preferencias) y que, la mayoría de los niños - y algunos adultos también - sólo comen el relleno, dejando la  carcasa (el zapallito, ni más ni menos) sin tocarlo siquiera... Por eso, este budín viene a reivindicar su imagen poco feliz y algo sosa, aunque plena de beneficios para nuestra salud 😋😊



Si bien la lista de ingredientes de mi receta incluye algunos que son fáciles de obtener si no los tenemos en casa, también abre la posibilidad de que nos inspiremos en este plato para lograr las combinaciones de sabores que más nos agraden o nos resulten tentadoras.


Para comenzar con la preparación, picamos en cubitos 4 zapallitos redondos/redondos de tronco (con cáscara/piel incluida; si no es de su gusto o presenta marcas, pueden quitar las zonas poco vistosas o pelarlos por completo). Reservamos. 

De igual modo, procedemos con 3 echalotes/chalotas que picamos en brunoise al igual que 1 cebolla, y 1/4 de pimientos rojo y amarillo que reservamos.

Aparte, cortamos en láminas 200 gramos de hongos Portobello, rallamos 1 taza de queso de pasta semidura bien sabroso (yo utilicé un Gouda al orégano, realizado con técnicas artesanales), batimos 3 huevos y cortamos en cubos 1/2 taza de queso mozzarella. Reservamos todos estos ingredientes por separado para tenerlos listos a la hora de tener que utilizarlos.



Al momento de armar el budín, deberemos humedecer con rocío vegetal (podemos pincelarlo con aceite o manteca/mantequilla) un molde apto para horno.

Entretanto, salteamos en sartén caliente, con apenas una cucharada de aceite (en mi caso, de coco; pero, pueden emplear el de su gusto) los echalotes junto con la cebolla, los pimientos, los hongos y los propios zapallitos. Una vez que los vegetales perdieron su firmeza, las cebollas transparentaron y la mezcla se encuentra lo más seca posible (es decir, cuando se evaporó la mayoría del agua de los vegetales, en especial de los hongos y zapallitos), condimentamos con sal, pimienta, nuez moscada, orégano y tomillo a gusto. Por último, añadimos los huevos batidos, el queso rallado y la mozzarella en cubos. Mezclamos bien para integrar todo y volcamos la preparación obtenida en el molde o budinera elegido.


Cocinamos en horno caliente hasta que los huevos coagulen, los quesos se derritan y sostengan la mezcla y obtengamos una agradable cubierta dorada.

Podemos presentarlo a la mesa acompañado de arroz integral, trigo burgol/bulgur, quinua/quinoa, mijo, polenta, trigo sarraceno/alforfón y legumbres varias, convirtiendo nuestra comida en un festín súper completo de alimentos: granos, vegetales, proteínas vegetales y animales. De igual modo, para lograr un plato más liviano, podemos servirlo junto con una ensalada de hojas variadas (lechugas, endivias, radicchio/achicoria roja, hojas tiernas de remolacha/betarraga/betabel baby...).


Algunas observaciones y recomendaciones finales: Los zapallitos de la receta pueden reemplazarse por zucchini/calabacines, berenjenas, brócoli, coliflor, calabaza, maíz rallado o desgranado, hojas de acelga, espinaca, kale/col rizada o espárragos, por dar algunos ejemplos. Aquí, el truco radica en incluir en la lista de ingredientes alguno de esos vegetales que no nos aceptan a cara lavada, sino que debemos llevarlos a la mesa disimulados con otros tantos. 

En caso que busquen que el plato tenga menos calorías pueden sustituir los huevos batidos por claras de huevo y el queso de pasta semidura por mozzarella baja en grasas. De igual modo, parte de la mozzarella puede ser reemplazada por queso feta, si lo que se pretende es lograr un sabor con mucha personalidad.

Los hongos Portobello, entretanto, pueden sustituirse por shiitake, champiñones de París o los que más les apetezcan; aunque, desde luego, pueden prescindir de ellos, como soy una de sus fanáticas que andan sueltas por el mundo, es mi deber advertirles que aportan un gustito y una textura bien interesante a este budín de vegetales.


Si así lo prefieren, pueden convertir en tortilla convencional o en frittata esta receta, sin mayores complicaciones.

Por último, les recuerdo algunos de los beneficios que nos brindan los zapallitos redondos/redondos de tronco: Ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre (lo que los convierte en perfectos aliados de las personas que padecen diabetes) y a mantener a raya la tensión arterial (beneficiando la calidad de vida de quienes sufren de hipertensión). De igual manera, son perfectos para contribuir en dietas que requieren de una baja ingesta calórica diaria. Asimismo, ayudan a prevenir enfermedades degenerativas y de envejecimiento prematuro, mientras son eficaces reduciendo los niveles de colesterol malo (LDL) y de triglicéridos (grasas presentes en la sangre, cuyo exceso puede producir enfermedades en las arterias coronarias). Como si con todo esto no alcanzara para convencerlos de sus bondades, debo decirles que ayudan a mejorar el tránsito intestinal, protegen huesos y dientes, estimulan nuestro sistema inmunológico, aumentando nuestras defensas y favoreciendo la regeneración celular. No sé ustedes, pero yo no puedo más que estar agradecida con este fruto de la huerta que para muchos es un patito feo...


Espero que mi receta - de las más sencillas que he publicado - los tiente lo suficiente como para que deseen prepararla. Es perfecta como una comida en sí misma, acompañada de algunos granos y legumbres; pero, también es ideal para servir como guarnición o acompañamiento en dietas no vegetarianas. Además, puede tomarse como una tortilla horneada, con todos los beneficios para la salud al bajar la cantidad de grasas utilizadas durante su cocción (a propósito de ello, se desmolda de maravillas y no hay que sufrir al darla vuelta) 😉😋

Los espero la semana que viene, no sin antes pedirles un poquito de paciencia porque estoy atrasadísima a la hora de visitar sus cocinas y contestarles sus comentarios porque estoy bastante complicada de trabajo y con mi rodilla que tuvo una recaída por haber hecho esfuerzo al bajar una escalera. Bueno, el esfuerzo lo habrá hecho ella sola porque hasta que empezó la molestia fuerte y la acumulación de líquido sinovial en la zona, yo no sentí nada, ni me di por enterada porque era un día cualquiera en mi vida en el que me la paso que de aquí para allá y de arriba a abajo, como cualquier hija de vecino, pero sin atropellos ni prisas. En fin, así, todo se hace un poquito cuesta arriba... Pero, no les doy nada de lata con el asunto que, como dice Nuria de Con tu pan te lo comas, "no se pueden cumplir años" Jajajaja 😄😄😄 Además, no es grave la cosa, sólo que sigue haciéndome atrasar o tener que postergar cuestiones que la requieren al 100% Pero, la vida es eso: Aprender a bailar la música que suena, que no siempre es nuestro tema favorito 😉

Les deseo una estupenda semana. Disfruten junto a sus seres queridos, de las pequeñas cosas que los hacen felices, y no se olviden de experimentar en la cocina que siempre algo bueno sale de allí 😘😘😘

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas - Silvina Fernández Di Lisio
Digiscrap: ©Designs by Connie Prince/On A Whimsical Adventure/Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Querida Silvina, no quiero decirlo en alto, pero Nuria tiene toda la razón, los años no pasan en balde, y lo peor no es que se vea en nuestras canas y arrugas, eso es lo de menos, si te sientes joven de espíritu, lo peor es que se sienta físicamente, ya sea como a ti te pasa en tu rodilla, o en otras cosas que nos pasa a algunas como a mi, y que no quiero enumerar para no deprimirnos, jajaja.
    Me encanta el calabacín y todas sus variedades, por supuestísimo que yo pertenezco al club de los adoradores de los portobello, me vuelven loca, y los como casi a diario. Tu budín para mí es ideal, y como tú misma has dicho ya sea en forma de pastel, de tortilla o de fritatta, en mi mesa tendría un éxito asegurado, bueno mejor digo tendrá porque es tan extraordinariamente apetecible, que tarde o temprano lo voy a cocinar.
    Besos, que pases un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa que rico este budin me gusta la combinacion de sabores que le has puesto, espero que estes mejor poco a poco besitos

    ResponderEliminar
  3. Una propuesta deliciosa, como todo loq ue viene de tu cocina. Espero tener más tiempo a partir de la próxima semana

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Mira que son sencillos de hacer los budines , yo por esto no tengo tirada de hacerlos, este que nos enseñas tiene una apariencia buenisima y ganas me entran de prepararlo, lo unico que supongo que los huevos son dificiles de reemplazar ¿verdad? Al tener una hija con alergia al huevo muchas veces hay recetas que no las hago, por no cocinar tantos platos diferentes,aunque esta dinamica la puedo cambiar desde ya!!! , que me apetece hacer un pudín, ainss!!!... ya buscare una receta apetitosa para ella... jejeje. Bueno Silvina espero que tu rodilla haya mejorado y que este igual de bien que la otra, que no te des cuenta de que la tienes siquiera, que puedas moverte a tus anchas sin dolor. Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado estupendo :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, lo de los años no tiene arreglo, hija, qué le vamos a hacer... pero como decía una muy buena amiga mía, nunca serás tan joven como ahora... ni tus rodillas, ni la cadera, ni ná de ná, jajaja. En fin, al mal tiempo buena cara, verdad? Además yo que soy muuuuucho más vieja que tú, he de decirte que me gusta cumplir años (en serio) a pesar de todos los achaques que me van saliendo, pero mientras las cosas tengan remedio la vida siempre te guarda sorpresas, y los malos momentos te hacen valorar mucho más los buenos. Menudo tostón te acabo de soltar!!
    Bueno, por muy mal que estén tus rodillas tu estomago está muy bien cuidado, de eso no tengo ninguna duda. Sabes que me encantan los budines, son un recurso fantástico ya sea para aprovechar restos de la nevera o para mezclar ingredientes que casan a la perfección como los tuyos.
    Un abrazo grande, y cuídate esas rodillas preciosa.

    ResponderEliminar
  7. He buscado en Google qué son los zapallitos redondos, porque no recuerdo haberlos oído nunca nombrar así, ya he salido de dudas.

    Nunca he probado un budín con estos ingredientes, pero como veo que todo lo que lleva me gusta estoy convencido de que disfrutaría mucho probándolo.

    Espero que tu rodilla mejore y que poco a poco te encuentres bien

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Silvina, sí que nos sacan de más de un apuro, siempre que sean tan ricos y bin hechos como el que nos traes. Son platos que una reunión en casa , siempre se disfrutan y si los tenemos que llevar fuera de casa , son perfectos. ENcima los preparamos con antelación que me salva en más de una ocasión y así aligerammos el trabajo. Me parece una combinación estuepnda y deliciosa!!!Un beso

    ResponderEliminar
  9. Que pintaza mas espectacular!!besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Silvina, tu budín salado tiene un aspecto estupendo, sobre todo esa foto donde muestra un bocado sobre el tenedor. Me dan ganas de hacerlo para cenar esta noche, en serio... qué lástima que no tengo zapallitos de tronco.
    Sabes, hace unos años trajimos semillas de Argentina y mi padre los sembró en us huerta... y ni te imaginas la cosecha tan grande que recogimos.... increíble!! Qué pena que por aquellas fechas no tenía el blog y ni imaginaba que llegaría a tener uno. El caso es que comimos zapallitos, hasta hartarnos, toda la familia, los amigos, los vecinos y hasta algún que otro conocido... ya no sabíamos qué hacer con ellos y qué buenos estaban....
    La primavera pasada, nosotros, plantamos en nuestro huerto zapallitos, pero no pudimos ir a recolectar la cosecha, a causa de todo el lío que hemos tenido con la mudanza y lamentablemente lo perdimos... A ver si para el año que viene, si plantamos podemos recoger algunos. Así podré hacerlos rellenos, en revuelto, en tortilla o incluso en este estupendo budín.
    Espero que te puedas ir recuperando definitivamente de tu rodilla, querida.
    Te mando un beso y un abrazo grandes. Hasta la semana que viene.

    ResponderEliminar
  11. Hola Silvina! Me he estado imaginando durante toda tu entrada lo que son los zapallitos y ahora me acabo de meter en google a ver y no me he equivocado ;) Lo has explicado tan bien que sin saber el nombre me imaginé sin problema de qué verdura se trataba... Tu budín me parece una muy buena apuesta para una cena ligera, todo verduras y el huevo, es un plato completo y con buenísimo aspecto! Me llevo un buen trozo para disfrutar de todos los sabores... Besitos!!!

    ResponderEliminar
  12. Que receta tan buena Silvina! No te preocupes, yo tambien he andado atrasadisima con mis visitas a los blogs, he tenido mucho que hacer, a veces no hay tiempo para todo.
    Bs

    ResponderEliminar
  13. Hola Silvina! Antes de comentar la recta, me quedo con esa sabia frase que has dicho:
    "Aprender a bailar la música que suena, que no siempre es nuestro tema favorito " Es así amiga, equivale, creo, a "si no puedes vencer al enemigo...¡unete a él!
    Cuida tu rodilla y sigue siempre optimista.
    La receta? Se ve estupenda, pero soy de las que considera a los zapallitos "el patito feo", soy de las que de niña, cuando mi mamá los preparaba rellenos,..¡comía solo el relleno!
    Un abrazo, disfruta de todos modos el finde

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores