Milanesas de gírgolas con papas asadas al queso Cheddar

Ya les he comentado alguna vez que suelo comprar los ingredientes de mis recetas en mercados de productos orgánicos, así como a algunos distribuidores que los entregan a domicilio. De esta manera, considero que logro hacer realidad mi apoyo a los productores regionales, con el plus de que puedo conocerlos personalmente y establecer un vínculo más cercano con ellos. Los productos frescos, de la huerta a la mesa, y orgánicos dejan en evidencia la diferencia de sabor y textura respecto de los producidos con métodos menos sustentables y altamente tóxicos. Además, me encanta tomarlo como actividad de fin de semana... Tal vez tenga que ver con el recuerdo tan nítido que conservo de cuando era pequeñita y acompañaba a mi abuela (en época de vacaciones) a la feria barrial que se armaba una vez por semana. Allí, los tomates olían y sabían a tomates de verdad, las acelgas relucían con sus inmensas hojas verde brillante, la fruta alimentaba con solo mirarla... Por eso, mi recreo de fin de semana incluye la visita tempranera a las ferias de orgánicos para lograr, así, hacerme de las mejores piezas 😉😋

En esta época, por ejemplo, conseguimos unas gírgolas/hongos ostra de estupenda calidad y darle buen uso es un placer que en casa disfrutamos encantados de la vida. Podemos prepararlas de varias maneras (todas aquellas recetas en las que se admiten hongos Portobello, shiitake o champiñones de París, por nombrar algunos, pueden contener gírgolas/hongos ostra en reemplazo de aquellos o para acompañarlos); sin embargo, una de las más fáciles y exquisitas formas de llevarlas a la mesa es en milanesas. Por eso, hoy les traigo mi receta de Milanesas de gírgola (horneadas) con la yapa de un acompañamiento sabroso a más no poder: Unas Papas/patatas asadas al queso Cheddar que van a encantarles 😍😎



Ambas preparaciones se realizan en poco tiempo y con pocos ingredientes, resultando muy gustosas y sencillas. ¿Qué más podemos pedir, entonces? ¡Manos a la obra! 😊


Limpiamos 12 gírgolas/hongos ostra con un paño apenas húmedo. Luego, las disponemos en un bol con 2 tazas de leche (vegetal o animal; yo utilicé casera de almendras)  y las remojamos allí por 20 o 30 minutos. Pasado ese tiempo, las escurrimos bien para quitarles el exceso de líquido y las pasamos por 1/2 taza de harina de garbanzos. Entonces, las embebemos en 2 huevos batidos, condimentados con sal, pimienta, nuez moscada y ciboulette deshidratada.



Finalmente, las empanamos con una mezcla de almendras trituradas junto con copos de maíz sin azúcar a los que les añadimos orégano, tomillo y semillas de sésamo negro, a gusto.


Disponemos las milanesas en placa para horno, humedecida con rocío vegetal, y horneamos a fuego fuerte hasta que se doren.


Para acompañar las milanesas, les propongo unas Papas/patatas asadas al queso Cheddar que los harán lucirse casi sin despeinarse 😉

Cortamos las papas/patatas cascándolas (el cascado - también llamado chascado - es la técnica en la que cortamos con cuchillo las papas, pero sin utilizar este utensilio en la totalidad del proceso. Es decir, tomamos la papa/patata con una mano y con la otra utilizamos el cuchillo para hacer un corte primero y para terminar la operación utilizándolo como cuña o palanca; así, obtenemos pedazos irregulares y con aristas, pero buscando siempre que sean de tamaño similar para que se cocinen de manera pareja). 

Las vamos cascando directamente sobre placa humedecida con rocío vegetal (también puede ser aceite) para, luego, condimentarlas con sal, pimienta, orégano y nuez moscada a gusto. Entonces, añadimos 2 cucharadas generosas de una mostaza bien sabrosa (yo utilizo una artesanal estilo alemana que es una delicia picantita) junto con un hilo de aceite (el de nuestra preferencia) y, ayudándonos con las manos, refregamos bien para que todas queden embebidas en estos sabores. Luego, llevamos a cocer en un horno fuerte.

Cuando las vemos casi listas o a pocos minutos de que estén a nuestro gusto (en casa, sería bien doradas), les agregamos una 1/2 taza de queso Cheddar (receta original, no el Cheddar amarillo-naranja que viene en formato rectangular) y las llevamos nuevamente al horno para que se gratinen. Servimos de inmediato.


Algunas observaciones y recomendaciones finales: Como siempre les digo, en lugar de gírgolas/hongos ostra pueden utilizar otras setas que se den bien en el lugar donde viven. Claro que, en este caso, han de tener características similares a las gírgolas para poder convertirlas en milanesas. 

Como algunos de estos hongos son de textura algo más resistente, al dejarlos en remojo con leche los ablandamos, logrando una estructura mucho más agradable en boca.

Para el empanado de las milanesas, pueden reemplazar las almendras y los copos de maíz (por favor, sin azúcar) por galletas saladas (o sin sal, pero, claro, sin azúcar) molidas, pan rallado tradicional o especial para celíacos/libre de gluten, panko/pan rallado japonés...

Entretanto, para las papas/patatas pueden sustituir la mostaza estilo alemana por una con hierbas finas, la de Dijon tradicional/antigua, con granos enteros, a la cerveza, ahumada, picante con ají y especias...

Con la técnica del cascado/chascado de las papas/patatas, muy utilizada a la hora de preparar guisos y cazuelas, la papa/patata libera almidón que sirve, en esas preparaciones, para espesar el fondo de cocción y, aquí, ayuda a formar una costra ligeramente crocante.
Del mismo modo, el queso Cheddar (que les recuerdo ha de ser uno que responda a las características del original inglés) puede reemplazarse por queso Provolone, Sardo, Parmesano...

Las milanesas que les propongo hoy son horneadas, pero si lo prefieren pueden freírlas. Entretanto, la harina de garbanzos que utiliza la receta pueden sustituirla por almidón de maíz o harina común, si así lo desean.



Si nunca han probado las gírgolas/hongos ostra en formato milanesa, les recomiendo que lo hagan porque estoy segura que les van a encantar con su gusto delicado, el exterior crocante y un interior sabroso a la vez que delicado y tierno. Además, si las acompañan con estas papas/patatas asadas con gusto a mostaza y queso Cheddar dorado será una fiesta para el paladar. En casa, ambas recetas son un éxito rotundo, de esos que no fallan nunca ni dejan rastros en los platos 😃😃😃

Antes de despedirme, quiero recordarles que ya ha quedado debidamente actualizada y recargada la página de La huerta en otoño para que puedan visitarla y consultarla cada vez que lo deseen.

Esperando que les hayan gustado mis propuestas, me despido hasta la próxima. Les deseo una estupenda semana, que disfruten mucho junto a sus seres queridos y no olviden experimentar en la cocina, que siempre algo bueno sale de allí 😘😘😘

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas - Silvina Fernández Di Lisio
Digiscrap: ©Alexis Design Studio/Antebellum Press/Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Silvina... aquí son casi las 14.00 h de la tarde (hora de almorzar para nosotros) y te digo que mirando tus girgolas y leyendo tu receta de hoy me has hecho salivar de placer y eso que solo lo veo, a través de una pantalla, a miles de kilómetros... no quiero ni contarte qué pasaría si estuviéramos juntas, jajaja!!

    Qué maravilla de plato, en serio, ya estoy loca por probarlo. Aquí que es época de setas y las vendes en todos los mercados, es el tiempo ideal para preparar estas girgolas en milanesa... te aseguro que estando casada con un argentino, las milanesas no me son indiferentes; es más, las hago muy a menudo y por supuesto vegetales...

    Un plato de 10, sin duda, y muy bien presentado y el dorado perfecto... te felicito y te mando un fuerte abrazo, amiga. Como siempre nos deleitas con una receta aparentemente sencilla, pero que hay que saber preparar con una gran maestría como la tuya, para obtener buenos resultados... y por supuesto, con ingredientes tan buenos y de primera calidad como los tuyos . Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Deliciosa comida has preparado hoy, ligera por cocinarla en el horno y sana por emplear el mejor producto. No conozco las girgolas, al menos por ese nombre, pero pienso que esta receta también se puede hacer con otro tipo de hongo que estará igual de rica. Las patatas sí que las hago muy parecidas y a todos nos encantan. El plato en su conjunto es buenísimo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Una manera diferente de comer milanesas me gusta que las preparases en el horno son mas sanas y ese acompañamiento muy bueno besitos

    ResponderEliminar
  4. Silvina las Setas de ostra son una de mis favoritas, claro está después de mis adorados Portobello, o los exquisitos Shiitake. Muero por ellos, jejeje.
    Me gustan las milanesas, que en España conocemos como escalopes empanados, cuando son de carne. Desde que leí a Maitena, y sus Mujeres Alteradas, las milanesas son un as en mi manga para
    esos días que no sabes que poner de comer, además desde que mi hermana Pilar conoció a su marido que es argentino, las milanesas pasaron a ser un habitual en nuestra mesa en las cenas de verano, pero no tantas como quisiéramos por aquello de no abusar de frituras, así que imagina la alegría que me has dado al cocinarlas en el horno, este método es mucho más sano, al reducir la ingesta de grasas. Y las papas horneadas son todo un acierto, este verano hemos abusado de ellas, mi padre pensaba que no teníamos otra cosa en la despensa, jajaja, ¡qué ricas!
    Besos y gracias por la receta, que pienso poner en práctica. Que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísima, espero que te vayas recuperando de tus males, nena, que no se pueden cumplir años, jajaja, es broma.
    Me encantan las girgolas, a la plancha, guisadas, y empanadas como las tuyas son una delicia, además de que hechas en el horno te ahorras un montón de grasas y eso a mi me conviene totalmente. Lejos quedaron esos años en que podía comer de todo, venga grasaza... pero ya no es posible y el horno es un gran aliado. Te compro tus setas, añadiré tus ingredientes para darles otro sabor que el simple pan rallado y me quedaré encantadísima!!
    Besitos grandes

    ResponderEliminar
  6. Hola, me pasa com a Lola, no las conozco, al menos por r¡este nombre pero supongo que podemos utilizar otro tipo de seatas que ahora tenemos muchas variedades. la receta es estuepnda y seguro que una delcia.
    También quiero agradecer tus comentarios en mi blog, aunque el ingrediente no sea vegetariano, siempre eres de lo más atenta y cariñosa. Siendo vegetariana, que vengas a comentar recetas que no lo son me demuestra que eres muy especial. Un beso querida Silvina!!

    ResponderEliminar
  7. Holaaa Silvina!!! Pasaba a saludarte despues de tiempo de estar alejada de los blogs, me he encontrado con la nueva receta que nos presentas, la encuentro sencilla de hacer tanto las setas como las patatas, que ricas!!!! tienen una apariencia espectacular , yo tambien procuro comprar productos biologicos y de proximidad y como a ti me encantan los mercados. Un beso grandote.

    ResponderEliminar
  8. Hola Silvina! Creo que una vez compre los hongos ostra pero tampoco estoy segura jaja , lo que sí te digo es que no las hice a la milanesa... eso porque aún no conocía tu receta! Qué rico tiene que estar eso, a ver si las encuentro y sino pues con Portobello sí, que me chiflan y los tengo en la nevera jejeje! Ahora mismito estoy un poco indispuesta (dichosos virus) pero pronto cuando pueda volver a comer normal probaré ;) ... Las papas son ideales para acompañar, tienes razón, yo me las comería hasta solas de la buena pinta que tienen también jeje!! Espero que no sea grave la recaída de tu lesión y que te recuperes muy pronto ;) Un besote fuerte y buen finde!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Silvina!
    Retornando de a poco a mi cotidiano, paso por tu blog...

    ¡Qué tentación! Esas papas ¡imperdibles! Las haré.
    Gírgolas por estas latitudes no creo conseguir.
    Pero tal vez con portobellos....

    Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Mira que yo habñia comido ya setas en milanesa, incluso tengo alguna receta publicada, pero con este rebozado tan maravilloso...jamás!!! y la idea de hacerlas al horno...de 10!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. que bien que se ven :-))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  12. Umm que ricas super deliciosas!!besos

    ResponderEliminar
  13. Voy con el tiempo muy apurado este mes, pero no quería no dejarte un comentario en esta maravillosa receta que hecha con esos productos ecológicos que compras tiene que estar más que buena

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)